Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Primeros pasos para trabajar como cooperante

Por: | 02 de diciembre de 2012

 Entrada escrita por Jorge Jimeno Almeida 

Chris_1
Chris con niños. Foto: ACNUR

Para empezar a trabajar como cooperante, tanto en contextos humanitarios como de desarrollo, es fundamental realizar una tarea previa de búsqueda de información, y el consecuente análisis y reflexión.

En primer lugar, hay que profundizar sobre lo que significa realmente la cooperación internacional, y así hacerse una buena idea de los entornos donde se implementan los proyectos, qué tipos de perfiles profesionales y personales son requeridos en cada uno de ellos, y en qué consiste el día a día del trabajo del cooperante. Espero que “Mamá, quiero ser cooperante” ayude en esta tarea, pero hay que explorar otros puntos de vista, navegar por las páginas web de organizaciones que trabajan en cooperación (ONG, agencias de Naciones Unidas, organizaciones del movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Creciente, agencias gubernamentales y otras relacionadas con el sector), y, si se puede, hablar con personas cercanas a este ámbito profesional.

En segundo lugar, hay que hacerse la que es, quizás, la pregunta más importante: ¿Por qué quiero trabajar en cooperación internacional? La respuesta será individual y distinta en cada caso, pero es importante ser sincero con uno mismo, puesto que además nos conducirá a la siguiente reflexión, ¿qué tipo de trabajo quiero realizar?

En cooperación se puede trabajar en una gran variedad de perfiles profesionales. Algunos son más característicos de este sector, como pueden ser los puestos de coordinador de la organización o redactor de propuestas, y otros son más generales, como los de ingeniero o médico, que al realizarse en entornos de cooperación tendrán unos matices distintos a si se implementasen en otros contextos, pero cuyas líneas fundamentales del trabajo no divergen mucho de un caso a otro.

Para ilustrar la diversidad de trabajos que se pueden desempeñar, listo a continuación una muestra de los más habituales: administradores financieros y de recursos humanos, coordinadores de la organización, logistas, responsables de seguridad, ingenieros ¾civiles, agrónomos, telecomunicaciones, industriales,...¾ médicos, periodistas, enfermeros, evaluadores, técnicos de seguimiento, facilitadores, formadores, profesores, psicólogos, antropólogos, analistas de seguridad, educadores, técnicos de incidencia política y campañas, asesores económicos y estratégicos, nutricionistas, redactores de propuestas, gestores de proyectos, etc.

 

Dependiendo del entorno, tipo de programas que se lleven a cabo y volumen de la organización, se emplearán alguno o varios de los perfiles expuestos en cada situación.

Como se puede intuir, ya sea en puestos técnicos o de gestión, en la gran mayoría de los casos los cooperantes hacen trabajos que se alejan del manido y utópico “trabajar codo con codo, mano con mano, con las comunidades”. No se puede generalizar, y claro que hay gente que realiza tareas sociales, normalmente no remuneradas, en otros países, como pueda ser dar comidas en un comedor social..., pero no es lo habitual. Lo que sí es más corriente es que cooperantes que tienen un trabajo de los arriba descritos, desempeñen, fuera del horario de oficina, este otro tipo de actividades sociales y comunitarias.

Además del perfil profesional que el cooperante desea desempeñar, se ha de reflexionar sobre los entornos en los que se quiere trabajar, porque los humanitarios -bien sean de desastre natural o de conflictos de origen humano- son muy distintos a los ámbitos de desarrollo -un proyecto de microfinanzas en un ámbito rural y tranquilo, por ejemplo.

Por último, es importante que el futuro cooperante se cuestione si desea que esta sea su profesión durante bastantes años, o solo quiere tener una experiencia puntual, o al menos que piense en qué marco de su desarrollo profesional y personal lo quiere encuadrar.

Con todas estas respuestas, ya se está en disposición de realizar un plan estratégico para tener una primera experiencia laboral en el terreno, que, sin duda, es la más difícil de conseguir. Puede que el plan tenga que incluir alguna formación específica o algún voluntariado, o puede que no, puesto que dependerá del punto de partida de cada aspirante y a dónde quiere llegar. Como todo en la vida, cuanto más claro se tenga el objetivo, más fácil es trazar el camino, aunque muchas veces los senderos nos sorprendan.

Hay 3 Comentarios

Quiero hacerme cooperante. Soy electricists y tengo esperiencia en todos los sectores de la construccion.
Quiero salir fuera a ayudar .
Si me podeis ayudar mi numero es 691178011

Creo que el día que decidí enviar un CV a una ONGD, hace ya unos 10 años, no tenía la menor idea del camino que estaba emprendiendo… ¡Qué bien me hubiese ido leer “Mama quiero ser cooperante” por aquel entonces, y cómo ordena las ideas su lectura una vez que ya estás dentro del sector!

Como comenta Jorge Jimeno, la diversidad de trabajos en el sector de la cooperación es enorme, igual que las formas que unos y otros llegamos a la cooperación. En mi caso personal, que puede ser tan normal o singular como cualquier otro caso personal, trataba de enfocar mi trabajo como profesor universitario dentro del contexto del mundo globalizado en el que vivimos, por lo que a priori, creía tener claro donde me metía. Sin embargo, los artículos y libros de cooperación, que algunos ya me había leído, no te explican realmente qué se encuentra uno en el “terreno”, cuál es su trabajo, ni cómo seguir colaborando o trabajando en el sector de la cooperación cuando uno lo comparte con otro trabajo. Por este motivo, al estar un poco de observador interno-externo de la cooperación, me ha sorprendido leer el libro y ver que coincido tanto en su enfoque… He reído con las anécdotas del tipo misionero-mercenario-inadaptado, que me han hecho recordar a muchos compañeros (buenos y no tan buenos, vamos, como en cualquier empresa…), y he reflexionado con la dirección que está tomando la cooperación no gubernamental.

Nada, que guardaré el libro por si un día mi hijo me dice ¡papa, quiero ser cooperante!.

Sería muy interesante que esa magnífica labor que hacen las organizaciones de cooperación internacional irradiase dentro de España y ayudase a crear una actitud similar "hacia dentro". Sería una vía muy eficaz para crear una sociedad civil mucho más potente, algo que necesita urgentemente nuestra democracia. Recomiendo la lectura de este artículo: http://www.otraspoliticas.com/politica/%c2%bfjugamos-a-la-bolsa-o-a-la-sociedad-civil

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autores habituales

Principales:

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, preside la iniciativa +Social y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG
  • Lucila Rodríguez-AlarcónLucila Rodríguez-Alarcón, ingeniero agrónomo, experta en comunicación política, ahora dedicada en cuerpo y alma a Intermón Oxfam.

Colaboradores regulares

  • Uganda: Alberto Eisman (Director de Radio Wa, en Lira)
  • Infancia: Marta Arias (responsable de campañas de UNICEF)
  • Activismo on-line: Luis Morago (Director de campañas de AVAAZ), Irene Milleiro (Directora de campañas de Change)
  • Nuevos modelos económicos: Daniel Jiménez (redactor del portal Noticias Positivas), Alex Prats (activista de Christian Aid).
  • Indígenas: Raquel García y Laura de Luis (portavoces de Survival para España y Latinoamérica)
  • América Latina: Asier Hernando (responsable de campañas de Intermon Oxfam para América Latina y el Caribe).

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal