3500 Millones

3500 Millones

Ideas irreverentes contra la pobreza

3500 millones es la mitad de la población mundial. 3500 millones de personas condenadas cada día a la pobreza. ¿O no? Este blog es el relato de la contra-crisis y de sus protagonistas. Vivencias e iniciativas desde cada rincón del planeta que demuestran que lo más correcto es también lo más inteligente.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autores habituales

Principales:

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, preside la iniciativa +Social y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG
  • Lucila Rodríguez-AlarcónLucila Rodríguez-Alarcón, ingeniero agrónomo, experta en comunicación política, ahora dedicada en cuerpo y alma a Intermón Oxfam.

Colaboradores regulares

  • Uganda: Alberto Eisman (Director de Radio Wa, en Lira)
  • Infancia: Marta Arias (responsable de campañas de UNICEF)
  • Activismo on-line: Luis Morago (Director de campañas de AVAAZ), Irene Milleiro (Directora de campañas de Change)
  • Nuevos modelos económicos: Daniel Jiménez (redactor del portal Noticias Positivas), Alex Prats (activista de Christian Aid).
  • Indígenas: Raquel García y Laura de Luis (portavoces de Survival para España y Latinoamérica)
  • América Latina: Asier Hernando (responsable de campañas de Intermon Oxfam para América Latina y el Caribe).

Eskup

Facebook

Historia de la oportunidad perdida para controlar las armas

Por: | 01 de abril de 2013

Esta entrada ha sido escrita por Javier Alcalde (@Xavipeace), Investigador en el Instituto Catalán Internacional por la Paz, que ha participado en la ONU en el proceso de negociaciones del Tratado sobre Comercio de Armas.

Foto-bonica
 Foto: Armas Bajo Control

El jueves pasado en Nueva York hacía un tiempo espléndido, brillaba imponente el sol despúes de días de viento y lluvia del invierno local. Era, sin duda, un gran día para cambiar el mundo. Tras muchos años de esfuerzos por parte de activistas de todo el planeta, creíamos que se adoptaría, por fin, un tratado internacional sobre comercio de armas, de todas las armas; las pequeñas, como rifles o escopetas, pero también las pesadas, como tanques o aviones de combate. Y habida cuenta de que en el campo del desarme, la sociedad civil puede apuntarse pocos éxitos, teníamos ganas de sacar pecho y de disfrutar de un logro enorme, solamente comparable a la prohibición de las minas antipersona o de las bombas de racimo.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal