Draghi es consciente de que España lo pasa mal, pero por qué no lo evita

Por: | 12 de febrero de 2013

Mario Draghi, en el Congreso
“Sé que los españoles lo están pasando mal”, dijo el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, de visita en Madrid, donde aplaudió en el Congreso de los Diputados el esfuerzo de España y pidió al Gobierno de Mariano Rajoy un calendario concreto de las reformas pendientes. También un plan fiscal creíble; es decir, presupuestos realistas.

¿Pero es posible otra economía distinta de la que predica Europa? Sí. Joseph E. Stiglitz, premio Nobel de Economía en 2001 y catedrático de la Universidad de Columbia, así lo atestigua en su libro ‘El precio de la desigualdad’, donde condena la espiral de recesión, austeridad y más recesión que arrastra a Europa debido a las recetas impuestas por Alemania en el BCE, cuyo presidente,Mario Draghi, se decidió al fin a hacer una importante visita a España. Según Stiglitz, el gran error de esta crisis es no acertar a identificar su verdadera causa. “Que quede claro: el déficit no ha provocado la recesión, es la recesión la que ha causado el déficit”, explica, convencido como está de que “solo si se vuelve a crecer, el déficit bajará”. ¿Pero qué sucede? Que las políticas de austeridad que impone el BCE matan el crecimiento, por lo que el déficit tarda en mejorar. “Eso de que los de abajo han de apretarse el cinturón para que la máquina vuelva a funcionar es, sencillamente, mentira”, concluye este premio Nobel.

Mario Draghi dice que vino a España “a escuchar” pero en realidad todos sabemos que el presidente del BCE tiene en su mano la resolución de muchos problemas de este país, con el permiso de Alemania, claro. ¿Por qué? Entre otras razones, porque si bajase la prima de riesgo, España liberaría recursos para inversiones productivas, la única manera de crear riqueza y empleo en el país.

¿Y por qué, lejos de eso, el BCE sugiere relajar las leyes de protección laboral, permitir la negociación salarial a nivel de empresa y abolir la interrelación entre salarios e inflación? La clave sigue estando en la devaluación interna que precisa España, un ajuste mucho más duro y más lento que a través de una devaluación del tipo de cambio, cuando se tiene una moneda propia. Porque España no es Venezuela, donde de un día para otro devaluaron el bolívar más del 30%. Aquí ya no se puede devaluar al estilo Solchaga. A falta de políticas de crecimiento, hay que hacer una devaluación interna que conlleva la rebaja de salarios, tanto en el sector público como en el privado. Duele escribirlo pero es lo que hay. Y Draghi lo sabe mejor que nadie. Por eso mismo, está bien que el presidente del BCE sea consciente de que España lo pasa mal pero ¿qué hace para evitarlo? @J_L_Gomez 

Hay 15 Comentarios

Lo importante de la visita del señor Draghi está sin dudarlo en la reunión que ha tenido en privado con el presidente del gobierno y que poco a poco se irá filtrando.

Me repugna esta gentuza. La internacional financiera esta, se merece un tribunal internacional y devolver el saqueo que han generado desde hace años. Y luego que hablen, pero encerrados y sin luz ni taquígrafos, como les gusta a ellos.

"Draghi es consciente de que España lo pasa mal, pero por qué no lo evita" - La respuesta es muy sencilla: porqué Mario Draghi no está para hacer la labor que le corresponde a don Mariano Rajoy. Mario Draghi dejó claro que, la austeridad sigue siendo necesaria y que la estabilidad de los mercados demanda hojas de ruta concretas. Es esencial de que, el gobierno de Rajoy diseñe un plan fiscal a medio plazo con información detallada con los recortes de gasto y los potenciales aumentos de impuestos - es precisamente la falta de concreción en los programas de ajustes lo que en varias ocasiones los inversores han recriminado al ejecutivo de Mariano Rajoy, desde que llegó al gobierno.

Nessie, todos los casos son por definición particulares. Lo que si constatamos es que las naciones son verdaderos productos históricos. Y es esta identidad la que produce el Estado, y el Estado produce el derecho; de la misma manera que produce la moneda.
En ningún momento hemos visto que una moneda (nacional) produce un Estado. Ahora bien, es esta creencia que esta' a la base del proyecto europeo. Lo cual es totalmente problemático.
Ademas, el sistema de la moneda única favorece a los países excedentarios, según las cuentas exteriores, y penaliza a los países deficitarios, según estas cuentas. Por lo tanto es esta asimetria -insista en este sistema monetario- la que acentúa los desequilibrios económicos entre los primeros y los últimos..

CÓMO CONFUNDIR AUSTERIDAD CON ESTÍMULO – Los Gobiernos manipulan en concepto de austeridad: Lo identifican con recorte de gasto y penalización del ahorro fomentando el endeudamiento. NO FUNCIONA. Análisis gráfico de lo que ha sucedido en la crisis - http://www.miguelangeldiez.com/2013/01/20/austeridad

Para Norman Palma: el problema es la creación de los vínculos entre el pueblo que genera la comunidad imaginada que es una nación. Puede haber alguna razón que haga que se pueda saltar la unidad de lengua, pero la especificidad histórica de la formación de Suiza es bastante específica. También en España hay más de una lengua, o en Canadá, pero la unión pasa sus períodos de mayor o menor estabilidad, y se basa en la proximidad geográfica, y por tanto, histórica y cultural. En todo caso, me parece prácticamente imposible que eso se pueda dar en un territorio tan grande y tan heterogéneo como Europa. El caso es que a poco que haya problemas convencer a los alemanes de que los españoles somos iguales que los subsaharianos y que no merecemos que se tomen la menor molestia por nosotros es la cosa más fácil del mundo. Si se une, será una unión artificial, construida desde arriba; la falta de unión favorece la destrucción de todo control democrático de las instituciones, como ya ocurre ahora. Nadie se mueve por las decisiones europeas, pese a lo importantes que son, pero no hay nada que hacer: si nosotros protestamos, ya convencerán a los ciudadanos del norte de que somos unos delincuentes, como ha sido el caso. La única unión política posible es la de los financieros.
Y para El País: sería bueno que se notificara a los que participamos en los blogs cuando se nos contesta, como ocurre en los otros foros.

||►►►Lo Que DEBES SABER Si Quieres Perder 30 KG!! Resultado Garantizado: http://su.pr/2we2i5

Nessie, el problema no es el de la unidad de la lengua. Suiza es un ejemplo, al respecto. El problema fundamental, en lo que al proyecto respecta, es haber creído y continuar creyendo que la unión monetaria lleva a la unión política. Lo contrario es cierto.
Sin embargo, es importante comprender que la soberanía monetaria es un complemento de la soberanía política.

Stiglitz tiene totalmente razon: el gran error de esta crisis es no acertar a identificar su verdadera causa. Si tomamos el caso de España, ne se olvide que entre el 1986 y el 2006, este país recibió, bajo la forma de subsidios europeos, mas de 200.000 millones de euros. Actualmente, el país que recibe mas dinero es Polonia -9.500 millones de euros-, por eso crece.
Luego, no hay que olvidar que, dentro del sistema de la moneda única, los países deficitarios se hunden en la penuria de la moneda y del crédito. En tanto que los países excedentarios -caso de Alemania, particularmente-conocen el fenómeno opuesto: la abundancia monetaria y las facilidades de crédito.

el primer titere es mario draghi en mi opinión...

pufff...normal es lo que pasa si tenemos que depender de Europa para realizar cualquier movimiento, eso es...

El BCE y su presidente son el paradigma de la UE: una institución separada de todo control de la ciudadanía, pensada para que las élites se forren y tengan poder para competir con otras élites globales, como las yankees o las chinas. Una estructura tan grande y compuesta de gente tan diferente que no permite formar una comunidad imaginada como sería una nación, que crea vínculos entre los ciudadanos aunque son inventados, pero para ello hace falta una lengua común. Pues esta estructura imposibilita en control democrático. ¿A que vino el manifiesto a favor del SUEÑO europeo? A intentar mitificar lo que les conviene a los de arriba.

Mario Draghi es lo que se viene en llamar un "cantamañanas". Así de claro. No parece tener criterio propio, no sabe imponerse en las situaciones límite, se escurre y al final acepta lo que Alemania dice. Aquella frase demagógica "....y créanme, será suficiente", está por ver. La cuestión es que para que el BCE ayude a España, ésta tiene que pedir el rescate. Draghi lo ha repetido por activa y por pasiva. Imaginemos que con el grandísimo esfuerzo de los recortes y endeudándonos al 5%, España no pide el rescate, bien por cabezonería de Rajoy, que también es posible, o porque la coyuntura mejora, el BCE no ayudará a España a pagar sus créditos al 2%. ¿Razón? No ha pedido el rescate. Si este es el Banco Central Europeo que pretende ayudar a los países miembros en dificultades, yo soy monja; y créanme no nos interesa algo así.
Por otro lado, ¿Cómo es posible que haya que invitar a Draghi a visitar nuestro Parlamento, como hizo en Alemania, y no sea él mismo quien pulse y requiera de los representantes de los ciudadanos de toda Europa?

Imagino que ha tomado nota de la última 'rueda de prensa' del Sr. Rajoy y ha hecho suyo aquello de: 'allá donde fueres haz lo que vieres'

http://cuidadoconloshuevos.blogspot.com/

La visita de hoy ha sido lo más kafkiano que se le puede presumir a esta situación terrible que venimos viviendo. El responsable del BCE exige que no haya cámaras ni retransmisiones de su intervención, no cuenta nada, se enfada, y después cuelga la charla en la web del Banco y dice que a él le daba igual. Nos hemos vuelto locos?

http://casaquerida.com/2013/02/11/no-es-corrupcion-es-metastasis-democratica/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

A vueltas con España

Sobre el blog

Este blog tiene por objeto el análisis económico y político, combinado con la aportación de claves informativas de la realidad española. Su autor es un convencido de esa máxima que dice que periodismo es todo aquello que los poderosos no quieren que se sepa y que lo demás es propaganda. En este oficio de contar las cosas, el modo de hacer periodismo puede cambiar pero su esencia siempre es la misma.

Sobre el autor

José Luis Gómez

, gallego de Brión (A Coruña), es columnista de El País y OTR/Europa Press, así como colaborador de TVG, Radio Galega y La Región. Es editor de Mundiario. Fue director de La Voz de Galicia, Capital y Xornal de Galicia, cuya versión digital fundó en 1999. También fue director editorial del Grupo Zeta. Es autor y coordinador de varios libros de economía, entre ellos 'Cómo salir de esta'.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal