Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

¿Realmente España no puede acoger a más refugiados?

Por: | 04 de septiembre de 2015

Captura de pantalla 2015-09-04 a las 2.14.31Foto: EFE/El País.

[Esta entrada es la tercera de la serie publicada esta semana por la Fundación porCausa sobre la crisis de refugiados de Siria. Las dos anteriores están disponibles aquí y aquí.]

Durante los últimos meses el Gobierno español se ha incorporado a la avanzadilla de Estados obstruccionistas en el reparto de refugiados en la UE. Utilizando argumentos exóticos como la "carga" que ya soportamos con la inmigración económica, nuestro gobierno nos ha avergonzado ante el mundo entero con una posición que comparten Estados abiertamente beligerantes contra los extranjeros como Hungría y el Reino Unido. Solo en las últimas 48 horas esta posición ha variado de forma tangible y ahora parece que España estaría dispuesta a acoger a los refugiados que toque por reparto. Una foto devastadora ha hecho más que toda la compasión y el sentido común.

En @porcausaorg nos hemos preguntado si los temores del Gobierno estaban justificados. Para responder a la pregunta hemos comparado la capacidad de acogida de los países de acuerdo a dos sencillas variables: su riqueza y su población total. El resultado es el gráfico interactivo que les adjunto (incrustado aquí con toda la pericia que permite este editor de blogs) y los números hablan por sí mismos. #welcomerefugees

 

Kevin Watkins (@kwatkinsODI) es director del Overseas Development Institute y patrono de la Fundación porCausa. Esta pieza es parte de la serie de @porCausaorg sobre la crisis de refugiados. Una versión reducida del texto fue publicada por el diario británico The Independent.

Captura de pantalla 2015-08-31 a las 19.18.18"¿Podemos aprender algo de esta gente?". Refugiados vietnamitas durante la crisis de los balseros. Foto: Red Cross UK.

¿Exactamente cuánto tiene que empeorar la crisis en las fronteras de la Unión Europea antes de que sus líderes comiencen a mostrar algún liderazgo?

La reunión de la semana pasada en Viena sobre la migración en los Balcanes occidentales ha sido la penúltima oportunidad perdida. Reunidos sobre 2.400 muertos en el Mediterráneo, el espantoso descubrimiento de 70 cadáveres descompuestos en un camión varado en una autopista austriaca y el sufrimiento de escala épica a lo largo de las fronteras de la UE, la cumbre ofreció como resultados algunas expresiones de angustia, una pequeña porción de ayuda humanitaria y el compromiso de reforzar más los controles en frontera.

La respuesta de la UE a la crisis migratoria ha seguido una trayectoria lóbregamente predecible. Mientras una operación de búsqueda y rescate criminalmente infrafinanciada salva vidas en el Mediterráneo, los gobiernos europeos mantienen una guerra verbal contra los traficantes de personas, disparan el gasto en vallas y control de fronteras y emiten amenazas de deportación para los "enjambres" de inmigrantes irregulares que buscan el acceso irregular a los mercados de trabajo de Europa.

Seguir leyendo »

Los Donald Trump europeos

Por: | 31 de agosto de 2015

Captura de pantalla 2015-08-31 a las 0.21.41

"Lo siento, ya no cabemos". Un grupo de refugiados rescatados por los guardacostas italianos llega a Palermo. Foto: ACNUR/F. Malavolta.

[Este artículo es el primero de una serie que iremos publicando desde la Fundación porCausa dentro de nuestro línea de investigación sobre refugiados e inmigración.]

Xavier García Albiol no es xenófobo del mismo modo que Luigi Brugnaro no es homófobo. Cuando el candidato del Partido Popular en Cataluña afirma que los gitanos rumanos son una “plaga” y el alcalde de Venecia retira de las bibliotecas públicas cuentos infantiles con mensajes “innaturales”, ambos expresan su máximo respeto por los extranjeros pobres y los homosexuales… a condición de que se mantengan a una distancia sanitaria de la gente decente. Sus casos se han convertido en una caricatura del tipo de actitud que se extiende como un herpes entre los ciudadanos y gobiernos de la UE, dispuestos a pontificar sobre los derechos y libertades ajenas, siempre y cuando estos se ejerzan en alguna otra parte.

Lamentablemente, en el caso de la crisis de refugiados a la que hace frente Europa, esta suerte de solidaridad ‘remota’ choca con los hechos y con la ley. Más aún, el fracaso moral y político de nuestros gobiernos envilece a sus sociedades e impide un debate racional sobre las instituciones y normas que optimicen la movilidad internacional de seres humanos. Les propongo salir del atolladero con un pequeño plan en tres pasos: cumplir la ley, actuar de acuerdo a nuestros valores y abrir el debate sobre una nueva política migratoria europea.

Seguir leyendo »

El fin de la 'época dorada' en América Latina

Por: | 27 de agosto de 2015

Por Asier Hernando (@asierhm). Esta entrada es parte de una serie que en la próxima entrega tratará el papel que pueden jugar las ONG ante esta coyuntura. 

Captura de pantalla 2015-08-27 a las 8.33.02"Bye, bye, años de oro". Foto: HENRY ROMERO/REUTERS/EL PAÍS.

América Latina está que arde, movilizaciones en Brasil, Ecuador, Guatemala y Honduras; crisis política entre Haití y República Dominicana; crisis entre Venezuela y Colombia,  Bolivia dando otra vuelta de tuerca a las ONG, y El Salvador y México llenos de sangre. Pero no es el corto plazo lo más preocupante, aunque la inestabilidad no es nunca buena en la región más violenta del mundo, sino el largo plazo y la finalización del ciclo dorado, como lo llaman algunos.  

Son innegables e históricos los logros conseguidos en América Latina los últimos años, 73 millones de personas salieron de la pobreza consecuencia de altos precios de materias primas, buenas políticas sociales y redistribución de recursos. Setenta millones de mujeres se incorporaron al mercado laboral y  50 millones de personas han pasado a ser clase media, un tercio de la población. Hay muchos más datos positivos como la media del número de años de escolarización, que ha crecido hasta los ocho años después de mucho tiempo estancada en cinco.

Seguir leyendo »

Homenaje a los compañeros que se la juegan

Por: | 26 de agosto de 2015

Por José Luis Barahona (@JBarahonaSLN).

Captura de pantalla 2015-08-26 a las 8.58.06Foto: Pablo Tosco/OXFAM.

La semana pasada fue el día mundial de los humanitarios, o sea yo y muchísimos compañeros/as y amigos/as. En los tres últimos años he trabajado en zonas de conflicto y he conocido gente que realmente se la ha jugado para hacer llegar ayuda a los que más lo necesitan, que son los que suelen estar también en sitios más expuestos. En un momento en que la cooperación y la ayuda humanitaria ha sido puesta en duda, y cuando el Gobierno de España la ha reducido a mínimos históricos, me gustaría hacer un pequeño homenaje a ciertas personas que he conocido:

A Ferrán, que dejo un trabajo cómodo y bien pagado en Barcelona para jugársela durante varios años en el Este del Chad, donde tuvo un kaleshnikov apuntándole a él o a su vehículo varias veces.

A Hubert, que tras 3 años también en Chad como logista organizando los envíos de material a los campos de refugiados de Darfur, fue secuestrado (y luego liberado).

Al equipo de Oxfam Intermón en Bor, Sudán del Sur: mientras trabajan en un campo de desplazados, entro un grupo armado y empezó a disparar a discreción. Mis compañeros se echaron al suelo y salieron ilesos, pero murieron 63 personas. Les ofrecimos un avión para evacuarles al día siguiente y prefirieron quedarse trabajando recogiendo cadáveres. Dijeron que ahora hacían más falta todavía.

A los 5 compañeros de Oxfam en Sudán del Sur, que por ser de la etnia Nuer, quedaron atrapados en Juba en Diciembre del 2013 y tuvieron que refugiarse en el campo de desplazados bajo protección de la ONU. Durante el día trabajaban a destajo como humanitarios, y por la noche se quedaban a dormir en una tienda de campaña como unos desplazados más. Y así meses y meses.

A Darya, ucraniana, que en Diciembre de 2013 trabajaba en Juba durante el día cuando empezó allí la guerra, y veía atónita por la noche como otra guerra comenzaba en su país. No sabía en qué guerra estar pero decidió quedarse con nosotros trabajando como humanitaria en Sudán del Sur, donde hacía mucha falta. 

A mis compañeros que trabajan ahora en el Este del Congo, donde hay una gran inestabilidad, hay que moverse en convoy, en permanente contacto por radio. Siete de ellos fueron retenidos a la fuerza durante un día por un grupo armado hace 2 meses, y allí están todos trabajando de nuevo.

A Raquel, que se fue a Siria para contar lo que allí pasaba y se jugó que la secuestraran, lo que no estuvo lejos de suceder.

A Sayma, que en su primera misión hace 15 años le atravesaron la pierna de un tiro en Angola, y lejos de achicarse, ahí sigue. Trabajo conmigo en Sudán del Sur y ahora está en Yemen.

Por último, a mis dos hijos, que por llevármelos conmigo a estos sitios con 4 y 8 años ya han pasado dos malarias cada uno.

A todos ellos/as, amigos/as y compañeros/as, toda mi admiración en el día de hoy.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, preside la iniciativa +Social y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal