40 Aniversario
Ramón Lobo

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

Couso, el enemigo está en casa

Por: | 30 de noviembre de 2010

Couso
José Couso, en el hospital en Bagdad. / JEROME DELAY (ASSOSIATED PRESS).

Actualizado el 1 de diciembre a las 06.30 / Una vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, dos ministros, Juan Fernando López Aguilar, de Justicia y Miguel Ángel Moratinos, de Exteriores, todos ex, varios altos cargos de diversos ministerios, y los dos máximos jefes de la carrera fiscal, al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, se han coordinado (¿complotado?) con una potencia extranjera (EEUU) en contra de los intereses de una familia española para evitar que se procese a los autores de la muerte del camarógrafo José Couso ocurrida en Bagdad el 8 de abril de 2003.

Las revelaciones que publica hoy mi compañera Mónica Ceberio Belaza, deberían provocar una reacción política, una cascada de explicaciones y unas cuantas dimisiones.

Si los intereses generales estuvieran por encima de los particulares, el Gobierno debería ser claro y dejar de enarbolar una bandera moral que no tiene. Un país serio, como Estados Unidos, defiende a sus nacionales. Un país menos serio, no. Los papeles de Wikileaks sobre España publicados por este periódico dejan en un pésimo lugar al PSOE.

__________________________________________

Ya no podemos culpar al Gobierno del PP, el de José María Aznar, de todos los males en Irak. El de José Luis Rodríguez Zapatero siguió la misma línea en el caso Couso (y otros, como los vuelos secretos de la CIA). Donde hay patrón nunca manda marinero. Donde hay patrón la defensa de valores es con sordina.

Couso6
BERNARDO PÉREZ

Cuando hablamos del caso Couso nos referimos al proceso judicial abierto tras la muerte del camarógrafo español José Couso. Le mató el disparo de un carro de combate Abrams del Ejército estadounidense en la mañana del 8 de abril de 2003. Couso se encontraba en la planta 14 del Hotel Palestina grabando la entrada de las tropas de EEUU en Bagdad. Un tanquista le encontró sospechoso. Murió horas después a causa de las heridas recibidas. También murió el camarógrafo de la agencia Reuters Taras Protsyuk, quien se encontraba en la planta superior.

Ese mismo día, las tropas norteamericanas dispararon contra la casa de Abu Dhabi TV y bombardearon la de Al Yazeera en la capital iraquí. Murió Tareq Ayyoub. La cadena catarí había informado de las coordenadas de su sede. No sirvió de nada. La muerte de Ayyoub fue un asesinato.  

En los casos de Couso y Protsyuk hay más dudas sobre la calificación de los hechos. Para la familia del camarógrafo español y numerosas organizaciones periodísticas, el Ejército actuó deliberadamente contra el hotel donde se concentraba la mayoría de la prensa. Su objetivo era lograr su salida de Bagdad.

Otros piensan que se trató de un fallo de apreciación producto del miedo, el estrés de combate (no pasaba nada en ese momento) y de la falta de información. Estoy más con los segundos aunque disparar contra un hotel lleno de civiles es un crimen de guerra que exige una investigación y un castigo. Es inconcebible que el Ejercito de EEUU no supiera dónde estaban sus periodistas. En democracia, los errores se pagan. 

Miembros de la judicatura y del Gobierno del PSOE han trabajado para impedir esa investigación y para descarrilar el proceso judicial emprendido en España por el juez Santiago Pedraz, quien ha dictado una orden de detención contra tres militares estadounidenses.

"Lo terrible es que un Gobierno que hizo bandera de caso Couso, el del PSOE, haya conspirado con una potencia extranjera para impedir que se haga justicia", dijo Javier Couso a Aguas Internacionales. "No es una sorpresa lo revelado, pero sí el grado. Sabíamos de la existencia de reuniones secretas con la embajada. El asunto ya está en manos de nuestro abogado. Seguimos confiando en la justicia, en el Tribunal Supremo y en los jueces de instrucción", añadió. El abogado de la familia Couso estudia si los colaboradores españoles en el boicoteo del caso pueden ser procesados por encubrimiento. En Estados Unidos se consideraría traición.

Couso1Couso3 Couso2
Los procesados: teniente coronel Philip de Camp; capitán Philip Wolford y sargento Thomas Gibson. 

Seguir leyendo »

¿Es Wikileaks un medio de comunicación?

Por: | 29 de noviembre de 2010

 

Actualizado a las 17.43 / Karl Rove, el estratega de la presidencia de George W. Bush, considerado su cerebro, el encargado de diseñar las campañas electorales y de vender a la opinión pública lo invendible (armas de destrucción masiva en Irak), está más preocupado por el mensajero que por el mensaje. Rove aseguró en julio, tras la publicación de los papeles de Afganistán, que EEUU debería detener a Julian Assange, fundador de Wikileaks, a quien considera "un criminal". Lo dijo en Fox News, el canal favorito de la extrema derecha norteamericana, del Tea Party y de los republicanos en general.

En esta intervención, Rove sitúa el debate: ¿es Wikileaks un medio de comunicación? Pregunta esencial porque si lo fuera estaría legalmente protegido por la sentencia del Tribunal Supremo de EEUU del 1 de julio de 1971, tras la crisis de los papeles del Pentágono. El fallo prima el interés público, exime de responsabilidad penal al medio que publica la filtración y hace caer la ley sobre el filtrador. Rove dice que si Wikileaks es un medio de comunicación, cualquiera que tenga un blog podría serlo también y colgar secretos en La Red (más Rove en Twitter).

Esta es la revolución periodística y política. Los medios de comunicación tradicionales ya no son los únicos desde la irrupción de Internet.

Seguir leyendo »

Las reglas han cambiado, no hay reglas (de momento)

Por: | 28 de noviembre de 2010

26 de julio 2010. Julian Assange, fundador de Wikileaks.

El juego ha cambiado, las reglas son otras. La principal es que no hay reglas, de momento. Wikileaks representa un puñetazo sobre la mesa de los usos y costumbres de la política internacional, la diplomacia, el "hoy por ti, mañana por mí". También representa una fuerte sacudida para los periodistas, que de tanto viajar en el puesto de copiloto del poder hemos olvidado que nuestra función es ir en otro vehículo. La nueva revelación es otra muestra de las posibilidades de Internet en la divulgación de lo que se quiere ocultar. La revolución tecnológica y social ya está aquí.

Hay dos tipos de política: la que se proyecta hacia la opinión pública y la que se mueve entre bastidores. La primera es teatral, está secuestrada por los creadores de las frases brillantes, los publicistas: de la venta de desodorantes a la venta de ideas. La segunda es auténtica, real, de ella desconocemos casi todo. Muchas cumbres de jefes de Estado y de Gobierno dedican un considerable tiempo a ponerse de acuerdo de cómo vender después como éxito lo que ha sido un fracaso. La UE es experta. El G-20, también. Cuando se marchan los periodistas de una sala y se cierra una puerta, la verdad queda al otro lado. Sin testigos crece la sensación de impunidad. En democracia solo hay punidad e igualdad teórica ante la ley.

Seguir leyendo »

Músicas del mundo: Radio Tarifa

Por: | 28 de noviembre de 2010

Tarifa, playas de surf, ciudad fabricada de viento con pasamanos para no volar. En su cementerio hay una fosa común con muertos del Estrecho, muertos de esperanza que perdieron el sueño y el derecho a un nombre sobre una piedra o una tabla. No están todos, solo los primeros. Radio Tarifa, música de mezcla, de fusión, de ida y vuelta, música que se completa en cada paso, en cada nota, música que suma, que multiplica.

La foto, el Sáhara que no queremos ver

Por: | 27 de noviembre de 2010

Sahara

Raúl Barbolla es un dibujante genial que dibuja muy poco. No es su trabajo. Tiene un blog cuyo título es una declaración de pesimismo bien informado: Y si nos quitan lo bailao? Tal y como van las cosas estoy seguro de que nos lo quitarán. Al tiempo. La viñeta, como todas las buenas, no admite pie, es decir, una explicación. Trata del Sáhara Occidental y tiene todas las palabras dentro. Solo es necesario observar y escuchar.

Muertos de humo, muertos de miseria

Por: | 26 de noviembre de 2010

El tabaco pasivo mata a 600.000 personas cada año. La pobreza mata a 22.000 niños cada día; 154.000 por semana; 660.000 al mes; 8.030.000 al año. Mueren más niños al mes de miseria que personas por tabaco pasivo al año. La mayoría de los países endurecen sus leyes contra el tabaco. No existen leyes contra la pobreza, pero sí hay leyes a favor del hambre: las leyes proteccionistas de la agricultura europea y de EEUU.

Los misérrimos no echan humo ni respiran tabaco. En ciudades como Lagos, Kinshasa, Johanesburgo, Luanda o Jartúm respiran contaminación. O criminalidad empresarial, como en Bhopal, India.

En África solo fuman los habitantes de las ciudades que quieren imitar al hombre blanco. Creen que fumar es síntoma de primermundismo, de superioridad social. Allí no hay problemas con los fumadores pasivos porque estos suelen morirse antes de contaminarse. Les mata el sida, la malaria, las diarreas, las infecciones respiratorias, las guerras y sobre todo les mata el hambre. Los muy pobres no fuman, no huelen a tabaco, los muy pobres solo se mueren. Fumar también es de ricos. La mitad de los habitantes del planeta vive con menos de 2,5 dólares al día (1,86 euros).

Un tercio de la población mundial vive con menos de un dólar al día, 0,74 euros, la mitad de lo que cuesta en Madrid un café. En las aldeas no se fuma. Las mujeres se levantan con el sol, o antes, y caminan horas para conseguir un agua que es más insalubre que la de nuestros váteres.

Seguir leyendo »

¿Son Buffett, Krugman y el 'FT' la única izquierda?

Por: | 25 de noviembre de 2010

 

Parece sencillo: 2+2=4. Pero no lo es, en economía 2+2 es = depende. Depende de quién suma, dónde suma y cuándo suma. Hay gente, de gran talento y mucha suerte, que suma siempre. Son los suertudos, también llamados muy ricos. El multimillonario Warren Buffett, la tercera fortuna del mundo, reconoce que en esta crisis le ha ido muy bien. Por eso cree que gente como él debería pagar más impuestos. Es una opinión cabal, pero minoritaria. La derecha, y más si es la estadounidense, exige menos impuestos y menos Estado. Sarah Palin, la reina del Tea Party y aspirante a la presidencia de EEUU en 2012, es de las principales abanderadas de ese anarquismo liberal. Sabe de qué habla, tiene formación en todos los campos. Ayer dijo que EEUU debería defender a su aliado Corea del Norte. ¿Un lapsus? ¿No sabe que los del norte son los malos y el aliado es Corea del Sur?

Lo que empezó a finales de 2008 como una crisis financiera provocada por el colapso de Lehman Brothers se transformó en una crisis económica global. Y en ella seguimos. El presidente de EEUU, Barack Obama, propuso refundar el capitalismo. Varios líderes europeos le siguieron con gran entusiasmo. Pero en lugar de aprovechar la oportunidad y mejorar las reglas de juego y crear cortafuergos que impidan futuros abusos, el llamado G-20 se limitó a refinanciar el capitalismo: más dinero para los bancos. Diarios serios hablaron entonces de mercados-casino.

En la crisis surgen las oportunidades y sobre todo los especuladores. Algunos países de la UE son el objetivo de los tiburores. Da miedo leer en el diario Bild las declaraciones de Klaus Regling, jefe del Fondo Europeo de Estabilización Financiera: "Es inconcebible la caída del euro". "Existen cero posibilidades de que ocurra". Lo inquietante es que verbalice en público lo que muchos temen en privado -excusatio non petita, accusatio manifesta-, que el objetivo final de los ataques coordinados contra Grecia, Irlanda, Portugal y España sea la propia moneda europea.

Seguir leyendo »

Los niños afganos viven mejor que los de Londres

Por: | 24 de noviembre de 2010

 

Una palabra errónea puede destrozar una buena novela, una frase estúpida puede arruinar una cumbre. De nada ha servido la publicitada reunión de la OTAN en Lisboa (19-20 de noviembre), en la que cada presidente, primer ministro o ministro lanzó las frases entrenadas con sus asesores de imagen, más destinadas al consumo interno que a resolver el Gran Embrollo. No ha servido de nada porque todos los líderes siguen en Babia. Nadie se atreve a decir que el rey está desnudo.

La frase que desnudó a la cumbre de las buenas intenciones pertenece al jefe civil de la misión de la OTAN en Kabul, el ex embajador británico Mark Sedwill, quien el lunes dijo: "Los niños están probablemente más seguros en Kabul y en otras ciudades [de Afgansitán] que en Londres o Glasgow". Después ha matizado. Sostiene que no se le ha interpretado correctamente. Pero las palabras están grabadas y no admiten demasiadas vueltas. Son la demostración de por qué todo va mal.

Es muy difícil, imposible, que un diplomático, y menos un jefe civil de la misión de la OTAN, salga de la embajada o del cuartel militar donde vive ultraprotegido y se pasee por las calles de Kabul con las manos fuera de los bolsillos para saludar y conversar con sus habitantes, sean adultos o niños. La seguridad le impide interesarse por sus problemas y entender las necesidades de una población para la que dice trabajar. No es sencillo mantener un diálogo fluido con alguien que viaja en un vehículo blindado, viste chaleco antibalas y se hace rodear de un ejército de mercenarios armados hasta los dientes llamados seguridad privada.

Gentes como Sedwill son los encargados de asesorar a presidentes, primeros ministros y ministros sobre la realidad de un país que desconocen profundamente. La realidad huele, mancha, no basta con estudiarla en un think tank o en una universidad. La realidad no es una estadística.

Seguir leyendo »

Corea del Norte quiere guerra

Por: | 23 de noviembre de 2010

 

Reportaje del periodista de la BBC Ben Anderson para Frontline en diciembre de 2009.

Existen países-cárcel y países-campos de concentración. Corea del Norte es el mayor gulag del mundo con 24 millones de prisioneros. Gaza podría aspirar a la condición carcelaria por motivos sobrados pero le falta una exigencia, no es país ni parte de uno, solo territorio de castigo. En Corea del Norte no se conoce oposición ni disidencia, tampoco descontentos. Los habrá, seguro, pero se han entrenado tan perfectamente en la técnica del ocultamiento, de la imperturbabilidad de la máscara, que ni el Gran Hermano Kim Jong-il, el Querido Líder que todo lo ve y oye, es capaz de detectar en ellos un atisbo de anormalidad. Callar es sobrevivir.

El miedo es el mejor vigilante: cualquiera puede ser el delator, cualquiera el delatado. En los regímenes más brutales, como el nazismo o la dictadura militar que padeció Argentina, la represión debe tener ciertas dosis de aleatoriedad. El objetivo es que todos, incluidos los partidarios, se sientan vulnerables. En Corea del Norte funciona así. Todos vigilantes y prisioneros simultáneos. Nadie está a salvo de Nerón.

Captura de pantalla 2010-11-23 a las 13.09.58

Seguir leyendo »

Condón, solo en casos excepcionales. ¿Y en África?

Por: | 22 de noviembre de 2010

 

El sida no es un concepto en África; es una realidad para más de 24 millones de personas contagiadas y para sus familiares que por razones económicas, culturales y sociales carecen de acceso suficiente a retrovirales y otros medicamentos. Enfermar allí es una condena automática a muerte. Un informe de Naciones Unidas de 2007 anunciaba que el sida mataría a la mitad de los jóvenes de 15 años en Zimbabue, Botsuana y Sudáfrica en 2012 si no se ponía remedio. No se ha puesto suficiente remedio. Mata el sida y matan el exceso de promesas incumplidas; y los líderes irresponsables, como Thabo Mbeki.

En África, el sida no es una estadística, es un genocidio que está acabando con la parte más productiva de la sociedad, con la esperanza de un futuro mejor. No solo mueren los jóvenes, también deja desamparados a los niños: Más de 20 millones son huérfanos de madre, padre o ambos en países que no disponen de capacidad para absorber tanta tragedia. Tras la quiebra social y económica causada por siglos de la esclavitud, llegó la otra plaga, el sida. La razón de la miseria no es la incultura, sino la explotación brutal, constante y sin escrúpulos, como denunciaba Julius Nyerere. Algo va mal cuando comer es un negocio. Enfermar, otro.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal