Alterconsumismo

Municipios a favor de la Economía del Bien Común

Por: | 04 de julio de 2013

Por Laura Alcubilla

Municipios_economia_bien_comun
El pasado 28 de mayo se hizo público un ranking de los países más felices del mundo que elabora la OCDE cada año para medir la felicidad de los ciudadanos. ¿Que hace que un país sea más feliz que otro? Las variables que  tiene en cuenta la OCDE  para valorar la felicidad son de sentido común y van unidas a la calidad de vida: renta per cápita, empleo, vivienda, seguridad, educación, medio ambiente, salud, equilibrio entre trabajo y vida privada.

La ganadora es Australia, donde no hay casi desempleo, las diferencias salariales son casi inexistentes y las jornadas laborales son reducidas, lo que les permite disfrutar del tiempo libre  y conciliar la vida laboral con la familiar.

En España vamos bajando puestos cada año que pasa. El aumento de la desigualdad y el sentimiento de inseguridad por un futuro cada vez más incierto están haciendo mella en la ciudadanía española. Nos piden hacer más horas con un menor sueldo para aumentar unos índices de productividad que nadie se atreve a cuestionar. ¿Pero qué sucederá con el resto de índices?

Medir la felicidad de los ciudadanos puede parecer naif y novedoso pero en el reino de Bután ya hace años que lo hacen. Se trata de la Felicidad Bruta Nacional (FBN). Bután está situado entre dos grandes potencias mundiales, China y la India. Cuenta con una población de 700.000 habitantes y un territorio similar en extensión a Suiza. Y a pesar de sus limitaciones en cuatro décadas han logrado lo que otros países consiguen en cientos de años: sanidad y comida asegurada, electricidad subvencionada, agricultura ecológica y un turismo de alto valor que paga la mayor parte de los impuestos. La esperanza de vida de los butaneses ha pasado, en los últimos años, de 44 a 66 años y su alfabetización ha llegado al 60% de la población.

En este sentido desde el movimiento de la Economía del Bien Común se ha propuesto la creación de Municipios del Bien Común. El objetivo no es que un municipio sea “mejor que otro sino que quiera conseguir mejoras en aquellos factores de calidad de vida que importan a sus habitantes”. Debemos recordar que en nuestra Constitución ya se determina la responsabilidad del Estado, y por lo tanto de los municipios, en el bienestar de sus ciudadanos.

La idea es constituir un nuevo concepto económico municipal “de abajo arriba” .A través de procedimientos de participación ciudadana, se elegirían de 10 a 20 factores que los ciudadanos de ese municipio consideren que determinan la calidad de vida. Se realizarían encuestas cada año y se evaluaría su evolución, lo que condicionaría las políticas públicas. La idea puede resultar nueva pero en nuestra Constitución ya se reconoce, dentro de la definición de Estado social, el derecho de participación ciudadana en la formación de la voluntad política. Una de las principales funciones de un “municipio del bien común” es dar a conocer y promover los principios en los que se basa este movimiento, dando ejemplo en sus prácticas y favoreciendo a las empresas que más contribuyan a su fin.

¿Cómo puede un municipio sumarse a los Municipios del Bien Común? Formalmente, puede realizar una declaración del concejo municipal donde declare el apoyo a la Economía del Bien Común y debe apoyar al menos una de las 5 actividades siguientes:

1. Hacer en su propio ámbito administrativo y económico un balance del bien común

2. Invitar a los empresarios del lugar a realizar el balance del bien común

3. El desarrollo participativo de un “índice del bien común municipal”

4. Proyecto de participación ciudadana para facilitar y promover una “convención económica municipal”

5.  Unirse a una “región del bien común”

Más información sobre cómo convertirse en “municipio por el bien común” en la web de la Economía del Bien Común.

¿Qué municipios son ya promotores de la Economía del Bien común? Cada vez más ayuntamientos de diferentes ideologías políticas muestran interés en conocer y promover la Economía del Bien Común. Algunos de los ejemplos en España son Muro de Alcoy, en la Comunidad Valenciana, de casi 9.000 habitantes y Miranda de Azán, pequeño municipio salmantino de medio millar de habitantes. Ambos se han sumado desde el inicio al movimiento por la Economía del Bien Común.

Foto de apertura: Thimpu (Butan) from the south, por Christopher Fynn (Trabajo propio) [CC-BY-SA-3.0 undefined GFDL] vía Wikimedia Commons

Hay 9 Comentarios

Hola, os paso el enlace a la web del documental de la EBC, que está en marcha. Saludos.

http://ebc-documental.com

Acabo de leer el libro "La economía del bien común" de Christian Felber. Es inspirador.

Si les interesa aprender más sobre cómo funciona el modelo os invito a que lean el artículo al respecto en mi blog. Sólo tienen que pinchar mi nombre.

Pertenezco a una org. social llamada Khuyana peru, estamos preparandonos para participar en las elecciones municipales del 2014 en lima peru, nuestras señas de identidad son los valores humanos por ende nos interesa incorporar la econimoa del bien comun.
necesito contactarme con ustedes
gracias

somos una asociación sin animo de lucro,que tenemos un sistema de financiación 0% y estamos de acuerdo con la filosofía del bien común. pedimos colaboración para que el sistema se extienda por todos los lugares. en facebook: AISTA y en www.aista .org

Es una transición lenta a nuevos modelos socieconomicos, poco a poco empresas concienciadas estan haciendo el BBC, ayuntamientos se interesan, pero esta muy claro que primero se necesita una concienciación, se requiere el apoyo del consumidor con su poder de elección en la compra. http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/07/04/nueve-maneras-de-alcanzar-la-felicidad-segun-los-cientificos-124112/

Por muy optimista que yo sea (y lo soy), no veo a la sociedad española emprendiendo y llevando a buen término acciones masivas de economía de bien común. Imagino que habrá individuos capacitados, pero a no ser que practiquemos una segregación, la mayoría de nuestra sociedad tiene unos valores incompatibles, lo que acabaría invalidando cualquier iniciativa. O se generan comunidades aisladas, o la idea no prospera. Deberíamos volver atrás 5 ó 10 siglos y volver a empezar, y aún me quedo corto.
Buthan no es una referencia. Que venga un sociólogo y nos cuente como somos. Podríamos aspirar a ser más felices dentro del concepto de felicidad que nuestra cultura mediterránea y la globalización cultural nos han marcado a fuego, pero más allá de ello son puras utopías. Un paso atrás tecnológico nos ayudaría... menos internet, menos youtube, menos noticias de impacto, menos sociedad analfabeta culturalmente pero hiperinformada, menos 3G y, 4G y quizás volveríamos a la economía del bien comun.

Querida Laura ya sé que Miranda de Azán es un municipio pequeño, minúsculo e insignificante pero en un tema de igualdad y respeto como es este del Bien Común no vamos a desmerecer sus logros. Muro de Alcoy lleva años, muchos más que Miranda de Azán, desarrollando prácticas que se enmarcan dentro de la filosofía de la Economía del Bien Común pero hasta la fecha, el único municipio EN TODO EL MUNDO, que ha aprobado su adhesión en un Pleno Municipal, y por tanto se ha convertido en el primer Municipio promotor del Bien Común, no ha sido Muro sino Miranda de Azán. Te invito a ti y a todos los lectores a conocerlo. Un saludo

Cuando leo textos así siempre pienso que nos quieren engañar. El PIB y los indicadores al uso expresan numéricamente una realidad, mientras que estos indicadores de felicidad se basan en percepciones subjetivas y más fácilmente manipulables.

Si el PIB español baja, sabemos que nuestra política económica está fracasando. Si te dicen que a pesar de los datos económicos hay mucha gente que valora que con buen tiempo se puede ir a la playa, que la selección de fútbol gana el mundial y que la vida social del tapeo y las cañas es muy agradable, te ocultan el fracaso de la política económica y te convencen además que no se debe protestar porque “como aquí no se vive en ningún sitio” y cosas así.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Gudrun Schlöpker (Fairtrade España)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (investigador en comercio justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • José Vicente Barcia (ecooo.es)
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

Sigue Alterconsumismo en Facebook

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Archivo

abril 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal