Lola Huete Machado

Compromiso y música (85): Demasiado ruido

Por: | 19 de julio de 2014

Esta semana tenemos un par de temas muy buenos y muy bailables, accesibles a todo el mundo. Los otros son más para profesionales, aunque siempre está bien conocer las novedades que nos llegan desde África. Algún lector puede que tenga la tentación de no llegar hasta el final de esta entrada, pero recomendamos que persevere y la concluya porque, posiblemente, como tantas otras veces, puede encontrarse con una grata sorpresa.

Empezamos conTour 2 gradeun dúo procedente de Costa de Marfil que está compuesto por Thura y Jimmy James. Aunque sus verdaderos nombres son Arthur Koya y Koné Diarra Adama. Originalmente, el grupo también contaba con la colaboración de un tercer miembro, Kilheur, que decidió abandonarlo. Proceden de Koumassi. Estos artistas llevan haciendo rap desde hace mucho tiempo y ahora lanzan un nuevo sencillo titulado Makassa que es una invitación directa a bailar. Siguiendo la moda que parece imperar en el continente, en el vídeo no faltan los niños y niñas haciendo exhibiciones de baile.

 

Seguir leyendo »

#Civsocial camina sobre las aguas

Por: | 18 de julio de 2014

 

Como cada día durante esta temporada de lluvias torrenciales en Costa de Marfil, el ingeniero informático Florent Youzan solicita a los usuarios de facebook que viven en la capital económica marfileña, Abiyán, que señalen las zonas siniestradas sobre un mapa OpenStreet de la ciudad, anegada desde principios del pasado mes de junio. Otras figuras reconocidas de la web marfileña, como Edith Brou Olajumoke, Israël Guebo, Diaby Cheick Mohamed o Cyriac Gbogou, replican el mismo mensaje en sus muros de facebook y en twitter. La idea es señalar al abiyanés medio -estudiantes que intentan llegar a clase, trabajadores que pretenden cumplir con su horario laboral- los problemas y obstáculos que las adversidades meteorológicas pueden situar en su ruta. También y a una escala más amplia, organizar el auxilio a la población necesitada de comida y refugio, que lo ha perdido todo en las riadas o que se encuentra atrapada en un nudo de agua y desperdicios a causa de la combinación letal de, entre otros factores, un diluvio inclemente y una planificación urbanística inexistente.

  Inundaciones 1

En amarillo, rojo, azul y negro, bajo el hashtag #CivSocial, van apareciendo -documentadas y contrastadas- las advertencias y las noticias de última hora: carreteras cortadas, corrimientos de tierra, edificios que colapsan, brechas en el asfalto, cruces convertidos en piscina. La señal en negro se sitúa en Attécoubé, un barrio donde un deslizamiento de tierra se saldó con dos muertos y cinco heridos. La macabra contabilidad de pérdidas humanas y materiales en esta temporada de lluvias incluye, de momento y entre otras cifras, 23 muertos y un edificio literalmente caído a causa de la erosión de las aguas. Y estamos hablando sólo de Abiyán.

La comunidad web marfileña, como siempre, se ha puesto en marcha rápida y eficazmente. Cuelgan imágenes de los estragos de la lluvia en la frágil anatomía de Abiyán desde el pasado 19 de junio, recuperando un hashtag, #CivSocial, que nació en la última guerra, en 2010, para auxiliar a la población civil atrapada entre dos fuegos. Los testimonios gráficos se completan con información en tiempo real sobre la meteorología, el estado de las carreteras y otras circunstancias prácticas que facilitan la heroica tarea de moverse por la capital marfileña. También con llamamientos para colectas de alimentos y medicinas destinados a los más castigados por el diluvio y solicitudes de auxilio con respuesta casi inmediata. 

#CivSocial no es sólo un hashtag: aglutina a una red de voluntarios sin afiliación política, religiosa o étnica que pretenden ejercer la solidaridad sin condiciones y ofrecer información actualizada, verificada y de interés para todos los ciudadanos del país. La diferencia con otras redes solidarias es que lo hacen a través de las nuevas tecnologías y, especialmente, en contextos de crisis. No en vano, #CivSocial surgió en un momento de conflicto armado, aunque se ha seguido utilizando a lo largo de estos años y se ha  reinventado y adaptado a nuevas campañas y situaciones

Inundaciones 2
La velocidad y precisión de la reacción ciberciudadana en esta situación de emergencia, como en otros casos de alerta social que ha vivido el país, contrasta con la respuesta gubernamental. En plena crisis a causa de las inundaciones, el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, decidió efectuar un viaje privado a París, de donde regresó diez días después. Por su parte y también en un momento crítico para muchos ciudadanos de su país, el presidente de la Asamblea Nacional, Guillaume Soro, se trasladaba a Brasil para apoyar a la selección marfileña de fútbol, los Elefantes, y anunciarles que el consejo de ministros había decidido duplicar sus primas si llegaban a octavos de final del Mundial. La decisión gubernamental provocó la ira del abiyanés de a pie y, de nuevo, una movilización en las redes sociales. Coincidiendo con el partido que envió a los elefantes de vuelta a casa, enfrentados a los griegos, los marfileños hundidos en el agua hasta el cuello en su país exigieron un cambio en las prioridades del gobierno ante la situación de emergencia social que vivían. Hubo incluso ciudadanos que sugirieron que las primas de Drogba y compañía se destinaran a una población que ha sido testigo de la desintegración de barrios de chabolas y formales, unas inmensas pérdidas materiales todavía sin cuantificar y la destrucción de infraestructuras públicas. Por no hablar de hambre, enfermedad, pobreza y muerte.

 

Existen excepciones a la apatía oficial: Yasmina Ouegnin, diputada por el barrio de Cocody y ferviente defensora de la red de información y solidaridad de #CivSocial, visitó a la población afectada por las inundaciones en su comuna, comprobó la situación sobre el terreno y repartió alimentos y material de primera necesidad entre los habitantes de Cocody. Sin embargo, la respuesta gubernamental a esta crisis ha llegado el 1 de julio, dos semanas después de que comenzara el diluvio, con una serie de medidas de urgencia que ratifican a la población, de nuevo, en la creencia de que sólo puede confiar en sí misma y en las redes de apoyo que tejen en el ciberespacio y las calles.

  Inundaciones 3
 Inundaciones 4

Inundaciones 5Fotos: #CivSocial

La lentitud oficial a la hora de hacer frente a las inundaciones y el desamparo de los marfileños se han convertido en tendencia informativa en las redes sociales africanas. Un ejemplo claro son las entradas que la bloguera Yehni Djidji ha utilizado para expresar la frustración compartida por los ciudadanos de a pie en su país. Refugiada en su hogar de clase media, con dos niños de pecho y su hermana, Yehni se ha servido de su muro en facebook durante días y noches para describir, implacable, su batalla contra la crecida del agua en su dormitorio, la falta de alimentos o los cortes de electricidad y agua potable. Un reflejo exacto de la situación del vecino medio de Abiyán, enfrentado al cataclismo de una lluvia pertinaz y aparentemente eterna.

#CivSocial no es un arma arrojadiza contra el gobierno. Sus representantes dejan claro el carácter apolítico y voluntario de su trabajo: intentan evitar su instrumentalización, auxiliar a sus compatriotas y mantener buenas relaciones con todos los actores de la vida política y social del país. Sin embargo, las responsabilidades políticas en la debacle de estas inundaciones quedan claras en los comentarios de muchos marfileños en las redes sociales, empezando por la propia Yehni Djidji. Hablamos de una situación desencadenada por la lluvia, pero que no es nueva y que hunde sus raíces en el sentido mismo de la ciudad de Abiyán, la corrupción urbanística, la falta de previsión gubernamental y otros factores no meteorológicos. También hablamos de que la temporada de lluvias acaba de empezar y los vecinos de Abiyán y el resto del país se encaran todavía con dos meses de sobresalto, auxiliados básicamente por sus familias, vecinos y la red solidaria de #CivSocial. Y, sobre todo y finalmente, hablamos de la posibilidad muy real de que, una vez pasada la alarma social y la movilización ciudadana, nada cambie para garantizar una previsión eficaz que facilite la protección del ciudadano frente a futuras temporadas de lluvia.  

Información:

OpenStreetMap de las inundaciones de Abiyán

Un mois entier d'inondations meurtrières en Côte d’Ivoire

Inundaciones 6


 

Crímenes medioambientales que financian grupos armados

Por: | 16 de julio de 2014

La Primera Asamblea de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente (UNEA) ha tenido lugar entre el 23 y 27 de junio en la sede del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), en Nairobi, la capital de Kenia.

Con motivo de esta reunión han visto la luz diversos informes. Varios de ellos han llamado de manera especial mi atención, entre ellos el realizado por Naciones Unidas e INTERPOL titulado The Environmental Crime Crisis, a rapid response assessment. En él se afirma que los crímenes contra el medio ambiente, que posiblemente produzcan unos 200 mil millones de dólares al año, están ayudando a financiar grupos rebeldes y guerrilleros, principalmente en África Subsahariana. Esto, evidentemente, en adición al daño medioambiental que por sí mismos cuasan.

Image1

Foto Timeslive.

Seguir leyendo »

Día de biblioteca para niños y niñeras

Por: | 14 de julio de 2014

Autora invitada: Marta Garrich

NiñeraNegra2
En Sea Point, un barrio rico e históricamente blanco de Ciudad del Cabo, la biblioteca pública reúne a decenas de niñeras negras y niños blancos. Cada miércoles desde hace siete años, esta innovadora Pram Jam ofrece una imagen de esperanza y de tristeza, reflejo de retos pendientes del país.

Roni Snitcher, la bibliotecaria local e impulsora del proyecto, explica que todo empezó con el interés de una niñera, Lizzy Mdwekesha, por el grupo de lectura escolar semanal. “Lizzy venía sin falta con la bebé que cuidaba, pero nuestras lecturas eran aburridas para la pequeña. . . ”. El momento Eureka llegó al participar en un Congreso Mundial de Bibliotecas celebrado en Durban en el 2007: “Una australiana habló sobre las Pram Jams. Me faltó tiempo para llamar a Lizzy y compartir la idea. Lizzy habló con compañeras y amigas niñeras en el parque, en la clínica, en el vecindario. . . hasta que conseguimos formar el grupo”. Las canciones llegaron más tarde. "Fue cuando se unió al grupo Constance, la niñera de Rebeca y líder en el coro de su iglesia... bueno... hoy cantamos hasta el N'Kosi Sikele iAfrika, el himno nacional sudafricano!,” exclama la bibliotecaria", asegura.

NiñeraNegra1
Las niñas al cuidado de Lizzy y Constance empezaron la educación primaria y ellas se ocupan ahora de nuevos bebés en otros barrios. Pero la Pram Jam sigue en marcha, a pesar de algunos momentos difíciles. “Un miércoles”, recuerda Roni, “explotó la tensión entre las niñeras locales, y mayoritariamente Xhosa, y las de Zimbabwe. Las locales acusaban a sus vecinas de robarles el empleo y las otras, por su parte, también traían una lista de agravios. Al salir de la biblioteca, llegaron a las manos”.

Pero a la semana siguiente, todas regresaron: ninguna quería renunciar a la biblioteca. Las organizadoras se propusieron entonces cantar no sólo en inglés, sino también canciones en xhosa y shona (que se habla en Zimbabwe). Las diferencias se limaron con la música. Y los bebés blancos a su cuidado no faltaron a ninguna sesión de libros y música.

“Se trata sobre todo de que los bebés se familiaricen con libros y bibliotecas desde el principio,” explica Chantal Mpofu, originaria de Zimbabwe. “Mathew, el bebé que cuido, y yo nos hemos hecho miembros, ” añade orgullosa la niñera. ¿Y los tres hijos de Chantal? “No, ellos viven con mi madre en Zimbabwe. En nuestro pueblo no hay biblioteca. . . Sólo los veo en diciembre y el resto del año les envío lo poco que gano. Mi sueldo da para mucho allí, pero dudo que puedan comprar también libros con él”.

 

Es así como la Pram Jam es también triste recuerdo de un pasado que sobrevive. Las estadísticas indican que un 90% de las niñeras son negras. Madres al cuidado de los hijos de familias blancas, mientras los propios crecen en las zonas rurales a cargo de abuelas y tías. Una imagen cercana a famosa Europeans Only, captada por el fotógrafo sudafricano Peter Magubane en 1956.

“Yo siempre explico que tuve tres madres, y la mía no fue una infancia inusual” cuenta Bridget, una pensionista blanca y usuaria de la biblioteca. “Mi madre biológica; Emma Gijana, mi niñera xhosa de los cero a los diez años, y Tryphina Quengula, la niñera pedi que contratamos después de la muerte de Emma, una muerte que sentí como la de alguien muy cercano”. Y añade en broma: “Pero a nosotros no nos llevaban a la biblioteca, sino que pasábamos horas gateando entre las piernas de nuestras niñeras, sentadas en la calle, mientras nuestras madres hacían la siesta en la casa”. También Emma, como Chantal, visitaba sólo una vez al año a su hija Salome en el Transkei. Creció con su tía y estudió enfermería en Johannesburgo con el dinero que Emma les enviaba. “Allí conoció a un doctor zulú, se casaron y ahora viven en Kwazulu Natal. . . Lo sé porque de algún modo se enteró de la muerte de mi madre y nos envió una carta dándonos el pésame”, explica Bridget.

White Boy, Black Nanny from Rob Manning on Vimeo.

La historia de Bridget no es única: esas niñeras, entonces y ahora, cuidaron de esos niños como si suyos fueran. Sin embargo, recuerda la profesora Jacklyn Cock -quien investigó este fenómeno en los ochenta -, esta división socializaba a los niños blancos en la ideología dominante del orden racial del apartheid.

Su estudio, explica Cock, “continúa siendo hoy relevante, en lo que se refiere al traspaso de la responsabilidad y cargas de la reproducción social a la clase trabajadora negra”. Y añade que si bien la realidad social ha cambiado desde entonces, "las cosas no son muy diferentes en este sector. Los hijos de las niñeras continúan creciendo sin la presencia de la madre, a cargo de la abuela, la tía o incluso la hermana mayor, perpetuando un círculo vicioso de pobreza, cuidado inadecuado y educación interrumpida”.

Compromiso y música (84): No debe ser bueno tanto romanticismo

Por: | 12 de julio de 2014

Es posible que sea culpa de este verano que no acaba de arrancar pero buscábamos música que nos invitase a bailar y divertirnos y al final hemos seguido otros derroteros más románticos. Aquí están los últimos temas musicales que hemos descubriendo y, más o menos, nos han gustado. Como de costumbre hay un poco de todo, aunque esta vez quizás nos hemos pasado un poco con Nigeria. Los dos primeros vídeos son muy potentes, los siguientes un poco más flojos aunque la música no esté mal. También comentar que de la mayoría de los artistas que presentamos hoy es difícil conseguir información.

El verdadero nombre del rapero nigeriano Phyno es Chibuzor Nelson Azubuike. Nació y se crió en estado de Enugu, siendo el cuarto de cinco hermanos. En 2003, tras terminar la universidad, comenzó su carrera como productor. Él ha estado detrás de alguno de los grandes éxitos de la música nigeriana de la última década. En 2010, decidió dar un cambio a su vida y se trasladó a Lagos donde comenzó su carrera como rapero. Ha sido uno de los grandes promotores del rap cantado en Igbo, pero en su álbum presentación, No guts, no glory, que lanzó a finales de 2013, utiliza también el inglés y el pidgin. De él nos llega este nuevo video perteneciente al tema O set en el que colabora el dúo P-Square.

 

Seguir leyendo »

Compromiso y música (83) No nos gustan las polémicas

Por: | 05 de julio de 2014

Hoy queríamos celebrar fiesta y bailar con los últimos temas que nos han ido llegando del continente y, sin quererlo, nos hemos encontrado con algunas discusiones a lo largo del camino. Nosotros no opinamos, solo presentamos los hechos y que cada uno saque sus propias conclusiones, eso sí, sin dejar de bailar.

Empezamos con lo menos polémico del día, un poco de coupé-décalé. Un ritmo que nos traslada automáticamente a Costa de Marfil y a su diáspora parisina. Uno de sus principales representantes es Serge Beynaud que acaba de lanzar el tema Taléhi. Nacido en Abiyán, Serge empezó su carrera musical en solitario en 2007, pero fue en 2011 cuando comenzó a ser verdaderamente conocido con el lanzamiento de su primer álbum, dado el éxito que alcanzó, se trasladó a vivir a París, donde reside en la actualidad.

 

Seguir leyendo »

Identidad africana en el fútbol y 'fair play'

Por: | 01 de julio de 2014

Por Analía Iglesias

Solo cinco de los 54 socios africanos de la FIFA llegaron a este Mundial de Fútbol en Brasil. Y únicamente dos han pasado a octavos: Nigeria y Argelia (aunque algunos jugadores argelinos prefieran representar al mundo árabe que a África). Las confederaciones sudamericanas y europeas se adjudican la mayoría de los cupos del campeonato mayor del fútbol mundial, aunque sus asociaciones miembro suman algo más de 60 (frente a las 100 de Asia y África).

Otra vez, el mundo mal repartido.

Y, sin embargo, la alegría -que no es sólo brasileña-, la traen selecciones como la de Nigeria, jugando bien, fuerte y… sonrientes. ¿Alguien vio alguna vez a un portero más feliz y amable que Vincent Enyeama?

Vincent_Enyeama_-_Hapoel_Tel-AvivVincent Enyeama, el actual portero de la selección de Nigeria.

Hace unos días, se midió contra Messi, cuerpo a cuerpo, enérgico y concentrado, pero al finalizar cada jugada, le salió la sonrisa, la broma y la palmadita de amigo a su contrincante. Eso es fair play.

Seguir leyendo »

Ir a ver a Thomas Sankara y sentirlo

Por: | 29 de junio de 2014

Autor invitado: Nuno Cobre (*)

Última entrega de la serie Viaje a Burkina Faso, ver aquí 

Gaston me dejó en Uagadugú antes de la tres de la tarde y llamé a Joana.“Hazlo,vete a ver a Sankara, me dijo. Presioné varios números de mi móvil e Idrissa se presentó. “Quiero ir a ver la tumba de Thomas Sankara, le informé. Idrissa resolló, deformó toda la cara, “ese sitio” o algo parecido llegó a decir. La negociación fue dura pero el taxista burkinés acabó poniendo en marcha su abollado Mercedes verde. Nos dirigíamos al cementerio Dagnoënal Este de la ciudad, a través de un paisaje que se iba deteriorando paulatinamente, alejándose, y mostrándonos otra cara de la ciudad compuesta por los descartados.

Thomas-Sankara
Thomas Sankara

“Ya casi estamos”, sonó la resignada voz de Idrissa. Dando saltos en el desguazado Mercedes nos introducimos en un llano de tierra seca y arbustos desperdigados, trozos de cemento aquí y allá. Idrissa seguía quejándose, preguntándome temeroso si realmente quería ir a ver la tumba de Sankara, a lo que yo respondía todo el rato con un “será un momento, sólo un momento”. Avanzábamos pero no veíamos a nadie. “Hay que hablar con los guardas”, repetía Idrissa mientras empezábamos a bordear el cementerio Dagnoën, el cual se hallaba protegido por un deteriorado muro de cemento. “Hay que hablar con los guardas, hay que hablar con los guardas”.

 

 

Seguir leyendo »

Compromiso y música (82): Mal de amores

Por: | 28 de junio de 2014

La entrada de hoy ha salido un poco triste porque empieza con algunas mujeres a las que les ha dejado el hombre de su vida o este no corresponde a su amor, como ellas pretenden. Al final intentaremos arreglar el asunto un poco, dándole un toque romántico a la historia aunque no sé si lo conseguiremos porque a mí nunca me han gustado mucho los finales demasiado empalagosos.

Vamos a comenzar con el tema más animado de todos porque parece que Yemi Alade se toma la historia que nos cuenta con mucho humor. Esta cantante nigeriana, de madre yoruba y padre igbo, dio sus primeros pasos artísticos en el coro de su iglesia. Desde pequeña le gustó presentarse a concurso y competiciones de canto o baile. Terminó la universidad en 2010, licenciándose en geografía, pero cinco años antes se lanzó al mundo profesional de la música. Desde entonces, ha cosechado muchos éxitos, principalmente en su país. Ahora presenta el tema Johnny, en el que nos cuenta como supuestamente el tipo ese ha prometido su amor a varias mujeres al mismo tiempo y todas lo buscan para ajustarle las cuentas.

 

Seguir leyendo »

El motor de un gran viaje

Por: | 26 de junio de 2014

Autor invitado: Carlos Garcia Portal (Charly Sinewan)

Pista a la frontera de Tanzania
No sabía, o al menos no recordaba, la existencia de un país llamado Islas Comoras.

Sin embargo hoy estoy aquí, alojado en un tranquilo hotel de Moroni y sorprendido por esta nueva chincheta en mi mapa del mundo. Me dirijo a Madagascar, pero viajo despacio, muy despacio, intentando que nunca termine. Alargando la vida, que diría Martín Caparrós, porque viajar es la única forma de engañar al tiempo.

En unos días me embarcaré por segunda vez en un carguero. En algún rincón de su cubierta anclaremos mi moto para que aguante el vaivén del océano. Si se repite la historia de unos días atrás viniendo desde Dar es Salaam, pasaré horas tumbado, combatiendo el mareo y sin poder hacer otra cosa que pensar y mirar atrás, recordando el camino recorrido hasta aquí.

Llevo cinco años dando la vuelta al mundo en moto. Primero fue Europa, Asia y Oceanía, en un viaje de ocho meses a través de veintitrés países y cientos de pequeñas anécdotas que hicieron de aquel viaje el principio de una historia. Después comencé con África, bajando por la costa oeste hasta Ciudad del Cabo. Ahora subo por el este dirección a casa, pasando páginas lentamente, intentando que nunca termine el libro.

Viajo solo pero vamos muchos en mi moto. Pertenezco a la generación de viajeros 2.0, trotamundos que compartimos nuestras experiencias a través de la red. En estos años se han ido uniendo unos cuantos miles de lectores, casi diría amigos, que me animan a seguir viajando y a compartir mis experiencias.

 

Seguir leyendo »

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas y mejorar el conocimiento y uso de los medios de comunicación en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los más jóvenes. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria' (Essays 2001-2011).

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Otros autores

Eskup

Facebook

MAPA

mapa de África

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal