Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Para qué sirve ser famoso

Por: | 03 de febrero de 2014

1390571662_466383_1390572160_noticia_normal

Scarlett Johansson en una imagen publicitaria de Sodastream. / CORDON PRESS

Imagínate que fueras un personaje público al que reconocen por la calle. Un personaje que la gente cree conocer. Alguien en quien muchas personas depositan su simpatía y su confianza. Imagínate que eres famosa y dime qué harías con tu fama. Muchas me diréis que la provecharíais para entrar en lugares poco accesibles, para cenar en un restaurante de moda sin reserva o entrar a una zona VIP de algún macro festival de música pop. Si, la fama puede valer para eso. Pero también se puede usar para cambiar el mundo y ayudar a los demás.

Cuando estuve en Colombia recientemente Alejandro Matos, director de Oxfam Intermon en ese país, me describía la zona fronteriza de Colombia con Ecuador como un sitio conflictivo, con muchos refugiados viviendo en una situación muy precaria y absolutamente desconocido y abandonado, “solo se habla de él cuando viene Angelina a visitarlo”. Angelina levanta todo lo que visita. Es el sueño de cualquier director de comunicación de ONG que trabaje en desarrollo. Nadie como una figura conocida internacionalmente para que un sitio olvidado (Siria, Sudan, Darfur, etc.) capte toda la atención del mundo. Siendo muy cruda diría que una famosa vale más que miles de muertos y millones de refugiados.

 

Vídeo: La crisis de Siria visibilizada gracias a Angelina Jolie (5 min)

Ser famoso no es fácil. Conocí a un actor famoso en España por un personaje que hacía en una serie de televisión que tenía fobia a los grupos de escolares femeninas. Cada vez que veía a un grupo de chicas con uniforme se ponía nerviosísimo ya que si le veían se abalanzaban sobre él. La exposición pública puede ser destructiva. Decía el grandísimo Seymour Hoffman que nos dejaba ayer “Siento mucha simpatía por esos actores jóvenes que tienen 19 años y que de repente son hermosos, ricos y famosos. Si entonces hubiera tenido tanto dinero hoy estaría muerto”. Y es que la fama arrasa las vidas.

Pero para aquellos que hayan sabido gestionarla, la fama es un instrumento para hacer grandes cosas. Sin embargo el colaborar con organizaciones y causas no está exento de un esfuerzo y de un sacrificio. En el viaje a Colombia que mencionaba antes, nos acompañó la cantante Sole Giménez. Durante los 10 días que estuvimos en el país Solé no paró. Se levantaba entre las 4 y las 6 de las mañana para prepararse, y desde la primera entrevista o encuentro de la mañana hasta la noche no paraba de escuchar, consolar, atender y apoyar. Hizo más de 20 entrevistas, se reunió hasta con el vicepresidente, hizo dos mini conciertos y varios días se quedó sin comer. Lo hizo por convicción, porque realmente entendía que su apoyo era útil, pero aun con todo, es innegable el esfuerzo y la profesionalidad necesarios para asumir esta labor.

 

Vídeo: Usar tu voz para dar voz, Sole Giménez y las mujeres colombianas (1min)

Dicho esto, cada famoso tiene su causa, su organización, acorde con su estilo. Como explicaba Leonor Watling en una reciente entrevista, “Hay mucha gente haciendo cosas maravillosas, pero una debe encontrar con quién conecta más”. El personaje famoso presta su imagen, su tiempo y su esfuerzo a una organización o una causa significada y sesgada. La unión no se puede hacer a la ligera porque marca y define en ambos sentidos. En el caso concreto de las ONGs las personas famosas son voluntarias de la organización y como tales firman un acuerdo de voluntariado y se acogen a los fundamentos éticos de las organizaciones. Eso puede implicar tener que renunciar a un contrato de publicidad de varios millones de dólares, como le sucediera a la actriz Kristin Davis hace 5 años que rescindió su contrato con la firma de cosméticos Ahava para poder seguir colaborando con Oxfam.

Pese al esfuerzo y compromiso que se necesitan, tengo la firme convicción de que un personaje público gana en calidad de vida cuando usa su fama para ayudar. Igual que el resto de los mortales, la solidaridad hace crecer esa humanidad que llevamos dentro y llena algunos huecos que el dinero, el poder o la evasión no podrán nunca cubrir.

Hay 13 Comentarios

La fotografia de Scarlett indica que hay varias formas de utilizar la fama, todas respetables por supuesto. Está claro que la colaboración puede que lleve algún tipo de interés pero al menos es colaboración.

Creo que es muy importante que la gente con estos "recursos mediaticos" ayuden de esta forma, aunque en ocasiones pienso que es parte de su marketing.

Pedro J. Ramírez y la fábrica de chocolate, nuevo artículo en Vergüenza de país... http://yestheycan.blogspot.com.es/2014/02/pedro-j-y-la-fabrica-de-chocolate.html

HAZ LO CORRECTO LO MAS FRECUENTE POSIBLE! Ten fe en ti mismo ante todo.

Contigo aprendi (tambien)

Todo depende. Si tienes dinero puedes ser muy influyente. Si no tienes dinero y no te dejas doblegar por Corrientes politicas, religiosas o de otra indole... lamentablemente no puedes hacer mucho tampoco, pues enemigos "poderosos" te limitan llegar a las masas. Siempre hay formas INTELIGENTES de lograr objetivos, hay que evitar a toda costa lo siguiente: robo de tu identidad, abusos, pero sobre todo evitar los enganhos y las manipulaciones. Hay que tener mucha paciencia y alto poder de analisis en cada situacion y NUNCA perder la perspectiva! Siempre ser capaz de reorientarte al objetivo trazado, planificado, destinado. Feel free to copy and implement! I warranty total success!

Hay una frase muy cierta en el artículo, la fama hay que saberla gestionar. Y creo que primero tiene que haber un excelente ser humano para después ser un gran promotor de causas nobles.

La fama como todo tiene pros y contras; en el primer caso, sí su trabajo es reconocido y le procura poder económico; en el segundo cuando carece de intimidad. Sí la persona famosa es capaz de equilibrar, y repartir su fuerza ayudando a los débiles como Angelina Jolie , su vida tendrá un sentido especial.

y que va a escribir Lucia, responsable de comunicación de Oxfam Intermón…. mira Lucia, no vale todo, y lo mediatizo tiene un precio, Oxfam presume de "no venderse" y sabes qué? tú y yo y otros sabemos que la pasta es la pasta. Haces bien tu trabajo Lucia, pero no intentes y menos a traves de aquí contar un cuento. Las ONGs utilizan a los famosos para posicionarse y ellos a las ONGs para lo mismo, y deberías incluir más declaraciones de Alejandro, tío integro dónde los haya, que seguro tiene una opinión acertada sobre el uso y gasto que supone llevar a un VIP (se llaman así no?) a visitar un proyecto. Vaya juego perverso este que os traéis, vaya manera que teneos de gestionar los recursos que aportan las personas menos Vips porque creen de verdad en la causa. Y ahora qué? Scarlet ha metido la pata, también George como imagen de la marca que Oxfam denuncia en su informe de tras la marca…. pero no pasa nada…ahí estamos. Y los jefes Oxfam se darán de bofetadas por acompañarles en el viajas al tercer mundo que cambia la vida de los que van pero que no cambia nada para los que se quedan…..qué pena!!!!

Estupendo post, es verdad, pero desconcierta un poco la foto que lo encabeza, se nos supone a todas bien informadas pero ya que aparece la foto de Scarlett se podría haber incluido -ni que fuera en el pie de foto- el motivo por el que aparece en esta entrada.

Yo creo que lo mejor es estar forrado de pasta y que nadie te conozca http://xurl.es/9ik46

Yo no quiero ser famosa, lo unico que quiero es ser feliz
http://sorprendeatupareja.es/store/index.php?id_product=17&controller=product&id_lang=1

Estupendo post, especialmente la reflexión de que puede más una famosa que miles de muertos. Cruda, pero real.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal