Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Cómo acabar con los abusos fiscales de las grandes compañías

Por: | 21 de noviembre de 2012

Esta entrada ha sido escrita por nuestro colaborador ALEX PRATS (@alexpratstweets).

Alex
Foto: El País.

Pocos días después de que diversos medios de comunicación hayan revelado que los impuestos pagados por grandes empresas como Starbucks, Google o  Amazon son muy inferiores a la cifra que deberían estar pagando, el Ministerio de Hacienda comunicó ayer la decisión de crear una oficina para frenar los abusos fiscales de las multinacionales.  

Este blog ya ha denunciado en diversas ocasiones los mecanismos a través de los cuáles las empresas multinacionales logran eludir el pago de impuestos, reduciendo de ese modo  los recursos disponibles para financiar servicios públicos como la sanidad o la educación. Este problema, que antes parecía preocupar solamente a los países en vías de desarrollo, se ha convertido ahora como consecuencia de la crisis económica en una prioridad para Estados Unidos y la Unión Europea.

La medida anunciada por el Ministerio de Hacienda es positiva, pero es un paso demasiado pequeño para que el problema de la elusión y evasión fiscal (o, en términos más amplios, la fuga ilegal de capitales) pueda ser realmente solucionado.

Nuestro Gobierno, como la mayoría de gobiernos, es seguramente consciente de estas tres realidades:

1. Muchos de los mecanismos utilizados por las multinacionales para evitar pagar impuestos en los países en los que operan son perfectamente legales. El problema pues no es solamente que algunas empresas no cumplan las leyes, sino que las empresas se dedican a menudo a explotar las lagunas y contradicciones legales que existen a nivel nacional y, especialmente, en el plano internacional. Las normas actuales son simplemente ineficaces. No se sorprendan por ello: los grandes grupos de poder financiero invierten grandes cantidades de dinero en financiar las campañas electorales en Estados Unidos o el Reino Unido. Naturalmente, esperan que la inversión sea rentable, lo cual implica a menudo el mantenimiento de leyes que les son favorables. Según el Irish Times, empresas como Deloitte o KPMG incluso redactan borradores de ley que responden a sus intereses y los de sus clientes.

2. En la mayoría de los casos, las empresas multinacionales consiguen evitar el pago de impuestos transfiriendo sus beneficios a paraísos fiscales donde no pagan impuestos. En las Islas Caimán, por ejemplo, existe un edificio en el que hay registradas más de 19.000 empresas. En la actualidad, el 60% del comercio internacional se realiza entre empresas que pertenecen a un mismo grupo. La oportunidad hace pues al ladrón. Las iniciativas emprendidas hasta la fecha por la OECD y el G20 contra los paraísos fiscales han sido claramente insuficientes. Volvemos a lo de antes: países como Estados Unidos (especialmente bajo la presidencia de George W. Bush), el Reino Unido (que controla indirectamente casi la mitad de los paraísos fiscales que existen en la actualidad) o Suiza tienen gran parte de responsabilidad en este fracaso. En España, el 86% de las empresas del Ibex 35 operan en paraísos fiscales.

3. Aún peor, la opacidad del sistema financiero hace que ni siquiera se sepa qué empresas, o personas con grandes fortunas (véase el caso Berlusconi) o criminales (véase la trama liderada en España por Gao Ping) están utilizando esos paraísos fiscales para no pagar impuestos o blanquear dinero. Global Witness, en su An Idiot’s guide to money laundering (Guía para idiotas sobre lavado de dinero) ha explicado en una sola página lo fácil que resulta hoy día para evasores de impuestos y criminales mantenerse en el más absoluto anonimato.

Hace apenas unas horas he asistido en Noruega a una conferencia de George Papandreou, ex Primer Ministro de Grecia. En su discurso, Papandreou ha explicado que el problema de fondo de la crisis actual es el aumento de la desigualdad y la asociada concentración de la riqueza. Actualmente, el 1% de la población posee el 40% de la riqueza mundial. La concentración de la riqueza ha conllevado una alta concentración de poder, y los que han acaparado ese poder lo están utilizando para determinar las reglas del juego de acuerdo con sus propios intereses, secuestrando a menudo nuestras propias instituciones y democracias. 

Son las palabras de un ex Primer Ministro, no las nuestras, pero nos parece que explican bien por qué persisten, a pesar de la crisis que estamos sufriendo, reglas fiscales ineficaces y aberraciones como los paraísos fiscales y la opacidad financiera. Lo que no ha dicho Papandreou es que nosotros somos el 99% restante. Si estamos dispuestos a actuar, eso debería ser motivo suficiente para la esperanza.

Hay 5 Comentarios

Me hace gracia esto cuando en España tenemos a Repsol, Cepsa, BP, Endesa, Iberdrola, Gas Natura-Fenosa (+ la banca) dinamitando la productividad de nuestra economía desde hace décadas sin que nadie les tosa y con el silencio de los medios. :)

Todo esto es muy elaborado, como corresponde a las razas superiores del extranjero. Aquí en España somos más de que vengan a ponernos casinos y nosotros les pongamos el culo, proporcionado por nuestros políticos que, ciertamente, van de frente: nos toman en pelo en toda la jeta.

Me hace gracia esto cuando en España tenemos a Repsol, Cepsa, BP, Endesa, Iberdrola, Gas Natura-Fenosa (+ la banca) dinamitando la productividad de nuestra economía desde hace décadas sin que nadie les tosa y con el silencio de los medios.

Esas cooraciones del robo solo evaden impuestos via Parísos Fiscales y politicos comprados arrastrados a su vil servicio ver la nueva esclavitud http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/11/la-servidumbre-moderna-sistema.html

Y mientras tanto... El Congreso rechaza crear una subcomisión contra los paraísos fiscales http://www.expansion.com/2012/11/20/economia/1353415708.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autores habituales

Principales:

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, preside la iniciativa +Social y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG
  • Lucila Rodríguez-AlarcónLucila Rodríguez-Alarcón, ingeniero agrónomo, experta en comunicación política, ahora dedicada en cuerpo y alma a Intermón Oxfam.

Colaboradores regulares

  • Uganda: Alberto Eisman (Director de Radio Wa, en Lira)
  • Infancia: Marta Arias (responsable de campañas de UNICEF)
  • Activismo on-line: Luis Morago (Director de campañas de AVAAZ), Irene Milleiro (Directora de campañas de Change)
  • Nuevos modelos económicos: Daniel Jiménez (redactor del portal Noticias Positivas), Alex Prats (activista de Christian Aid).
  • Indígenas: Raquel García y Laura de Luis (portavoces de Survival para España y Latinoamérica)
  • América Latina: Asier Hernando (responsable de campañas de Intermon Oxfam para América Latina y el Caribe).

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal