40 Aniversario
Ramón Lobo

Sobre el autor

Nací en otro siglo, en Venezuela, mitad español, mitad inglés. Siempre me gustaron las noticias internacionales. Con El País he viajado a guerras en medio mundo. He aprendido mucho, sobre todo a escuchar.

Eskup

¿Salvados del ayatolá Santorum?

Por: | 29 de febrero de 2012

Captura de pantalla 2012-02-29 a la(s) 05.17.43

Mitt Romney es el candidato inevitable, aunque la extrema derecha lo deteste. La última esperanza 'ultra', Rick Santorum, un ayatolá que predica contra la seperación kennediana entre religión y Estado, además de otras cosas, parecía un rival serio tras ganar el supermartes. La permanencia en la lucha de Newt Gingrich, más oportunista que extremista, ha impedido a Santorum vencer en Michigan. Con esta doble victoria, que incluye una convincente en Arizona, Romney vuelve a ser favorito en una carrera lóbrega, como la describe Time, pese a haber virado su discurso a estribor presionado por los Santorum & cia,

 

Romney sigue teniendo puntos débiles. El principal, el dinero. Más allá de sus empresas y los paraísos fiscales, es la distancia que impone su estilo de vida con un electorado carcomido por la crisis. En este encuentro con votantes confesó que el conducía un Mustang y su mujer un par de Cadillacs.

La siguiente estación es Ohio, donde Santorum encabeza las encuestas.

Seguir leyendo »

Dos Oscar para los malos de la película

Por: | 28 de febrero de 2012

Ser el malo de la película en Hollywood es casi tan recomendable como ser el bueno. Los académicos premian la calidad de las interpretaciones, no la catadura moral o ética de los personajes. En política internacional ser el bueno es esencial; una vez conseguido el cartel, el protagonista se puede tomarse unas cuantas libertades: invadir países, bombardear otros, permitir la emisión de productos bancarios tóxicos o decidir quiénes son los malos oficiales.

Los Oscar de este año han premiado a dos malos oficiales y constantes: Irán y Pakistán. Ambos celebraron los premios (otorgados por su enemigo) como una gran victoria, un motivo de orgullo nacional.

El Oscar a la mejor película extranjera fue para la iraní Una separación, un espléndido retrato de la vida cotidiana, de la administración de justicia y el papel de la religión . Su director, Asghar Farhadi, aceptó el premio con la lectura de una nota en inglés, que las palabras las carga el diablo en países como el suyo. Se lo dedicó al pueblo de Irán, no a su Gobierno. Hizo mención al clima de intimidación y agresión que se vive, pero sin referencias explícitas a Ahmadineyad. De sus comedidas palabras, la imaginativa agencia iraní FARS dedujo un claro apoyo al programa nuclear.

Seguir leyendo »

Cuidado, el prestidigitador está armado

Por: | 27 de febrero de 2012

El régimen de Bachar el Asad 'vende' su nueva Constitución como la solución perfecta, la ruta hacia la democracia. Parece una broma cuando sus soldados no dejan de disparar sobre centros urbanos, como denunció Human Rights Watch la semana pasada. Siria no vive una transición ni una primavera árabe; lo que vive es una guerra civil en la que las vías de diálogo están selladas. The Independent califica el voto de insulto a su pueblo.

Asad imita a otros grandes prestidigitadores de la historia reciente: Sadam Husein, Slobodan Milosevic, Muamar el Gadafi. Ninguno de ellos supo leer la realidad a tiempo; ninguno sobrevivió. El objetivo de Asad es también ganar tiempo, salvarse. Se siente inmune; está apadrinado por Rusia, que necesita sentirse superpotencia, más en periodo electoral y con un aspirante cuestionado en la calle.

En este vídeo divulgado por The Lede, residentes de Homs denuncian el uso de artillería pesada con proyectiles de alto poder destructivo 'made in Russia', como los morteros de 240mm.

 

Asad sonríe, posa, promete, pero no ordena un alto el fuego ni permite evacuar heridos, sean civiles sitiados o periodistas extranjeros; tampoco permite sacar de Homs los restos de Marie Colvin y Rémi Ochlik. No parece haber espacio para la negociación, para un cambio pactado y ordenado. Su suerte parece echada. Con ella se abriría un periodo de persecución de la minoría alauí, y serían ellos los que deberán ser rescatados después.  

Seguir leyendo »

El hombre que se equivocó de símbolo

Por: | 25 de febrero de 2012

Fotopsabado
Hasan Jamali (ASSOCIATED PRESS)
.

El hombre encadenado se equivocó de escenario. Detrás de sus manos, el logotipo de Naciones Unidas, un 'logo' pretencioso rodeado de espigas cuando el fracaso mayor de la comunidad internacional, que dice representar, es el hambre constante de cientos de millones de personas. La reja que cubre los continentes no es decoración sino una premonición de la parálisis posterior, de la incapacidad de resolver conflictos como el de Siria. Este logotipo es un símbolo demasiado grande y ambicioso que se ha quedado vacío.

Las manos encadenadas del hombre representan lo contrario: lucha, inconformismo; son un símbolo lleno, caliente, pleno, actual, lucha por la libertad de expresión, de reunión, de prensa, de vida; la libertad primera es poder elegir.

Naciones Unidas no es un organismo democrático, eficaz. Mandan los burócratas en lo intrascendente y los poderosos en lo esencial. Los cinco países del Consejo de Seguridad con derecho a veto -Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido- son los que vigilan la ética de las relaciones internacionales, un eufemismo de intereses, de sus intereses. Los cinco grandes defensores de la paz son también los principales exportadores de armas, los beneficiados por la industria de la muerte.

No es el logotipo de la ONU donde está la lucha del hombre encadenado. Su esperanza está en la calle junto a miles de personas que perdieron el miedo al miedo, como en las primavera árabes y en el movimiento OccupyEverywere. Son hombres que sienten que no están muertos.

Feliz fin de semana.

Captura de pantalla 2012-02-24 a la(s) 11.24.54

 

¿Quién dijo no más Sarajevos?

Por: | 24 de febrero de 2012

 

Hoy se reúnen los llamados Amigos de Siria. La cita es en Túnez, cuna de todas las primaveras árabes, de la esperanza de que la libertad es posible sin importar la raza, la nacionalidad o la religión. Son 70 países los que atenderán a la puesta en escena de la indignación de los que tan poco hacen. Hillary Clinton asegura que la comunidad internacional no puede permanecer indiferente, secuestrada por dos países. Se refiere a Rusia y China, que escaldados con lo sucedido en Libia bloquean una resolución en el Consejo de Seguridad.

De Túnez saldrá una petición, una exigencia o un ultimátum -el tono aún no es seguro- a Bashar el Asad para que permita un acceso humanitario inmediato a la población civil. No se esperan sorpresas, declaraciones de guerra, ni compromisos de entrega de armas a los rebeldes. No es necesario publicitar lo que seguramente ya se está haciendo. La ONG Human Rights Watch pide el final de los bombardeos indiscriminados. Primer resultado de la cumbre: Kofi Anan será el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe. Su misión: negociar.

El vídeo que encabeza el post fue emitido en la noche del miércoles por Chanel Four. Es el material grabado por Mani, un fotógrafo francés que no desea revelar su nombre y proteger así la posibilidad de regresar a Homs. Narra la vida cotidiana en la ciudad sitiada. En una entrevista de testigo protegido, emitida a continuación por el canal británico, Mani explica lo que sucede en Homs: un ataque contínuo y deliberado sobre civiles. No es el único trabajo de calidad realizado por periodistas occidentales. También está el reportaje de Ian Pannell, en BBC.

¿Quién dijo no más Sarajevos?

Seguir leyendo »

Muertos en Homs que no son periodistas

Por: | 23 de febrero de 2012

 

Mohammad Yahia al Wees tenía seis años, toda una vida por delante. Murió ayer por la mañana en Baba Amr, el barrio de Homs más castigado por la artillería siria. Yadia al Wees es un nadie de Eduardo Galeano, uno de tantos civiles que muere cada día en Siria sin que pueda contar su historia, protestar. Ayer fueron 80 los muertos, según fuentes de la oposición.

Es posible que nunca se hubiera escrito su nombre en un periódico tan importante como The New York Times si no fuera porque con él murieron los periodistas Marie Colvin, de 56 años, y Rémi Ochlik, de 28.

Captura de pantalla 2012-02-23 a la(s) 05.43.31

Cayó una lluvia de proyectiles sobre la casa, una especie de centro de prensa de la resistencia. Cuando parecía que el ataque había terminado, los habitantes de esa vivienda trataron de salir de ella, de ponerse a salvo; cayeron más bombas; una de ellas mató a Yahia, Marie y Rémi. Otros dos periodistas resultaron heridos, entre ellos la freelance francesa Edith Bouvier, que se encuentra en grave estado. Ambos deben ser evacuados con urgencia.

 

Cuando mueren periodistas, y más si estos son tan importantes como Marie Colvin, una representante de un tipo de periodismo que languidece, ocupan los titulares que se niegan a los civiles, a los muertos cotidianos. Ellos no lo hubiesen querido así. Pero este tipo de muertes conmocionan a la profesión que decide cada día qué es importante y qué no, y ayudan a poner en el mapa un conflicto, una ciudad asediada, y movilizan a políticos más preocupados por los titulares y las encuestas que de las personas que ya les votaron.

Homs remi
Rémi Ochlik /
AFP.

Colvin habló la noche anterior con varias televisiones, entre ellas BBC, para denunciar la matanza y la parálisis internacional. John Witherow, director de su periódico, The Sunday Times, asegura que los periodistas pudieron ser el objetivo de los artilleros. Colvin era una defensora del oficio de ir a guerras para informar de forma honesta, precisa y sin prejuicios. Sin periodistas, solo hay barbarie e impunidad.

Su madre, Rosemarie Colvin, declara en The New York Times: "No le bastaba con cubrir una historia, era apasionada, debía llegar hasta el fondo de esa historia". Otro gran reportero, Jon Lee Anderson, les dedica un emocionante homenaje en The New Yorker: "Requiem: Rémi y Marie". Sin emoción tampoco hay periodismo.

Los llamados Amigos de Siria se reúnen mañana en Túnez para tratar el conflicto. Estarán la Liga Árabe, la Unión Europea, la Organización de la Conferencia Islámica, Brasil y Estados Unidos. Sarkozy, en campaña electoral, reclama la apertura del un corredor humanitario, una idea que expresó el día anterior el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Seguir leyendo »

Un éxito: pobre, ajustado y sin esperanza

Por: | 22 de febrero de 2012

Junker
Oliver Hoslet (EFE)
.

Hay victorias que arrastran tanta letra pequeña que terminan por ser derrotas cotidianas. Tras la euforia de los líderes del Eurogrupo y del ministro heleno de Finanzas, Evangelos Venizelos, por el acuerdo alcanzado en la madrugada del martes, que permite en teoría liberar el segundo rescate a Grecia, llega la realidad. Esos 130.000 millones de euros destinados a evitar la bancarrota representan cinco años más de duro ajuste justo cuando las voces que critican el dios ajuste, ante su evidente falta de resultados, empiezan a abrirse paso en el discurso general.

The Economist se pregunta si es final del Maraton. Los pesimistas, que ya son legión, sostienen que el año próximo habrá una nueva crisis de la deuda y será necesario un tercer rescate.

Captura de pantalla 2012-02-22 a la(s) 07.00.10

Como sucede casi siempre en la Unión Europea, primero se publicita el acuerdo y después se corre para poner en práctica lo que no estaba tan cerrado como se dijo. El Financial Times asegura que Grecia tiene nueve días para aplicar lo pactado en Bruselas antes de recibir el dinero. Lo acortado son más ajustes sobre los ajustes aplicados. Entonces, ¿qué celebraban?

The Christian Science Monitor revela las cinco condiciones impuestas.

El Telegraph informa de diferencias entre los ministros de la Eurozona y el FMI que podrían descarrilar lo pactado. Le Monde publica una crónica titulada: "La triple A del Norte arruina a la triple A del sur" que arranca en Jerez de la Frontera y su célebre circuito de carreras de coches y motos, donde sus 2 400 empleados municipales no cobran desde diciembre. The New York Times tampoco parece muy optimista en su análisis del día después. Habla de ilusión (es decir, irrealidad) y dudas sobre la operación.

Rotoguai1329848779_264294_1329848905_noticia_normal

Seguir leyendo »

Pisaré las calles de Atenas nuevamente

Por: | 21 de febrero de 2012

Grecia(2)
Thanassis
Stavrakis (ASSOCIATED PRESS).

El hombre de la foto, el de la botella medio vacía o medio llena, debería patentar el grafiti antes de que lo haga su autor; después podría vendérselo a la Unión Europea y pagar sus deudas y la parte proporcional de la nacional que estadísticamente le corresponde. A Bruselas le encantan las negociaciones nocturnas, maratonianas y al borde del precipicio, una especie de ruleta (rusa): todo o nada. El segundo rescate a Grecia se convirtió esta madrugada en una obra de orfebrería no apta para impacientes. Se discutió cada coma, se peleó cada palabra. La principal: vigilancia, en pugna contra otra: soberanía. Ganó la primera: quien paga, manda. El acuerdo augura un día de euforia (temporal) en los mercados.

Captura de pantalla 2012-02-21 a la(s) 05.15.25
Ha sido un esfuerzo titánico por evitar la bancarrota. Gavin Hewitt, de BBC, explica el significado real de la palabra: no pensiones, no salarios, un Estado fallido. Hewitt se pregunta cuánto tiempo hace que el presidente del Eurogrupo, el luxumburgués Jean-Claude Junker, no pisa las calles de Atenas. Cuánto tiempo hace que no las pisa el comisario de Economía de la UE, Olli Rehen. No se puede decidir el futuro de un país, de una población, sin pasar al menos un tiempo mínimo con ellos. Las calles de Atenas, escribe Hewitt, están repletas de personas que duermen al raso, de miles de personas que guardan cola en los puntos de distribución de alimentos. Muchos de ellos tuvieron una vez buenos trabajos.

Seguir leyendo »

Grecia, última batalla (de momento)

Por: | 20 de febrero de 2012

Captura de pantalla 2012-02-20 a la(s) 01.31.38
Foto que colgada este fin de semana en Facebook
.

Después de decenas de reuniones, promesas, amenazas y temores, Grecia se enfrenta a la última batalla. Los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona deberán decidir esta tarde si las garantías presentadas por Lucas Papademos son suficientes para liberar el segundo rescate (130.000 millones de euros). La alternativa es la expulsión del euro y la bancarrota. Papademos es el hombre de confianza que eligió la UE para reemplazar a Yorgos Papandreu.

Aunque todo parece dramático, blanco o negro, las cosas no son tan simples. En la Unión Europea casi nunca hay una verdadera batalla final, se alcanza alguna componenda de última hora más o menos compleja que llaman acuerdo; una forma de ganar tiempo, distraer a los mercados y posponer una solución real. Un segundo elemento juega a favor del compromiso: nadie está seguro de los efectos de una eventual bancarrota en el resto de Europa.

La desconfianza es tal (temen que el rescate sea insuficiente) que los esfuerzos europeos parecen más centrados en controlar la onda expansiva que en evitar la explosión. The Telegraph pregunta si una vuelta al dracma podría salvar a Grecia.

Seguir leyendo »

El hombre que se protege de la crisis

Por: | 18 de febrero de 2012

Con la que esta cayendo
Toru Hanai (REUTERS)
.

El hombre es un contraluz, una sombra delante de un panel luminoso que muestra las cotizaciones de las principales divisas. La foto fue tomada el 14 de febrero en una calle de Tokio. Ese día, el yen sufrió fuertes descensos por la decisión del Banco de Japón de suavizar la política monetaria para proteger su moneda, convertida desde hace meses en refugio frente a la crisis del euro. La reacción a la baja probó la escasa fe de los mercados sobre la utilidad de la medida.

El hombre-sombra no mira las cotizaciones; parece más interesado en el suelo y en sus pensamientos que en los vaivenes del compro, vendo. Quizá deba una hipoteca de varias vidas de duración con un interés excesivo y su preocupación sean los tipos de interés y conservar el empleo. Cuando todo se derrumba, un hogar pagado es el escondite perfecto: da invisibilidad, quita problemas. El hombre lleva un paraguas abierto. Debe de llover porque se aprecian gotas en el objetivo de la cámara que disparó. El paraguas es también un muro que protege y aisla de la crisis, un tipo de lluvia ácida que siempre se mueve de abajo a arriba sin llegar nunca a la cabeza.

Dentro del hombre reducido a un contraluz viaja una historia: voces, imágenes, ilusiones, esperanzas aún vivas o ya marchitas; dentro viaja una vida que nadie escucha. Contar vidas que informan y dan contexto es el trabajo de los periodistas; contar o descontar yenes, el de los banqueros.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal