Ir a Planeta Futuro
Lola Huete Machado

Partos: la importancia de llegar a tiempo

Por: | 15 de febrero de 2015

Por Faith Schwieker-Miyandazi (Médicos Sin Fronteras, Sudán del Sur)  

MSB16255_Medium
Unos padres abrazan a su recién nacido en Yambio (Sudán del Sur / Todas las imágenes de este post han sido tomadas por Matthias Steinbach
 

1. Llegada y diagnóstico

En la luminosa mañana del 3 de noviembre de 2014, Adem, madre de tres hijos y de 29 años de edad, llegó a la sala de maternidad del hospital del estado Yambio. Tenía contracciones muy fuertes y estaba a punto de dar a luz.

Al mirar su historial médico y obstétrico, nuestro equipo descubrió que Adem había sido sometida a una cesárea el 3 de noviembre de 2013, exactamente un año antes. Lamentablemente, debido a las complicaciones que surgieron durante el parto y a que había llegado demasiado tarde al hospital, acabó perdiendo a su bebé.

Este hecho significaba que, aproximadamente tres meses después de aquella cesárea, Adem se había vuelto a quedar embarazada. Ésta es una práctica común entre las mujeres de Yambio; cuando una madre pierde a su bebé durante el parto o por culpa de un aborto involuntario, tratan de concebir otro hijo inmediatamente después. Están acostumbradas a ver cómo muchos de sus niños no salen adelante, y piensan que si traen a otro bebé al mundo podrán aliviar la triste experiencia que han vivido. Sin embargo, lo que probablemente Adem no supiera entonces es lo peligroso que puede resultar quedarse embarazada tan pronto.


2. Tomar una decisión difícil

Aquella experiencia traumática marcó profundamente a Adem, y eso le llevó a tomar la decisión de que la siguiente vez daría a luz en su casa y no en un hospital. Sin embargo, cuando las cosas empezaron a complicarse de nuevo, sus familiares decidieron trasladarla hasta aquí. Demasiado tarde para ella porque el parto estaba muy avanzado.

Dar a luz en casa es lo habitual en Sudán del Sur. La mayoría de mujeres tienen miedo de acudir a un hospital porque no son conscientes de las ventajas que supone tener a un niño en un centro preparado; también influyen sus creencias culturales y otros factores socioeconómicos.

Para intentar frenar la pérdida de muchas vidas a causa de estas creencias, los equipos de educación y comunicación de Yambio tratan de concienciar y sensibilizar a la comunidad  sobre estos temas.

El hecho de que la cicatriz de Adem fuera tan reciente, agravado por el riesgo inminente de que se produjera una ruptura uterina, llevó a los médicos a tomar la decisión de realizarle otra cesárea. Sin embargo, Adem quería dar a luz de manera natural y llevó mucho tiempo convencerla, tanto a ella como su familia, de que la opción más segura para ella era hacerle esta operación. Durante la cirugía, se confirmaron los temores de los médicos: el útero de Adem se había roto.  Y aunque había costado horas convencerla a ella y a su familia de la necesidad y la urgencia de realizar una cesárea, esta vez la fortuna se puso de su lado: tuvo un niño sano que pesó 3 kilos. Los médicos habían logrado salvar tanto al bebé como a la madre.

3. Vivo y feliz

Cuando Adem recuperó la consciencia, los médicos y el consejero le explicaron lo que había ocurrido durante la operación.  

"Si hubiera perdido también a este bebé creo que no lo habría superado. He tenido suerte de haber tomado la decisión correcta cuando aún estábamos a tiempo. Estoy muy agradecida a los médicos por haber insistido tanto”, comentaba Adem, quien por fin fue consciente de las consecuencias que habría tenido el haber tomado cualquier otra decisión que no hubiera sido la cesárea. Cuatro días después, la joven mamá y su bebé fueron dados de alta en buen estado de salud.

La ruptura uterina por tener embarazos muy seguidos después de una cesárea es una de las principales causas de muerte materna. En este caso, el simple hecho de tener una maternidad con quirófano salvó la vida de Adem y su niño.

4. Algunos datos sobre Yambio

Yambio es la capital del estado de Ecuatoria Occidental, en Sudán del Sur. Este Estado ostenta la tasa de mortalidad materno-infantil más alta de Sudán del Sur (2.327 muertes por cada 100.000 nacimientos), lo que la convierte a su vez en una de las más altas del mundo (2.054 muertes por cada 100.000 nacimientos). Las prácticas culturales, las creencias tradicionales, las limitaciones sociales y económicas dificultan el acceso a la atención sanitaria. Como Adem, la mayoría de las mujeres sufren o mueren simplemente porque no tienen suficiente información sobre salud materno-infantil. Desde el año 2006, MSF ha estado trabajando en este estado apoyando diversas actividades médicas del hospital, que recibe pacientes referidos desde cualquier parte de Ecuatoria Occidental. Los equipos de comunicación y educación llevan a cabo distintas actividades de sensibilización por todo el estado, difundiendo información sobre salud y despertando el interés de las comunidades sobre estos temas.

 
5. Los equipos de educación y comunicación

Dentro del contexto de Yambio el caso de Adem no es novedoso. Y esta es una de las razones por las que los equipos salen cada mañana a la calle, con el objetivo de sensibilizar a la comunidad  y de responder a cualquier pregunta con respecto a la salud materno-infantil que madres, padres, familias enteras o la comunidad puedan tener.

Los equipos de educación y comunicación son una parte muy importante dentro del trabajo de MSF en el entorno comunitario y hospitalario y utilizan diferentes medios para hacer llegar sus mensajes. De todos ellos, la radio ha demostrado ser la manera más útil para difundir información sobre salud, crear conciencia en torno a ciertas cuestiones que a la gente le resultan problemáticas (como dar a luz en un centro de salud), o para hablar de la importancia que tienen la atención médica prenatal y postnatal.

También piden a la comunidad que aporten opiniones sobre la labor que hacen. Se han estudiado y tenido en cuenta todos esos comentarios y de hecho, en los 10 años que MSF lleva en Yambio, los equipos de educación y comunicación han contribuido significativamente a un cambio de comportamiento en la forma en que las mujeres en general, y las mujeres embarazadas en particular, acceden al cuidado médico.

Los equipos de educación y comunicación también sirven para informar y mejorar el sistema de referencias hospitalarias: se informa a la comunidad de los servicios que MSF ofrece, y también sobre dónde y cómo encontrar esos servicios. Eso sirve para que cada vez que hay un caso complicado, la comunidad local se organice para el transporte de los enfermos al centro de salud o al hospital más cercano; o para que desde los centros de salud comunales de atención primaria, se transporten a los pacientes hacia el hospital.

“Perder a una mujer embarazada y a su bebé es un hecho muy traumático para todos, sobre todo cuando se sabe que la mayoría de las muertes maternas se pueden evitar. La mayoría de ellas vienen tarde y en condiciones muy extremas. Nosotros hacemos todo lo posible para salvarlas. Al final, a pesar de que sabemos que hemos hecho todo lo que está en nuestras manos con los recursos que tenemos, sigue siendo muy doloroso perder una vida”, concluye Lisa Errol, una de las matronas de MSF.

MSB16043_Medium
Los equipos de comunicación y educación de MSF viajan por los pueblos de Yambio para concienciar y lleva a cabo talleres sobre salud. 
MSB16041_Medium
Una sesión de sensibilización para concienciar sobre la salud materno-infantil llevada a cabo por el personal de MSF.
MSB16042_Medium
Otra de las sesiones 
MSB16039_Medium
Una mañana de lunes en el hospital de Yambio: Las madres esperan poder ser atendidas por el doctor. Mientras tanto el personal de MSF lleva a cabo revisiones médicas rutinarias: presión sanguínea, control de peso….
MSB16035_Medium
Las madres participan en un curso sobre lactancia materna llevado a cabo por personal de MSF en el hospital de Yambio. Durante estas sesiones las madres tienen la oportunidad de realizar preguntas en relación a su salud y a la de su bebé.
 
 
MSB16260_Medium
Una de las salas médicas del hospital de Yambio. Aquí, durante un día normal, se forman largas colas compuestas por madres y sus bebés que acuden a revisiones regulares. Los chequeos tras el nacimiento de un bebé también se realizan en el hospital. Los equipos de comunicación y educación de MSF se desplazan para informar de que los servicios sanitarios en el hospital de Yambio son gratuitos y animar así a las madres a que acudan.
MSB16563_Medium
Las madres esperan fuera de la sala de consulta específica para bebés y niños menores de 5 años. Todos los cuidados a los recién nacidos se llevan a cabo aquí. Las consultas se realizan de manera diaria.
MSB16565_Medium
Una madre sostiene entre sus brazos a su recién nacido en la sala de cuidados intensivos/ neonatal del hospital de Yambio, Sudán del Sur. 
MSB16257_Medium
Una paciente es trasladada desde la sala de prenatal al quirófano. A veces, poder llegar hasta el quirófano puede ser complicado, sobre todo en época de lluvia. 
MSB16253_Medium
Madres participando en un taller sobre lactancia materna llevado a cabo por el personal de MSF en el hospital de Yambio. Además de explicarles la importancia de alimentar a sus bebés través de la lactancia materna, MSF les da la oportunidad de plantear las preguntas que puedan tener. 

(*) 2.327 muertes por cada 100.000 nacimientos. Ref: South Sudan 2010 household survey and Statistical Year book for RoSS of 2010; Southern Sudan Centre for the MMR for Census, Statistics and Evaluation Report, pág 82.  

(**) 2.054 muertes por cada 100.000 nacimientos. Ref: South Sudan 2010 household survey and Statistical Year book for RoSS of 2010; Southern Sudan Centre for the MMR for Census, Statistics and Evaluation Report.

Compromiso y música (103): La lista de Irene

Por: | 14 de febrero de 2015

Hace un par de semanas, Irene nos tuiteaba desde las arenas del desierto marroquí para comentar que la entrada número 100 de esta sección del blog le había traído a la memoria canciones que ella asocia con el optimismo, que le hacen reír y, a veces, saltar y dar vueltas. Le invitamos a compartir esos temas con nosotros y lo hizo tuit a tuit, cuando tenía la oportunidad de conectarse. Por eso, hoy retomamos la tradición de las listas de nuestros lectores y presentamos la de Irene. Prepararos para un viaje a través de Malí, Níger y Senegal, pero sobre todo, por las arenas del Sáhara. Entre los temas elegidos hemos encontrado alguna grata sorpresa: un artista que no conocíamos. Las siete canciones elegidas por Irene están presentadas según el orden en que las fuimos recibiendo.

La primera propuesta que nos llegó es la del tema Soya de Ali Farka Touré. Este genial guitarrista que fue capaz de aunar la música tradicional de Malí con el blues nació en 1939 y falleció en 2006. Es considerado como uno de los grandes músicos africanos del siglo XX. El tema elegido por Irene apareció en el álbum Savane que fue grabado en 2004 aunque no salió a la venta hasta 2006. Es el último de los tres discos que componen la serie Hôtel Mandé Sessions que tuvieron lugar, y fueron registradas, en aquel hotel de Bamako.

 

Seguir leyendo »

Image1Dominic Ongwen, antiguo comandante del Ejército de Resistencia del Señor, comparece ante la Corte Penal Internacional, en La Haya, el 26 de enero de 2015. Peter Dejong (POOL/AFP)

El 26 de enero, hacía su primea aparición ante la Corte Penal Internacional (CPI) el antiguo comandante del Ejército de Resistencia del Señor (ERS), Dominic Ongwen, acusado de crímenes contra la humanidad y de guerra.

Ongwen, un antiguo niño soldado convertido en señor de la guerra, compareció ante el tribunal pocos días después de ser trasladado a La Haya desde la capital de la República Centroafricana, Bangui, tras rendirse a principios de mes, diez años después de que el tribunal lanzase la orden de busca y captura contra él junto a Jospeh Kony, Vicent Otti (mandado asesinar por Kony en 2007 por participar en conversaciones de paz) y Okot Odhiambo.

Vistiendo traje azul, camisa blanca y corbata azul y verde, Ongwe se identificó a sí mismo y dijo haber nacido en Gulu, en el norte de Uganda, en 1975. Hablando en acholi, añadió: “quiero dar gracias a Dios por crear cielo y tierra junto con todos los que están en la tierra”. Luego declaro que fue secuestrado por el ERS en 1988, cuando tenía 14 años.

Durante su turno, la abogada defensora que la CPI ha facilitado a Ongwen, la senegalesa Hélène Cisse, quiso dejar claro que desde que su cliente fue secuestrado se le negó el acceso a la educación, esto podría indicar que la defensa piensa jugar con el rol de víctima del presunto criminal de guerra.

Seguir leyendo »

Por Analía Iglesias

"No hay palabra que no surja del silencio, Y cuanto más pesado sea ese silencio, más grave será esa palabra". La cita es de Edmond Jabès, un poeta judío nacido en Egipto (El Cairo, 1912 - París, 1991).

La palabra y el silencio son términos que multiplican sus posibilidades de significar, colisionar o aliarse en el seno de la amplísima y diversa comunidad musulmana, tras los atentados brutales de París. Hay 'un antes y un después' casi de Perogrullo y un 'después' que puede enriquecerse (hacia la comprensión) en el debate sosegado que desde el corazón de algunas sociedades del Islam se propugna.

En Marruecos, el más occidental de los países musulmanes, hay espacios que las palabras -algunas palabras- ocupan tímidamente. Muchas bromas hechas en la intimidad o durante las largas charlas de bar en torno al café no saltarían nunca al espacio público.

El espacio público magrebí es ese lugar reconocible por su vigoroso esplendor, su eterna alegría del "no hay problema" (porque todo puede solucionarse) y también por algunos estentóreos silencios. Es un lugar en el que las mujeres participan ya decididamente (aunque todavía reservándose algunas opiniones "de género") y un lugar algo al margen de la agenda de los medios de comunicación, porque estos "tienen su propio contexto", como matizan los expertos que -días atrás- animaron, en Rabat, una mesa redonda sobre las "Reacciones marroquíes a los atentados de París: entre la condena, la protección de lo sagrado y la libertad de expresión", organizada por el Centro Jacques Berque para el Estudio de las Ciencias Humanas y Sociales en Marruecos.

Picture 009

Mujer en la medina de Meknés.

Seguir leyendo »

Ya tenemos un Tratado de Comercio de Armas, ¿y ahora qué?

Por: | 10 de febrero de 2015

Image1
Un soldado junto a las armas incautadas a cuatro presuntos miembros de Al Shabaab, en Mogadiscio, Somalia. Foto de la ONU/Stuart Price

El pasado 24 de diciembre, el Tratado Internacional de Comercio de Armas (TCA) entraba en vigor. Se trata de la primera norma internacional que regula la venta de armas a escala mundial, pero que, posiblemente, no tenga mayor incidencia en África.

19 años han pasado desde que en 1995 un grupo de Premios Nobel impulsaran la iniciativa. En 2003, las organizaciones participantes en Armas bajo control respaldaron la idea e iniciaron una campaña a nivel mundial para apoyarla. En 2006, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 61/89 en la que solicitaba al Secretario General que recogiera la opinión de los estados miembros sobre la viabilidad de tal propuesta. La mayoría de los 94 que contestaron se manifestaron a favor, entre ellos Estados Unidos, Unión Europea, Rusia y China, estos dos últimos con algunas precisiones. Esto facilitó que al año siguiente se presentase el primer informe que serviría de base a una larga negociación que culminó el 2 de abril de 2013 con la aprobación por parte de la Asamblea General de la ONU del texto del tratado.

El artículo 22 del TCA estipula que el mismo se convertiría en derecho internacional 90 días después del depósito del instrumento de ratificación número 50. El 25 de septiembre de 2014, Argentina, Bahamas, Bosnia y Herzegovina, República Checa, Santa Lucía, Portugal, Senegal y Uruguay depositaban ante la ONU los suyos, alcanzándose, así, 53 adhesiones. En el momento de entrar en vigor ya eran 61.

De los 34 países africanos que han firmado el Tratado solo siete lo han ratificado, hasta el momento: Burkina Faso, Guinea Conakry, Malí, Nigeria, Senegal, Sierra Leona y Sudáfrica. Curiosamente, quitando el último, todos son miembros de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO).

Una vez que ha entrado en vigor el TCA, los Estados partes:

 

Seguir leyendo »

A tiros en el norte de Malí

Por: | 09 de febrero de 2015

000_Par7625070_0
Soldados de Naciones Unidas en Gao. / AFP

¿Se acuerdan de Malí? Les hablo de ese país africano que hace tan solo un par de años salía tanto en los periódicos después de que todo el norte fuera ocupado por grupos yihadistas y de que el Ejército francés llevara a cabo una intervención militar para desalojarlos. Hoy, dos años después de aquella operación bautizada Serval, en el norte de Malí sigue habiendo enfrentamientos, muerte y ocupación, una situación compleja en la que se trenzan conflictos intercomunitarios, terrorismo con tintes islamistas y lucha por el control de los tráficos ilícitos del Sahel. Y para rizar el rizo, el pasado 27 de enero, sin que el mundo se estremeciera demasiado, cuatro jóvenes fueron asesinados en Gao, la ciudad más importante de la región, por disparos de bala. Sin embargo, sus verdugos no fueron miembros de alguno de los grupos armados que campan a sus anchas por los alrededores, sino soldados de la ONU, cascos azules cuya misión es estabilizar y pacificar la región. 

Seguir leyendo »

El masoquismo de los elefantes y el resplandor de las estrellas negras

Por: | 08 de febrero de 2015

CAN es un elefante que aterrizó en el zoológico de Abiyán en 1992, coincidiendo con la llegada a la capital económica de Costa de Marfil de la única Copa de África (CAN) que el equipo nacional marfileño ha podido ganar hasta el momento. Pelearon por ella en el Estadio de la Amistad de Dakar, el 26 de enero de ese año y frente a Ghana. Desde ese día, como recuerdan con pesar los hinchas de los elefantes (apelativo del equipo nacional de fútbol de Costa de Marfil), los marfileños penan a través de un triste desierto sin trofeos, tocando apenas la CAN con la punta de los dedos en tres finales, incluida la de 2012. Ésta última se celebró en Libreville un 12 de febrero y los marfileños la perdieron frente a los chipolopolos, el equipo nacional zambiano, dirigido entonces por el francés Hervé Renard

Los marfileños son unánimes, casi, al reprochar a sus jugadores su papel de eterno favorito que no "pilla cacho", la constante frustración de las expectativas de gloria depositadas en ellos. Drogba, Gervinho, Yaya y Kolo Touré, Zokora, Romaric o Arouna Koné son estrellas que han jugado en algunos de los mejores equipos de las ligas europeas, sueldos astronómicos sobre piernas. El gobierno marfileño les promete inyectar más francos CFA en sus abultadas cuentas con primas sustanciosas anunciadas en cada CAN y cada mundial, como sucedió en el caso de Brasil el año pasado, coincidiendo con unas inundaciones dramáticas para el país. Uniformes flamantes sobre negras carnes prietas, músculos de acero, fama, prestigio... y un sólo título africano en 16 años.

Algo que ha acabado amargando a los hinchas de tal manera que se han rebautizado a sí mismos como #supportermazo, apelativo explicado de manera soberbia por el bloguero marfileño Marck Andy."El Supporter Maso (SM) es ese fan de los elefantes de Costa de Marfil que, a fuerza de acostumbrarse a las debacles de su equipo, finge ser insensible a sus derrotas. Sin embargo, en el fondo, experimenta todo lo contrario", precisa.

Lo vemos de nuevo en esta CAN que finaliza hoy, a las 20.00 horas (hora local), en el estadio de Bata (Guinea Ecuatorial) con el enfrentamiento de los elefantes y los estrellas negras de Ghana. Como en 1992. Esta vez con Renard, el artífice del triunfo chipolopolo, en el bando de los marfileños. Y con los SM debatiéndose entre la esperanza y el escepticismo, dudando si abrir su corazón a la ilusión en su equipo de nuevo. 

10835404_593833464085340_1624828994956955968_o

10923829_593700260765327_8877820334307889937_o

Seguir leyendo »

Compromiso y música (102): Diosas con mucho ritmo

Por: | 07 de febrero de 2015

Hoy tenemos una selección de temas musicales muy interesante, como de costumbre. Son novedades que nos han ido llegando durante las últimas semanas desde Nigeria, Ghana, Guinea Conakry, Angola y Senegal. No lo hemos hecho a posta, pero nos ha salido una entrada con mucho ritmo y, además, todas las artistas que presentamos son mujeres que rompen moldes y tópicos. Además, en un exceso de entusiasmo, nos hemos emocionado y hemos insertado un track bonus, algo nuevo y fresco que realmente vale la pena.

Olasunkanmi Rahanat Alonge, conocida artísticamente como Sunkanmi, es una cantante nacida y criada en Lagos, Nigeria, con ascendencia india. Mientras estudiaba geografía en la Olabisi Onabanjo University decididó que quería dedicarse a lo que más le gustaba, que era cantar y actuar. Desde hace un par de años, su nombre ha empezado a sonar con fuerza en el panorama musical nigeriano. Ahora presenta su último tema, Singale, que a nosotros nos recuerda, todo sea dicho, un poco a P-Square. Eso no quiere decir que no sea digno de que se le preste atención. El vídeo que lo acompaña es bastante poderoso, está rodado en Lagos y se suma a la moda de introducir guerreros y músicos tradicionales.

 

Seguir leyendo »

Los piratas cambian de orilla

Por: | 05 de febrero de 2015

Image1
Foto Slateafrica.

En África identificamos piratería con Somalia, pero la realidad ha cambiado bastante en los últimos a años. Ahora, el Golfo de Guinea ha tomado el relevo, tanto es así, que actualmente más de un cuarto de los ataques piratas y robos armados en el mar a nivel mundial suceden en esta zona. Por eso, sus aguas son consideradas, hoy día, las más inseguras del mundo, superando así a las del Golfo de Adén.

Desde 2007, los actos de piratería han ido en aumento en el Golfo de Guinea. Sobre todo, con la puesta en marcha de la operación de lucha contra este crimen en aguas somalíes y vecinas, las acciones piratas empezaron a decrecer en el este de África y a aumentar en el oeste. Consecuentemente, una de las preguntas que nos surgen es por qué en esta zona no se implementan medidas similares a las tomadas en el Golfo de Adén y mares adyacentes que pongan fin a esta práctica también en esta parte del continente.

En los nueve primeros meses de 2014, en el Golfo de Guinea se denunciaron 33 ataques, frente a los diez que se produjeron cerca de las costas somalís. En ambos casos, parece que son muchos más los ataques ya que bastante de ellos no se denuncian.

El Golfo de Guinea se extiende desde las costas de Senegal a las de Angola, región por donde circula gran cantidad del petróleo producido en el continente (cinco millones de barriles diarios de los nueve que produce África), muchas mercancías y un elevado número de pasajeros. Para algunas de las naciones de la zona el tráfico marítimo de mercancías supone un 20 % de todos sus ingresos. Por eso, se han calculado las pérdidas económicas que produce la piratería a los países del Golfo de Guinea en unos 1.2 mil millones de dólares anuales.

Seguir leyendo »

Escritoras africanas en la nieve

Por: | 03 de febrero de 2015

Hace frío y apetece quedarse en casa leyendo bajo una mantita, convertida en un ovillo de piel y pelo. Llueve, graniza o sopla un viento huracanado tras el cristal de la ventana y ése es el momento que ha elegido la ghanesa Ama Ata Aidoo para sentarse a nuestro lado en el sofá, discreta y sonriente, con su ancho rostro escarificado emanando esa bondad que parece capaz de derretir glaciares. Su novela Mi hermana aguafiestas, originalmente publicada en 1977 aunque totalmente actual y demoledora, acaba de salir a nuestras calles torturadas por el crudo invierno gracias a Casa África. Como explica la coordinadora de publicaciones de la institución, Estefanía Calcines, hablamos de una obra "que no ha perdido vigencia y que muestra el dilema al que se enfrenta la mujer inmigrante en Occidente, cuando por un lado intenta reafirmar su identidad y por otro se enfrenta al racismo".

Mi hermana aguafiestas es una obra peculiar, que mezcla prosa poética, prosa y estilo epistolar. Muy breve, de fácil lectura, subyugadora, experimental, nos describe tanto la realidad africana y de la diáspora como la realidad europea a través de la lúcida e implacable mirada de Sissie, una estudiante ghanesa que obtiene una beca inesperada para viajar por Inglaterra y Alemania. Sissie analiza lo que la rodea con equidistante curiosidad y sentido crítico. No se deja engañar por los oropeles de una sociedad vacía y triste, no se deja impresionar por el racismo más o menos velado y no cesa de preguntar a sus compatriotas por qué no regresan a su país, que tampoco es un paraíso, como muy bien sabe ella. Observadora, directa, desacomplejada, escribe una larga carta a su amante explicándole por qué regresa a Ghana y por qué desea que él la siga. También se describe su extraña amistad con un ama de casa alemana sin estudios, madre de un niño, profundamente desolada sobre un trasfondo gris en el que la estudiante africana resulta deliciosamente exótica y atrayente. Refleja, casi notarialmente, discusiones de africanos que se aferran a mil pretextos para no regresar a África, a pesar de la soledad, el vacío y la alienación que les atenazan en Occidente. Recuerda, sin piedad, los agravios de la colonización y la aculturización del continente africano, la plaga de los misioneros que llegaron armados con cruces y llamas.

   

Seguir leyendo »

Sobre los autores

Lola Huete Machado. Redactora de El País y El País Semanal desde 1993, ha publicado reportajes sobre los cinco continentes. Psicóloga y viajera empedernida, aterrizó en Alemania al caer el muro de Berlín y aún así, fue capaz de regresar a España y contarlo. Compartiendo aquello se hizo periodista. Veinte años lleva. Un buen día miró hacia África, y descubrió que lo ignoraba todo. Por la necesidad de saber fundó este blog. Ahora coordina la sección Planeta Futuro.

Chema Caballero Chema Caballero. Llegó a África en 1992 y desde entonces su vida giró en torno a sus gentes, su color y olor, sus alegrías y angustias, sus esperanzas y ganas de vivir. Fue misionero javeriano y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona durante dos décadas, que fueron modelo.

José NaranjoJosé Naranjo. Freelance residente en Dakar desde 2011. Viajó al continente para profundizar en el fenómeno de las migraciones, del que ha escrito dos libros, 'Cayucos' (2006) y 'Los Invisibles de Kolda' (2009), que le llevaron a Marruecos, Malí, Mauritania, Argelia, Gambia, Cabo Verde y Senegal, donde aterrizó finalmente. Le apasiona la energía que desprende África.

Ángeles JuradoÁngeles Jurado. Periodista y escritora. Trabaja en el equipo de comunicación de Casa África desde 2007. Le interesa la cultura, la cooperación, la geopolítica o la mirada femenina del mundo. De África prefiere su literatura, los medios, Internet y los movimientos sociales, pero ante todo ama a Ben Okri, Véronique Tadjo y Boubacar Boris Diop, por citar solo tres plumas imprescindibles.

Chido OnumahChido Onumah. Reputado escritor y periodista nigeriano. Trabaja como tal en su país y en Ghana, Canadá e India. Está involucrado desde hace una década en formar a periodistas en África. Es coordinador del centro panafricano AFRICMIl (en Abuja), enfocado en la educación mediática de los jóvenes. Prepara su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su último libro se titula 'Time to Reclaim Nigeria'.

Akua DjanieAkua Djanie. Así se hace llamar como escritora. Pero en televisión o en radio es Blakofe. Con más de tres lustros de carrera profesional, Akua es uno de los nombres sonados en los medios de su país. Residente en Reino Unido, fue en 1995, en uno de sus viajes a Ghana, cuando llegó su triunfo televisivo. Hoy vive y trabaja entre ambos países. La puedes encontrar en su página, Blakofe; en la revista New African, en Youtube aquí o aquí...

Otros autores

Eskup

Facebook

MAPA

mapa de África

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal