40 Aniversario
Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Imprescindibles

Por: | 08 de marzo de 2016

Por Belén de la Banda @bdelabanda, periodista

Mujer con camello

Sarura con los camellos que cría y comercia, en un mercado nada fácil de Etiopía. Imagen de Pablo Tosco

Tengo que confesar que, hasta hace unos pocos años, a mí el 8 de marzo no me decía gran cosa. Me parecía una jornada con suerte bienintencionada, pero muy poco relevante para conseguir cambios reales en la vida de las mujeres. Y es cierto que hay muchas jornadas conmemorativas que son así. Pero desde hace unos años, cada vez que se acerca la fecha detecto no sólo un interesante movimiento entre las organizaciones sociales, internacionales y de mujeres, sino también un enorme caudal de historias de mujeres de las que acabamos nutriéndonos -nunca mejor dicho- casi todo el año. Es una explosión de energía positiva, si sabemos entenderla bien. 

Quizá sin la 'obligación' de conmemorar el 8 de marzo no habría llegado a conocer la increíble historia de un grupo de mujeres de Etiopía que me ha fascinado. Comenzaron saliendo a hacer fuego en la noche para recibir a las personas que huían del conflicto en Somalia. Sus vidas empezaron a cobrar sentido y a través de pequeños préstamos, con formación y apoyo, fueron formando pequeños negocios. Me emociona ver las imágenes de Sarura Bule en el mercado de Fitu comprando y vendiendo camellos, regateando, defendiendo el valor de los que ella cría. Mirando a los ojos de los hombres con seguridad. Ella, que antes se desesperaba por no tener absolutamente nada, ha sido capaz de multiplicar. Ella y sus compañeras son increíbles. Son luz en la noche.

 

El 8 de marzo nos da la oportunidad también de recordar y reconocer a las mujeres que nos han hecho como somos, a todos. Entre los homenajes dolorosos de este año están el recuerdo a Berta Cáceres, la activista ambiental indígena hondureña asesinada en su casa hace unos días por defender las vidas de su comunidad. O la de Mariam Nana, hada activista del arroz en Burkina Faso, que había logrado ingresos y respeto para las mujeres de su región y a la que perdimos hace pocas semanas en un accidente de tráfico. Luces imprescindibles en la oscuridad, en el inmenso agujero que dejan. Y ojalá seamos capaces de dejarnos iluminar por ellas. 

Y son muchas más. Todas imprescindibles. Todas capaces de darle la vuelta, con inteligencia, escucha y esfuerzo, a una injusticia incrustada en sus vidas y las de sus iguales. Todas capaces de hacer mucho más que la mitad que les corresponde. De salir y sacarnos a todo de lo oscuro. Seguro que ahora mismo cualquiera que lea esto puede pensar en una mujer a quien aplicarle ese traje a medida. Yo he perdido la cuenta hace tiempo, y quiero seguir perdiéndola.

Hoy es un gran día para escuchar, compartir y aprender de causas avanzadoras. De sacar a las mujeres de la maraña del desprecio y la discriminación y permitirles estar en el liderazgo de nuestras sociedades. Hoy es un día para celebrar a las imprescindibles que nos sacan de la oscuridad con sus luces. No hagamos homenajes, busquemos la mejor manera de darles el apoyo que necesitan, por el bien de todos. 

 

Hay 1 Comentarios

Es un bonito día para compartir experiencias y dar a conocer el esfuerzo de muchas mujeres. Aunque todos los días debería ser el día de la mujer.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal