40 Aniversario
Ramón Lobo

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

Somaliaolvido

Por: | 29 de junio de 2011

Existen dos mundos: el del ruido -el parqué de Wall Street (vendo, compro; gano, pierdo), el tráfico rodado, los botellones (jóvenes que beben y vocean en las plazas)... y el del silencio: pobres sin derecho a ser escuchados, sin voz para narrar. Somalia está anclada en el segundo, pero con el peor ruido del primero, el de las armas fabricadas en Occidente y Rusia. Somalia no tiene Estado desde 1991. Es un país célebre por sus piratas, no por sus tragedias, por las personas que la habitan y sufren, por sus mujeres mutiladas.

Gracias a los piratas Somalia ha logrado salir del mundo de los invisibles y pasar al de los visibles. El tránsito no es fácil; son necesarias las etiquetas publicitarias, los hashtags de la globalización: terroristas que amenazan la navegación y economía mundial.

Seguir leyendo »

La guerra de los 100 días y...

Por: | 27 de junio de 2011

Gadafi ante sus enemigos: "los terroristas y los ratones borrachos que toman comprimidos".

Libia es una guerra improvisada con objetivos más mediáticos que militares; pomposos en el enunciado, difusos en lo concreto. 'Estamos defendiendo a los civiles', proclaman los líderes. ¿Cómo se defienden civiles en una dictadura si todos son sus víctimas? ¿Derribando al dictador que oprime y mata?

Esa falta de concordancia entre lo que se dice y lo que se hace explica una parte de fracaso actual: de la primavera libia cercenada por Muamar el Gadafi se pasó a una guerra civil, y allí siguen: la Cirenaica contra Tripolitania. Han transcurrido 100 días desde los bombardeos de Francia, esta vez en primerísima delante de la primera línea de acción, no como en Afganistán. Antes solo morían desafectos, ahora mueren civiles de los dos bandos. Misrata es la capital del contrasentido.

Seguir leyendo »

Bambalinas que suenan

Por: | 26 de junio de 2011

Me gustan las bambalinas y el caos que generan: lo que nace lejos del escenario, donde todo se exagera, donde el parecer es más importante que el ser. Me gusta este grupo canadiense, Arcade Fire, que calienta manos y gargantas en el camerino, en el túnel, en el ascensor... La música está dentro, donde reside el arte, lo diferente, no fuera, donde solo se escucha. En los grandes conciertos todos sienten, músicos y público.

Lo importante es sentir, expresarse, compartir. El lugar, el envoltorio, la casa, la sala de conciertos es una apariencia necesaria. Pocos cruzan la línea y llegan a las bambalinas donde nace todo.

Gigantes de Afganistán

Por: | 25 de junio de 2011

Gigantes
A.MAJEED (AFP / GETTY).

El pie de foto, frío y realista, explica: una familia en el centro de registro del Alto Comisionado de Naciones Unida para los Refugiados en las afueras de Peshawar [PAKISTÁN], el 20 de junio de 2011, antes de su regreso a Afganistán después de escapar del régimen talibán.

Las imágenes viajan más allá de las palabras mudas, telegráficas, sin emociones. El hombre del centro parece un gigante sostenido por unos zancos que le permiten mirar a los ojos a un camión, un gigante tatuado. El joven del suelo mantiene los brazos abiertos, teme que el sueño se estropee. Es el ayudante de los equilibristas; sigue atento sus movimientos sobre el trapecio.

Es arriesgado, triple mortal o más, regresar a casa casi 10 años después de escapar de un peligro para toparse con el mismo peligro. Afgansitán es un país atrapado en el tiempo, y con los talibanes a las puertas, como fantasmas de un pesadilla, siempre al acecho, cambiándose de nombre, de idelología, de tribu, de todo menos de fusiles e impunidad.

Debajo de la tela azul de un burka, se ven las piernas enteladas de una mujer que es ayudada por una segunda persona desde lo alto del camión. El hombre-gigante sostiene a un bebé. El gigante puede ver los tejados de lo que quedó atrás, de lo que no pudo ser; y mirar por dentro su casa, su vida que será.

Se van las tropas extranjeras que no supieron llegar, que no pudieron modificar el guión de la pesadilla. Atrás quedarán las víctimas, y sus camiones decorados con mimo. Esos camiones hermosos son una única forma de expresarse en libertad, de gritar.

Guerras invisibles, líderes ciegos

Por: | 23 de junio de 2011

Afri9ca
Ikuam Ekal tenía un año en 2004; nadie sabe si ha sobrevivido a las hambrunas. EFE.

Los líderes son como los ciudadanos: se cansan de la información y más de la sobreinformación aparente: mucha oferta, nula reflexión. Saltan de una noticia a otra sin tiempo digerir. Vivimos en un mundo tan instantáneo y fugaz, tan Twitter y televisivo, que a los dos días del segundo rescate griego, aún inconcluso, ya estamos deseando rescatar otro país.

¿Libia? '¿Pero aún sigue esa guerrita?', responden los cansados. El desinterés sobre lo que sucede a nuestro alrededor, ese egoísmo informativo. impide demandar información veraz sobre Túnez, Egipto, Yemen..., exigir a los medios historias que expliquen. Siria se mantiene debido a las matanzas. Las catástrofes despiertan conciencias, alargan la conmoción por unas horas o unos días.

Hambre
MARISOL CALES.

Seguir leyendo »

Bye bye Afganistán?

Por: | 23 de junio de 2011

Afgan2

MASSOUD HOSSAINI (AFP).

Actualización, 23 junio a las 11.29 /

EEUU arranza hoy una retirada escalonada de Afganistán; 10.000 ahora y 23.000 en septiembre de 2012, según anunció el presidente. Casi 10 años después de invadir el país centroasiático, uno de los más pobres del mundo, apenas han logrado los objetivos declarados. Cuando uno comienza una guerra declara más objetivos de los objetivos que se tienen. Ese hinchar el pecho y las palabras se llama propaganda.

Francia ha aprovechado la oportunidad de retirada de un país en el que hace tiempo no está, solo se mantiene escondido, disimulante; Sarkozy retirará tropas en la misma proporción que EEUU

Los buenos generales trabajan con realidad, les va la vida en ello. Los generales estadounidenses quieren conservar el máximo número de las tropas de combate; Obama, además de la realidad necesita simular que cumple promesas; prometió reducción de tropas cuando ordenó su aumento en contra de una promesa electoral. El Gobierno de Karzai se aferra a los eslóganes sin sustancia y dice que eatá prepado. Eso se llama mala propaganda.

La misión de la OTAN en Afganistán -y escribo OTAN por buscarle un sinómimo a EEUU- ha fracasado. No se ha derrotado ni expulsado a los talibanes, una amenaza militar con presencia en una parte sustancial del territorio. No han traído democracia y libertad, más allá de unas elecciones grotescamente robadas. Tampoco ha acabado con la impunidad de los señores de la guerra, muchos de ellos sentados en el Gobierno y en el Parlamento. Ni con los narcotráficantes, aliados de los 'señores de la guerra', cuando no ejercen el mismo papel.

Seguir leyendo »

Che Guevara, mito en Yemen

Por: | 21 de junio de 2011

Che

KHALED ABDULLAH (REUTERS).

Los mitos se construyen de memorias distorsionadas, olvidadizas; así surgen limpios de defectos, inmaculados. Algunos merecen serlo por la excelencia de su trabajo, de su acierto en momentos en los que todos fallan; otros, lo son por casualidad. A Ernesto Che Guevara lo encumbró una gran foto, la tomada por Alberto Korda el 5 de marzo de 1960.

Enrique Meneses, que vivió con los revolucionarios en Sierra Maestra y es autor de decenas de fotografías históricas de la Revolución, está convencido de ello. "Es un retrato que conecta con una memoria colectiva, la del cristianismo. Es un retrato eterno que vincula al revolucionario con la figura de Jesucristo", afirma en conversación telefónica.

Seguir leyendo »

Grecia como síntoma

Por: | 21 de junio de 2011

Greciahorca
En espera de noticias de Luxemburgo. / ALEXANDROS VLACHOS (EFE).

Actualizado y corregido; 21 de junio a las 13.09 /

Existen dos tipos de deudas. 1) Las que se pueden pagar: todo el mundo sabe que puedes y vas a pagar; es una suerte porque la confianza genera unos intereses bajos que facilitan ese pago. 2) Las que no se pueden pagar: todo el mundo sabe que no puedes ni vas a pagar; ese recelo dispara los intereses y provoca la imposibilidad de pagar.

EEUU pertenece al primer grupo: su deuda es superior a 11 billones de euros; Grecia, al segundo con unos 355.000 millones de euros, cerca del 142% del PIB.

Tener una deuda descomunal y no poder pagarla es un problema descomunal. El 'The Telegraph' lo llama "el momento Lehman", en referencia al banco estadounidense cuya quiebra arrancó la crisis. No es el único pesimista: el 'The New York Times', también. Existen optimistas relativos, como Paul Donovan, del banco de inversiones UBS; dice que la solución a largo plazo no es económica sino política.

Seguir leyendo »

Personas que no mueren

Por: | 19 de junio de 2011

La noticia dice: ha muerto Clarence Clemons, pero los que sabemos de música, de arte, de literatura, sabemos también que los especiales no mueren, se transforman, dejan atrás caminos regados de notas, colores, palabras, magia sobre un mundo gris, conformista, por si un día nos levantamos y necesitamos escapar de esta insoportable molicie ambiental.

El puño que grita "¡Basta!"

Por: | 18 de junio de 2011

Puño

NIKOLAS GIAKOUMIDIS (ASSOCIATED PRESS).

El cartel dice: "Sí a la sociedad no al poder". El cartel dice porque los mejores carteles, las mejores pintadas, grafitis, hablan, gritan, se revuelven, influyen y quedan, generan debate como aquel "prohibido prohibir" de París o el "bienvenido al infierno de Sarajevo".

A los buenos carteles habladores, como este de La protesta en Tesalónica contra las nuevas medidas de austeridad en Grecia, les sale un algo que los mejora. En el de la fotografía de Giakoumidis le ha salido un puño cerrado; no es un puño comunista, aunque es posible que el resto del cuerpo que no se ve lo sea, es un puño de rabia, de estoy harto de las estadísiticas, de los que deciden desde los palacios de decidir, blindados contra el ciudadano común; los que deciden sin pisar la calle, sin rascarse el bolsillo para comer a final de mes, sin padecer una sola de sus medidas de austeridad porque se han inmunizado de ellos mismos.

No es un puño cerrado, es un brazo tensionado que grita: "Basta". El brazo que grita desde el otro lado del espejo ha escogido una O para hacer visible a los invisibles. La O enmarca, da sentido, fuerza. La O es un balcón, un promontorio: al otro lado, la dignidad; a este, el precipicio.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal