4 razones y 5 hábitos de compra a granel

Por: | 25 de febrero de 2014

Por Montse Peiron, de la revista Opcions

Granel
Hace sólo 40 años habría tenido éxito, entre los forofos de la ciencia ficción fantástica, un artículo visionario prediciendo que, al cabo de pocos años, cada madalena de una caja vendría con un envoltorio individual, y que cada tres o cuatro veces que saciáramos nuestra sed tiraríamos una botella de plástico a la basura. Mucho ha llovido desde entonces, y ha germinado y prosperado la cultura de una supuesta comodidad para el consumidor y de una supuesta necesidad de garantizar ciertas condiciones higiénicas. La cosecha más relevante de este “cultivo comercial”, desde el punto de vista de la sostenibilidad, son los millones de envases que tiramos cada día a la basura. 
La evidencia de los despropósitos está llegando a una línea roja que no deberíamos atravesar.

La razón más importante para apostar por “a granel” es sin duda la urgencia de frenar el delirio de los envases. Existen otras desde el punto de vista funcional. Para los productores, ahorrarse el coste de envasar (proceso, tiempo, materiales, diseño del envase, quizás embalaje de los paquetes en cajas...). La venta a granel puede ser lo que hace posible la supervivencia de productores pequeños que no pueden asumir el coste de envasar. También puede simplificar el transporte (en general no hay que paletizar).


A los distribuidores les da las mismas ventajas. Por ejemplo, Mercadona en 2009 dejó de envasar la fruta fresca para venderla a granel, y como resultado bajó los precios de venta entre 15 céntimos y un euro por kilo. A los comerciantes les puede permitir simplificar la logística, si bien algunos productos (básicamente las harinas) hay que mantenerlos en fresco por el hecho de no estar envasados.

A los compradores, comprar a granel nos proporciona más libertad:

  1. Podemos comprar cantidades grandes sin envases. Esto nos puede permitir por ejemplo hacer compras grandes una vez al mes, o al año, guardando sólo sacos o cajas grandes en la despensa.

  2. Podemos comprar cantidades tan pequeñas como queramos. Esto es especialmente ventajoso para los hogares con una o pocas personas y para los ciudadanos con recursos económicos muy limitados, como por ejemplo mucha gente mayor. Y es muy favorable para reducir el derroche de alimentos.

  3. Vemos lo que compramos, no nos lo impide ningún envoltorio.

  4. ¡Y conseguimos librarnos de la lata de llenar constantemente la basura de envases y bajarla a la calle!

Con respecto al precio, puede ser inferior o superior al de otros tipos de comercios porque intervienen muchos factores.

Los hábitos del granel

  1. Antes de ir a comprar, repasemos la lista de la compra y metamos en el carrito los botes que hagan falta para lo que compraremos a granel. Si no hemos podido hacerlo, en las tiendas a granel nos servirán los productos usualmente en bolsas de papel o compostables.
  2. En la tienda, demos el bote al dependiente antes de llenarlo, para que marque la tara en la báscula (el peso del envase se descontará del peso del producto).
  3. Llenaremos el bote conlas cucharas o desde los recipientes con dispensadores del comercio.
  4. Al volver a casa, si hemos comprado algo en una bolsa del comercio, tras vaciarla la podemos dejar ya en el carrito, a punto para reutilizarla en la próxima compra.
  5. Al cocinar, en lugar de abrir dos paquetes de espaguetis cogeremos un puñado de la caja donde guardamos cinco kilos. ¡Esto da mucho gusto!

Podemos comprar a granel en muchos lugares, y cada vez más, tanto alimentos frescos (ni que decir tiene: en fruterías, verdulerías, carnicerías, pescaderías, hornos, mercados municipales, cooperativas y asociaciones de consumo agroecológico) como secos (pasta, arroz, cereales, azúcares, especias...). Por ejemplo, tiene un amplio surtido de graneles AsaltodeMata en Madrid (c/ Dr. Fourquet 17). También en Madrid encontramos La Repera, en el Mercado de San Fernando, que también tiene una zumería y ofrece cátering. En Navarra tenemos las tiendas de Landare, en Iruña-Pamplona y en Villava. En Galicia la veterana Arbore ofrece graneles en Vigo desde sus inicios, y en A Coruña Zoca Miñoca.

En Cataluña está habiendo un boom decomerciosa granelde nueva creación. El primero fue Granel, que abrió sus puertas en Vic en diciembre de 2011 como una “slow shop”, y hoy forma una red de nueve tiendas en distintas localidades catalanas y baleares, y tiene previsto abrir otra media docena para final de año. La red aplica la fórmula comercial de la franquicia, pero potenciando que cada establecimiento desarrolle sus particularidades y busque productores de su zona (los productos básicos son servidos desde un almacén central). Granel prima la producción local-km 0 (se importan sólo los productos que aquí no se cultivan) y ecológica (ya sea certificada o no). Y, ¡parece que el granel llama al granel! Y es que, curiosamente, pocos días después de estrenar la tienda Granel en Barcelona abrió Goccia Verde (de detergentes a granel) en la esquina, y ahora se está instalando a pocos metros una tienda de chocolates... también a granel.

Fotografía de apertura: Grand Grocery Co., Lincoln, Nebraska, vía Flick / The Commons

Hay 8 Comentarios

Según el Real Decreto 2242/1984 de 26 de septiembre, está prohibida la venta de especias a granel al consumidor final.
¿Que hacemos con esto?

muy buenas a todos !!1 Me dispongo a realizar un experimento de reducción de envases en nuestro día a día y sería geial que nos ayudarais con vuestras propuestas e ideas ya que va a ser muy dificil. Ahora mismo estamos en una fase de medición y en la próxima comenzamos con los problemas de la compra a granel. Sería genial que nos siguierais y ayudarais:

https://www.facebook.com/experienciasinhuella?fref=ts

Un abrazo

Por si alguién necesita información sobre como presentar los productos a granel en esta web encontraréis la información necesaria.

http://www.dispensadoresgranel.com/

Saludos!

Muchos de los productos se siguen pudiendo comprar a granel (carne, pescado,frutas y verduras, etc). Es falso que todo se tenga que comprar en bandejas, para empezar. Por otra parte muchos productos por el hecho de venir bien envasados duran más, y en todo caso en el etiquetado podemos saber quién ha fabricado el producto y quién asume la responsabilidad de la calidad. También hay muchos productos que sólo se pueden suministrar envasados ¿usted se atrevería a comprar ginebra de garrafón, -se acuerda del alcohol metílico de triste memoria?. Muchos echan de menos los tiempos en que todo se compraba a granel, pues bien, esa es la época, entre otros desastres, del aceite de colza, las infecciones alimentarias y multitud de enfermedades que hoy afortunadamente están olvidadas gracias, entre otras cosas, a que hay normas estrictas de seguridad alimentaria, y el envase es una parte importante de ello. Sólo hay que comparar cuál era la esperanza de vida hace cuarenta años y cuál es la de hoy.
Tampoco hay que pensar que todo el mundo puede ir a la compra con el carrito, porque, siendo una tarea muy meritoria y digna de todo respeto, hay gente que tiene más cosas que hacer al cabo del día que la compra y la comida.
Eso no quita par que no haya que hacer un esfuerzo por evitar el sobreenvasado y los envases innecesarios.

Gran articulo! Yo empece a hacer esto hace un año, ya no cojo bolsas de plastico en la verduleria, llevo mi bolsa reciclable grande, compro las aceitunas, pescado, legumbres y frutos secos en botes y tuppers y cada vez intento comprar menos envases. Lo hice despues de calcular que a groso modo, solo al comprar verduras y frutas consumia unas 500 bolsas de plastico al año!!! Y ahi empece, para disminuir el terrible cinturon de plasticos del atlantico! Creo que falta que los comercios se impliquen, dando solo bolsas de papel, dejando de poner todoooo en bandejas, etc, yo siempre se lo comento cuando voy! Os animo a que emprendais estos cambios, asi tendreis que ir menos a tirar la basura!

El articulo dice que Granel prima la produccion ecologica (certificada o no). Los reglamentos europeos prohiben expresamente utilizar el termino ecologico para un alimento no certificado, por mucho que el productor asegure cumplir con el estandar. Conviene tomarse en serio la certificacion, o estaremos facilitando que nos den gato por liebre. Podemos hablar de alimento ecologico unicamente si viene debidamente certificado.

No hay que irse tan lejos a comprar productos a granel. Todo lo que sea fresco seguro que lo podremso encontrar en las plazas de abastos o en los mercados semanales, sin necesidad de ir a un tipo de tienda especializada, las tiendas de ultramarinos de barrio también tienen la posibilidad de que adquiramos sólo lo que vamos a necesitar o de comprar sin caros envoltorios.

Me parece una idea genial pararnos a reflexionar sobre la cantidad de envoltorios que tiramos a la basura a lo largo de un día y luego recordarlo a la hora de elegir unos productos u otros. Tratar de comprar los artículos no perecederos en envases familiares, o comprar la comida a peso y guardarla en nuestros propios envases reutilizables me parecen hábitos sencillos de poner en marcha. También podemos buscar productos comercializados en envases rellenables y hacer el esfuerzo de volver a usarlos, escribir a los fabricantes de nuestras marcas favoritas que aún no usen este tipo de envases para que los adopten. Y si vemos un producto con un envase totalmente exagerado, lo mejor es quejarnos y manifestar nuestra opinión a vendedorxs y proveedorxs. Puede que nos presten atención porque no les interesa perder la buena predisposición de su clientela. Otra idea que estoy intentando llevar a cabo es abrir los envoltorios excesivos en la propia tienda y pedir a lxs empleadxs que los tiren a la basura.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Gudrun Schlöpker (Fairtrade España)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • José Vicente Barcia (ecooo.es)
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

Archivo

septiembre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal