40 Aniversario
Ramón Lobo

Civiles que no salen en televisión

Por: | 31 de marzo de 2011

África necesita desgracias grandes para lograr titulares pequeños. Si el ataque de la guerrilla de Sierra Leona -en enero de 1999 contra Freetown; más de 7.000 muertos en tres semanas- no pudo desbancar al vestido manchado de una becaria del presidente Bill Clinton, pocas posibilidades tiene hoy Costa de Marfil, más de cinco meses en el alambre, cientos de muertos y decenas de miles de desplazados.

No han servido de mucho las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU -la última del 30 de marzo- ni el envío de cascos azules (africanos, eso sí) ni los embargos ni las amenazas. Nada sirve cuando no existe una voluntad política creíble de aplicar lo decidido. Son las fake decision, de las que tanto abundan.

El presidente que perdió la segunda vuelta de las elecciones del 28 de noviembre, Laurent Gbagbo, se ha negado a traspasar el poder al ganador reconocido, Alassane Ouattara, y en ese bloqueo se encuentra el país, coqueteando con la guerra civil, si es que no cayó en ella de nuevo. Costa de Marfil se ha visto desplazada informativamente por tres catástrofes simultáneas: el terremoto-tsunami-accidente nuclear de Japón, la guerra civil en Libia y el habitual desinterés occidental hacia África. Hay silencios que podrían ser crímenes de guerra.

Costa de marfil
Sin periodistas de la CNN no hay noticia. / AFP.

El conflicto no es étnico -aunque abundan los elementos que podrían generar uno que afectaría a Liberia y Sierra Leona-. Es un conflicto económico, que en la pobreza también brotan los intereses, a menudo espurios, como los nuestros.

Un tercio de la población es de origen extranjero: proceden de Burkina Faso, Malí, Benín y Ghana. Son los que acudieron en busca de empleo en las plantaciones de cacao, o sus hijos, o sus nietos. Viven en el centro y norte del país y son en su mayoría musulmanes. Todo fue más o menos bien hasta que el segundo presidente tras la independencia, Henri Konan Bédié, se inventó la identidad marfilense, la ivorité. El objetivo era separar a los verdaderos costamarfilenses, cristianos y animistas del sur, de los inmigrantes.

Para conocer más: La verdadera democracia es comer tres veces al día.

Tras la guerra civil y los acuerdos de paz de Ouagadougou, en marzo de 2007, se inició un complejo proceso político que se quebró en noviembre de 2010 con las elecciones presidenciales. Es la consecuencia de entender la democracia como la expresión del voto y no el voto como consecuencia de una democracia.

Ya no hay proceso de paz. Se han reabierto las cicatrices, si es que alguna vez estuvieron cerradas. Gobierne quien gobierne tendrá problemas para pacificar el país. Para alcanzar la paz es necesario invertir en la paz. Occidente, la ONU, las agencias humanitarias y las ONG en general no invierten lo suficiente durante suficiente tiempo. Un ejemplo: el Tribunal Especial de la ONU para Sierra Leona. Los países donantes no donaron. Sin justicia no puede haber paz, solo silencio en espera de otra guerra, de cobrarse la venganza.

Las tropas que le son leales a Gbagbo, las del sur, han cometido graves delitos contra los seguidores de Ouattara en Abdidyán: escuadrones de la muerte, desapariciones, asesinatos. Ante la inacción de la llamada comunidad internacional, ocupada en los asuntos de Libia, las fuerzas rebeldes que apoyan a Ouattara y dominan el norte han decidido avanzar y tomar el poder por la fuerza. Ya han conquistado Yamaoussoukro, la capital política, y dominan San Pedro, el principal puerto del pais, esencial para las exportaciones de cacao. El avance rebelde recuerda al realizado por Frente Patrótico Ruandés en la primavera de 1994 cuando entró en Kigali para poner fin al genocidio tutsi. En Abiyán aún no hay un genocidio, pero sí crímenes contra la humanidad.

Costa

ISSOUF SANOGO.  (AFP / GETTY IMAGES).

Occidente interviene pero no modifica nada, solo el decorado, su decorado. Deja las injusticias, las desigualdades, el odio, el hambre y la pobreza. No busca motores que ayuden a arrancar un verdadero cambio, aunque sea a largo plazo y no rente en las elecciones. Uno de esos mototes son las mujeres.

El problema que lleva a EEUU y Europa, y a Rusia y a los imperios, a equivocarse es la ausencia de una segunda voz. El mundo que hemos creado se transmite a través de la voz de los poderosos, de los ganadores. Un solo relato empobrece, limita. Ya he colgado este vídeo; una joya, la intervención de Chimamanda Adichie en TED, pero ahora adquiere nuevos significados: Túnez, Egipto, Libia, Costa de Marfil. Incluso Japón. Todo a través de una sola lente que nos devuelve la realidad que deseamos ver, no la que es.

Hay 19 Comentarios

Yo diría que el tribalismo irracional es una solución demasiado simple. Conozco a marfileños, leo sobre el país, me informo y aunque la etnia es importante, el sentido nacional también lo es y existe. Los marfileños no se están matando por pertenecer a una tribu, si no por una opción política y por su soberanía. La cuestión tribal o religiosa es algo que se esgrime para conseguir votos, para apelar a lo más bajo del ser humano. Como la inmigración en España, como el sentimiento anticatalán o el insularismo en Canarias.

Yo creo que sí hay responsabilidades compartidas, en las que se incluyen ONU, Francia, Estados Unidos, todos nosotros. Pero también que hay un gobierno legal que está siendo atacado desde 2002. A Sarkozy deberían hacerle lo mismo.

Últimas y desalentadoras noticias, por cierto: http://www.guinguinbali.com/index.php?lang=es&mod=news&task=view_news&cat=3&id=1777. EStos son nuestros amigos, los amigos de la "comunidad internacional".


Excelente noticia !! Thx x la informacion facilitada, aunq este tipo de noticias no suelen ser del todo objetiva y aconsejo buscar mas info para hacerse una idea global.
pd: Salu2,y no te olvides de visitar --> Lineas ADSL Vodafone

Lo que está claro es que el conflicto es muy complejo y que el problema también viene de una escasa, por no decir, nula identificación de los pueblos africanos con el arquetipo occidental de la democracia. Prefiero pensar que las intenciones en estos escenarios son en principio buenas por todas las partes, al igual que los excesos. La información es controvertida, al menos a la que yo tengo acceso, y nada concluyente como para tomar partido; pero sí que me pregunto qué es lo que hace que dos hombres civilizados y responsables antes sus paisanos no puedan ponerse de acuerdo para evitar una tragedia. Pienso que ahí está la cuestión. O un grupo es muy malo -perverso- y el otro, inocente, cosa que no me puedo creer, o los dos tienen una parte de responsabilidad en la terrible guerra civil en la que están metiendo a todos los marfileños, sean adeptos o no a cualquiera de los bloques. Lo que subyace, a mi parecer, es más desalentador. La incapacidad para la negociación y el diálogo nos lleva directamente a lo irracional, venga de donde venga, y ahí hay muchos más implicados que Gbagbo y Ouattara. Muchas cosas están debajo, como la de comunidades diversas que conforman países que no lo son realmente por identidad nacional, sino por la imposición exterior de una serie de virreyes y tecnócratas que hicieron y deshicieron a su antojo los arraigos para llegar a las fronteras artificiales que hoy dividen el continente. Por eso no me atrevo a tomar parte por ninguno de ellos. Sólo puedo observar y esperar que la cordura colectiva se imponga al final y no se derrame más sangre.

Angie, tu comentario me parece muy útil. Desconocía muchas de las cosas que comentas y me lleva a buscar más información ´real` sobre este nuevo viejo tema.


En cuanto a ´Aguas...` ¿qué se puede esperar de alguien que escribe en su blog (en elpais.com, no lo olvides) desde su despacho en la calle Suances, recibiendo ´breaking news` de los grandes medios de comunicación del mundo?

Bueno, yo sí sé lo que espero y por eso entro aquí: enlaces, nada más que eso, una recopilación de enlaces más o menos útiles, más o menos fiables. Enlaces a los que a mí me costaría mucho (o no lograría) llegar.


El resto, Angie, es sólo verborrea vacua de un tipo que ´fue` y ya no ´es`.


salud.

Y la comparación con Ruanda y el genocidio me parece gratuita y ridícula. Gbagbo tiene gente de toda etnia y religión en su gobierno y entre sus apoyos. Ouattara ha utilizado la cuestión étnica y religiosa para hacerse su hueco: "no me quieren porque soy del norte, no me quieren porque soy musulmán". No hay un genocidio aquí, se mata por cuestiones políticas y económicas.

Y la comparación con Ruanda y el genocidio me parece gratuita y ridícula. Gbagbo tiene gente de toda etnia y religión en su gobierno y entre sus apoyos. Ouattara ha utilizado la cuestión étnica y religiosa para hacerse su hueco: "no me quieren porque soy del norte, no me quieren porque soy musulmán". No hay un genocidio aquí, se mata por cuestiones políticas y económicas.

Ramón, con todo mi respeto. Criticas la historia única y caes en lo mismo. Ouattara alentó y financió la rebelión contra Gbagbo, elegido democráticamente, en el 2002. Ouattara alentó y financió escuadrones de la muerte, desapariciones, asesinatos, violaciones y demás desde 2002 y retomó la campaña con brío tras la segunda vuelta de las elecciones. Ouattara inició una campaña de terror urbano en Abiyán y recomenzó la guerra justo después de las elecciones: han quemado y degollado a gente, han destrozado universidades y escuelas y hospitales, han desestabilizado el país todo lo que pueden. Outtara ha conseguido que la Unión Europea asfixie a Costa de Marfil hasta que no puede ni pedir agua por señas y estas decisiones han destrozado la vida de miles de personas. Ouattara quiere ser presidente a cualquier precio, incluida la vida de miles de personas, y ha demostrado un amor inexistente por un país que no es suyo. A Ouattara le apoyan la ONU, Francia y Estados Unidos para quitar de enmedio a una persona que no es un dictador ni un sátrapa ni un carnicero ni un déspota, que abrió el país al multipartidismo y la democracia, que ha intentado ir por lo legal en todo esto sin resultado y al que apoya gran parte de la población. Lo que ha sucedido es un golpe de estado mediático y militar, esta vez con éxito, contra un demócrata, aunque lo pinten diferente todos los medios. Me parece increíble la desinformación que nos llega sobre Costa de Marfil. Me parece increíble que apoyemos a criminales de guerra y acabemos con la poca soberanía que tenía Costa de Marfil. Sólo espero que dejen vivo a Gbagbo para que pueda seguir con la oposición otros 30 años si es necesario. Claro ... no estoy segura de que vuelvan a celebrar elecciones. O serán como las de Burkina, Gabón y compañía. Bonitos fraudes made in France para que nadie se mueva del sitio ... si les conviene. Ramón, no escuches una sola historia. Escucha a los marfileños. No leas la propaganda barata y la desinformación de los medios grandes. Busca la verdad en otros sitios y escucha otras historias. Gracias.

Bueno, ya que como comentas, los medios no nos informan, espero que puedas seguir haci'endolo por aqu'i y mantenernos informados.

Saludos.

Para tu info Juan Castillo: Costa de Marfil tiene PETROLEO en el sur y DIAMANTES en el norte. A occidente le interesa que Costa de Marfil esté descontralada internamente para así tener el control de estos recursos...

Está claro que las potencias occidentales solo intervienen cuando hay dinero por medio y ventajas futuras, lo humanitario no deja de ser una fachada. Excepcional artículo.

1. Ivoirité
2. Hay 900 soldados franceses en CI (la force Licorne)
3. Las sanciones han tenido efecto y han menguado en meses la capacidad militar de Gbagbo.
4. La resolucion de l'ONU da a sus fuerzas de intervencion en CI toda la legitimidad para defender a las populaciones. Si la batalla por Abidjan viene a tener tintes de carnificina y no hay intervencion preventiva entonces podremos hablar de doble geometria. L'Union Africana ha mostrado una inercia indescritible.
5. Quien determina en los medios de informacion los titulares? Es Obama y Sarkozy?

Pues si desean la ayuda de la ONU ya os quiero ver excarvando para buscar petróleo.

A matar franceses, a ver si aprenden a no meterse en los paises de ls demas con excusas "humanitarias"!!!!

BUEN BLOG

Costa de Marfil es una colonia francesa y lo que esta pasando alli es por la irrefrenable avariciaa gabacha, Francia tiene alli cinco bases militares con miles de soldados y toneladas de armas, La ONU tiene alli miles de soldados y toneladas de armas, ¿No te parece que alguen sobra alli?, No hablo de los africanos, claro.

Usted como periodista me hace recordar algo dicho en Estocolmo hace más de 50 años
"Pero en todas las circunstancias de su vida, obscuro o provisionalmente célebre, en los hierros de la tiranía o libre de poder expresarse, el escritor puede encontrar el sentimiento de una comunidad viva, que le justificara a condición de que acepte, en la medida de lo posible, las dos tareas que constituyen la grandeza de su oficio: el servicio de la verdad y el servicio de la libertad. Y pues su vocación es agrupar el mayor número posible de hombres, no puede acomodarse a la mentira y a la servidumbre que, donde reinan, hacen proliferar las soledades. Cualesquiera que sean nuestras flaquezas personales, la nobleza de nuestro oficio arraigará siempre en dos imperativos difíciles de mantener: la negativa a mentir respecto de lo que se sabe y la resistencia a la opresión"
Albert Camus. Discurso de aceptación del Nobel 1957

Qué le importa a Europa, USA Costa de Marfi? Si ahora apareciera petróleo, uranio u otro recurso natural valioso para ellos, entonces sí se fijarían en ese país. Vendrían con su letanía de defensa de los Derecchos Humanos- los suyos- democracia - la suya- y todo esa verborrea sobre la superioridad de la civilización occidental que ese grupo de negros pobres no acaban de asimilar, con la misma desfachatez con nos dijeron que los arabes eran reaccios a esos valores y admiraban las dictaduras.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal