Lola Huete Machado

También hay una clase media

Por: | 30 de noviembre de 2011

En todas las ciudades africanas hay enormes barrios de chabolas y pequeños promontorios de mansiones fastuosas, bien protegidas por muros y alambres espinados, que reflejan la tradicional división social que pervive en el continente: una inmensa mayoría de pobres muy pobres y unos pocos ricos, normalmente vinculados al gobierno, muy ricos. Pero esto, también, parece estar cambiando. Según el Banco Mundial, en los próximos 20 años habrá más de 43 millones de subsaharianos pertenecientes a la clase media. El fenómeno no se limitará a las mayores economías del continente: Sudáfrica, Zambia, Nigeria, Kenia o Ghana, sino que abarcará a casi todos los países.

Image1
Este grupo emergente, compuesto principalmente por jóvenes profesionales, comerciantes y pequeños empresarios (como este sudafricano), se está ensanchando a medida que las economías del continente crecen. Es normal que médicos, enfermeras, ingenieros, profesores universitarios… huyan de África en busca de los mejores salarios y de la vida digna que sus conocimientos pueden proporcionarles en el mundo occidental. Esto es uno de los principales lastres con los que cuenta el desarrollo de los países subsaharianos. Aunque todavía son muchos los que salen del continente, el flujo tiende a remitir. Cada día son más los que, por una razón u otra, deciden quedarse.

Seguir leyendo »

Vida, política y belleza en el 'peor lugar del mundo'

Por: | 29 de noviembre de 2011

La mera mención del Congo parece ir asociada la imagen de un lugar oscuro y terrible. Vienen a la cabeza expresiones como pobreza, guerra, violaciones masivas, minerales de sangre. Imágenes de niños semidesnudos que piden dinero, imágenes de rebeldes con gafas de sol luciendo sus rifles AK-47. Recuerdos del viaje al corazón de las tinieblas de Conrad. Un agujero negro en el centro de África del que nada bueno puede salir.

Clasificaciones y estadísticas como la más reciente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo no ayudan: la República Democrática del Congo (RDC) ocupa el último lugar en el ránking mundial de desarrollo humano. Es como si oficialmente, sin evitar los clichés y las expresiones simplistas y absolutas, la RDC fuera el peor lugar del mundo.

Para llegar a Goma, la capital de la región de Kivu Norte en el este de la RDC -un país enorme con unos 75 millones de habitantes-, lo más fácil es ir por tierra desde la capital ruandesa, Kigali, hasta Gisenyi, una ciudad atravesada por la frontera y que al otro lado se convierte en Goma.

La carretera que une Kigali y Gisenyi está en perfectas condiciones y es de asfalto liso y cuidado. Transcurre por valles y colinas de un verde rabioso, el ambiente húmedo se cuela por la ventanilla, mujeres con vestidos de floridos colores trabajan la tierra exhuberante y roja, niños de ojos enormes miran el autobús desde el arcén. No hay hambre en Ruanda ni en el este de la RD Congo, aquí los problemas son otros.

Valle
Un valle en la región de los Kivus (Foto: Julien Harneis / Flickr)

La frontera entre Gisenyi y Goma, junto al blanco y el azul del lago Kivu, es poco más que una valla móvil como las de los 'parkings' de ciudad. Cruzar la inmigración ruandesa es fácil, rápido, simple. Caminas unos metros, pasas junto a la valla y estás en el Congo. Pero no parece un lugar oscuro y terrible sino que es un continuo de tierra y lago y montañas y verde. Un continuo de montañas verdes y lago azul de postal o de fotografía de fondo de pantalla con su belleza irreal.

Seguir leyendo »

Sueños de fútbol en Somalia

Por: | 28 de noviembre de 2011

Por un día los medios no hablaron de Somalia como país en guerra y azotado por la hambruna. O al menos no hablaron sólo del hambre y la violencia en Somalia. 

El miércoles 16 de noviembre, los Ocean Stars se enfrentaban a los Walya Antelopes en Addis Abeba. O lo que es lo mismo: la selección de fútbol de Somalia se enfrentaba a la de Etiopía en la capital de este país. En juego, seguir soñando con ocupar uno de los cinco puestos que África tiene reservados para el Mundial de Fútbol de 2014 en Brasil. Era el partido de vuelta de la primera ronda, que da lugar a una fase de 10 grupos en la que los primeros de cada grupo se jugarán a doble partido la clasificación para Brasil.

Aunque llegar al mundial es para ambos equipos poco más que un sueño, había mucha expectación ante la celebración de este partido entre Somalia y Etiopía. También porque aunque los ‘antílopes’ eran claramente favoritos, no habían podido pasar del empate a cero en el partido de ida, celebrado en Yibuti una semana antes debido a la imposibilidad de jugar en Somalia por cuestiones de seguridad.

Etiopía empezó fuerte y a los cinco minutos consiguió marcar el primer gol de la eliminatoria a través de Omod Okwury, un delantero de 21 años. Entonces pareció que la victoria etíope iba a ser fácil y abultada pero los locales no acertaron en varias ocasiones claras y la primera parte finalizó con un arriesgado 1-0 para Etiopía.

A partir de este vídeo, en YouTube se puede ver el partido entero.

Seguir leyendo »

Compromiso político y música (II): Lucky Dube

Por: | 27 de noviembre de 2011

Estoy sentado en el porche de la chabola de zinc que comparten Abu y Gbessay en el barrio de Lumley, en Freetown. He venido a visitarlos. Es domingo por la tarde y llueve. Escuchamos a Lucky Dube mientras esperamos a que descampe. Uno de ellos, que no deja de balancearse al ritmo de la música, comenta, más bien para sí mismo: 

 — Jamaica es el país más importante de África; todo el mundo nos admira por la música de ese país, el reggae.

Yo, medio adormilado, no reacciono de inmediato. Cuando soy consciente del error le corrijo:

 — Jamaica no es un país africano, está en América.

 — No es posible — responde Gbessay— allí todos son negros y su música es la que más se escucha aquí.

Fue imposible convencerlos de lo contrario.

Es verdad que el reggae se escucha mucho en casi todos los rincones de África, pero Lucky Dube, uno de sus grandes representantes, no es jamaicano sino sudafricano. Recuerdo que aquel día escuchábamos el álbum titulado Slave.

 

Lucky Dube evolucionó desde la música pop sudafricana, donde llegó a ser muy conocido y vendió muchos discos. El cambio fue resultado de su toma de conciencia política. Convencido de que el reggae era el mejor camino para transmitir un mensaje a las masas, en 1984 publicó Rasta never dies, el primer disco de este género grabado en Sudáfrica.

Seguir leyendo »

El caso de Guinea Ecuatorial (I). Los datos del propio país

Por: | 25 de noviembre de 2011

Hace unos días, Guinea Ecuatorial votó en un referéndum si reformar su Constitución. Fue una de las pocas ocasiones en las que la prensa aprovechó para hablar de esta ex colonia española en África. El Gobierno afirmó que más del 97% de los votantes apoyaron la reforma, mientras que la oposición y varias organizaciones internacionales opinaban que se había tratado de un fraude.

Una anciana en Annobón (Foto: Pablo Manríquez / Flickr)

El caso de Guinea Ecuatorial es curiosoEl Gobierno siempre asegura que el país es un remanso de paz y prosperidad. Mientras que sus críticos siempre gritan que se trata de una dictadura que viola los derechos humanos de una población terriblemente pobre y que vive en unas condiciones muy duras. Evidentemente, lo ideal para averiguar cuál es la realidad es ir a Guinea Ecuatorial (GE), pero dado que, por el momento, esto no es posible, partiremos aquí de la información que el propio Gobierno de GE da por buena sobre su país.

La titulada Página Oficial del Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial ofrece información precisamente oficial sobre este Estado. La página Guinea Ecuatorial en cifras contiene datos e índices sociales y económicos. Sólo hay un índice que hace referencia a los derechos humanos: ‘Nivel de respeto a los derechos humanos, comparativa’. La información procede del Global Peace Index, elaborado por el Institute for Economics & Peace con la colaboración del Economist Intelligence Unit. En un pequeño gráfico se compara a GE con España y Estados Unidos (EEUU). El gráfico indica que en 2010, EEUU y GE tenían 3 puntos y España 2. No se ofrece ninguna otra información, ni se dice que las puntuaciones en el Global Peace Index van de 1 (la mejor) a 4 (la peor) ni qué lugar ocupan estos tres países en la clasificación general.

Seguir leyendo »

Un Marruecos sin estereotipos

Por: | 24 de noviembre de 2011

Autor invitado: Moeh Atitar

Marruecos es la puerta a África. Acostumbramos a retratar al continente desde el Norte armados con una serie de tópicos del Sur, que trasladamos con ímpetu a las fotografías, y Marruecos, a pesar de ser uno de los países más cercano a nosotros, no se escapa de estos clichés.

Las miradas de tres fotógrafos, Manuel Sonseca, José María Díaz Maroto y Evaristo Delgado huyen de acercamientos al uso, tal como se puede apreciar estos días en la Galeria Gloria de Madrid. Un conjunto de imágenes en las que impera, naturalmente, el estilo personal y bien diferenciado de cada uno de los autores, pero con un fin compartido: eludir esos lugares comunes; a saber: típico aguador, típicos curtidores de cuero, típico encantador de serpientes o típicos rincones folclóricos inmortalizados hasta la saciedad.

FOTOMANUELSONSECA

Seguir leyendo »

Viaje de vuelta: destino Benín

Por: | 23 de noviembre de 2011

Autora invitada: Aurora M. Alcojor (autora del blog Por fín en África)

Alphonse Zannou debió de ser uno de los primeros africanos en instalarse en España. Corría el año 1968 cuando este pintor beninés recaló en nuestro país tras pasar por Francia, adonde había llegado atraído por esa Europa en la que, creía, todos eran ricos. Era el más pequeño de una familia de seis hermanos y prometió a su madre, viuda, que pronto volvería. Pero entre unas cosas y otras, las dificultades económicas, los hijos, el trabajo… los años pasaron y ha tardado casi cuatro décadas en volver a pisar su país de origen. Este es el punto de partida, tomado de la vida real, de La puerta de no retorno, la cinta en la que Santiago Zannou, ganador de tres Goyas por El truco del Manco, enfrenta a su padre con su pasado y nos ofrece a los espectadores un poco de esa África real que a veces es tan difícil ver.

  

Seguir leyendo »

Le rap au Sénégal: plus qu' une musique, un combat (1)

Por: | 22 de noviembre de 2011

Matador@HaessnerVersión en castellano

Une grosse caisse... Un car rapide qui passe au loin. Un bruit de caisse claire qui s'estompe... Des vendeurs qui crient dans la rue. Une basse qui résonne... Des rires d'enfants qui jouent sur le sable, mêlés aux voix des femmes qui dans les cuisines s'affairent à préparer le cébbu jën (plat national du sénégal à base de riz et de poisson). Pendant que les voix des muezzins s'élèvent dans le ciel pour appeler les fidèles à la prière, d'autres, elles aussi insistantes, crient leurs espoirs, leur rage, racontent un quotidien de joies et de douleurs, dénoncent les injustices d'une société où au fil du temps,  il n'y a plus que deux classes: les riches d'un côté, les pauvres de l'autre... Loin du matérialisme à outrance du rap américain et européens et de l'apologie de la violence, les rappeurs sénégalais  s'astreignent depuis deux décénnies maintenant à garder entier l'un des principes fondamentaux du rap: parler pour le peuple.

Seguir leyendo »

El rap en Senegal: más que una música, un combate (1)

Por: | 22 de noviembre de 2011

Matador@HaessnerConsulta aquí el original en francés de Cheikh Séne

Una caja grande... Un car rapide (los minibuses azules de Dakar) que pasa a lo lejos. Un ruido claro de caja que se difumina... Vendedores que gritan en la calle. Un bajo que resuena... Risas de niños jugando en la arena, mezclado con voces de mujeres que preparan en las cocinas el cébbu jen (plato nacional de Senegal a base de arroz con pescado). Mientras las voces de los muecines se alzan al cielo para llamar a los fieles al rezo, otros gritan sus esperanzas, su rabia, cuentan la alegría y el dolor cotidianos, denuncian las injusticias de una sociedad donde ya no hay mas que dos clases: los ricos de un lado, los pobres del otro.... Lejos del exceso de materialismo del rap americano y europeo y de la apologí­a de la violencia, los raperos senegaleses se esfuerzan desde hace dos décadas por mantener intacto uno de los principios fundamentales del rap: hablar por el pueblo.

Seguir leyendo »

Quiero ser como Keita

Por: | 21 de noviembre de 2011

No hay rincón de África en el que no se juegue al fútbol. Bueno, quizás en Liberia, donde, por eso de sus lazos con los Estados Unidos de América, se practica más el baloncesto. Por todas partes se encuentran campos de fútbol improvisados: las líneas trazadas con un palo y las chanclas delimitando las porterías. Los niños corren y patean cualquier objeto que se preste a ello: latas, botellas o pelotas fabricadas con telas, gomas… Tener un buen balón es el sueño de muchos de ellos y, cuando lo consiguen, lo utilizan hasta que se desintegra. En tanto en cuanto haya algo a lo que se le pueda dar patadas, habrá un partido de fútbol.

Image1              Niños jugando al fútbol en una aldea de Sierra Leona. Fotos: todas de Chema Caballero.

Desde horas antes del partido de la selección nacional de cualquier país, el estadio de fútbol empieza a llenarse. Los que no pueden acudir a él se pegan a los receptores de radio. Todo el mundo está pendiente del juego y el país se paraliza. Entonces sucede que no se ve todos los días: una ciudad africana en silencio. Solo las voces de los comentaristas y el aliento contenido de los oyentes indican que todavía queda algo de vida. Pasa lo mismo, sobre todo los fines de semana, cuando miles de personas acuden a los “cines” a ver los partidos de la Premier League, a media mañana o primeras horas de la tarde, y, luego, empalman con los de la Liga española. También se siguen las competiciones europeas y la Copa África de Naciones. El fútbol es tema de discusión, de peleas, levanta pasiones y mueve apuestas, como en cualquier otra parte del mundo. Al menos, en esto África no es diferente.

Seguir leyendo »

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Otros autores

Eskup

Facebook

MAPA

mapa de África

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal