3500 Millones

3500 Millones

Ideas irreverentes contra la pobreza

3500 millones es la mitad de la población mundial. 3500 millones de personas condenadas cada día a la pobreza. ¿O no? Este blog es el relato de la contra-crisis y de sus protagonistas. Vivencias e iniciativas desde cada rincón del planeta que demuestran que lo más correcto es también lo más inteligente.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autores habituales

Principales:

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, preside la iniciativa +Social y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG
  • Lucila Rodríguez-AlarcónLucila Rodríguez-Alarcón, ingeniero agrónomo, experta en comunicación política, ahora dedicada en cuerpo y alma a Intermón Oxfam.

Colaboradores regulares

  • Uganda: Alberto Eisman (Director de Radio Wa, en Lira)
  • Infancia: Marta Arias (responsable de campañas de UNICEF)
  • Activismo on-line: Luis Morago (Director de campañas de AVAAZ), Irene Milleiro (Directora de campañas de Change)
  • Nuevos modelos económicos: Daniel Jiménez (redactor del portal Noticias Positivas), Alex Prats (activista de Christian Aid).
  • Indígenas: Raquel García y Laura de Luis (portavoces de Survival para España y Latinoamérica)
  • América Latina: Asier Hernando (responsable de campañas de Intermon Oxfam para América Latina y el Caribe).

Eskup

Facebook

En algunos lugares se lucha por el derecho a pasear

Por: | 21 de diciembre de 2012

Esta entrada ha sido escrita por Miquel Carrillo (@MiquelCarr), de ISF en Managua.

09112012258
El Paseo del Carmen, en la ciudad salvadoreña de Santa Tecla.

A veces no nos damos cuenta del todo de lo que supone vivir en un contexto de violencia permanente para una ciudad o un país, y cómo impacta en la calidad de vida de las personas. Y no me refiero solamente a las situaciones de conflicto armado. La violencia tiene muchas manera de manifestarse.

Cuando uno llega a San Salvador, le llama la atención la fisonomía de sus casas y de toda la ciudad. Pocas dejan ver su puerta principal libremente, siempre hay una verja, coronada de alambres de espinos y cámaras de seguridad, en algunos casos. Cualquier acceso a la vivienda está, generalmente, bien protegido contra los más que habituales atracos. Las calles son una sucesión de cajas metálicas, por las que apenas nadie se aventura a caminar una vez se pone el sol y a lo largo de las cuales sólo cabe circular en automóvil, que además raramente se detendrán en los semáforos en rojo a partir de ciertas horas. Y eso por las avenidas principales, porque los pasadizos secundarios están siendo cerrados al tráfico para que no se pueda entrar en ellos sin haberse identificado previamente ante el inevitable guardia de seguridad. Se calcula que en toda Centroamérica trabajan unas trescientas mil personas en el negocio de la seguridad, en la región más violenta del mundo y donde se producen más muertos por habitante sin estar en situación de guerra.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal