Ramón Lobo

La guerra de los 100 días y...

Por: | 27 de junio de 2011

Gadafi ante sus enemigos: "los terroristas y los ratones borrachos que toman comprimidos".

Libia es una guerra improvisada con objetivos más mediáticos que militares; pomposos en el enunciado, difusos en lo concreto. 'Estamos defendiendo a los civiles', proclaman los líderes. ¿Cómo se defienden civiles en una dictadura si todos son sus víctimas? ¿Derribando al dictador que oprime y mata?

Esa falta de concordancia entre lo que se dice y lo que se hace explica una parte de fracaso actual: de la primavera libia cercenada por Muamar el Gadafi se pasó a una guerra civil, y allí siguen: la Cirenaica contra Tripolitania. Han transcurrido 100 días desde los bombardeos de Francia, esta vez en primerísima delante de la primera línea de acción, no como en Afganistán. Antes solo morían desafectos, ahora mueren civiles de los dos bandos. Misrata es la capital del contrasentido.

Vídeo subido por los rebeldes; no hay confirmación independiente.

Según la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad el objetivo era defender civiles. Han pasado 100 días y el único logro palpable es haber evitado la caída de Bengasi horas antes de que Muamar el Gadafi prometiera una conquista a sangre y fuego, como las de Franco.

Las sumas gastadas no dejan de crecer en medio de una crisis económica repleta de recortes en los derechos sociales, en el Estado de bienestar. Guerrear contra un examigo un tanto excéntrico y con antecedentes criminales como El Gadafi es un hipocresía.

Bombardean los mismos que vendieron 'antesdeayer' armas a Gadafi'; Como la España de Zapatero.

Además de dificultades con los valores, crece el gasto, la inversión en los eventuales beneficios del 'día después': 1,4 millones de euros diarios en EEUU, que lleva el peso de las operaciones y un gasto mensual que supera en 14,09 millones mesuales las estimaciones anteriores. Reino Unido ha gastado 225,47 millones de euros, despertando el furor de los 'tabloides': diarios que viven entre la sensación y la noticia. España, que actúa mucho menos que sus socios, lleva gastados 14,4 millones de euros.

Libia233 
Mujeres entusiastas durante una visita periodística guiada. / MOHAMED MESSARA (EFE).

La guerra se ha encallado en el terreno preferido de Gadafi, el gran manipulador. No tiene salida, ni la busca. Sabe desde sus años de financiero del terrorismo internacional, que la política es el arte de la paciencia. Sobrevivir, resistir, hasta que el enemigo se canse o se distraiga en otro salvamento. Gadafi tiene petróleo y gracias a él espera dividir, atraer a China y Rusia.

Libias bernardo 
Durante una quema del Libro Verde de Gadafi. / BERNARDO PÉREZ.

El error no está en atacar, en comenzar una guerra, sino en no saber qué se ataca. El error está en ansiar el derrocamiento de Gadafi, y posiblemente su muerte, y no tratar de derrocarle por el qué dirán. Es una coalición timorata; la mayoría de sus componentes están en ella para decir que están allí, por lo que pueda pasar con futuros repartos de riqueza. Nada queda de la primavera árabe en Libia. Siguen con dificultades las de Siria y Yemen. De Bahreín, nadie habla. 'Business as usual'.

Hay 3 Comentarios

Es una pena tanto bombardeo y tanto muerto, pero no se puede hacer nada, siembre abrá guerras y cada guerra será más cruél que la anterior, gracias por la noticia.

Sobre Baherin me gustaría ver unas cuantas portadas de El País...

Después de haber hecho campaña para bombardear a Gadaffi, es una hipocresía mayúscula la manera "selectiva" en que este medio trata las revoluciones del mundo árabe. Para Libia y Siria, palo y medio (con justa razón); para Bahrein, naca la pririnaca...

Me gustaría ver un corresponsal de El País en Bahrein, porque todos tenemos claro que la Fox y la CNN jamás se meterían a atacar a un aliado de su país.

Pero nada. El País es tan timorato e hipócrita como los medios que critica; tan timorato e hipocrita como la Europa que Ud. nos presenta.

Salu2 desde Chile

¡Qué dilema para los progresistas! Si atacaran con más determinación, morirían muchos más civiles. Seguro que eso sería una violación de los derechos humanos, como en Iraq, ¿no? Por fin estamos viendo que el progresismo es muy bueno en teoría, pero no soluciona problemas reales. Solo crea más problemas. No se puede no atacar, no se puede atacar. No se puede hacer nada.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal