Lola Huete Machado

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Otros autores

Eskup

Facebook

MAPA

mapa de África

Se ofrece ciudad maravillosa: Kigali

Por: | 20 de agosto de 2014

Autor invitado: Cheikh Fall (bloguero senegalés)

Podríamos hacer un recorrido histórico por el genocidio de Ruanda en el que más del 10% de la población fue masacrada; podríamos recordar que este país quedó totalmente destrozado y necesitaba ser reconstruido por completo tanto en el plano económico, como en el social, el cultural y el político... Pero no, veinte años después preferimos hablar del milagro ruandés.

Ruanda, nación independiente desde 1962, es miembro de la ONU desde el 18 de septiembre de 1962, y de la Unión Africana desde 1963. Es asimismo miembro de la Commonwealth desde 2009. Un Estado muy joven por tanto en el mapa internacional, pero expuesto a los desafíos que presenta su reconstrucción tras los trágicos sucesos de 1994. Hay muchos factores que nos inclinan a considerar a Ruanda como un país próspero y utópico. Son muchos los que nos llevan a hablar del contraste entre el pasado y un presente que muestra a la ciudad de Kigali (capital de Ruanda), como un modelo a imitar en todo el continente. Con previsión y visión de futuro

Kigali1

El propósito de este texto es que conozcan y se enamoren de la ciudad de Kigali, y confío en que los líderes africanos que manejan proyectos reales pero aún incipientes encuentren mi oferta atractiva.

 

Seguir leyendo »

Achetez Kigali, elle est à vendre

Por: | 20 de agosto de 2014

Autor invitado: Cheikh Fall (*)

Plus besoin de faire ce rappel historique du génocide qui a massacré plus de 10% de la population rwandaise. Plus besoin de rappeler que ce pays s’est retrouvé déchiré et complètement à reconstruire sur le plan économique, social, culturel et politique. En vingt ans, nous parlons aujourd’hui du modèle rwandais. Indépendant depuis 1962, le Rwanda est membre de l'ONU depuis le 18 septembre 1962 et de l'UA depuis 1963. Il est aussi membre du Commonwealth of Nations que depuis le 29 novembre 2009. Un très jeune état sur le plan international car exposé aux défis de la reconstruction après les douloureux événements de 1994.

Autant de facteurs qui pourraient rendre le rêve d'un Rwanda prospère utopique. Autant de facteurs qui amènent à parler de contraste entre le passé et un présent exposant la ville de Kigali (capitale du Rwanda) comme modèle à reproduire un peu partout en Afrique. Je vous vends Kigali à travers ce billet et j’ose espérer que la marchandise trouvera preneur chez nos leaders africains aux projets encore embryonnaires et trébuchants.

Ma déclaration d’amour à Kigali

Je suis amoureux. Je suis tombé sous le charme de cette jeune fille. Toute belle, claire et brillante de sa beauté fraîche. Oui, je m’avoue vaincu, séduit et complètement sous le charme de cette dame aux mille collines. Toute rouge vêtue, elle offre toutes ses formes toutes généreuses couvertes par une légère coiffure verte. A en croire, elle ne séduirait que des jeunes. On s’y plaît à y errer avec les regards innocents et fragiles, les sourires simples et légers, son parfum séduisant et doux. Oui, Kigali est une ville séduisante et qui peut très vite rendre amoureux n’importe quel bel homme africain. Haute de ces 1400 mètres d’altitude et prenant sa sieste sous l’équateur, son vent frais et agréable tournant autour de 18 à 20 degrés, elle reste aussi généreuse en eau et en forêt.

Tel un artiste, tes tableaux peignent pour les yeux un paysage très doux aux décors verdoyants. Remontant tes pentes et se laissant guider par tes versants, mouvant à travers les sommets de tes collines, tu nous offres à la fois ciel et terre. Toute proche des nuages, le bleu du ciel se marie avec la terre ocre de tes maisons. Le climat paisible témoigne de la grande volonté de la population à regarder devant.

Le passé douloureux fait partie de ton histoire mais tu as bien su, comme une vaillante dame de fer, rebondir de tes cendres.

Je m’appelle Cheikh Fall et je veux t’épouser.

 

Kigali
Vue dégagée à partir de mon hôtel sur les quartiers de la ville de Kigali

 

Seguir leyendo »

Un cine que agoniza

Por: | 18 de agosto de 2014

Autor invitado: Tanguy Blais (realizador de cine de Costa de Marfil)

Es algo triste y evidente: el cine de Costa de Marfil agoniza, como en la mayor parte de los países africanos, si exceptuamos la pujante industria de Nollywood. Y lo hace por la conjunción de una serie de factores que incluyen la piratería a escala industrial, la desaparición de los cines, reconvertidos en lugares de culto para diferentes iglesias evangelistas, y la falta de financiación

Hubo una época diferente y no tan lejana, donde triunfó Timité Bassori, con La femme au couteau, la primera película marfileña, que hizo soñar a los cinéfilos del país. Lanciné Kramo Fadiga firmó Djéli en aquellos días en los que Costa de Marfil figuraba en un lugar de honor en el Festival Panafricano de Cine de Uagadugú (Fespaco). Hubo otros nombres y otras películas que pusieron al país a la vanguardia de la industria del cine africano, si es que tal cosa existió alguna vez: Roger Gnoan M’Bala  con Au nom du Christ, Henri Duparc con Rue princesse, Yéo Kozoloa y Désiré Ecaré. Hasta aquí algunos de los grandes del cine marfileño que, desgraciadamente, pierde velocidad a causa de la falta de organización del sector.

 

Un mal profundo aqueja al sector cinematográfico marfileño, además de lo anteriormente expuesto: no existe, en estos días, ninguna disposición institucional que reglamente o proteja eficazmente la profesión de cineasta. Sí que se han aprobado algunas leyes dispersas por aquí y por allá, pero favorecen un espacio para la anarquía. Como el decreto 2008-357 del 20 de noviembre que reforma la Burida (Oficina Marfileña de los Derechos de Autor por sus siglas en francés) y que estipula que ésta es el único organismo de este tipo en el país, habilitado para asegurar la explotación y protección de estos derechos en fotogramas y videogramas en todo el territorio marfileño. O la ley 96 - 564 del 25 de julio de 1996 que protege las obras artísticas. Sin embargo, estas leyes no reciben el apoyo de decretos que deben favorecer su aplicación. Algo que  provoca la creación de un auténtico vacío jurídico.

Otro problema fundamental del cine marfileño, que ya hemos mencionado, es la cuestión de la financiación de la producción cinematográfica. El cine cuesta caro. Las autoridades marfileñas han mostrado siempre, a través de los diferentes regímenes que se han sucedido, su incapacidad para apoyar financieramente este arte y, sin un sostén financiero del estado o de estructuras especializadas, el cine no será siquiera una sombra de sí mismo. Etalón de bronce en la vigésimo segunda edición de Fespaco, Le mec idéal,  de Owell Brown, un realizador de la generación más joven de cineastas marfileños, fue producido con fondos privados, por ejemplo. 

 

 

Los Fondos de Ayuda a la Creación (FAC) que permitieron la realización de muchas obras maestras del Séptimo Arte marfileño ya no funcionan. En 1996, 1997 y 1998 el país se benefició de una ayuda excepcional de 1.200 millones de francos CFA a través del  Centro Nacional de la Cinematografía (CNC) de Francia. Después, nada más. Los realizadores han sido abandonados y sólo unos pocos valientes solicitan ayudas de la Unión Europea destinadas a países del Tercer Mundo en el marco de los Acuerdos de Lomé V. Pero las condiciones para postularse a esas ayudas son draconianas. Diría incluso que Costa de Marfil tiene un cine de mecenazgo.

También está el problema de la difusión de las obras. Para los raros realizadores que consiguen sacar una película, se presenta la cuestión de la difusión de las películas en los planos nacional e internacional. El lugar por excelencia de la expresión de un cine sigue siendo una sala de cine. A día de hoy, Costa de Marfil carece de salas de proyección. En Abiyán quedan Prima-vera y Sococé la Fontaine. Los otros cines se han transformado en salas de espectáculo o lugares de culto. 

O el problema de lo mínimo del mercado nacional. La mayor parte de las películas marfileñas es mal vendida y no se encuentra en el continente africano. Algo que provoca también nuevas cuestiones, como la de la distribución y que convierte a aficionados y piratas en los maestros del juego. El boom de los vídeos, DVDs y otros aparatos de reproducción constituye un verdadero peligro para el cine marfileño. Estos dispositivos, los pendrive y las tarjetas de memoria se consiguen a precios ridículos en el mercado, lo que permite que cualquier ciudadano tenga su propia sala de cine en casa. La comercialización de CDs pirata en todas las esquinas constituye la fuente de aprovisionamiento natural de entretenimiento de la población. Nadie tiene ya necesidad de presentarse en un cine a ver una película por 1.500/2.000 francos CFA, cuando podemos conseguir tres cedés diferentes cada uno con más de diez películas por ese precio o menos. 

La adopción de un decreto en el año 2008, que estipula la creación de una oficina marfileña del cine financiada con un millardo de francos CFA, nos hizo soñar. Volver a retomar esta iniciativa y abrir otras perspectivas podría dar un respiro al sector. Pero no es ése el caso que constatamos sobre el terreno cuando, por ejemplo, pedimos a realizadores locales (que ya han sufrido para conseguir financiación) que paguen una suma como autorización de rodaje en el terreno. Cuando somos conscientes de estas situaciones, comprendemos que la voluntad de insuflar nuevo aire a nuestro cine no existe.

 

 

Tras esta reflexión un tanto negativa, debo decir que creo con firmeza que el cine de Costa de Marfil puede resurgir. Sólo es necesario seguir cualquier cadena de televisión africana para saber que la producción de películas marfileñas llega a todas las esquinas del continente. Ma famille, Dr Boris, Nafi, Class’ A son algunos de los telefilmes de éxito que se conocen en toda África. Las telenovelas a la marfileña han permitido, en un periodo en el que no se han producido largometrajes más “clásicos”, resituar al país. La originalidad de las historias, que rompen con los escenarios tradicionales en las producciones africanas, seduce dentro y fuera. Digitales y por tanto, menos costosos, estos productos pueden marcar el regreso del cine marfileño a lo más alto. Los realizadores están ahí, los actores también.

Compromiso y música (87): Todo termina

Por: | 16 de agosto de 2014

El azar ha querido que sean mujeres todas las artistas que nos presentan sus últimos éxitos en la selección musical de esta semana. Eso sí, cada una con su propio estilo e historia. Como tantas otras veces hemos reservado el tema que más nos gusta para el final.

Comenzamos con un vídeo que es bastante divertido, además de tratarse de una colaboración entre dos grandes artistas nigerianas, Waje y Tiwa Savage. El nombre de la primera es un acróstico formado por las iniciales de Words aren’t just enough y durante mucho tiempo hizo coros y colaboraciones con P-Square, lo que ayudó a lanzar su carrera. Tiwa, la más sexi de las dos, apareció en esta sección hace unas semanas ya que es una de las artistas que participan en el vídeo de la campaña Africa Rising. Ella lanzó su primer disco en 2013 y desde entonces su éxito ha sido espectacular.  El vídeo también cuenta con la participación de la cantante y actriz Omawumi. Un gran plantel para contar la historia que hay detrás de este tema de amor y engaños que se titula Onye.

 

Seguir leyendo »

Escritoras africanas al sol

Por: | 14 de agosto de 2014

Afribuku acaba de publicar un artículo en el que sugiere diez lecturas africanas para el verano casi a la par que Wiriko, que se ha hecho eco de las novedades editoriales africanas en lo que va de año además de aventurar una tentativa de previsión de las que nos llegarán en otoño. En ambos listados y como no podía ser de otra forma, reina la nigeriana Chimamanda Adichie con su última obra, Americanah, un tratado de sociología en forma de novela de 600 páginas donde filosofa sobre conceptos como la raza, la identidad, los prejuicios y, last but not least, el pelo afro.

Hay otras listas de publicaciones especializadas que recomiendan lecturas africanas para todas las estaciones y en las que destacan otros nombres de mujer. Qué leer, por ejemplo, se decide por una firma clásica: Nadine Gordimer, Nobel sudafricana fallecida este año y nombre clave de la literatura universal. Rebuscando entre los artículos archivados en  materia literaria en internet, encontramos las recomendaciones de Guinguinbali por boca de Sonia Fernández Quincoces o dos estupendas entradas consagradas a las letras femeninas del continente en el blog Por fin en África: aquí y aquí

Sin embargo, no es un mal momento para recordar que pese al trabajo de librerías como La Oriental y de editoriales e instituciones como Baile del Sol o Casa África, la riqueza literaria del continente vecino no está muy presente en nuestras vidas. Y menos, la que viene firmada por mujeres.

 

Seguir leyendo »

La otra Nigeria

Por: | 12 de agosto de 2014

Por Paul Collier y Acha Leke (*)

Nigeria tiene últimamente demasiada mala prensa, en gran medida debido al rapto por el grupo islamista Boko Haram de más de doscientas estudiantes en abril, como parte de una brutal campaña de secuestros, atentados y asesinatos. Pero, si bien estas cuestiones ciertamente ameritan la preocupación internacional, no se debe permitir que oscurezcan los recientes logros de Nigeria, ni que animen al resto del mundo a darle la espalda al país.

Par7940858
Niños musulmanes rezando el 28 de julio en el estadio Nacional, Surulere, en Lagos, durante la celebración de Eid al-Fitr, que marcha el fin del Ramadán. Ese mismo día una mujer suicida causó la muerte de varias personas en la zona de Kano, norte de Nigeria, una de las técnicas usadas por los terroristas de Boko Haram para llamar la atención y limitar las celebraciones. AFP PHOTO / PIUS UTOMI EKPEI


Lo que se deja de lado en la mayoría de las discusiones actuales sobre Nigeria es el sólido historial económico que ha establecido durante la última década. De hecho, un reciente estudio sobre el país, al cual el McKinsey Global Institute (MGI) dedicó un año, mostró que Nigeria tiene potencial para convertirse en una de las principales economías del mundo en los próximos 15 años.

Con aproximadamente 170 millones de habitantes, es el país con más población en África. Pero solo recientemente ha sido reconocido como la mayor economía del continente (y el puesto 26 en el mundo) tras la publicación de los datos actualizados de su PIB, que alcanzó los 510.000 millones de dólares el año pasado.

MGI estima que, entre 2013 y 2030, Nigeria podría ampliar su producto a una tasa superior al 6 % anual, lo que llevaría su PIB a superar los 1,6 billones de dólares y a convertirse en parte de las principales 20 economías del mundo. Además, si los líderes nigerianos trabajan para garantizar que el crecimiento sea inclusivo, se estima que 30 millones de personas podrían salir de la pobreza.

El problema es que Nigeria continúa siendo víctima de supuestos anticuados, que limitan sus perspectivas, especialmente entre empresas e inversores extranjeros. Por ejemplo, muchos creen que Nigeria es una petroeconomía, completamente a merced del mercado mundial de crudo. Pero el sector de recursos solo representa el 14 % de su PIB; esto implica que si bien la producción de petróleo aún es una fuente fundamental de ingresos y exportaciones, la economía nigeriana es mucho más diversa de lo que muchos suponen.

Seguir leyendo »

Flujos de la diáspora

Por: | 11 de agosto de 2014

Por Mahmoud Mohieldin y Dilip Ratha (*)

Los objetivos de la agenda de desarrollo post-2015 no pueden lograrse sin programas sólidos y una financiación adecuada. La asistencia oficial para el desarrollo asciende a aproximadamente 130.000 millones de dólares al año; si bien la inversión extranjera directa y los flujos entrantes de cartera pueden ayudar a las economías pobres, se deben encontrar fuentes adicionales de financiación para el desarrollo.

Efe-fotos-espana.9377707
Llegada al puerto de Arguineguín, en Gran Canaria, de dos de los 22 inmigrantes rescatados a 23 millas al sur de la isla cuando navegaban a la deriva tras sufrir una avería en el motor el 28 de julio pasaso. EFE/Elvira Urquijo A.


Un recurso poco explorado es la financiación de la diáspora – es decir, las remesas y los ahorros ganados por los ciudadanos de un país que trabajan en el extranjero y envían dinero a casa, a sus familias y amigos. El reto es canalizar estos ingresos con eficacia.

Hay más de 230 millones de migrantes internacionales en todo el mundo, que conforman una población que es mayor a la del quinto país más poblado del mundo, Brasil. La estimación de 2,6 millones de millones que ellos ganan anualmente supera el PIB del Reino Unido, la sexta economía más grande del mundo. Gran parte de este dinero es gravado y gastado en los países de acogida. Sin embargo, si se supone una tasa de ahorro del 20% (cerca de la media para los países en desarrollo), esto implica que el total anual del ahorro diáspora alcanzaría a más de 500.000 millones.

Seguir leyendo »

Robo y surrealismo en Mozambique

Por: | 08 de agosto de 2014

Autor invitado: Carlos García Portal (Charly Sinewan)

 

image from http://s3.amazonaws.com/hires.aviary.com/k/mr6i2hifk4wxt1dp/14080814/73b450fb-ca11-4dfa-a775-d3627f3c4d7f.png
Capilla de San Antonio, Ilha de Mozambique

Entro al norte de Mozambique desde Zimbabue, evitando un conflicto que sigue vivo en el centro del país y que no es más que secuela de una guerra civil interminable. Se trata del país número setenta que visito y el veintiséis en África. Nunca antes había estado en un lugar en el que el robo y el engaño estuvieran tan arraigados a la cultura, ni tampoco donde mendigar fuera un hábito tan normal para muchas de sus gentes. Si tienes más que yo, aunque no lo necesite realmente, te pido que me lo des o intento quitártelo si nadie me ve hacerlo. ¿Pero por qué pasa esto aquí y no en otros lugares con carencias y necesidades similares?. No tengo la más remota idea, pero puedo asegurar que es así y que no es la percepción sesgada de un viajero que pasa deprisa. Cualquier occidental que vive en la zona lo confirma e incluso la propia gente local se protege de ello constantemente. 

Seguir leyendo »

Nigeria: Will 2015 Matter?

Por: | 07 de agosto de 2014

Por Chido Onumah

It is perhaps fitting that President Obama has called for a meeting with African leaders in Washington DC on the eve of a touchy presidential election in Nigeria in 2015. It is an election that many have said could make or mar Nigeria. Of course, the outcome does have implications for both the sub-region and the larger global interest on the continent.

200341347
Chinedue Nebo, minister of power for Nigeria, speaks during a forum on African energy and innovation at the Newseum in Washington, D.C., U.S., on Monday, Aug. 4, 2014. A two-decade surge in growth in Africa suggests the poorest continent is starting to come to grips with its challenges and has raised the prospect of the 'African lions' emulating the 'Asian tiger' economies in the 21st century. Drew Angerer/Bloomberg


The press statement announcing the Washington DC summit said it aims “to further strengthen ties with one of the world’s most dynamic and fastest-growing regions… build on the progress made since the President’s trip to Africa last summer, advance the Administration’s focus on trade and investment in Africa, and highlight America’s commitment to Africa’s security, its democratic development, and its people”.

These are very broad objectives and the fulfillment, no doubt, will depend a lot on what happens in Nigeria. Nigeria is home to about a quarter of Africa’s population and has the largest economy, at least on paper. But it is also a deeply troubled country.

Understandably, for the US, there is more than a passing interest in Nigeria’s 2015 election. A few years ago, its National Intelligence Council (NIC) predicted that Nigeria may be a failed state from 2015. Are we closer to that prediction as Nigeria prepares for its next presidential election on February 9, 2015? The answer seems to be yes!

2015, for obvious reasons, will be a defining year for Nigeria with different groups in the country laying claim to the presidency, a crisis-laden ruling party, the People’s Democratic Party (PDP), a presidency that is buffeted by an intractable insurgency, an opposition that is seen as no different from the ruling party and citizens that have all but lost hope about the ability of the state to protect lives and property.

Seguir leyendo »

Mamá, me voy a luchar contra el ébola

Por: | 06 de agosto de 2014

Cruz1
Todas las fotos de Pepe Naranjo


“No es miedo, tengo respeto. Bueno, en realidad sí tengo miedo, pero es más bien miedo a perder la concentración. Somos humanos y aquí no hay margen de error”
. Quien habla así es Laura López, una joven enfermera de Mislata (Valencia) que acaba de llegar a Sierra Leona para aportar su granito de arena en la lucha contra el ébola, esa epidemia que está a punto de llegar a las mil víctimas mortales y se extiende por cuatro países de la región. Junto con once compañeros de Cruz Roja Española forma parte del núcleo duro de la Unidad de Respuesta de Emergencia enviada hasta aquí. Este martes, los españoles hicieron un viaje de seis horas desde Freetown hasta Kenema, donde van a levantar un hospital para atender a los enfermos. Este periodista les acompaña durante todo el camino, durante su viaje hasta el corazón del ébola.

  CubetaLa cita es a las diez de la mañana en el hotel Kingdom Family, en la capital sierraleonesa. Este es el punto de partida, el lugar donde han pasado la noche los voluntarios de Cruz Roja. El jefe de equipo, el navarro Joaquín  Mencos, y el logista, el grancanario Enrique Suárez, llevan tres días en Freetown organizando todos los detalles. La salida, sin embargo, se retrasa. Falta un vehículo. Pero a las doce está todo listo. Al final son dos 4x4 y una furgoneta, a las que se adhieren las pegatinas con los logotipos de la Cruz Roja, salvoconductos que nos abrirán alguna que otra puerta. Enrique Suárez, un viejo conocido de otras batallas, como el huracán Mitch o la inmigración en Canarias, se queda en la capital terminando de solucionar problemas. En eso nadie le iguala.

Viajo en la furgoneta. Delante, Antoni Martí, de Gandía. Justo detrás, Salvador Martínez, murciano residente en Alicante, la madrileña Irene Blázquez y un servidor. Una fila más atrás, Lucía Benavent, de Alcalá de Henares, la valenciana Laura López y el pamplonés Pablo San Julián. Y cerrando filas, el también valenciano Enrique Villoslada y la doctora toledana Manuela Cabero. En los otros coches se encuentran el ya mencionado Joaquín Mencos, Juan Pablo Arias, de Guadalajara, y la madrileña Pamela Bartlett. Hay un poco de todo. Un profesor de Informática, un policía, un técnico de mantenimiento, enfermeros, una médico, una desempleada… Vidas normales y corrientes hasta que un día llega una alerta al móvil y en unas horas te pones el chaleco de Cruz Roja y sales corriendo a un terremoto, una epidemia de cólera o un brote de ébola como este. Sin pensárselo dos veces. 

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal