3500 Millones

3500 Millones

Ideas irreverentes contra la pobreza

3500 millones es la mitad de la población mundial. 3500 millones de personas condenadas cada día a la pobreza. ¿O no? Este blog es el relato de la contra-crisis y de sus protagonistas. Vivencias e iniciativas desde cada rincón del planeta que demuestran que lo más correcto es también lo más inteligente.

Entender la ablación para erradicarla

Por: | 06 de febrero de 2013

Por Susanna Oliver (@SusOliverP), Directora de Programas de World Vision España. Hoy se celebra el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina.

Captura de pantalla 2013-02-06 a la(s) 00.00.45
Mujer y niñas en Malí. Foto: © UNHCR/H.Caux

¿Qué tiene una madre en la cabeza cuando lleva a su hija a una comadrona para que le extirpe parte de sus órganos sexuales, sin anestesia y en condiciones sanitarias precarias? Esto es lo que llevo años intentando comprender para poder luchar contra la ablación genital, porque pienso sinceramente que no podemos cambiar lo que no entendemos.

En el camino he aprendido y comprendido varias cosas. Como la importancia de las tradiciones en África, que en parte tienen su razón de ser en el hecho de que en países donde  conviven decenas de etnias distintas obligadas a entenderse y compartir gobierno, ven en el respeto a sus mayores, a los líderes tradicionales, a la lengua y a las costumbres propias la única forma de no perder su identidad. También aprendí que las razones por las que se practica la ablación son muchas y que, en algunos casos, el por qué se practica en una comunidad puede ser no sólo distinto, sino incluso contradictorio a  los motivos por los que se practica en otra. Comprendí que no está vinculada a ninguna religión, y que en momias egipcias de hace más de 4.000 años, mucho antes de la aparición del islam, se observa que ya se practicaba la infibulación (la forma más cruenta de ablación que consiste en estrechar la apertura vaginal, cosiendo los labios internos y a veces también los externos; en esta práctica puede también extirparse el clítoris), y que las etnias que la practican abrazan todo tipo de religiones. Y comprendí algo que me impactó mucho: son las propias mujeres las que dan más importancia a que se siga practicando el rito, y las primeras que no asocian o minimizan la importancia de los efectos secundarios de la práctica, que (no lo olvidemos) en muchos casos llega a causar la muerte de las mujeres mutiladas en el momento del corte o años después, frecuentemente por complicaciones en el parto.

Pero todas estas aproximaciones son muy racionales, y la aversión que siento contra la ablación muy visceral. Quizá por eso una de las experiencias que más me ha hecho comprender por qué se perpetúa el rito fue el momento en que mi cuñada holandesa me miró con cara de espanto al ver que mi hija recién nacida llevaba pendientes. De acuerdo, las condiciones en que se hacen los agujeros en las orejas a las niñas y las consecuencias que tiene la práctica en su salud no se pueden ni comparar, pero, al fin y al cabo, estamos dando por sentado que es normal “quitar” un trocito de su cuerpo a una niña que aún no puede decidir.

Solo desde la humildad de saber que todos seguimos tradiciones que no nos cuestionamos, y sabiendo que en los contextos multiculturales la preservación de la identidad tiene una importancia capital, podemos llegar a comprender mejor a las mujeres que practican este rito. Desde la comprensión es como trabajamos para hacerles entender que es una agresión a los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física y trabajamos con ellas para llegar a erradicar la práctica. Complementariamente, hay que trabajar a nivel legislativo y con los gobiernos estatales y locales para que apoyen la erradicación de esta práctica, e integrar la lucha contra la ablación en otras acciones de protección infantil y defensa de los derechos humanos y de desarrollo de las comunidades. Es importante integrar en la lucha a las personas que practican la ablación y darles alternativas que sean respetuosas con sus tradiciones. Éste es, obviamente, un proceso difícil y lento, pero es el único camino que nos llevará al cambio definitivo.

 Más información sobre el trabajo que hacemos de prevención de la ablación en www.stopablacion.org.

Hay 13 Comentarios

Me parece un simplismo decir que "se hace por tradición" por preservar una tradición cultural. Creo que hay una razón de fondo muy potente, como es el patriarcado. Me parece un artículo muy poco acertado, la verdad que este blog me está decepcionando, porque últimamente publica de todo, sin importar la calidad. Que la fuente sea una ONGD no quiere decir que el artículo sea bueno, o más acertado.

Josep, no les duele menos, lo que pasa es que no se acuerdan del dolor cuando crecen. No te confundas. Es sólo la excusa para seguir manteniendo una práctica sin sentido. Mi suegra está escandalizada porque no le hemos hecho "los pendientes" a mi hija. Según ella, hay que hacérselos "porque es una niña y las niñas tienen que llevar pendientes". Mi pregunta es: ¿Por qué? La respuesta: Porque sí, porque siempre ha sido así. Y esa es la respuesta para la ablación preguntes donde preguntes. Es lo mismo. Lo demás, son excusas para continuar con prácticas más o menos dolorosas (qué casualidad, siempre causan sufrimiento) para las mujeres.

Yo respondo a la pregunta,...por el que diran las vecinas y por la cvanidad de cada mujer.....o sea,...;por lo mismo que a nosotrosd nos vestian de hadas y almirantes para la primera comunion...

Muy bueno el articulo. La comparacion con poner pendientes a recien nacidas es muy grafica y acertada. Josep, se trata de que tienes tan asumido que poner pendientes es lo normal, lo que hay que hacer, y eso es precisamente parte de la identidad de los españoles. En otros paises se escandalizan de que pongamos pendientes a las recien nacidas, pero para nosotros es normal. Si una niña no lleva nos parece muy raro. Y eso es lo que les pasa a las africanas con la ablacion, solo que ahora gracias al arduo trabajo de muchas personas africanas y de fuera se esta logrando erradicar, lento pero seguro. Sophie muy grafico tu comentario tambien.Animo con la lucha!

En francia, de donde soy, a ninguna madre se le ocurre ponerle pendiente a una niña. Yo también miré con espanto a la comadrona del hospital donde nació mi hija, proponiendome perforarle la oreja..He visto tambiém escenas de brutalidad en el pueblo español donde vivo; niñas de tres años tendidas al suelo mientras una señora con hilo y agujas le hace el agujero. Los aullidos eran tal una vez( lo hacían en el patio comunitario) que bajé para peguntar a estas señoras sin sabían que existía un aparato que lo hacía en un momento en cualquier joyería. Algunas lo sabían pero dijeron que " No era lo mismo" . Claro: aquello era realmente un ritual de paso de otra época..
Por otro lado creo que debemos dejar a las mujeres africanas organizarse para esta lucha que va en buen camino. En el patio de vecinos míos una francesa pintaba muy mal explicando a estas buenas mujeres del pueblo que lo que hacían era una auténtica barbaridad. Ellas no lo veían de esa manera. Hay muchas activistas musulmanas o cristianas muy preparadas por eso. Ellas saben mejor que nosotros como hacerlo.

Susana Oliver: como de todos modos no has dado una explicación a por qué las madres llevan a sus hijas donde les hagan la ablación, te lo digo: ELLAS forman parte de un mundo donde SE ODIA A LAS MUJERES, y se las odia desde hace MILENIOS. Nosotros europeos que hemos tenido la perversa idea de COLONIZAR AFRICA, ni siquiera logramos devolver la DIGNIDAD a la condición de LA MUJER. Hay que decirles a esas madres africanas que llevan sus hijas a la ablación, que lo que ellas estan haciendo las hace CÓMPLICES de estos CRÍMENES contra la DIGNIDAD DE SUS PROPIAS HIJAS.

¿Por qué las madres llevan a sus hijas a que les hagan la ablación? No se ha respondido a la pregunta.

Para responder la pregunta, Josep, harían falta cientos de palabras. Porque no responde nada decir "la tradición", ¿o eres capaz de entender desde el corazón la aceptación de normas que provienen de mucho atrás en el pasado, solo porque sí?

Felicidades por el artículo, enorme sensibilidad y respeto, me encanta.

El articulo no responde a la pregunta del titular, y me parece que poner pendientes cuando son bebes, va mas allá de la identidad, sino que el argumento racional o justificante es que duele menos cuando son niños. Así que yo me esperaba un argumento del por qué lo hacen, no simplemente que les lleva hacerlo, cual es su argumento, que luego podremos o no estar de acuerdo.

Josep

Troopy, Canra, ¿no os parece suficientemente importante el tema a tratar?¿No tenéis el más mínimo respeto para la persona que escribe la entrada, que sólo la usáis para vuestra propaganda? Es así como se va a erradicar esta práctica, con personas como vosotros que muestran tantísimo interés por los derechos de los demás. Que os vaya bien...en otra parte.

Para reír y elevar tu energía,
entra en http://troopyland.com/

España continua sus esfuerzos en la campaña canadiense, país que ya ha perdido la mitad de sus territorios a manos españolas.
En clave interna, la derecha liberal por fin consigue un proyecto aglutinador, frente a una izquierda dominante aunque decadente.
Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate gratis en [ http://cut07.tk/b36 ] desde tu navegador.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autores habituales

Principales:

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, preside la iniciativa +Social y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG
  • Lucila Rodríguez-AlarcónLucila Rodríguez-Alarcón, ingeniero agrónomo, experta en comunicación política, ahora dedicada en cuerpo y alma a Intermón Oxfam.

Colaboradores regulares

  • Uganda: Alberto Eisman (Director de Radio Wa, en Lira)
  • Infancia: Marta Arias (responsable de campañas de UNICEF)
  • Activismo on-line: Luis Morago (Director de campañas de AVAAZ), Irene Milleiro (Directora de campañas de Change)
  • Nuevos modelos económicos: Daniel Jiménez (redactor del portal Noticias Positivas), Alex Prats (activista de Christian Aid).
  • Indígenas: Raquel García y Laura de Luis (portavoces de Survival para España y Latinoamérica)
  • América Latina: Asier Hernando (responsable de campañas de Intermon Oxfam para América Latina y el Caribe).

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal