¿Qué es la desinversión en combustibles fósiles?

Por: | 01 de junio de 2015

Por Luis Morales Carballo, de Greenbiz (@greenbiz_es), el partner en España de Ecopreneur, la organización europea de entidades de economía verde. 

4W5A2324

 

Hacer frente al cambio climático, que en realidad no es más que una de las múltiples manifestaciones del cambio global en la nueva era del Antropoceno, requiere tomar urgentemente medidas audaces, de gran calado, con el objetivo de reconectar la economía con la naturaleza (el cambio global se origina por la actual desconexión). Se trata, en definitiva, de hacer compatible la economía con las limitaciones de la naturaleza, del mundo físico. Hemos de dar pasos hacia una economía más verde y baja en carbono, ambientalmente sostenible y socialmente mucho más inclusiva.

No es fácil, pues por cada persona u organización que da pasos en esta nueva dirección, hay por desgracia bastantes más que siguen la inercia imperante, por desconocimiento, egoísmo, etc. Pero poco a poco la balanza empieza a cambiar su inclinación. Cada vez son más las iniciativas que impulsan una economía social y solidaria, como nos recordaban nuestros compañeros de Altekio en este mismo blog hace unos días. El imparable desarrollo tecnológico está facilitando enormemente la conectividad: surgen cada día nuevas plataformas basadas en compartir, que ponen el foco en la prestación en lugar de en la propiedad, comentaba recientemente Teresa Ribera. Este formidable desarrollo tecnológico, y particularmente internet, está impactando enormemente en todas las industrias y sectores. Todo está reinventándose. Nos encontramos ante un estimulante escenario de reconstrucción en común que afecta a todos los procesos y fases del ciclo económico (producción, distribución y comercialización, consumo, finanzas), y con el que podemos, con tesón, constancia y voluntad políticas adecuadas, revertir el modelo de desarrollo y reorientarlo hacia patrones más sostenibles.

Un ejemplo de acción audaz para cambiar el rumbo de las cosas es la campaña global de desinversión en combustibles fósiles puesta en marcha por 350.org, que por cierto difícilmente habría alcanzado su repercusión y alcance mundial sin la conectividad que ofrece internet. En poco más de dos años se ha extendido a 188 países e involucra a decenas de miles de personas y organizaciones. Se trata de un movimiento global por el clima que está permitiendo que gente corriente alce su voz y plante cara al gigantesco poder de la industria de los combustibles fósiles. ¿Cómo? A través de campañas multitudinarias que presionan a organizaciones e instituciones que tienen inversiones en compañías dedicadas al negocio de los combustibles fósiles, para que retiren sus fondos de ellas. Si no debemos destruir el clima, no deberíamos tampoco apoyar a aquellas organizaciones que obtienen beneficio de semejante destrozo, ¿verdad?

Campañas por la desinversión ya las ha habido antes, algunas de ellas muy exitosas. La más impactante fue sin duda la que se inició en Estados Unidos mediada la década de 1980 para presionar a multinacionales para que dejaran de hacer negocios en Sudáfrica, entonces bajo el régimen del Apartheid. 26 estados, 22 condados y 90 ciudades, incluyendo algunas de las más importantes del país norteamericano, retiraron sus fondos de las empresas que hacían negocios en Sudáfrica. Aquella acción contribuyó de forma decisiva a la caída del régimen del Apartheid.

Ahora vivimos una situación análoga con el clima. La campaña de desinversión en combustibles fósiles trata de reprender a la industria de los combustibles fósiles por su responsabilidad en la crisis climática. Por cierto, el nombre de la organización que la impulsa está muy bien escogido: debemos bajar la cantidad de CO2 atmosférico de las actuales 400 partes por millón a algo menos de 350 para poder mantener las condiciones de habitabilidad del planeta, nos aseguran los científicos.

En España la campaña por la desinversión en fósiles se ha completado (para no quedarnos sólo en la denuncia y articular también una acción propositiva), con otra complementaria: la inversión y el impulso de las start-ups y pymes ecológicas y en general de la economía verde. Ya que abogamos por desinvertir de un lado, aprovechemos y reubiquemos ese flujo financiero en el otro lado, el de la economía verde y baja en carbono que precisamente debemos maximizar. La acción central será un workshop internacional que celebraremos en Barcelona el próximo viernes 05 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente. Se enmarca dentro de la Semana Europea de Desarrollo Sostenible.

Durante el workshop, que organizamos desde Ecopreneur y Greenbiz, presentaremos los resultados de la campaña global de desinversión (contamos con la colaboración 350BCN, el grupo local en Barcelona de 350.org), debatiremos sobre las perspectivas de futuro, conectaremos con las necesidades financieras de los ecoemprendedores y las pymes de la economía verde, y presentaremos alternativas reales de esta nueva economía verde (start-ups ecológicas españolas, francesas, alemanas, austríacas y holandesas) a inversores socialmente responsables y entidades de banca ética. Contamos con el apoyo de Triodos Bank y GLS Bank, las entidades de banca ética de referencia en España y Alemania, respectivamente, y de una quincena de entidades colaboradoras que nos están ayudando en difusión. Toda la información de este workshop internacional está disponible en este enlace. Animamos a las start-ups y pymes del ámbito de la economía verde, y particularmente las que están relacionadas con el sector de las energías renovables y la eficiencia energética, a participar activamente en el mismo. Tenemos una cita importante este viernes 05 de junio en Barcelona.

 

Imagen de portada: Alberto Jiménez, CEO de Smileat, presenta su start-up ecológica en un workshop organizado por Greenbiz y Ecopreneur este año. 

Hay 1 Comentarios

El transporte consume el 60% del petroleo; pero podemos contribuir a evitar despilfarrarlo si dejamos de ir cada uno con su propio coche, gracias a una app que indique al conductor que pasajeros van en su misma dirección y a los que puede llevar en los asientos libres de su coche, ahorrando mucho al dividir entre ellos los gastos del viaje.
Los pasajeros viajarán tan rápida y cómodamente como en un taxi, pero a precio de autobús. No más atascos de tráfico, problemas de aparcamiento y contaminación en las ciudades. Un freno al cambio climático.
http://goo.gl/cq9mtE

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alterconsumismo

Sobre el blog

“El consumo es democracia. A través de lo que compras decides qué tipo de sociedad quieres. En este espacio encontrarás ideas para hacer que tu consumo sea justo y sostenible. Únete al Alterconsumismo.”

Sobre los autores

Anna ArgemíAlterconsumismo es un blog coral dirigido por Anna Argemí, periodista especializada en comercio justo, consumo responsable y alternativo. Los últimos años estuvo a cargo de la comunicación externa del comercio justo en Intermón Oxfam.

  • Marta Guijarro (Coordinadora Estatal de Comercio Justo)
  • Laura Perona (Fairtrade Ibérica)
  • Albert Cañigueral (Consumo Colaborativo)
  • Carlos Ballesteros (Universidad de Comillas, especialista en consumo)
  • Marco Coscione (Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de Comercio Justo)
  • Anna Carrascón (Setem)
  • Álvaro Porro (revista de consumo responsable Opciones)
  • Esther Vivas (activista e investigadora en políticas agrícolas y agroalimentarias)
  • Sonia Felipe Larios (Triodos Bank)
  • Gema Gómez (Slow Fashion Spain)
  • Cristina Diago (Biocultura – The Ecologist)
  • Pilar Sampietro (periodista especializada en ecología RNE)
  • Laura Alcubilla (Economía del bien común)
  • Lidia Ucher
  • Dídac S-Costa (mercados sociales)
  • Rafael Sanchís (director de Comercio Justo de Intermón Oxfam).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal