Ramón Lobo

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

Noticias (casi) invisibles de 2010

Por: | 28 de diciembre de 2010

Hay noticias de primera división y otras de segunda. Unas acaparan titulares en los medios de comunicación; otras, apenas se asoman. No existe una norma, pero sí razones que lo explican.

Una es periodística; tener, por ejemplo, la exclusiva de unos cables tan sabrosos como los de Wikileaks. Otra de relevancia de la propia noticia o de sus protagonistas; sucede en todo lo relacionado con Barack Obama y cada vez menos con la UE. Una tercera es geográfica; existe un principio periodístico: lo próximo es más importante que lo lejano. Una cuarta es cultural; a los británicos les interesa más lo que sucede en sus ex colonias y a los españoles lo que procede de América Latina. Una quinta es económica; allá donde se juegan los intereses de grandes empresas o los recursos petroleros y minerales que mueven una economía desarrollada, es decir la que tiene crisis, altos y bajos, y no aquellas que solo conocen dos parámetros: pobreza y mucha pobreza.

Con las guerras también; las hay de primera (Irak, Afganistán, Kosovo), a las que se desplazan miles de periodistas (solo al principio). Y otras de segunda, donde no va casi nadie: Sierra Leona, Congo, Sudán, Pakistán... No influye tanto el presupuesto, a veces es solo oportunidad y calendario...

Un conflicto en el páramo informativo de agosto, aunque sea en Georgia, pasa de inmediato a ser de primera división. Los 7.000 muertos de Sierra Leona de enero de 1999 desaparecieron por una contraprogramación: las sesiones del Senado de EEUU sobre el vestido manchado de Monica Lewinsky. Las televisiones globales prefirieron el semen presidencial a la sangre de los nadie.

Esta lista de noticias desfavorecidas es personal, subjetiva y, por lo tanto, discutible. Como la de los libros y las películas.

-Somalia. Ha sido noticia cuando los piratas amenazaban el paso de barcos mercantes y pesqueros; apenas nada cuando los protagonistas eran somalíes en tierra. Somalia es un agujero dividido en cuatro zonas de silencio: Somalilandia, Puntlandia, el centro y partes de Mogadiscio en manos de lo que llamamos con exageración Gobierno Transitorio y el sur, territorio de Al Shabab, una milicia franquicia de Al Qaeda. La comunidad internacional no pisa tierra, que es donde está el problema. Ha preferido ceder la lucha a las tropas africanas, que al parecer están logrando avances. Ellos ponen los muertos; nosotros, el dinero. Una de las lecciones de la lucha mujaidín contra los soviéticos en Afganistán es que las guerras no terminan cuando lo decidimos nosotros, que los Estados fallidos traen problemas y que la historia no concluye en las próximas elecciones de EEUU. (La guerra de Charlie Wilson).

Libro recomendado: Aman, historia de una joven somalí (Seix Barral). 

Al Jazeera. Emitido el 15 de febrero de 2010.

Seguir leyendo »

Lula es como Mandela

Por: | 27 de diciembre de 2010

  

El viernes es el último día de la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva. Deja el cargo a su compañera de partido y amiga Dilma Rousseff con más del 87% de popularidad. En una época en la que el poder corrompe, mancha, modifica a los que lo ocupan y decepciona a los votantes, Lula resulta extraordinario. Como Nelson Mandela.

La diferencia entre un buen líder y uno excepcional es, a menudo, una cuestión de matiz. Detrás de esas pequeñas cosas, y de las grandes, están las personas que creen en unos valores éticos, en unas ideas, y gobiernan desde ellos. Es la mejor manera de no extraviarse ni escapar por atajos. Nadie es santo ni demonio completo. Es posible que tanto Lula como Mandela tengan una letra pequeña que desconocemos, pero en tiempos de indecencia y mediocridad, dirigentes como ellos se alzan como símbolos que trascienden a las personas. Lo saben y actúan como tales. Igual que la gran dama de Birmania, Aung San Suu Kyi.

Seguir leyendo »

Músicas del mundo

Por: | 26 de diciembre de 2010

 

Queen for ever. La desmesura de un tiempo maravilloso y desmesurante. Pasaron los sesenta, los setenta, los ochenta, los noventa... Pasa todo y aquí seguimos, tu y yo, con ganas de marcha, de dar la lata. De ser felices. Tenemos suerte. Es la fortuna de vivir en el Primer Mundo no importa en qué pliegue ni en qué derrota. Podemos elegir: alegría o tristeza, victoria o derrota. Pero no estamos solos.

La foto, Navidad y consumo

Por: | 25 de diciembre de 2010

Oxford S

London
Oxford Street. / ALASTAIR GRANT (ASSOCIATED PRESS)

No importa la ciudad del Primer Mundo, esta es una imagen que se repite: miles de personas cargadas de bolsas, regalos y comida. Son tiempos de excesos, de una brecha entre ricos y pobres, entre los que tienen trabajo y los que no lo encuentran, que se expande hacia dos horizontes opuestos y tal vez algún día antagónicos. No es necesario mirar a África para palpar la distancia, cualquiera que tenga la paciencia de pasear su ciudad, de mirar, podrá descubrir otro mundo, pobre, desesperanzado, como que habita en la película Biutiful. Mundos múltiples y paralelos que casi nunca se rozan.

En la fotografía de Grant se ve a una mujer de rasgos orientales sentada en un banco. Parece parapetada detrás de un muro de cinco bolsas, sus compras del día. No habla por teléfono. Quizá escribe un SMS, quizá busca un contacto o lee un mensaje, En su rostro no hay expresión de alegría ni de pena, solo concentración. Navidad es tiempo de exceso, pero también de ilusión. Las expresiones de los niños ante los regalos de Papa Noel, sus carreras de un lugar a otro sin una visión general de lo que sucede alrededor, sin una perspectiva de lo que es la vida. Todos somos un poco niños abriendo regalos, cegados en la distracción. Carecemos del contexto, no vemos a quien nos observa. Unos lo llaman Dios; otros, departamento de Recursos Humanos. Feliz Navidad.

Películas para sentir mejor (aunque sentir sea malo)

Por: | 24 de diciembre de 2010

Navidad: tiempo de familia, de soledad, de propósitos que ya brotan falsos de los labios de quien los pronuncia. Tiempo para mirar atrás, a los ausentes, a los años que pasan, que galopan a partir de los cuarenta. Tiempo de memoria e ilusión. Eso es el cine: memoria, ilusión, planos que se acomodan en el cerebro creando una memoria colectiva que no conoce fronteras. No es necesario pisar Nueva York para conocer Nueva York. Estas son algunas de mis películas del año que acaba, y de años atrás, filmes que tratan de Periodismo y de cuestiones internacionales por aquello de ser fiel a la filosofía del blog.

Antes, un poco de música: Lorca, Cohen, Morente... Mestizaje.

Felices fiestas.

 

-En tierra hostil de Kathryn Bigelow. Una mirada diferente. Irak a través de los ojos de un artificiero (Jeremy Renner) que se gana la vida jugándose la vida. Trata de una guerra compleja y lejana que los soldados estadounidenses no pueden entender, en el que todos se simulan enemigos, terroristas, insurgentes. Trata también de la soledad y los sentimientos de un tipo que parece un loco, un irresponsable. No lo es, solo otro tipo de víctima de la misma basura, del negocio de matar y morir. 

-London river de Rachid Bouchareb. Se mueve en el escenario de los atentados de Londres del 7 de julio de 2005. La búsqueda de dos supervivientes, la hija de Elisabeth (Brenda Blethyn), una inglesa típica, y el hijo de Ousmane (Sotigui Kouyate), un negro musulmán que vive en Francia, une a los personajes principales. Es el camino del descubrimiento del Otro, de la lenta superación de los prejuicios, los miedos. Es una película en la que las manos de Ousmane que pelan fruta son personajes que hablan en otro lenguaje. Igual que los árboles que callan.

Seguir leyendo »

Libros para pensar mejor (aunque pensar sea malo)

Por: | 23 de diciembre de 2010

 

Son fiestas de dar y recibir regalos. Fechas pésimas de tráfico, apretones y precios disparatados. Es la crisis, hay que aprovechar la demanda, exprimirla, endeudarla. Es la esencia del negocio. Son también malas fechas para estrujarse el cerebro, o lo que queda de él, y pensar en detalles para unos y para otros. Este es un blog de asuntos internacionales y a ellos me ajustaré en esta lista personal de libros recomendados encabezada con una maravillosa interpretación de Bruce Springsteen:

-Los imperfeccionistas de Tom Rachman (Ediciones Plata). La novela trata de las interioridades de un diario de una empresa familiar escrito en inglés con sede en Roma. Sus envidias, celos, puñaladas... La vida misma. Si se cambia Roma por París y algún detalle más queda claro que el modelo inspirador es el Intenational Herald Tribune, uno de los grandes periódicos norteamericanos de la posguerra en Europa. Rachman trabajó en él. También en Associated Press, una gran escuela de periodistas.

Seguir leyendo »

Ciudadanos nevados, Gobiernos congelados

Por: | 21 de diciembre de 2010

 

La nieve que cierra aeropuertos y ferrocarriles y embotella carreteras en gran parte de Europa es una metáfora de los tiempos. Afecta a millones de ciudadanos que pagan impuestos para que todo, o algo, funcione de forma aceptable. Existen herramientas tecnológicas que permiten predecir más o menos las tormentas y el recorrido aproximado de los huracanes. No existen medios para enfrentarse a lo impredecible, a la brutalidad de un terremoto o de un tsunami, pero sí para mitigar sus efectos y salvar vidas. También está la experiencia: no es tan difícil saber que en invierno nieva, sobre todo donde nieva cada año.

Cuando son especialmente necesarios, con una crisis que devora empleos y esperanzas, los Gobiernos parecen más concentrados en dar con la fórmula mágica que guste a las agencias de calificación de deuda que en mejorar la eficacia de los servicios que deberían prestar los Estados. Los de izquierda buscan incrementar la presión fiscal sin que los votantes se den cuenta; los de derecha, reducirla con el deseo expreso de que todos los votantes se den cuenta. En lo único que coinciden ahora es en recortar los beneficios de esos impuestos. Menos Estado parece ser el lema común. 

Tras varios días de caos, en los que millones de personas se han visto afectadas por cancelaciones y retrasos, la Comisión Europea ha reaccionado. Llega tarde, pero llega de los primeros. Uno de sus vicepresidentes, el estonio Siim Kallas, aseguró hoy que la situación "es inaceptable y no debería repetirse". Kallas anuncia una reunión en unos días con los responsables de los aeropuertos para pedir explicaciones, analizar los problemas y descubrir soluciones.

Captura de pantalla 2010-12-21 a las 17.52.03

Seguir leyendo »

Los liberadores de Kosovo también tienen las manos sucias

Por: | 20 de diciembre de 2010

En una guerra no hay buenos y malos. En una guerra solo hay víctimas y verdugos. Una guerra es una degeneración ética, la culminación de un proceso de deshumización del Otro. Para poder matar a una persona hay que dejar de considerarle persona. Quien tiene que deshumanizar se deshumaniza también. Nadie es inmune a la barbarie.

Kosovo no es ni ha sido la excepción. Mientras que las tropas serbias de Slobodan Milosevic realizaban una limpieza étnica -que en 1999 afectó a un millón de personas, la mitad de la población kosovar-, los mandos de la guerrilla del Ejército de Liberación de Kosovo (UÇK en albanés) cometían otro tipo de crímenes. Peores, si cabe, porque medió el lucro personal, según ha dado a conocer un informe preliminar del Consejo de Europa dirigido por el ex fiscal suizo Dick Marty, un político riguroso que comandó la investigación de los vuelos secretos de la CIA.

Kosovo3
 
Independencia y mucho frío en febrero de 2008. / AFP

El informe del Consejo de Europa sostiene que el ex jefe del UÇK, Hasim Thaçi, era el responsable de un banda criminal que se dedicaba a engordar, matar y extraer los órganos de prisioneros serbios para su posterior comercialización. Thaçi no es un don nadie, es el actual primer ministro de Kosovo y protegido de EEUU desde que su aura de guerrillero cautivara a la entonces secretaria de Estado norteamericana, Madeleine Albrigth, en 1999, durante las conversaciones de Rambouillet. Estas sentaron las bases de la independencia de Kosovo.

El UÇK tenía entonces dos jefes que se repartieron Kosovo, el negocio y la lucha contra las tropas serbias. El clan de Drenica, dirigido por Thaçi, y el de Decani, de Ramush Haradinaj, quien fue primer ministro de Kosovo antes que Thaçi. Haradinaj estuvo preso en La Haya. El Tribunal Penal Internacional de la antigua Yugoslavia (TPIY) tuvo que exculparle de crímenes de guerra por falta de pruebas. La muerte extraña de algún testigo provocó la amnesia colectiva de los demás. Sin testigos no había caso.

Seguir leyendo »

Músicas del mundo

Por: | 19 de diciembre de 2010

Europa Galante es uno de los mejores grupos de música barroca. Tocan siempre de pie y con instrumentos de época. Su director y alma máter es Fabio Biondi, un extraordinario violinista. Sus Cuatro estaciones de Antonio Vivaldi son magistrales. Me gusta El invierno, en vísperas de su llegada al calendario y con una Europa nevada. Biondi estuvo en Madrid la pasada semana con El Mesías de Handel.

  

 

La foto, invierno en Europa

Por: | 18 de diciembre de 2010

Nieve
Múnich. / SEAN GALLUP (GETTY IMAGES).

La nieve despierta recuerdos infantiles en quienes viven escasos de memoria nevada. El hielo es el centro del arranque de la novela de Gabriel García Márquez Cien años de soledad. "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo". Una imagen tan poderosa que es una vida, como la del trineo de Ciudadano Keane. La nieve sabe a ilusión, a infancia, a tiempo perdido. La excepcionalidad atrae, lo común es invisible.

En el centro y norte de Europa, y en gran parte de Estados Unidos y Canadá, la nieve es una presencia que se repite cada año. Es un signo del paso de las estaciones, del paso del tiempo. La nieve interrumpe, congela, dificulta, no importan los medios técnicos para combatirla. Donde nieva mucho las escuelas adelantan el calendario escolar para compensar los días perdidos por las nevadas. La nieve cubre suciedades, iguala paisajes.

En la fotogafía se ve una bicicleta con el candado cerrado por debajo del sillín y el apoyo abierto de quien no desea caerse. Parece un bicicleta de hombre, un concepto anticuado, podría ser de una mujer con pantalones. En el encuadre solo una bicicleta y un árbol, pero es una gran foto porque en ella cabe la Europa parada, una metáfora de la otra Europa, la política, que más que parada está varada. La bicicleta podría ser el ciudadano. No hay huellas alrededor. Nadie acude a buscarlo. Hablan de él, deciden por él. Pero sin él. 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal