Los empleados públicos: alguna precisión

Por: | 25 de julio de 2012

JAVIER GÓMEZ DE AGÜERO

1342294177_324386_1342295535_noticia_normal

Tras la aprobación de los últimos recortes en la Administración Pública, paga extra de diciembre, días de libre disposición e incapacidad temporal; parece necesario hacer un ejercicio de precisión sobre quiénes son, qué hacen y cuántos son, los empleados públicos.

Lo primero que hay que aclarar es que en la Administración hay dos grandes categorías de empleados: los funcionarios y el personal laboral. Los funcionarios mantienen con la Administración una relación estatuaria basada en el Derecho Administrativo, mientras que el personal laboral tiene una relación basada en la legislación laboral.

Los funcionarios sólo pueden acceder a la Administración por oposición o por concurso-oposición (un proceso que suma a la oposición la valoración de otros méritos). El personal laboral accede a la Administración por oposición, por concurso-oposición, o por concurso de valoración de méritos.

Además de estas dos categorías hay una tercera: el personal eventual. Estos trabajadores llevan a cabo tareas de confianza o de asesoramiento. El nombramiento es libre y el cese se produce siempre cuando cesa la autoridad que les nombra.

¿Cuántos empleados públicos hay en España?

Según el último Boletín Estadístico del Registro Central de Personal, en toda España había 2.690.099 empleados públicos. De ellos 1,6 millones son funcionarios, 690.278 son personal laboral, y 346.323 están en la categoría de "otro personal". Dentro de esta categoría que utiliza el Boletín estarían, además del personal eventual, los funcionarios interinos y otros contratados y personal vario (la mayor parte de ellos dedicados a la enseñanza).

Distribución de empleados públicos por administraciones

Grafica-1
Por lo que respecta a las funciones, cerca del 60% del conjunto de los empleados públicos en España se dedicaban directamente a la Educación, la Sanidad, la Seguridad o la Justicia, pilares básicos de cualquier Estado moderno.

Distribución de empleados públicos por funciones

Grafica-2

También es interesante observar la evolución del número de empleados públicos en las distintas administraciones. Como fecha de referencia tomo el año 2002 porque ya se habían producido los traspasos de las grandes competencias de la Administración General del Estado a las CCAA.

Grafico 3
En 2011, había 405.647 empleados públicos más que en 2002. Por administraciones la evolución ha sido muy dispar.

Evolución del número de empleados públicos por administraciones

Grafica-4
En la Administración General del Estado el incremento de empleados públicos entre 2002 y 2011, se ha debido exclusivamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (31.426 policías y guardias civiles más) y a las Fuerzas Armadas (9.020 efectivos más). De hecho, si se descuenta el personal de las Fuerzas Armadas y de la Policía y la Guardia Civil, la Administración del Estado cuenta el 11,82% de los empleados públicos de España.

En las CCAA, entre 2003 y 2011, el incremento bruto de personal se ha producido, fundamentalmente, en la Educación y la Sanidad.

Evolución empleados CCAA 2003-2011

Grafica-5
En la Administración Local el mayor incremento se ha producido en el "otro personal". En los ayuntamientos, desde 2005 (primer año con datos desagregados), este tipo de personal ha crecido un 32,38% frente a una media del 23% de funcionarios y personal laboral. En las Diputaciones la desproporción es aún mayor, porque mientras hay 4.516 funcionarios y laborales menos, el personal eventual ha crecido en 1.602 personas en estos 8 años.

¿Muchos, pocos? Depende

Existen dos grandes modelos de comparación internacional del número de empleados públicos. El primero de ellos nos dice el número de habitantes de un país por empleado público. El segundo relaciona el número de trabajadores del sector público con el conjunto de la población activa de un país.

Cada indicador nos muestra una realidad. El primero, parte de la premisa de que los servicios públicos crecen con la población y, por tanto, a más población serán necesarios más empleados públicos para prestarlos.

Grafico 6
La media en la Unión Europea está en los 16,89 habitantes por empleado público, España tiene 17,79. Hay notables diferencias desde los 8,09 habitantes por empleado público de Suecia a los 135 de Eslovaquia, pasando por los 18,26 de Alemania o los 30,29 de Grecia.

El segundo indicador -porcentaje de empleados públicos respecto a la población activa- nos muestra cómo se prestan los servicios públicos; si lo hace directamente el sector público o se hace a través del sector privado.

A veces se emplea este indicador para insinuar, que una economía con una menor proporción de trabajadores públicos respecto a su población activa es más sana. No creo que sea así. Este indicador es el resultado de una opción política -gestión directa o indirecta- respecto de un servicio (sanidad, educación, etc.) que previamente se ha decidido que sea público.

Grafico 7
Conclusión

Si queremos debatir o valorar las opciones para reformar nuestra Administración Pública de forma global, debemos ofrecer a la ciudadanía una visión lo más clara posible de lo que estamos hablando. La Administración es mucho más que sus empleados públicos, es el instrumento a través del cual los poderes del Estado llevan a cabo el interés general. Como señaló el premio Nobel de Economía Finn Kydland en La Vanguardia, "un país es lo que no cambia después de que cambie el Gobierno".

Hay 18 Comentarios

Porqué cobran en nömina como mínimo el doble los empleados públicos?. Trabajan menos horas que quienes les mantienen, eso no es de justicia y no es que piense que cobren mucho, lo que no logro entender es porqué el estado discrimina al resto de ciudadanos, permitiendo un salario mínimo irrisorio, indigno incluso para un esclavo, ya que estos a cambio de su trabajo tenían sus necesidades básicas cubiertas, y hoy ni eso logramos cubrir hartandonos de trabajar.

Porqué cobran en nömina como mínimo el doble los empleados públicos?. Trabajan menos horas que quienes les mantienen, eso no es de justicia y no es que piense que cobren mucho, lo que no logro entender es porqué el estado discrimina al resto de ciudadanos, permitiendo un salario mínimo irrisorio, indigno incluso para un esclavo, ya que estos a cambio de su trabajo tenían sus necesidades básicas cubiertas, y hoy ni eso logramos cubrir hartandonos de trabajar.

Porqué cobran en nömina como mínimo el doble los empleados públicos?. Trabajan menos horas que quienes les mantienen, eso no es de justicia y no es que piense que cobren mucho, lo que no logro entender es porqué el estado discrimina al resto de ciudadanos permitiendo un salario mínimo irrisorio, indigno incluso para un esclavo ya que estos a cambio de su trabajo tenían sus necesidades básicas cubiertas y hoy ni eso logramos cubrir hartando nos de trabajar.

¿Cómo os gusta meter globos sonda? (que si Rajoy puede dimitir por presiones de bla,bla,bla...) ¿Sabéis por qué me gusta El País? Por sus chistes, o sea, todo el periódico en sí, que es puro chiste. Me descojono.

Y los que trabajamos en empresas públicas y no somos funcionario que nos quitan la págs extra igual. Com Mercazaragoza o Mercamadrid, y estamos regulados por convenios estatales como la empresa privada, sin tener los derechos de ningún tipo de los funcionarios. Eso si que es una putada de verdad

Sería conveniente considerar el nivel de tecnificación, de los empleados públicos, en muchos casos, NO TODOS, se buscaba profesionales altamente cualificados en materias concretas, con doctorados, experiencia laboral, etc... Es decir gente que conoce perfectamente su rama laboral y estuviera a la cabeza en España.
Claro si, a esas personas se les obliga a estudiar, Constitución, Estatutos de Autonomía, Leyes y demás, difícilmente van a estar a la ultima en su rama profesional.

Esa fue una de las primeras ideas a la hora de contratar empleados públicos. Cierto que quien hizo la ley hizo la trampa. Por eso se puede necesitar una reestructuración, pero ojo, el desmantelamiento de todo público, a quien más va a perjudicar es a la sociedad Española.

Mantener empleados públicos "Bicis electricas", que hay más gente que entra por oposición como el personal laboral, y en las cifras están contados todos como ya dice el artículo
Gracias

solo apuntar que aquellos funcionarios que cotizan a Muface tendrían su paro muy baratito, tanto, que saldria gratis, ya que no tienen cubierta la contingencia de quedarse sin trabajo, cosa muy probable en estos tiempos. Y no me vengan con la castaña de que tienen el puesto de trabajo fijo, por que, esto no esta escrito en ningun sitio.

solo apuntar que aquellos funcionarios que cotizan a Muface tendrían su paro muy baratito, tanto, que saldria gratis, ya que no tienen cubierta la contingencia de quedarse sin trabajo, cosa muy probable en estos tiempos. Y no me vengan con la castaña de que tienen el puesto de trabajo fijo, por que, esto no esta escrito en ningun sitio.

¿Alguien podría explicar qué clase de relación es la "estatuaria basada en el Derecho Administrativo"? Porque, que yo sepa, las estatuas sólo son elementos estáticos figurativos.
.
Por otra parte, esas estadísticas publicadas son harto ambiguas, porque NO disciernen a parásitos con cargo o empleo en alguna actividad pública, de los que son verdaderos trabajadores o servidores. Para peor, a los empleados administrativos de oficinas de gobierno ¿los consideran de "educación y sanidad"; "seguridad y prisiones" o "administración de justicia"? (así sean los que atienden en mostradores o escritorios, los de limpieza (barrenderos incluidos) y mantenimiento edilicio básico o maestranza).¿O quizá son "personal eventual" que NO FIGURA en las estadísticas?
.
Si me tengo que regir por la definición realizada de "funcionarios" en este artículo, son a todas luces los que bien haría el gobierno en despedirlos (en lugar de rebajarles los salarios), por su relación verdaderamente "estatuaria" (parásita, sin otra razón o sentido que FIGURATIVA, quizá como jefes o alto rango) y entonces sí, poder pagar adecuadamente al "personal laboral", quedando los "otro personal" y "eventual" para diferenciar y separar los que son "paja" de "trigo" (limpio).

No me parece bien este seguido abuso que se está haciendo sobre los empleados públicos. Y esto, sin entrar en que la mayoría se tocan los huevos, o que tengamos tres veces más funcionarios que Japón, para rendir ni siquiera la quinta parte.

Excelente análisis Javier. Tienes algún dato del coste anual de los empleados públicos y/o alguna comparativa con el coste medio en los otros países europeos? Intuyo que la comparativa sería todavía más favorable para España y creo que complementaría perfectamente tu estupendo artículo. Gracias

Ignasi, el número de empleados públicos se estabilizó en 2002 (de ahí que se tome como referencia), el "trasvase" se había producido en los años anteriores. Así, la Administración del Estado perdió 325.826 empleados públicos de 1999 a 2002, y en ese periodo las CCAA ganaron 358.295.

Solo por curiosidad, el aumento del numero de empleados públicos en CCAA a partir del 2002 comentas que se debe a las trasnferencias de competencias.
Me parece lógico.
Porqué no hay un descenso del número de empleados públicos estatales??

Excelente análisis, muy buen para matar mitos que todavía siguen pululando por ahí.

Me quedo con la última cita, muy buena. La pena es que aquí cuando cambia un gobierno, dan la vuelta a todo para poner a sus "asesores" y "consejeros".

Un gran articulo¡¡ acabo de leer la noticia de que Rajoy podria dimitir el lunes por la presion de los mercados, como Berlusconni http://goo.gl/ujuyK

Estos miserables tienen que criminalizar a alguien, y nada mejor que a los miembros de esa cosa llamada Estado que desprecian pero del que desvían toda su riqueza a manos propias.

http://casaquerida.com/2012/07/23/cuando-la-miseria-trasciende-los-bolsillos/

Vaya resulta que empleado públicos por persona hay menos que en Alemania y hay 5 veces meno políticos allí que aquí la conclusión es obvia, ya que nos gustaría que nos tratara la prima de riesgo como a ellos: recortar cargos políticos y mantener funcionarios.
http://bicicleta-electrica.blogspot.com/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Belén BarreiroBelén Barreiro es Directora del Laboratorio de la Fundación Alternativas. Doctora en Ciencia Política y Sociología. Ha sido presidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director Adjunto del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Fernando RuedaFernando Rueda. Director del Observatorio de Cultura y Comunicación de la Fundación Alternativas. Politólogo, consultor internacional y experto en cooperación cultural internacional.

Ignacio UrquizuIgnacio Urquizu es Profesor de Sociología de la Universidad Complutense y colaborador de la Fundación Alternativas.

Rubén Ruiz-RufinoRubén Ruiz-Rufino es investigador García Pelayo en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales (CEPC) y colaborador de la Fundación Alternativas.

Sandra LeónSandra León es Doctora en Ciencias Políticas y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, además de colaboradora habitual del programa "Hoy por hoy" de la Cadena Ser.

Pablo BeramendiPablo Beramendi es Profesor de Ciencia Política en la Universidad de Duke (USA). Coordina la colección de Política Comparada en el Laboratorio de Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Manuel de la Rocha VázquezManuel de la Rocha Vázquez. Licenciado en empresariales por la UAM y Master en Política Económica por la U. de Columbia. Es coordinador de Economía Internacional de la Fundación Alternativas.

Erika RodriguezErika Rodriguez es sociologa, especializada en economia y politica internacional. Es Coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas y profesora asociada de la Universidad Carlos III.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Jorge Fernández LeónJorge Fernández León. Director de Programas de la Fundación de Cultura de Gijón y analista de políticas culturales.

Julio EmbidJulio Embid. Subdirector del Laboratorio de Alternativas. Licenciado en Ciencias Políticas y en Periodismo por la UCM. DEA por la UCM.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal