40 Aniversario
Ramón Lobo

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

Máscaras con memoria

Por: | 30 de abril de 2011

Chernobylbp34

Cerca de la zona de exclusión de Chenóbyl. SERGEY PONOMAREV (AP).

Diez escolares de una escuela de Rudo realizan un ejercicio de simulación de una emergencia nuclear. Veinticinco años después de Chernóbyl, la seguridad descansa en unas viejas máscaras herederas de un imperio que se desmoronó como un castillo de naipes, piedra a piedra en la frontera ideológica de Berlín.

La clase de los alumnos está semivacía. Muestra unos pupitres demasiado limpios. Parece más un escenario para una fotografía de aniversarios que un centro de estudio. Los alumnos posan, parecen soldados en posición de firmes que miran al objetivo del fotógrafo. Todos, menos uno que observa a los que están a su lado. En primer plano, un joven con jersey de surcos mira a la cámara. Él es la prueba de que la máscara produce distorsiones en el cerebro: chicos normales se convierten en maquiníes, en témpanos fabricados en vieja la URSS.

Es probable que esta alteración fotográfica de la realidad muestre la realidad que no se ve, la que discurre silenciosa cuando el fotógrafo no está. Alumnos con máscara antigás y unas bandas que cruzan sus pechos. Son bolsas para guardar las máscaras. No se muestran otros elementos de seguridad: un traje, unas botas especiales; tal vez su única seguridad sea un mapa con ruta de escape. ¿Mapas soviéticos para sobrevivir en la nueva Ucrania?

Al fondo de la clase, dos carteles; el de la izquierda parece tratar de personas, de grupos, de geografía humana; el segundo, de armas, en el que sobresale el célebre Kaláshnikov.

Máscaras, armas, accidente nuclear. Hoy, con el de Fukushina aún en marcha, todavía se escuchan voces que sostienen que la energía atómica mata menos que los terremotos. Las estadísticas de Chernóbyl, les desmienten. Las fotos de los supervivientes, también. Más que los muertos, cuentan los vivos, como aquellos liquidadores que se jugaron la vida, y muchos pagaron con ella, y a los que el nuevo Gobierno ucraniano quiere recortar los beneficios sociales. En 25 años no desparece la contaminación, solo la memoria.

Obama en la tierra de los tornados

Por: | 29 de abril de 2011

 

No es un Katrina, el huracán que puso al descubierto graves fallos en el país más poderoso de la tierra y mostró su incapacidad de proveer protección y socorro a los ciudadanos de Nueva Orleans. También se habló en aquellas fechas de los diques que debían evitar la inundación. Se convirtieron en la metámora del Estado-adelagazado, de los recortes: los que convierten las obligaciones colectivas en oportunidades de negocio privadas.

 

No es el Katrina, pero una ola de tornados entre el 25 y 28 de abril han causado esta semana más de 300 muertos en varios Estados, sobre todo en Alabama, en el deep south: pobres y negros.

Seguir leyendo »

La real boda de Lady Kate

Por: | 27 de abril de 2011

En un mundo de iconos más o menos pop, la monarquía británica se ha sabido adaptar. Se lo debe, a su pesar, a Lady Di, al jefe de comunicación de un primer ministro intuitivo que produjo la frase de "la princesa del pueblo" y a una reina, que sin moverse demasiado de las rigideces aprendidas de sus mayores, mantiene el respeto de casi todos. El mejor perfil de Isabel II lo interpretó Helen Mirren en 'The Queen', película que ensalza la profesionalidad de la monarca y destroza al entonces recién llegado Tony Blair, cuyo deslumbramiento por el boato anticipaba sus posteriores vuelcos ideológicos.

 

La mayoría de los británicos quiere que Isabel II siga en el trono, según una encuesta de YouGov, que cita Prospects. Por primera vez una ligera mayoría acepta a Carlos como sucesor por delante de su hijo Guillermo, que el viernes se casa con Kate Middleton, el nuevo símbolo. La misión de Lady Kate será la misma: insuflar normalidad, aire fresco, en una institución que ha perdido con los avances en la participación política la eficacia que la hizo nacer. Según la encuesta, no crece el entusiasmo monárquico, pero se mantiene el respeto.

Seguir leyendo »

El guantánamo personal de Bradley Manning

Por: | 26 de abril de 2011

Guan
RAÚL BARBOLLA.

Actualizado a las 13.18 /

Charles de Gaulle dijo: "No dejes que tu mano derecha sepa lo que hace la izquierda". Y en ese desconocimiento brotó la OAS (Organization de l'Armée Secrète), un grupo que practicó el terrorismo. En democracia debe de haber luz y taquígrafos sobre las dos manos, y sobre los pies. En democracia no existen agujeros negros ni sótanos; ni guantánamos, bagrams, abu gharibs.

 

Barack Obama llegó a la presidencia de EEUU con una promesa de regeneración moral y un lema: "Yes we can". Después, las rebajas: 'No, we can't', hay que tener paciencia, no es tan fácil (¿cerrar un penal ilegal?). Un transformismo que recuerda al célebre tránsito del PSOE, desde el "OTAN de entrada, no' al 'bueno, ya que estamos nos quedamos' (referéndum de 1986). Obama ha pasado de escudarse en las dificultades técnicas al seguidismo del error fundamental: las comisiones militares.

Algunos comprenden el cambio de Obama; el editorial del 'The New York Times', no. El diario escribe sobre el desastre legal y moral que representa Guantánamo, más allá de la incompetencia de sus actores, y afirma que ese es ahora el problema de Barack Obama.

Seguir leyendo »

Torturas en nombre de la libertad

Por: | 25 de abril de 2011

Guanta 2
ASSOCIATED PRESS.

Los papeles secretos de Guantánamo -filtrados por Wikileaks y publicados en España por 'EL PAÍS'- ponen al descubierto al detalle las cloacas de la democracia, lo que sucede cuando desaparece el Estado de derecho: la aplicación de la ley, o su ausencia, queda al arbitrio de personas protegidas por la inmunidad judicial y la cantinela de la lucha contra el terror. Cuando el hombre no tiene que responder de sus actos llega el abuso, la tortura; surge el monstruo que todos llevamos dentro.

 

Las reglas estaban y están claras desde 1945. La Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes, firmada, entre otros, por EEUU, establece claramente los límites entre la legalidad y la barbarie.

"(...) Se entenderá por el término 'tortura' todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia. No se considerarán torturas los dolores o sufrimientos que sean consecuencia únicamente de sanciones legítimas, o que sean inherentes o incidentales a éstas". (Artículo 1).

Seguir leyendo »

Pasiones colectivas

Por: | 17 de abril de 2011

 

La música no se explica, se siente, penetra desde los primeros acordes, desde las primeras voces. El rock transmite fuerza, a menudo por encima de la calidad de sus músicos. Ese es su secreto, el porqué de popularidad. Un concierto de rock es un concierto de pasiones, de recarga colectiva, de pertenencia.

Me gusta: Annie Lennox y David Bowie en el homenaje londinense a Freddy Mercury. Me gustan los ojos escondidos de Lennox. Quizá deberíamos copiarla, ser zombies pintados en un mundo de zombis sin pintar: ser máscaras en un mundo sin rostros, sin nombres, solo fortunas inmensas y empresas de rating con el tampón de nihil obstat en la mano: tu, sí; tu, no. 

En este segundo vídeo, los ensayos de Under Pressure.

 

Este blog -salgo emergencia mundial- se va de procesiones y descanso hasta el lunes 25. Feliz Semana Santa.

De despedida, más Lennox: Why? Una pregunta que se repite en cada mentira, en cada simulación.

 

Los cristales del búnker

Por: | 16 de abril de 2011

Cristiales
BEAWIHARTA (REUTERS).

Lo evidente: dos trabajadores limpian los cristales del edificio del banco Standard Chartered, en Jakarta. Detrás de lo que se ve: lo probable, las cosas pequeñas, lo invisible. La foto tiene una verticalidad tan radical que parece un abismo. En él cuelgan una cabina, un hombre y dos sombras. Su trabajo aéreo, suspendido, es dar lustre a unos cristales protectores que ofrecen desde el castillo una realidad blindada: estadísticas sin olores ni sabores; números rojos, números azules, par, impar, pasa y falta, gana la banca, el casino.

Los abismados ven la realidad opuesta, una realidad inalcanzable, prohibida: despachos, trajes, corbatas, estrés, colonias, máquinas de café. El hombre y las dos sombras que limpian son afortunados: pueden mirar, soñarse ricos, poderosos, como los niños de Kabul que querían ser médicos influidos por una serie de televisión india. Los médicos que salen en la pantalla también viven al otro lado de un cristal. Hay otros reales que viajan en sus vacaciones al Tercer Mundo para ayudar, como el doctor Polezze de Bunia.

La foto transmite riesgo, soledad, silencio. Uno de los trabajadores que limpian se quedó solo con su sombra, sin el hombre que la acompaña. Limpiar y ver vidas ajenas inalcanzables puede ser peligroso, generar melancolía, otro tipo de estrés.

Los mundos paralelos casi nunca entran en contacto. A veces se cruzan, se tocan, pero uno de ellos no ve al otro porque vive de espaldas, ciego, sordo. Los habitantes de los castillos deciden la suerte de millones de personas. La ignorancia de la mayoría permite el equilibrio, la paz, el beneficio de unos pocos (Inside Job, Enron).

 

Bombas de doble moral

Por: | 15 de abril de 2011

Captura de pantalla 2011-04-15 a las 21.00.59
Países a los que exporta España; en rojo, los importantes. La noche temática.

Debe de haber muchas armas 'made in Spain', y municiones, y bombas, repartidas por el mundo. España es una gran potencia, uno de los principales exportadores de armas. Vende por valor de cuatro millones de euros al día. Están por delante Alemania y cuatro de los cinco países que se sientan en el Consejo de Seguridad de la ONU con derecho a veto. El Consejo de Seguridad es, en teoría, el organismo que vigila la aplicación del llamado derecho internacional, es decir, la ética y la justicia en las relaciones internacionales.

Captura de pantalla 2011-04-15 a las 21.28.53




La industria de las armas es un sector que no conoce la crisis. Las exportaciones aumentaron un 77% en el primer semestre de 2010. Entre los clientes, Irán, país modélico en el respeto de la vida y las libertades de sus ciudadanos. Como lo era el régimen de Muamar el Gadafi en 2007, año en el que el Gobierno español vendió al antiguo financiador de terroristas (Abu Nidal) y promotor de atentados aéreos (Lockerbie y Níger), bombas de racimo.

Fue un año antes de la prohibición de este tipo de armas. Un negocio redondo. Como vender mercancía al por mayor a punto de caducar.

Seguir leyendo »

Héroes criminales en Croacia

Por: | 15 de abril de 2011

Gotovina2
Bienvenida al héroe-criminal. / DARKO BANDIC (ASSOCIATED PRESS)

El general Ante Gotovina es el espejo en el que la Croacia independiente, triunfante y ya casi miembro de la Unión Europea, no se quiere mirar. La independencia y la lucha contra la agresión de la Serbia de Slobodan Milosevic, otro notorio criminal, en 1991, es la justificación suprema, el manto que lo cubre todo. En una causa justa no hay crímenes, solo accidentes, daños colaterales. La nueva Croacia se ha instalado en la negación de su pasado sangriento, no ya en de la II Guerra Mundial de filonazi Ante Pavelic, el jefe de los ustashas (leed Kaputt de Curzio Malaparte), sino el más reciente de los años noventa.

Serbia, derrotada en las cuatro guerras balcánicas que empezó, tampoco ha hecho una catarsis. Se justifica en el victimismo, en la conspiración internacional que se inició en la batalla contra los turcos en el Campo de los Mirlos en 1389, en lo que hoy es Kosovo. Una parte de Serbia, una parte creciente, joven y preparada, desea una catarsis colectiva porque ellos ya pasaron la individual. Esa Serbia pide perdón por Srebrenica, Vukovar, Sarajevo y quiere seguir caminando.

En Croacia, no. En Croacia cuesta cambiar el discurso oficial que dejó por herencia Franjo Tudjman, padre de la patria y para muchos un notorio criminal de guerra. El actual presidente, Ivo Josipovic, es el primero que lo intenta. Gotovina es para muchos croatas un héroe. Para muchos serbios, los héroes son Radovan Karadzic, Ratko Mladic y Milosevic. Cada pueblo tiene derecho de escoger sus iconos, pero a veces los iconos definen la salud moral de un pueblo.

Seguir leyendo »

La guerra de la parte contratante de la primera parte

Por: | 14 de abril de 2011

Otan-1
Clinton y Merkel ante el mapamundi equivocado. / SAUL LOEB (AFP PHOTO POOL).

Casi un mes después de comenzar la operación ¿cómo se llama? los ministros de Exteriores de la OTAN se han reunido en Berlín. Su objetivo: ponerse de acuerdo en una estrategia única y coherente para... Para no sabemos bien. Aún no hay acuerdo sobre lo que quieren ponerse de acuerdo; tampoco en qué hay que bombardear y para qué se bombardea Libia. Nadie se atreve a decir: 'El rey está desnudo', y afirmar que el plan es derrocar a Muamar el Gadafi sin que que se note que ese es el plan.

 

Resulta complicado sincronizar a 28 ministros de Exteriores de 28 países con culturas e intereses propios. Nadie inteligente dirige una guerra en comité de ministros. Un dromedario es el resultado de un camello diseñado en asamblea. En Libia ha salido un enorme dromedario.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal