40 Aniversario
Ramón Lobo

¿Y si los buenos de Bengasi no son tan buenos?

Por: | 20 de marzo de 2011

Libiabuenos
Un familiar tras identificar a un combatiente muerto en Bengasi. / MANU BRAVO (EFE).

Actualizado a las 20.57/

Hemos creado dos bandos: el de los buenos y el de los malos. Los programadores están convencidos de que la simplificación da bien en televisión; otros creen que ayuda al lector o al oyente a comprender la realidad. El malo oficial de esta guerra es Muamar el Gadafi. Se ha ganado el papel estelar tras 42 años de abusos, detenciones arbitrarias, desapariciones, asesinatos y atentados terroristas patrocinados en el extranjero, además de sufragar a las guerrillas en Liberia y Sierra Leona, entre otros países africanos.

Los buenos son los rebeldes de Bengasi, a los que llamamos "civiles" , quizá para justificar la respuesta bélica. En la propaganda no importa qué se dice, solo cuentan los resultados. ¿Civiles? Los civiles que nos llegan a través de las imágenes son milicianos encaramados en carros de combate, hombres que disparan con antiaéreos y derriban aviones.

Nada que ver con la plaza Tahrir de El Cairo.

 

Los rebeldes-civiles de Libia tienen un largo historial de antiamericanismo, armado y militante; eso los convierten, cuando menos, en una compañía dudosa. La apuesta occidental en su favor es muy arriesgada; quizá no había otra opción.

Libia fue el primer exportador per cápita de combatientes extranjeros a Irak, más que Arabia Saudí, cuna de Osama bin Laden y de la mayoría de los terroristas-suicidas del 11-S. La vasta mayoría de los voluntarios libios en Irak procedía del este de Libia, es decir de donde están los antigadafistas que ahora protege la comunidad internacional, incluida España. El activismo de los libios del este es conocido por el espionaje militar estadounidense, como explica Asian Tribune.

De acuerdo con un informe del think tank Combating Terrorism Center, la ciudad libia de Darnah, de 80.000 habitantes, fue la más activa: produjo 52 combatientes en Irak, más que ninguna otra ciudad árabe. El segundo grupo más numeroso procedía de Riad, capital saudí con más de cuatro millones de habitantes. La capital rebelde Bengasi envió a 21.

Captura de pantalla 2011-03-20 a las 18.35.51

Captura de pantalla 2011-03-20 a las 18.36.12

En Libia hay una guerra civil. La comunidad internacional interviene a favor de un bando con una resolución del Consejo de Seguridad en la mano. Los que deciden la ley internacional son los mismos que la aplican. Se bombardea Libia para proteger a los civiles armados. Oriente Próximo es una zona rica en injusticias y en resoluciones no cumplidas. Incumplidores de resoluciones de primera e incumplidores de resoluciones de segunda.

Caspar Wiemberger fue jefe del Petágono con Ronald Reagan. Era un hombre listo que gastaba demasiado en armas. Estableció la doctrina militar para las intervenciones de EEUU en el extranjero tras el fiasco de Vietnam. Tenía tres puntos: una guerra debe contar con el apoyo de la opinión pública; tener objetivos claros y una puerta de salida.

Bush hijo olvidó la Doctrina Weimberger en Afganistán (2001) e Irak (2003) con pésimos resultados. Obama, premio Nobel de la Paz, ha iniciado una guerra (al parecer justa). Pero la guerra es un ente vivo: se mueve independiente de la voluntad de quien la inicia y de quien la padece. Se sabe como empiezan, nunca como terminan.

Hay predecentes peligrosos que no conviene olvidar: Somalia

 

Tampoco conviene olvidar a Sun Tzu y su libro El arte de la guerra:

"Aquellos incapaces de comprender los peligros inherentes al empleo de tropas, son igualmente incapaces de comprender cómo emplearlas ventajosamente".

 

Hay 177 Comentarios

Me revientan los ganapanes de la correccion política como el autor de esta tontería. Un ejemplo perfecto de utilización de estadísticas para sustentar una gilipolluá. Así que los buenos y los malos... hm y resulta que los buenos no son tan buenos y nosotros deberíamos ayudar a los negritos pero solo a los negritos bueno y a los moritos que sean como nosotros, medio lelos con el coco comido por la propaganda de la tele. Menudo periodista de investigacion estas hecho, Ramón Lobo.

De hecho los rebeldes son malos malos. Realizan linchamientos públicos, han ejecutado a cientos de soldados con tiro en la nuca, han provocado la ola de refugiados, ... http://www.youtube.com/watch?v=Nsqgx21lYtc en el blog hay videos que lo demuestran
http://anonymousdelsur.blogspot.com

es un nuevo Irak, la excusa es la de siempre, todo sea por el petroleo para eeuu.

¿Y a qué viene ahora esto?
Alucino...

Hay que ver qué puntillosa, racional, ecuánime y "objetiva" se vuelve alguna gente a la hora de juzgar a los Rebeldes libios: quienes son, quién les arma, a quién interesa su lucha, en qué guerras han participado algunos de sus paisanos... Que fueran bombardeados por Gadafi es algo que no viene al caso.
Me recuerda a algunos jueces cuando dejan de lado al violador para ocuparse "objetivamente" de la violada: iba vestida provocativa, es conocida por su promiscuidad, había aceptado invitaciones...
Por cierto, he visto mujeres sin velo ni burka en esas manifestaciones y luchas, a los que no he visto por ningún lado es a los de Al Qaeda, que (¡oh casualidad!) tampoco han apoyado ninguno de los otros movimientos de liberación.
Hay algunos que siguen, erre que erre, repitiendo el mismo error del Partido Comunista francés en Mayo del 68.

Buen análisis, de los pocos que no se unen a la ENORME MANIPULACIÓN DE LOS MEDIOS SOBRE LA GUERRA CIVIL EN LIBIA. Nos han vendido la moto con mentiras, escudándose en que la ONU no se ha opuesto, para REPARTIRSE EL PETROLEO LIBIO (4º PROD. MUNDIAL). Y luego dirán que esto no es Irak. Claro que no, esto es peor...

El relato de hechos que ha estado haciendo la prensa de este conflicto es absolutamente vergonzoso. Quizá lo más lamentable es haber comprendido, leyendo entre líneas, que la sociedad libia es, como otras satrapías petroleras, una sociedad esclavista y netamente estamental: arriba, las castas del poder, en el medio los naturales del país que viven de la sopa boba del Estado paternalista y rico, y abajo, abajo del todo, la subclase de los trabajadores extranjeros pobres, que son quienes realizan los peores trabajos a cambio del salario justo para que siga habiendo incentivo en sus paises de origen a renovar la mano de obra emigrada pero nunca el suficiente como para que puedan asentarse en el país. De derechos ni hablamos.

Es para vomitar de asco y rabia.

Siempre hay criminales en los dos bandos, deberiamos saberlo por EXPERIENCIA, no podemos fiarnos ciegamente de un solo bando. http://ilikan.wordpress.com/2011/03/21/exhibicion-de-cadaveres-en-libia/

Tengo 59 años, cuando tenia 11 mis padres emigraron a Francia, porque según oí decir a mi padre, aquí no había más que miseria y nos iban a comer los piojos; mi hermana y yo nos quedamos con mi abuela. De aquellos tiempos recuerdo las enseñanzas que nos daban en la escuela. Las glosas que los religiosos que la dirigían hacían de la figura de Franco; el padre bondadoso que para bien de todos los españoles velaba por nosotros y lo bien que gracias a él estábamos. Pero yo recordaba a mi padre marchando a trabajar en alpargatas a la obra, en invierno cuando llovia mucho y en la obra no se podía trabajar, aquel día mi padre no lo cobraba.
Unos años después, en el otoño de 1967 mi madre se presento en casa habían pasado 4 años, con solo una visita de por medio, unos cortos dias de un verano; así que casi no la conocía. Después de unos días nos montamos en un tren y tras un largo, larguísimo viaje, una mañana nos apeamos en Paris; tenia 16 años.
Lo primero que me sorprendió fue cuando en el colegio descubri que chicos y chicas iban al mismo aula y se sentaban juntos. Al año siguiente fui testigo del mayo del 68, y yo miraba asombrado aquellas manifestaciones de estudiantes; con que desparpajo hablaban de todo, de política, de lo divino y lo humano.
Con el tiempo me fuí enterando de que nuestro caudillo invicto no era tal como nos lo presentaban y que en España no estábamos tan bien, no tenía más que mirar a mi alrededor, teníamos calefacción en casa mis padres trabajaban en la Renault, cobraban todos los meses ¡y hasta tenían vacaciones pagadas! En el liceo me enteré que por la cobarde inoperancia de las democracias europeas franco había ganado la guerra y, además había fusilado o metido presa a media España y a la otra media la tenía atemorizada.
Tanto me intereso aquella parte de la historia de España, que despues en la universidad fue lo que estudié; historia.
Se hablaba mucho de política; un día tuve una diatriba con otro estudiante, un francesito engreído que decía que los españoles eramos unos inútiles, que no habíamos sido capaces de echar a Franco. Pero para entonces yo ya conocía bastantes cosas; ni corto ni perezoso henchido de orgullo y como si yo hubiera sido un miliciano le espeté: “no, nosotros no pudimos echarle porque nos dejasteis solos, pero aún así tuvimos los cojones de enfrentarnos solos a él, vosotros salisteis corriendo delante de Hitler”. Se que no fue así exactamente pero yo me quede muy ancho.
Pensando en el pueblo libio me acordé de todo esto.

Antes de nada, que quede claro: por mi Gadafi se puede convertir en pasto de gusanos que yo no podría ser más feliz.

Dicho esto, a mi desde el principio me ha parecido diferente lo que pasó en Libia del resto de las "revoluciones" árabes. No hubo manifestaciones que hubieran triunfado en Bengasi y desde allí se fueran extendiendo al resto del país. Por el contrario, de golpe y porrazo amanecimos con una mayoría del país tomada por hombres bien armados que no se sabe bien ni quiénes son, salvo que muchos pertenecían previamente a las administraciones civil y militar de Gadafi. A mí, más que a una revolución popular me recordó un golpe de estado fallido (fallido porque no consiguió derrocar el poder y se convirtió en una guerra civil).

Ahora la intervención occidental. El paripé es monumental. Evidentemente a nadie importan los derechos humanos ni la democracia ni nada por el estilo. China y Rusia se abstuvieron en el último momento para no rememorar la humillación de Kosovo, porque sabían que la OTAN iba a terminar interviniendo de todas formas.

El circo está servido pero es un error pensar que todo está previsto y controlado. Ha habido un margen enorme para improvisaciones y el escenario post bélico sigue completamente difuminado.

por qué en Libia y no en Costa de Marfil, por ejemplo? ahí queda eso............

Manuel No se que habrás merendado pero estas un poco faltón.
Aun a riesgo de que me sigas llamando caradura o algo peor lo que digo es que no entiendo como unos manifestantes pacíficos consiguen armarse en tan pocos dias
Y armarse tanto que son capaces de lanzarse a la conquista de diferentes ciudades.
¿Por que no ocurre lo mismo en Yemen, donde llevan mas tiempo las revueltas?
Por no decir nada de Bahrein.
Ahi no hubiese hecho falta la creación de ninguna zona de exclusión ni nada parecido. Hubiese bastado conque los barcos estadounidenses estacionados en aquella base naval apuntasen con sus cañones los palacios del emir. Pero en Bahrein vale mas una dictadura sunita que una democracia chiita..........

Hombre, Manuel, el de las 18:26:46, llamarnos caraduras a todos (así, a TODOS) conlleva riesgos. El primero, que nos colocas en la necesidad de revisar tus argumentos, no vaya a ser que lleves razón. Lo he hecho. Son tan pobres que me conducen a enfrentarte con tu segundo riesgo: seguramente no lo eres, pero has escrito como un necio.

No os olvidéis que Gaddafi ha amenazado con morir matando, ha dicho publicamente que iba a quemar viva Libia, que ha sacado los tanques a la calle y se ha puesto a matar a civiles. Mubarack no llegó a dar ese paso y se fue, un paso que sólo son capaces de dar algunos seres egolatras, megalomanos y odiosos como Gaddafi, Hitler, Nerón o Pol Pot. No ha querido negociar, ni ceder ni un ápice de poder. No nos olvidemos de eso

Pocos son los que dicen que no haya que hacer esta guerra por implicar riesgos para nosotros, sino que el argumento en contray de la guerra es que las desventajas de la intervención para el pueblo libio van a ser mayores que las ventajas. Sobre todo cuando no nos han explicado que van a hacer cuando la situación entre en un muy probable punto muerto de un país dividido en dos y que seguirá guerreando en tierra. Además, está el argumento de que cualquier guerra, excepto si es defensiva, no tiene justificación

++ Los supuestos moralistas se niegan a cualquier análisis de las consecuencias de esta intervención, que puede generar más muertes, miseria e injusticia que las de no hacerlo, eso se les escapa por completo e insisten en sus argumentos morales (que a muchos nos parecen meras falacias) para justificar una intervención de resultados dudosos.

Que yo sepa todo esto empezo cuando las clases medias y sobre todo jovenes, siguiendo la ola de protestas del mismo tipo en Tunez y Egipto, se reunieron en protesta por la situacion en su pais PACIFICAMENTE. Entonces salio el hijo del dictador diciendo barbaridades, y posteriormente materializando dichas barbaridades. Entonces todos pensamos que Gadaffi era un genocida, que estaba asesinando a la poblacion que protestaba pacificamente. Ahora que despues de tanto tiempo pidiendolo nuestros paises se arriesgan e intervienen todos los comentaristas empiezan a dudar.
Sois unos caraduras, TODOS. El que escribe este articulo blog tambien. Al final nadie se quiere arriesgar a nada, no vaya a ser...un poco de consistencia con las opiniones por favor...y no empezar a dudar cuando los gobiernos hacen lo que la prensa ha presionado para que hagan.

Bravo, como siempre. Por fin escucho algo similar a lo que pienso. Y pienso también que porqué se dejó de presionar económicamente al malo en su momento. Tanta hipocresía occidental desacredita cualquier argumento que pretenda instaurar una guerra entre ángeles y demonios.

en las guerras nunca hay buenos ni malos. ni vencedores ni vencidos. Una guerra nunca puede ser la solución.

Hay que estar
- podrido de moral narcisista, para pensar que nosotros somos los que podemos saber de manera infalible que los rebeldes son más democráticos que Gadafi. A pesar de que la experiencia repetida en países islámicos dice lo contrario, que normalmente es salir de Málaga para meterse en Malagón.
- Además, hay que ser muy pardillo para pensar que los mismos servicios de inteligencia que nos cuentan esto, ahora nos dicen la verdad después de mentirnos con lo de las armas de destrucción masiva en Iraq.
- En realidad, la guerra está tiene los mismos motivos de siempre: ganas de demostrar que se es más fuerte, de demostrar poder, y presiones del lobby armamentístico. (pues en cuanto al petróleo, hay métodos mucho menos costosos para controlarlo, si de eso es de lo que se tratase).
- Es por esa sensación muy paracida a la del forofo cuando gana su equipo, por la que mucha gente aplaude cuando son guerras con un país débil y que ni podrá tumbar dos aviones, pero que se rajaría si se tratase de derribar a dictaduras como la iraní o la de norcorea que se defenderían con mucha más dureza. A pesar de que en esos casos la intervención estaría mucho más justificada "moralmente" .

Esto es, el argumento moral apenas se sostiene, pues hay casos de injusticia y opresión mucho más flagrantes en el mundo, países donde la oposición tiene mucha más calidad democrática. Pero no, se decide intervenir en Libia, porque está en una situación que promete un éxito fácil, al menos en las primeras semanas al tiempo que incentiva la facturación de armas en la zona.


A todos los contra-intervención, yo les preguntaría...Si Gadaffi hubiera abandonado el poder, tal como lo hizo Mubarak...¿Habríamos tenido guerra? ¿Verdad que no? Pues entonces, ya sabemos quien es el culpable de la situación. Lo demás es harina de otro costal.

Además, mucho hablar del petroleo libio, pero Libia es el 17º país productor de petroleo. Noruega es el 11º y Mexico el 7º. Si fuera por el petroleo, los occidentales ya habrían invadido Ciudad Juarez.

La izquierda extremista está tirándose al cuello de la izquierda moderada, mientras la derecha rie y azuza el debate contra ZP que es lo que más le interesa.

El srl Lobo plantea una pregunta crucial, pero a a mi me gustaría hacer otra ¿Quien y desde cuando da armas a los rebeldes libios? Porque nos están contando la patraña de "las rebeliones por la libertad, olas democráticas y demas ditirambos, pero por mas que me cuenten no veo parangón alguno entre las manlfestaciones multitudinarias de Tunez o Egipto con la guerra civil de Libia. ¿Es que alguien cree que los manifestantes tunecinos, que si no nos han mentido comenzaron sus protestas por la carestia de la vida, estaban en condiciones de levantarse en armas contra Ben Ali? ¿Acaso los egipcios de la plaza Tahrit lo hubiesen hecho contra Mubarak?
Por cierto el 25 de febrero La Sexta informaba de la detención y ejecución sumaria de 370 de los 500 mercenarios pro-Gafi detenidos por los rebeldes. De ser cierto hay que jod.... con los buenos.

Me identifico con el planteamiento de Lobo. Tendemos a simplificar demasiado. Hasta ahora la única atrocidad que he visto ha sido la tortura y ejecución de unos preisioneros, supuestamente mercernarios, por los "rebeldes". Gadafi es un dictador, pero no lo son menos los militares de Birmania? O los jeques árabes?
Quien piense que ésto es como Bosnia, está muy equivocado. Una vez más como en Irak.

También hay que estar muy podrido moralmente para analizar la cuestión Libia solamente desde el punto de vista de los suministros energéticos. Cuánta mierda tiene que tragar tanta gente en el mundo para que los occidentales podamos pasar el invierno calentitos a un precio razonable.

Hay que estar muy podrido moralmente para pensar, en el caso de Gadafi y Libia, que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. Aquí estamos ya tan de vuelta de todo que hasta nos sentimos con el derecho de decirles a los demás que se vuelvan a su cueva, que el futuro no existe. Pobre Europa.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal