Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

En la trinchera de los derechos humanos

Por: | 09 de diciembre de 2012

Esta entrada ha sido escrita por Juan Ignacio Cortés, periodista de Amnistía Internacional.

Aleksei-sokolov

El activista ruso Aleksei Sokoloz. Foto: Amnistía Internacional.

En el pelo de Aleksei Sokolov ya asoman las canas, pero él está lleno de energía. Llegó hace casi dos semanas a España y no ha parado desde entonces: entrevistas, ruedas de prensa, conferencias, encuentros con activistas... Aleksei es defensor de los derechos humanos. Preside la organización Pravovaia Osnova (“Base Legal”), que se ha ocupado de numerosos casos de tortura y malos tratos de personas detenidas, violencia policial y muerte bajo custodia en Rusia. 

Su trabajo contribuyó a que se abrieran varias investigaciones contra policías y personal penitenciario. Personalmente, le ha traído bastantes problemas. Ha sido detenido, juzgado y condenado por acusaciones de supuestos delitos menores que muchos estiman que fueron fabricadas para menoscabar su credibilidad.

Amnistía Internacional ha invitado a Aleksei a España porque piensa que, como todos los defensores y defensoras de los derechos humanos, tiene mucho que decir. También le ocurre, como a muchos otros muchos defensores y defensoras, que hay muchas personas interesadas en que no lo diga. 

Los defensores y defensoras de derechos humanos desafían a diario al poder (gobiernos, élites políticas, militares y económicas) y, por eso, están expuestos a un constante peligro de ser atacados.

Ese riesgo se multiplica si son mujeres. Malala Yusufzai lo sabe bien. Su caso fue portada en los periódicos de todo el mundo a principios de octubre. Ella es una niña pakistaní de 14 años que recibió dos disparos por defender el derecho a la educación de las niñas.

Los defensores y defensoras de los derechos humanos en México también conocen el sabor del dolor. Allí, las autoridades, la policía o los terratenientes los ven como una amenaza a sus intereses creados. Un caso emblemático es el del padre Alejandro Solalinde, un sacerdote que ha dedicado su vida a ofrecer un lugar seguro a las personas migrantes que cruzan México con la esperanza de una nueva vida en Estados Unidos. Ello le ha supuesto ser objeto de continuas amenazas e intimidación por parte de bandas de delincuentes y autoridades locales.

Otro país en el que la situación de defensores y defensoras es crítica es China. Allí, el Gobierno ha intensificado la presión que ejercía sobre toda oposición interna, deteniendo y hostigando a decenas de profesionales de la abogacía y defensores y defensoras de los derechos humanos. Los nombres de Liu Xiaobo, premio Nobel de la Paz en 2010, y de su esposa Liu Xia son bien conocidos.

No es tan conocido el nombre de Ni Yulan, una abogada china que se ocupa de muchos casos de personas que protestan por la demolición de viviendas. Ha pasado cuatro  años en la cárcel y ha sufrido un especial ensañamiento por parte de las fuerzas de seguridad de su país. Torturada hasta el punto de que en la actualidad está en silla de ruedas, ha sido obligada a vivir en la calle y le han retirado su licencia de abogada.

Podemos seguir hablando de cientos de casos. Tristemente, Amnistía Internacional ha documentado acosos y persecuciones de defensores y defensoras de los derechos humanos en muchos países del planeta.

En el delta del Níger, en Nigeria, por ejemplo. Allí, los vertidos provocados por la actividad de la petrolera Shell en la región han arruinado la vida de decenas de miles de personas. Pobladores de la zona como Celestine AkpoBari, miembro del Movimiento Contra la Corrupción en Nigeria, han denunciado el problema. Su premio: las autoridades nigerianas lo han agredido y detenido en varias ocasiones. 

Otros defensores y defensoras están implicados en defender los derechos de la comunidad LGBTI. Es es caso de Alex David Sánchez Álvarez. A sus 24 años, ya sabe lo que es recibir agresiones y amenazas contra su vida por su labor a favor de los derechos de las personas Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transexuales, Transgénero e Intergénero en Honduras. Salió del país acogido en el programa Protección de Defensores de Derechos Humanos de Amnistía Internacional.

Pero si a menudo las historias que tienen que ver con defensores y defensoras de los derechos humanos son dramáticas, no siempre son negativas. La movilización de cientos de miles de personas ha logrado mejorar la situación de numerosas personas que defienden los derechos humanos.

Sólo dos ejemplos del último año: Halil Savda, objetor de conciencia por el que Amnistía Internacional recogió firmas el 10 de diciembre pasado, fue excarcelado el pasado mes de abril. Hanadi Zahlout, defensora de los derechos de la mujer y activista de la primavera árabe, fue también liberada a finales de 2011.

Amnistía Internacional apoya la labor de los defensores y defensoras de derechos humanos porque cree que los defensores de los derechos humanos se encuentran en la primera línea de la batalla por la justicia y la libertad. Son rebeldes imprescindibles que dicen no a las violaciones de los derechos humanos para decir sí a la dignidad y en gran parte gracias a ellos se sostiene la alegría del mundo. Nos parecen razones de sobra para ponerlos en el centro del escenario este 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos.

Hay 3 Comentarios

A veces quedas sin palabras para expresarte, yo tengo el Corazón seco y es de haber llorado tanto, ante tanto despropósito solo me queda dar las gracias a quienes siguen luchando por nuestros derechos, a ellos todo mi agradecimiento.

enhorabuena para todas esas personas, que casi siempre son desconocidas y anónimas, que arriesgan sus vidas por defender la justicia, deberíamos aprender todos de ellas....para mi son una guía......animo !!!

Me da mucha pena que no haya mas comentarios, por lo menos eso; apoyando a los defensores de derechos humanos en el mundo. Muchas veces con solo una firma desde cualquier computadora se ayuda. ¿Cuesta tanto?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autores habituales

Principales:

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, preside la iniciativa +Social y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG
  • Lucila Rodríguez-AlarcónLucila Rodríguez-Alarcón, ingeniero agrónomo, experta en comunicación política, ahora dedicada en cuerpo y alma a Intermón Oxfam.

Colaboradores regulares

  • Uganda: Alberto Eisman (Director de Radio Wa, en Lira)
  • Infancia: Marta Arias (responsable de campañas de UNICEF)
  • Activismo on-line: Luis Morago (Director de campañas de AVAAZ), Irene Milleiro (Directora de campañas de Change)
  • Nuevos modelos económicos: Daniel Jiménez (redactor del portal Noticias Positivas), Alex Prats (activista de Christian Aid).
  • Indígenas: Raquel García y Laura de Luis (portavoces de Survival para España y Latinoamérica)
  • América Latina: Asier Hernando (responsable de campañas de Intermon Oxfam para América Latina y el Caribe).

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal