Conectarnos con la naturaleza a través de la cultura

Por: | 05 de junio de 2017

(*) INMA BALLESTEROS Y ANA BELÉN SÁNCHEZ

 

Qeros

 

El 5 de junio celebramos el día mundial del medioambiente. Este mismo día hace 45 años se iniciaba la Conferencia de Desarrollo Humano en Estocolmo. Era la primera vez que la comunidad internacional se reunía para hablar sobre medioambiente y buscar soluciones a la ya entonces creciente degradación ambiental. Fue un momento determinante en el desarrollo de políticas sobre protección del medio ambiente: se aprobó la creación del Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), se comenzó el primer Programa de Acción Ambiental de lo que entonces era la Comunidad Europea, y se iniciaron los esfuerzos por entender mejor y encontrar soluciones a problemas globales como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad o la desertificación.  

Once años después, en 1983, el llamado Informe Brundtland definía un nuevo concepto, el de desarrollo sostenible, por el que se trataba de reconciliar el desarrollo económico, la protección de los recursos naturales del planeta y el bienestar de todos sus habitantes, presentes y futuros. Hablamos a partir de entonces de los tres pilares del desarrollo (económico, medioambiental y social). A partir de ese momento el nuevo concepto de desarrollo sostenible se convierte progresivamente, aunque más en la teoría que en la práctica, en el objetivo final de las políticas de todos los países del mundo.

No obstante, y atendiendo a la complejidad del concepto desarrollo, UNESCO y la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible demandaron la inclusión de la cultura como cuarto pilar. Hasta ahora la cultura había sido considerada como parte del pilar social, hablándose de la sostenibilidad socio-cultural.

Es asumido que la cultura cubre todos los aspectos de la vida, incluidos los sociales. Habermass ya entendió el mundo de la vida asumiéndolo desde el punto de vista del individuo, de la cultura y de las sociedades, pues entre la cultura y las sociedades se produce una interacción continua. En este sentido, sabemos que la cultura moldea y articula el concepto de desarrollo y es imprescindible tomarla en consideración en cualquier acción que se quiera llevar a cabo. Uno de los múltiples estudios llevados a cabo para evidenciar la interrelación de la cultura con la sostenibilidad fue liderado en 2015 por la Universidad de Jyväskylä en Finlandia[1].

En el documento se destaca el poder de influencia de la cultura para contextualizar e interrelacionar los otros tres pilares del desarrollo, pues es la cultura la que proporciona contenido y significado a la acción del hombre sobre la tierra. Además, se pone en evidencia que la cultura es la raíz de la toma de decisiones, y este rol es fundamental para plantear un nuevo concepto de desarrollo al que debemos aspirar.

Por ello es necesario un enfoque de doble vía, por un lado de carácter sectorial implicando a los diferentes ámbitos de la creación, y por otro reclamando la presencia de la cultura en las políticas públicas económicas, sociales y medioambientales. Hay que destacar que las políticas públicas más efectivas han recibido informes sobre los aspectos culturales implicados, mejorando los resultados al entender de manera más profunda el contexto de aplicación[2].

Aún queda un largo camino para incorporar a las políticas públicas en España este doble enfoque sobre cultura y sostenibilidad. Por un lado sería necesario que las instituciones culturales redujeran su impacto ambiental y se comprometieran a reducir paulatinamente sus emisiones contaminantes, involucrando a su público y usuarios en este camino. Nuestro país es un referente cultural en el mundo y miles de personas visitan cada día nuestros museos, nuestras bibliotecas y centros culturales, teatros y demás centros de artes escénicas.

Aprendizaje y conocimiento

Tenemos una oportunidad de oro para que estos lugares se conviertan en altavoces y sirvan como lugar de aprendizaje y conocimiento sobre sostenibilidad. Podemos aprender de otras experiencias. El Museo Británico, por ejemplo, ha incluido la protección de la biodiversidad, el paisaje y la naturaleza, la reducción de la energía, el uso de energía solar y el reciclaje como elementos claves en la gestión y diseño de sus instalaciones. Lo ha hecho además involucrando a sus trabajadores y ampliando sus derechos ambientales en el lugar de trabajo.

Por otra parte, es imprescindible integrar la cultura en las políticas públicas en España para revertir el nivel de degradación ambiental de muchos de nuestros ecosistemas: alrededor del 50% de nuestros recursos hídricos se encuentran en mal estado[3], en gran medida debido al excesivo uso de productos químicos agrícolas. El 99% de los españoles[4] respiran aire contaminado cada día y las emisiones de CO2[5] y otros gases responsables del cambio climático han subido de nuevo.

Necesitamos cambiar nuestra relación con la naturaleza y pasar de ver  nuestros ecosistemas como proveedores ilimitados de recursos (agua, alimentos, energía) a respetar los tiempos de regeneración de cada ecosistema, mucho más largos que nuestro usar-y-tirar y reconocer que nuestra supervivencia depende de su buen estado.  Se trata pues, de cambiar nuestra forma de desarrollo y ‘conectarnos con la naturaleza’ tal y como nos recuerda Naciones Unidas en el día de hoy.

Queremos dejar constancia de que la evolución de la sociedad debe ir enfocada a un modelo más sostenible. Esto implica romper con moldes devastadores en lo económico y alienantes en lo cultural. Es necesario trabajar conjuntamente por una modernidad basada en el paradigma de la sostenibilidad y reconectar al ser humano con la naturaleza, integrando la diversidad cultural de los pueblos y utilizando una nueva cosmovisión como elemento articulador de una práctica cultural más inclusiva.

 

[1] Conclusions from the COST Action IS1007 Investigating Cultural Sustainability. University of Jyväskylä, 2015.

[2] Politics, policy and culture, Coyle, B. and Ellys,R. Westview Press, 1994.

[3] Informe sobre sostenibilidad en España 2016, Fundación Alternativas, 2016.

[4] Calidad del aire en el Estado español 2015, Ecologistas en Acción, 2015

[5] Inventario Nacional de Emisiones 1990-2015, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente, 2017

 

(*) Inma Ballesteros es directora del Observatorio de Cultura y Comunicación de la Fundación Alternativas y Ana Belén Sánchez es coordinadora del Área de Sostenibilidad de la Fundación Alternativas

Hay 1 Comentarios

Muchas gracias por este artículo. Es importantísimo, en efecto que desde nuestras instituciones culturales apoyemos la causa del desarrollo sostenible. No sólo en el ámbito del medio ambiente sino también en otras áreas dentro de los Objetivos de Naciones Unidas como la igualdad de género. Proyectos expositivos o talleres culturales formativos son una plataforma ideal para crear concienciación social en este aspecto. Gracias por la inspiración.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal