Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Un nuevo visado para los refugiados del clima

Por: | 29 de noviembre de 2012

Inundaciones
Fotografía: RUNGROJ YONGRIT (EFE). Publicada en El País.

En el complejo y sofisticado proceso de negociaciones climáticas que se retomaron esta semana en la ciudad catarí de Doha, al menos una cosa está clara: mientras los principales culpables del problema se refugian en la crisis económica o en argumentos científicos medievales para evitar sus responsabilidades, decenas de millones de personas en países pobres no contaminantes están padeciendo ya las devastadoras consecuencias del cambio climático. La ausencia de mecanismos eficaces de compensación por este perjuicio constituye un agravio sin precedentes y un deterioro fundamental de la credibilidad de las negociaciones.

La combinación de fenómenos naturales extremos que golpean de manera recurrente a poblaciones sin redes de seguridad se traduce en hambre, medios de vida volatilizados y desplazamientos forzosos. Solo en Asia y el Pacífico, un mínimo de 42 millones de personas fueron obligadas a desplazarse entre 2010 y 2011 huyendo de las inundaciones, las sequías y las tormentas extremas. ¿Existe algún modo de compensar a estas poblaciones sin tener que esperar varias décadas?

Un modo útil de contestar a esta pregunta es recurrir al concepto de refugiados climáticos y considerar las implicaciones legales y humanitarias de este término. Dicho de forma simple, se trata de ofrecer oportunidades de emigración (esto es, protección) a comunidades que escapan de la devastación que nosotros hemos provocado. Es imposible acoger a todos, pero tampoco damos refugio a todos aquellos afectados por un conflicto o una persecución política y eso no nos impide reconocer el Derecho de Asilo y Refugio.

Basándose en el principio de que un buen modo de apoyar a las poblaciones que han sufrido un desastre natural es permitir que trabajen durante un tiempo en nuestros países, Michael Clemens y el Center for Global Development (CGD) propusieron la idea de un visado temporal para los haitianos afectados por el terremoto. Con él demostraron que las oportunidades de empleo en EEUU para 2.000 trabajadores haitianos generaban recursos equivalentes al conjunto del programa de reconstrucción financiado por los norteamericanos tras la tragedia.

Contra todo pronóstico, el Gobierno de los EEUU aceptó el programa, y ahora ha llegado el momento de plantearse la expansión de la idea a territorio europeo. Con este propósito el CGD publicó hace algunas semanas un trabajo en el que se analizan las oportunidades de extender la protección de nuestras leyes de asilo e inmigración a los afectados por desastres naturales. El resultado –ya se lo imaginarán- es desolador. El concepto aparece mencionado de forma explícita en la legislación de algunos países (escandinavos, en particular), pero incluso en esos casos la ambigüedad de la norma es una invitación directa a la arbitrariedad restrictiva de los gobiernos. En palabras del autor del texto, “uno se queda con la impresión de que todo lo que hemos mostrado aquí equivale a poco más que buenas intenciones”.

A pesar de que estamos muy lejos de lograr resultados tangibles en este campo, el concepto de ‘refugiados (o migrantes) del clima’ comienza a establecerse. Extender la protección de los países ricos en este ámbito sería un paso modesto y práctico para reconocer las responsabilidades con las que cargamos y aliviar de paso unas negociaciones sumamente complejas.

Hay 3 Comentarios

|★★Deja las DIETAS clasicas de lado. Prueba esta nueva forma de BAJAR DE PESO SIN ESFUERZOS. ★Perder 15KG AL MES es posible!!★Miralo: http://su.pr/1xuU15

Este tema me interesa especialmente. En Habitafrica llevamos años denunciando las consecuencias de los "malos humos" del Norte en las poblaciones más vulnerables. Es indignante que los que menos contribuyen al cambio climático son los que más sufren las sequías, lluvias torrenciales o el aumento del nivel del mar. La deuda ecológica es clara. Además de tener en cuenta que los monocultivos, la exportación de madera tropical o la e-basura está sembrando África de hambre.

Es difícil (y peligroso en este contexto) que la Convención de Ginebra se amplíe a derechos ambientales. Pero la desprotección por parte de los estados, podría considerarse una persecución.

Esta muy bien refugiar a los necesitados. Pero lo realmente importante es dar soluciones a largo plazo si no paramos el cambio climático cada vez serán más los que busquen estos refugios.
Les inivto a mi blog http://diariodeunacleptomana.blogspot.com.es/2012/11/que-fue-de-las-estrellas-infantiles.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autores habituales

Principales:

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, preside la iniciativa +Social y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG
  • Lucila Rodríguez-AlarcónLucila Rodríguez-Alarcón, ingeniero agrónomo, experta en comunicación política, ahora dedicada en cuerpo y alma a Intermón Oxfam.

Colaboradores regulares

  • Uganda: Alberto Eisman (Director de Radio Wa, en Lira)
  • Infancia: Marta Arias (responsable de campañas de UNICEF)
  • Activismo on-line: Luis Morago (Director de campañas de AVAAZ), Irene Milleiro (Directora de campañas de Change)
  • Nuevos modelos económicos: Daniel Jiménez (redactor del portal Noticias Positivas), Alex Prats (activista de Christian Aid).
  • Indígenas: Raquel García y Laura de Luis (portavoces de Survival para España y Latinoamérica)
  • América Latina: Asier Hernando (responsable de campañas de Intermon Oxfam para América Latina y el Caribe).

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal