Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

¿Son solidarios los festivaleros?

Por: | 16 de mayo de 2011

E
Foto de Nathalie Paco. El proyecto Africano-Europeo Congotronics VS Rockers durante una actuación en Planeta Madrid este sábado pasado

En el año 2003 los directores del FIB (Festival Internacional de Benicassim) se reunían con la directora de campañas de Intermon Oxfam y cerraban uno de los acuerdos de cooperación más sólidos y fructíferos entre una gran ONG y una gran Festival de música.

Ha llovido mucho desde entonces, e Intermon oxfam ya no colabora con el FIB, pero está presente en otros muchos festivales y desde hace unos años tiene incluso su propia producción de eventos musicales. El último concierto tuvo lugar el pasado miércoles en la sala Joy Eslava, dedicado a la Tasa Robin Hood, reunió a más de 500 personas y consiguió un enorme impacto en prensa y redes.

Hace apenas dos semanas el Festival SOS4.8 reunió a 40.000 personas, lo que equivale a la población de una ciudad como Soria. En la entrada se encontraba Amigos de la Tierra recogiendo firmas para su campaña de lucha contra el cambio climático. Superaron sus expectativas recogiendo más de 1.500 firmas contrastadas con DNI en apenas dos días. Este sábado pasado Planeta Madrid -un festival que, dentro de la programación de San Isidro, combina sostenibilidad y música- tenía un espacio dedicado exclusivamente a la sensibilización por el que pasaron miles de personas, pese a la lluvia que aguó gran parte de la tarde.

Pocos eventos, aparte de los deportivos, son capaces de reunir a tanto público tan receptivo y empático como los festivales musicales. Se trata de una relación donde todos ganan:

- Las organizaciones presentes en el evento ganan en imagen, en captación de apoyos para sus campañas e incluso en ventas (Intermon Oxfam o Setem tienen habitualmente un puesto de productos de comercio justo). También tienen acceso a una enorme difusión.

- Los festivales que acogen a las organizaciones también ganan porque asocian su marca a la ética y la sostenibilidad, porque se benefician de los canales de difusión de las organizaciones que llegan a otros tipos de públicos; porque amplían su función y realizan una actividad buena para todos; y porque generan simpatías entre un público cada vez más exigente en cuanto a valores solidarios y éticos.

En los grandes festivales las organizaciones pueden optar a un sinfín de actividades:

- Presencia en el mercado del festival, buscando apoyos para sus campañas, vendiendo productos o sensibilizando a través de talleres.

- Presencia en los materiales de comunicación de festival, cartelería, web y otros materiales promocionales; presencia en las pantallas con videos proyectados entre actuaciones.

- Acceso a los artistas y recuperación de apoyos de los mismos para las campañas, ya sea en formatos de vídeo o incluso con llamamientos desde el escenario.

La polémica aparece a la hora de juzgar la validez del impacto que realmente tienen las acciones de las organizaciones en el público asistente. Algunos esgrimen que el que acude a un evento de este tipo solo va buscando música y fiesta y, aunque no se negarán a firmar, su verdadero compromiso con "la causa" es escaso. Sin embargo, mis más de 10 años de experiencia en este tipo de enfoques, como público, como ONG y ahora desde Universo Vivo como parte de la organización de los festivales me permiten asegurar que no es así. En una época donde el tiempo es un bien escaso, el público, cada vez más permeable, agradece el poder usar su ocio en algo bueno a la vez que disfruta de una actividad lúdica.

En España la tradición festivalera apenas cuenta con 20 años de vida y los festivales siguen siendo uno de los pocos entornos que permiten llegar a los nichos más jóvenes. Desde hace un par de años empiezan también a surgir los festivales familiares, como Planeta Madrid, el Sonar para niños o el desmesurado Rock in Rio, donde los padres pueden acudir con sus niños a consumir música en directo mientras los pequeños disfrutan de actividades extramusicales.

Es decir, que el público consumidor de este tipo de actividades no deja de crecer, lo que convierte a esta extraña pareja de música y solidaridad en una de las nuevas estrellas de las programaciones musicales y de las previsiones de campañas de las organizaciones solidarias. Incluso el festival homenaje a la música por excelencia, el Día de la Música Heineken, incluye este año espacios solidarios en su market profesional.

Hay 4 Comentarios

SOLIDARIDAD NO ES IGUAL A SOSTENIBILIDAD

Hola. Debo decir que como persona concienciada, pero de verdad con conciencia crítica, constructiva y participativa las 24 horas del día los 365 días del año y no los 2 minutos que se tarda en firmar lo que alguien te pide y desconoces en su mayor parte, y como asistente al SOS, digo que ese festival tiene de sostenible poco, por no decir NADA. Papeleras y contenedores puestos en cantidad para el evento: 0 ; puntos limpios para tirar los desechos separándolos según su material: 0 ; cantidad de vasos y minis de plástico, botellas de plásticos, bolsas de plásticos y decenas de clases distintas de desperdicios en el recinto y alrededores : toneladas. Tal era así que a las dos de la mañana del viernes o sábado caminabas por un suelo tapizado en plásticos y demás desechos, como dice el post, no sé si intencionadamente, utilizan esos gestos de ONG's que van con toda su buena intención, pero algo inocentona, para lavarse la imagen de despilfarradores contaminadores sin ningún tipo de conciencia. En otros sitios que he estado al pedir una consumición te dan un vaso de plástico duro y te lo cobran, así vas todo el festival con el mismo vaso. Por un euro que pagas de más en la primera consumición te llevas el recuerdo a casa, ya que el vaso suele ir con algún dibujo y frase del festival, y te conciencias de no tirarlo para no volver a pagar o para conservar el entorno, el caso es que la medida os aseguro que funciona, tengo en casa (ya que los sigo utilizando) al menos media docena, de varios años, y tengo amigos que también los siguen conservando y usando. Por no adentrarnos en la cantidad de energía que consume un evento así que no duda en derrochar luces y sonido en diferentes escenarios y carpas a la vez, un absurdo. En mi opinión la organización debe llevarse la medalla de oro a los sin conciencia por la SOStenibilidad. Un saludo.

Nosotros hemos publicado una lista (en construcción) de festivales con conciencia. Por si os interesa: http://www.canalsolidario.org/noticia/festivales-de-verano-con-conciencia-no-te-pierdas-ni-uno/26562

Para solidarios los miles que salieron ayer a las calles, sin signos ni símbolos, ni encabezados por los de siempre. Enhorabuena a todos.

http://porunmundomasjusto.com/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal