Ramón Lobo

Creo que nunca he comido carne

Por: | 04 de agosto de 2011

Oxfam

Página de Oxfam sobre la crisis alimentaria.

Comer tres veces todos los días es un privilegio al alcance de una minoría. Los que tienen la suerte de alimentarse tan bien viven en el Norte, donde se concentran la riqueza, el desperdicio de comida y los casos de obesidad. Muchos niños encienden la televisión nada más levantarse de la cama mientras que se atiborran de productos hipercalóricos.

En el Tercer Mundo no hay despertadores; es al alba, cuando surgen las primeras luces, la que marca la hora del comienzo de una lucha: sobrevivir. No existen camas ni colchones, solo unas esterillas viejas colocadas sobre una tierra dura y roja. Como los habitantes de la mayoría de las aldeas africanas no saben qué es la electricidad no han tenido que preocuparse por el consumo, comprar aparatos: televisión, lavadoras, friegaplatos.

Los que tienen suerte en el Tercer Mundo comen dos veces, a mediodía y al atardecer. Depende de los lugares, pero el arroz, el maíz y el trigo suelen ser la base alimentaria. En los días buenos se añade alguna verdura o carne de pollo, casi siempre escuálido.

 

 

En Níger, uno de los países más pobres del mundo, también cobran la atención médica; fue una idea genial de un tipo del Banco Mundial. Es fácil hacer números, cuadrar cuentas sentado en un despacho; es fácil porque en la distancia no se respiran las historias personales de las víctimas de los balances.

Todos esos expertos, másters del universo, intermediarios, especuladores o ingenieros y líderes deberían hacer sus cuentas en una aldea africana, encerrados en ella, en convivencia con el tipo de vida que ignoran y que fomentan con sus políticas. Seguro que conseguirían buenas ideas en un tiempo no muy largo para salir de esa situación.

Comer carne alguna vez es otro lujo. Conocí hace años en Haití a dos niños, Lionel y Miguel. Su tía era la encargada de reunir alimentos para las dos comidas que hacían en su chabola de Cité Soleil, uno de los barrios más pobres de Puerto Príncipe, capital pobre del país más pobre de toda América. Un día di algo de dinero a Lionel, en compensación por su trabajo de intérprete. Le dije: "Toma, para que te compres las zapatillas", su gran sueño consumista. Lionel me miró de arriba abajo y dijo: "Hoy no como y me compro las zapatillas".  Le pregunté qué había comido el día anterior y respondió: "Plátanos". ¿Y el anterior? "Plátanos, también. Siempre como plátanos". ¿Cuándo has comido carne? Su hermano menor, Miguel, entonces con 11 años, saltó: "Creo que nunca he comido carne".

 

Algunos datos:

-El 50% de la comida producida en EEUU se desperdicia. Un tercio de la comida comprada en Reino Unido nunca es consumida.

-La comida desperdiciada en EEUU y Reino Unido cada año podría dar de comer a 1.000 millones de personas.

-950 millones de personas pasan hambre cada día.

-El mundo produce suficientes alimentos para todos sus habitantes. La agricultura mundial produce un 17% más de calorías que hace 30 años pese al incremento del 70% de la población.

-Más del 30% de los niños en los países en desarrollo (600 millones) viven con menos de un dólar al día.

-Cada 3,6 segundos muere una persona de hambre, casi siempre un niño menor de cinco años.

Hay 8 Comentarios

un llamado a todos los cristianos evangelicos,catolicos,y a todas la iglecias del mundo unirse para ayudar a africa solamente piensan en ellos en darce lujo y no ayudan al projimo como lo dice la biblia.

Texto capaz de remover conciencias,la mención al contacto con situaciones de injusticia como forma de remover estructuras mentales es acertadísima.
También me parece buena la sugerencia de dar a conocer la Campaña Crece de Oxfam en cuyo lanzamiento en Guatemala pude colaborar y difundir en mi propio blog;Gonzalo Fanjul hizo lo propio desde su blog.
Un abrazo,
Diego: http://destelloshumanos.blogspot.com

me pregunto por qué en los periódicos impresos nunca saldrá nada así. la hambruna del cuerno de áfrica la están curbiendo desde Madrid. con esta precariedad, poco mundo se va a cambiar...
un abrazo, Ramón

hola deberías poner un link para que la gente conozca OXFAM y su campaña crece e incluso donar, también lee esta entrada.

http://actualidadfce.blogspot.com/2011/07/campana-grow-de-oxfam.html

¿Por qué tienes que exagerar tanto? Sí, es cierto que hay mucha gente paupérrima en África, pero también es cierto que hay más gente que no es tan pobre como para no poder comprar un despertador barato. He viajado por África y aunque todos son bastante pobres en términos relativos, los televisores, computadoras y teléfonos móviles son bastante comunes, sobre todo en las ciudades. En occidente la gente tiene una percepción muy equivocada de cómo es África, a causa de reportajes como éste. Esos paupérrimos que viven en campamentos de refugiados son una minoría. La mayoría vive mucho mejor que eso. No muy bien, pero MUCHO mejor.

TAMPOCO CONTRA EL HAMBRE HE VISTO MANIFESTACIONES DE LOS 'progres'. ES QUE ELLOS LAS HACEN SÓLO CONTRA EE.UU. E ISRAEL. Es obvio que mas que progres, son 'mugres'.

Deberían poner este tipo de noticias más a la vista de la gente, para sensibilizar más.
Además, tienes toda la razón sobre los casos de los "expertos" que hacen todo desde su oficina y comen 5 veces al día, si vivieran un tiempo con los necesitados se darían cuenta de que no es la solución. ¿Cómo van a pagar la asistencia sanitaria, si lo poquísimo que consiguen es para comer?

Hoy en Francia sale la noticia de dos abogados despedidos por comerse los restos del buffet de una reunión que iban directos a la basura. Al lado de esta noticia, la del hambruna en Africa... en que mundo vivimos?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal