40 Aniversario
Ir a Planeta Futuro
3500 Millones

Sobre los autores

3.500 Millones es un blog coral dirigido por Gonzalo Fanjul. Este espacio es el resultado de un esfuerzo colectivo en el que los protagonistas de la lucha contra la pobreza comparten su experiencia y sus propuestas.

Autor

  • Gonzalo FanjulGonzalo Fanjul lleva más de veinte años dedicado al activismo contra la pobreza, impulsa la iniciativa porCausa y colabora como investigador con diferentes think tanks, universidades y ONG

Eskup

Facebook

Cumbres de refugiados y migrantes: luces y sombras de Nueva York

Por: | 29 de septiembre de 2016

Hoy escribe Marta Foresti (@martaforesti), del Overseas Development Institute (ODI) de Londres. Este texto fue publicado originalmente en el blog del ODI.

02-19-2016Children

Rescate en el mar. Imagen de UN.org

Las cumbres fracasan con facilidad. Con frecuencia parecen contener mucha charla y poca acción.

Cuando terminaron las dos cumbres de refugiados y migrantes en Nueva York la semana pasada, muchos comentaristas señalaron los decepcionantes resultados y los inciertos próximos pasos.

Pero lo que está ocurriendo es políticamente importante (aunque no cambie las reglas del juego) y ocurren más cosas entre bambalinas de lo que hay a la vista.

‘Un consenso politico entre los Estados europeos es impensable’

Dado el contexto politico de estas cumbres (el breve alto el fuego en Siria, los ataques a caravanas de ayuda, el Brexit, la retórica flamígera de la campaña presidencial de EEUU) es bastante significativo que los líderes mundiales se las hayan apañado para acordar una agenda que atienda el desplazamiento y la migración.

En la Cumbre para Refugiados y Migrantes de Naciones Unidas, 193 estados miembros acordaron por consenso una declaración conjunta: una que se queda corta a la hora de proponer soluciones tangibles, pero al menos ha puesto las bases para un proceso político muy necesario que tendrá lugar durante los dos próximos años para acordar un marco de acción (o ‘compact’, en la jerga de Naciones Unidas).

Como señaló Ban Ki-moon, un consenso político similar sería impensable entre los Estados europeos, así que fue bueno ver a la comunidad internacional bajo el liderazgo de Irlanda y Jordania dar unos pasos hacia el reto.

La Cumbre de Líderes sobre refugiados auspiciada por Obama produjo resultados más concretos. Sara Pantuliano, de Overseas Development Institute, que estuvo conmigo en Nueva York esa semana, hizo una declaración diciendo: "Los países pobres, que ya acogen al 86% de los refugiados del mundo, algunos países ricos y organizaciones del sector privado han respondido al reto con una serie de compromisos prometedores, como nuevas plazas de reasentamiento en Portugal y Argentina y el compromiso de Etiopía sobre acceso al empleo para refugiados".

Seguir leyendo »

¿Puede haber paz si la violencia sexual queda impune?

Por: | 27 de septiembre de 2016

Thomas Mortensen- Coordinador de InspirAction en Colombia

Acuerdo paz colombia

Blanca Nubia, luchadora contra la violencia en Colombia. Imagen de PBI Colombia

En Colombia todos los actores armados -la guerrilla, los paramilitares y las fuerzas armadas- han cometido delitos de violencia sexual de forma sistemática. “En 2011, mi hija Irina del Carmen fue violada, torturada y asesinada por los paramilitares en la Guajira. También violaron a otra de mis hijas” cuenta Blanca Nubia Díaz. Su marido fue asesinado durante el conflicto armado.

De la comunidad indígena wayúu, esta activista defensora de los derechos humanos huyó de la Guajira a Bogotá por la amenaza de los paramilitares.  Lleva más de 30 años luchando junto a las víctimas del conflicto armado por la justicia y la verdad desde diversos colectivos, ahora en el Movimiento Nacional de Víctimas de crímenes de Estado (MOVICE).

La impunidad de la violencia sexual en Colombia es del 98%. Es un crimen que siempre ha intentado acallarse. Este alto nivel de impunidad tiene que ver con la vergüenza, no sólo de la víctima sino también del agresor. El acuerdo de paz de Colombia incluye un sistema especial de justicia transicional para que todos los victimarios puedan ser juzgados en términos favorables a cambio de su contribución a la verdad, pero establece claramente que no habrá impunidad para graves violaciones de derechos humanos  y crímenes de lesa-humanidad, incluyendo la violencia sexual.

Seguir leyendo »

Colombia: votar la paz o vomitar la guerra

Por: | 26 de septiembre de 2016

Esta semana nos acercamos a Colombia, cuya ciudadanía afronta el domingo 2 de octubre un plebiscito histórico para refrendar los acuerdos de paz realizados en el país. Hoy escribe Lula Gómez, periodista que ha vivido y trabajado durante años en Colombia y realizado el documental 'Mujeres al frente. La ley de las más nobles', sobre el sufrimiento y liderazgo de las mujeres en el país.

 

La objetividad no existe; pero sí la honestidad. Quizás por eso me resulte tan difícil dar con motivos para decir “no” a la paz en este momento de la historia de Colombia. Subjetivamente no encuentro motivos para decir que continúe la guerra; honestamente y a conciencia, tampoco. En este sentido, me gusta cómo en Colombia, ante el plebiscito al que se enfrentan el próximo 2 de octubre, los partidarios de acabar con la sangría que ha habitado en su país los últimos 52 años hablan de “Ganar la paz”, que no la guerra, que no lleva a ningún sentido.

Qué interesante uso de las palabras para llegar a la conciliación. Porque en Colombia la guerra duele hasta en el léxico y tras tanto odio hace falta ser valiente para no querer ganar la guerra. Todo lo contrario, ellos quieren apostarle a que triunfe la armonía. Porque los generales de uno y otro bando (fuerzas armadas e insurgentes) han visto que ganar guerras es improductivo, y que lo que importa es la paz. Votar sí es decir basta al conflicto, a las armas, a la violencia, a las venganzas, a la espiral de odio que provocan las muertes, al dolor de las desapariciones, a las miles de violaciones como arma bélica… y a una interminable retahíla de atropellos sin nombre.

Me resulta casi ingenuo y antinatural pensar en motivos para votar “no” a la paz. No me cabe en la cabeza: es una cuestión de tripas. Quizás porque resuenan en mi cabeza las muchas voces de quiénes han sufrido el terror de ese exterminio constante de vidas. Un “no” en las urnas sería decirle al mundo que es posible “normalizar” la guerra y seguir desayunando cifras de muertos, secuestrados y desaparecidos como si fueran los vaivenes de la Bolsa.

Seguir leyendo »

14448430_1592725537699229_4725690384791896064_n(1)Foto: Savvas Karmaniolas.

Terminamos la semana donde la empezamos, con una visión desasosegada del esfuerzo de la comunidad internacional para hacer frente a la crisis de refugiados y a la reforma del modelo migratorio. Nuestra primera pieza del storify (elaborado por Yuly Jara, de porCausa), es una reflexión simple pero cierta sobre el resultado de las reuniones que han tenido lugar en Nueva York estos pasados días: un monumental ejercicio de impostura (Hufftington Post). Tendremos oportunidad de hablar más sobre ello en este blog.

Mientras tanto, en tu vecindario, "una de cada tres familias numerosas se ha visto obligada a echar mano de ahorros o a contraer alguna deuda para llegar a fin de mes", nos cuenta 20 Minutos. No están mucho mejor en Italia, donde una medida del gobierno para facilitar el gasto cultural de los jóvenes ha sido recibida como "un regalo caído del cielo".

Seguir leyendo »

¿Protegemos demasiado a los refugiados?

Por: | 22 de septiembre de 2016

Esta entrada ha sido escrita por Virginia Rodríguez (@VRBartolome), coordinadora de investigaciones de la Fundación porCausa. Esta entrada es parte de la serie especial publicada por @3500M y @porCausaorg con motivo de la Cumbre de la ONU sobre Refugiados y Migrantes.

Captura de pantalla 2016-09-21 a las 19.59.54

Foto: ACNUR.

La paradoja de nuestro sistema migratorio es que no hay modo de cumplir las normas de protección de fronteras sin vulnerar las normas de protección de personas. Y, como ha demostrado esta semana de debates en Nueva York, existe el serio riesgo de que en los próximos años perdamos un terreno ya ganado: en lugar de adaptar las obligaciones internacionales de protección a un contexto diferente y complejo, se está planteando una reinterpretación de estos derechos para proteger las fronteras frente a la llegada de terceros y a las amenazas a la seguridad. La crisis de los refugiados a la que hace frente Europa es un ejemplo ilustrativo de este dilema.

 

Seguir leyendo »

 Esta entrada ha sido escrita por Helen Dempster (@helen_dempster), del equipo de comunicación del Overseas Development Institute de Londres.

OIM

Imagen de IOM / Francesco Malavolta

Para quienes se movilizan a favor de los refugiados y migrantes, esta semana es un punto de inflexión. Los líderes de todo el mundo se reúnen en Nueva York para hablar de la ‘crisis de refugiados’, el mayor flujo de refugiados y emigrantes del mundo desde la II Guerra Mundial. La Declaración de Nueva York, adoptada el lunes, traza la ruta para un nuevo pacto global para refugiados y migrantes hasta 2019.

Todavía está por ver la forma que tomará realmente esta iniciativa. Los estudios recientes del Overseas Development Institute (ODI) muestran que la única forma de gestionar efectivamente la migración y el desplazamiento es aumentar las vías legales para refugiados y migrantes. Esto ayudará a los gobiernos a predecir los flujos y tomar decisiones pragmáticas sobre cómo abordar mejor el reto migratorio. Se necesita un enfoque nuevo, global y coordinado. Los países no pueden afrontar, ni gestionar con eficacia, las migraciones por sí solos.

Nuestro informe muestra que los gobiernos europeos han gastado en dos años 17.000 millones de euros: al menos 1.700 millones en controles de frontera más estrictos y 15.300 millones en acuerdos bilaterales como el de Unión Europea-Turquía. Estas inversiones han sido eficaces para reducir el flujo de migrantes y refugiados en ciertas rutas (por ejemplo, de Turquía a Grecia). Solo 330.000 personas cruzarán el Mediterráneo este año, mientras en 2015 fueron 1.100.000.

Tomando como referencia estos números, se podría sacar la conclusión de que la política de la ‘Europa fortaleza’ está funcionando. Sin embargo, el informe ‘Refugiados y migrantes en Europa: flujos escondidos, fronteras reforzadas y costes que se disparan’ sugiere que aunque se reduzca el número de personas que llegarán este año a través de rutas abiertas y conocidas, incluida la ruta a través del Mediterráneo, casi 900.000 personas pedirán asilo en Europa este año. En la práctica esto significa que habrá más de 500.000 personas de cuyos viajes hacia Europa sabremos poco.

Seguir leyendo »

Mapa para navegar la Cumbre de la ONU sobre Refugiados y Migrantes

Por: | 20 de septiembre de 2016

ONUFuente: ACNUR.

Transcurrido el primero de los días de esta semana neoyorquina de fastos sobre refugiados y migraciones, los avezados reporteros de porCausa han preparado para @3500M un primer storify de las noticias y reacciones que ha ido generando la cumbre. La serie se abre con una pedagógica explicación de Michael Clemens (Center for Global Development) acerca de lo que podemos y lo que no podemos esperar de estos tres días. Un análisis que el responsable de la ONU para los Derechos Humanos resume de forma simple: "Esta cumbre ha sido convocada, en gran medida, porque estamos fallando a millones de migrantes (...)".

De la ristra de discursos y declaraciones oficiales rescatamos las dos caras de la moneda: mientras Theresa May, Primera Ministra británica, adopta lo que The Guardian considera una "posición darwinista" en materia de protección internacional (esto es, diluir el derecho de asilo hasta hacerlo irreconocible), el canadiense Justin Trudeau exhibe los resultados del enfoque canadiense, considerablemente más humano e inteligente que el de Europa, EEUU o Australia. También recogemos los siete puntos propuestos por el mexicano Peña Nieto, que, si bien no hace una aportación revolucionaria, dejan el discurso de nuestro rey en el nivel de una redacción de primaria.

Seguir leyendo »

No todas las personas que huyen vienen a Europa

Por: | 20 de septiembre de 2016

En la entrada de hoy para nuestro especial sobre la Cumbre de Refugiados y Migrantes de la ONU, la Directora de Acción Humanitaria de Oxfam Intermón, Bárbara Mineo, ofrece una perspectiva poco habitual en el contexto de este debate público: la de los refugiados y desplazados que no se dirigen a Europa. 

PHL_0093

Desplazados realizan tareas de limpieza en el campo de Grand Séminaire, a las afueras de Bangui. Imagen de María José Agejas / Oxfam Intermón

Viajo sentada cómodamente en el tren mientras leo los documentos de la Cumbre de Naciones Unidas de Refugiados y Migrantes de New York. No puedo evitar que mi pensamiento vaya  hacia una mujer de la República Centroafricana que encontré hace tiempo durante una de mis visitas a Bangui.

Lo que más me impresionó de ella fue su mirada perdida en la nada, porque todo lo había perdido. Tuvo que huir de su casa, en un pueblo del interior, y recorrer un largo y duro camino en búsqueda de un lugar más seguro dentro de su propio país. No hace falta decir que desplazarse de un lugar a otro en ciertos países y continentes no es tan fácil como aquí. Su ruta fue una auténtica pesadilla.

Últimamente la atención está puesta, cuando la hay, sobre el problema de los refugiados y de los migrantes que logran acercarse a las puertas de Europa. Pero esta es solo la punta del iceberg, una pequeña parte de una realidad mucho más grande, dura y compleja que está fuera de Europa. La mayoría de las personas que cada día viven entre la vida y la muerte, que ven violados sistemáticamente sus derechos, que sufren abusos y violencia indiscriminada, son, por ejemplo, aquellas personas que se desplazan de un lugar a otro dentro de su mismo país, porque es lo más lejos que logran llegar

Seguir leyendo »

Captura de pantalla 2016-09-18 a las 19.54.42Refugiados huyendo de Siria. No son los únicos que no tienen ni idea de dónde acabarán. Foto: ACNUR (Anadolu Agency/A.I. Oztury). 

De tanto interpretar a la baja las leyes de asilo y refugio para evitar una reacción de rechazo en las poblaciones europeas, sus gobiernos y las instituciones de la UE han hecho precisamente lo que los xenófobos siempre han querido: provocar primero la histeria colectiva y anteponer después la supuesta "seguridad" a cualquier otra consideración, incluyendo el cumplimiento de las obligaciones internacionales. El discurso del Presidente de la Comisión, Juan Claude Juncker, durante el debate sobre el estado de la Unión esta semana fue un reflejo fiel de esta derrota: "Tengo la convicción que una solidaridad mayor sería necesaria pero también que la solidaridad es un acto voluntario. Debe salir del corazón. La solidaridad no se puede imponer".

La solidaridad tal vez no, pero las leyes que regulan la responsabilidad internacional de protección sí que pueden y deben ser impuestas, un asunto que la UE ha dejado en entredicho con su actuación y que determinará la cumbre que tendrá lugar mañana en la Asamblea General de la ONU para tratar la situación global de refugiados y migrantes. En una declaración sin precedentes, los jefes de estado y líderes de 193 países establecerán un compromiso basado en cuatro puntos: la protección de los derechos humanos de todos los refugiados y migrantes; una campaña global contra la xenofobia; desarrollar antes del fin de 2018 un pacto global para una regulación segura, ordenada y regular de las migraciones; y asegurar un reparto equitativo de las responsabilidades de acogida e integración de todos los refugiados.

Por decirlo de forma simple, si el rasero de estos compromisos es el que ha establecido la UE durante estos cuatro años, yo no iría descorchando el champán.

Seguir leyendo »

  Captura de pantalla 2016-09-16 a las 0.27.10

Migrantes deportados en un vuelo de Air Europa. Foto tomada del Diario Diagonal/Juan Luis Sánchez.

Esta semana Las noticias que nos rompen que elaboramos junto con la Fundación porCausa hablan de héroes y de villanos. El contexto -como ya es tristemente habitual en las historias que destacamos- es la dramática situación de los centenares de miles de refugiados que han llegado hasta Europa en los últimos años buscando la protección que les garantizan las leyes internacionales. La crisis no cede y la respuesta de la UE no varía. Nuestras historias nos acercan a tres rincones del continente en donde gobiernos de muy diferente pelaje demuestran que Europa es perfectamente capaz de dejar a un lado sus diferencias ideológicas cuando las prioridades están claras. Francia y el Reino Unido (socialistas salmón pálido y conservadores de corte hooligan) se preparan para levantar en Calais un nuevo muro de la vergüenza que evite las escapadas del gueto inmundo en el que se ha convertido el campamento de refugiados e inmigrantes. Eso sí: como aclara el redactor de The Guardian, el lado del muro que mira a la población francesa contará con "plantas y flores para reducir su impacto visual en el pueblo". Para que luego digan.

En el caso de Grecia (comunistas de nuevo cuño), la amenaza proviene de los menores extranjeros no acompañados (Human Rights Watch). Estirando la interpretación de la ley hasta un punto que habrá hecho palidecer de envidia al mismísimo ministro Fernández Díaz, las autoridades de este país no solo detienen a menores de forma sistemática y durante períodos prolongados, sino que las condiciones de su internamiento son a menudo deplorables. Cómo coger un cuarto de siglo de Convención de Derechos del Niño y limpiar con ello los restos de musaca. 

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal