40 Aniversario
Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Cumbres de refugiados y migrantes: luces y sombras de Nueva York

Por: | 29 de septiembre de 2016

Hoy escribe Marta Foresti (@martaforesti), del Overseas Development Institute (ODI) de Londres. Este texto fue publicado originalmente en el blog del ODI.

02-19-2016Children

Rescate en el mar. Imagen de UN.org

Las cumbres fracasan con facilidad. Con frecuencia parecen contener mucha charla y poca acción.

Cuando terminaron las dos cumbres de refugiados y migrantes en Nueva York la semana pasada, muchos comentaristas señalaron los decepcionantes resultados y los inciertos próximos pasos.

Pero lo que está ocurriendo es políticamente importante (aunque no cambie las reglas del juego) y ocurren más cosas entre bambalinas de lo que hay a la vista.

‘Un consenso politico entre los Estados europeos es impensable’

Dado el contexto politico de estas cumbres (el breve alto el fuego en Siria, los ataques a caravanas de ayuda, el Brexit, la retórica flamígera de la campaña presidencial de EEUU) es bastante significativo que los líderes mundiales se las hayan apañado para acordar una agenda que atienda el desplazamiento y la migración.

En la Cumbre para Refugiados y Migrantes de Naciones Unidas, 193 estados miembros acordaron por consenso una declaración conjunta: una que se queda corta a la hora de proponer soluciones tangibles, pero al menos ha puesto las bases para un proceso político muy necesario que tendrá lugar durante los dos próximos años para acordar un marco de acción (o ‘compact’, en la jerga de Naciones Unidas).

Como señaló Ban Ki-moon, un consenso político similar sería impensable entre los Estados europeos, así que fue bueno ver a la comunidad internacional bajo el liderazgo de Irlanda y Jordania dar unos pasos hacia el reto.

La Cumbre de Líderes sobre refugiados auspiciada por Obama produjo resultados más concretos. Sara Pantuliano, de Overseas Development Institute, que estuvo conmigo en Nueva York esa semana, hizo una declaración diciendo: "Los países pobres, que ya acogen al 86% de los refugiados del mundo, algunos países ricos y organizaciones del sector privado han respondido al reto con una serie de compromisos prometedores, como nuevas plazas de reasentamiento en Portugal y Argentina y el compromiso de Etiopía sobre acceso al empleo para refugiados".

Seguir leyendo »

¿Puede haber paz si la violencia sexual queda impune?

Por: | 27 de septiembre de 2016

Thomas Mortensen- Coordinador de InspirAction en Colombia

Acuerdo paz colombia

Blanca Nubia, luchadora contra la violencia en Colombia. Imagen de PBI Colombia

En Colombia todos los actores armados -la guerrilla, los paramilitares y las fuerzas armadas- han cometido delitos de violencia sexual de forma sistemática. “En 2011, mi hija Irina del Carmen fue violada, torturada y asesinada por los paramilitares en la Guajira. También violaron a otra de mis hijas” cuenta Blanca Nubia Díaz. Su marido fue asesinado durante el conflicto armado.

De la comunidad indígena wayúu, esta activista defensora de los derechos humanos huyó de la Guajira a Bogotá por la amenaza de los paramilitares.  Lleva más de 30 años luchando junto a las víctimas del conflicto armado por la justicia y la verdad desde diversos colectivos, ahora en el Movimiento Nacional de Víctimas de crímenes de Estado (MOVICE).

La impunidad de la violencia sexual en Colombia es del 98%. Es un crimen que siempre ha intentado acallarse. Este alto nivel de impunidad tiene que ver con la vergüenza, no sólo de la víctima sino también del agresor. El acuerdo de paz de Colombia incluye un sistema especial de justicia transicional para que todos los victimarios puedan ser juzgados en términos favorables a cambio de su contribución a la verdad, pero establece claramente que no habrá impunidad para graves violaciones de derechos humanos  y crímenes de lesa-humanidad, incluyendo la violencia sexual.

Seguir leyendo »

Colombia: votar la paz o vomitar la guerra

Por: | 26 de septiembre de 2016

Esta semana nos acercamos a Colombia, cuya ciudadanía afronta el domingo 2 de octubre un plebiscito histórico para refrendar los acuerdos de paz realizados en el país. Hoy escribe Lula Gómez, periodista que ha vivido y trabajado durante años en Colombia y realizado el documental 'Mujeres al frente. La ley de las más nobles', sobre el sufrimiento y liderazgo de las mujeres en el país.

 

La objetividad no existe; pero sí la honestidad. Quizás por eso me resulte tan difícil dar con motivos para decir “no” a la paz en este momento de la historia de Colombia. Subjetivamente no encuentro motivos para decir que continúe la guerra; honestamente y a conciencia, tampoco. En este sentido, me gusta cómo en Colombia, ante el plebiscito al que se enfrentan el próximo 2 de octubre, los partidarios de acabar con la sangría que ha habitado en su país los últimos 52 años hablan de “Ganar la paz”, que no la guerra, que no lleva a ningún sentido.

Qué interesante uso de las palabras para llegar a la conciliación. Porque en Colombia la guerra duele hasta en el léxico y tras tanto odio hace falta ser valiente para no querer ganar la guerra. Todo lo contrario, ellos quieren apostarle a que triunfe la armonía. Porque los generales de uno y otro bando (fuerzas armadas e insurgentes) han visto que ganar guerras es improductivo, y que lo que importa es la paz. Votar sí es decir basta al conflicto, a las armas, a la violencia, a las venganzas, a la espiral de odio que provocan las muertes, al dolor de las desapariciones, a las miles de violaciones como arma bélica… y a una interminable retahíla de atropellos sin nombre.

Me resulta casi ingenuo y antinatural pensar en motivos para votar “no” a la paz. No me cabe en la cabeza: es una cuestión de tripas. Quizás porque resuenan en mi cabeza las muchas voces de quiénes han sufrido el terror de ese exterminio constante de vidas. Un “no” en las urnas sería decirle al mundo que es posible “normalizar” la guerra y seguir desayunando cifras de muertos, secuestrados y desaparecidos como si fueran los vaivenes de la Bolsa.

Seguir leyendo »

14448430_1592725537699229_4725690384791896064_n(1)Foto: Savvas Karmaniolas.

Terminamos la semana donde la empezamos, con una visión desasosegada del esfuerzo de la comunidad internacional para hacer frente a la crisis de refugiados y a la reforma del modelo migratorio. Nuestra primera pieza del storify (elaborado por Yuly Jara, de porCausa), es una reflexión simple pero cierta sobre el resultado de las reuniones que han tenido lugar en Nueva York estos pasados días: un monumental ejercicio de impostura (Hufftington Post). Tendremos oportunidad de hablar más sobre ello en este blog.

Mientras tanto, en tu vecindario, "una de cada tres familias numerosas se ha visto obligada a echar mano de ahorros o a contraer alguna deuda para llegar a fin de mes", nos cuenta 20 Minutos. No están mucho mejor en Italia, donde una medida del gobierno para facilitar el gasto cultural de los jóvenes ha sido recibida como "un regalo caído del cielo".

Seguir leyendo »

¿Protegemos demasiado a los refugiados?

Por: | 22 de septiembre de 2016

Esta entrada ha sido escrita por Virginia Rodríguez (@VRBartolome), coordinadora de investigaciones de la Fundación porCausa. Esta entrada es parte de la serie especial publicada por @3500M y @porCausaorg con motivo de la Cumbre de la ONU sobre Refugiados y Migrantes.

Captura de pantalla 2016-09-21 a las 19.59.54

Foto: ACNUR.

La paradoja de nuestro sistema migratorio es que no hay modo de cumplir las normas de protección de fronteras sin vulnerar las normas de protección de personas. Y, como ha demostrado esta semana de debates en Nueva York, existe el serio riesgo de que en los próximos años perdamos un terreno ya ganado: en lugar de adaptar las obligaciones internacionales de protección a un contexto diferente y complejo, se está planteando una reinterpretación de estos derechos para proteger las fronteras frente a la llegada de terceros y a las amenazas a la seguridad. La crisis de los refugiados a la que hace frente Europa es un ejemplo ilustrativo de este dilema.

 

Seguir leyendo »

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal