Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

Alemania-Italia: dos consultas bien diferentes

Por: | 05 de marzo de 2018

NICOLÁS SARTORIUS (*) 

 

1520198088_473709_1520198223_noticia_normal_recorte1

Matteo Renzi vota en un colegio electoral de Florencia. A. BIANCHI (REUTERS)

 

I.- El resultado de la consulta a los militantes del Partido Socialdemócrata alemán(SPD) -2/3 a favor de un gobierno de gran coalición- es una buena noticia para la Unión Europea y quién sabe si también para la izquierda del continente. Un no habría significado la crisis del partido, un gobierno en minoría de la sra. Merkel y, muy probablemente, nuevas elecciones en el corto plazo. En ellas, el SPD habría aparecido como culpable de la inestabilidad del país y quizá habríamos asistido a un crecimiento aún mayor de Alternativa por Alemania (AfD), de extrema derecha. Un riesgo que en un país tan central para la UE como Alemania no se debe correr.

II.- Es cierto que las experiencias últimas de ‘GROKO’ -Grosse Koalitionen”- no han sido buenas para el SPD, que ha caído hasta el 20% de los votos; puede retrasar su necesaria renovación y convierte al AfD en el primer partido de la oposición, con lo que esto significa si las cosas no salen bien. Pero, por otro lado, es una oportunidad si el SPD actúa con inteligencia y audacia. En primer lugar, porque el programa de gobierno contiene un avance en términos europeos y sociales. La batalla estará, por lo tanto, en que ese programa se cumpla o no con diligencia, preferentemente en los dos primeros años de legislatura. La dirección de los ministerios de Asuntos Exteriores y Finanzas en manos del SPD pueden ser, también, determinantes. Desde el punto de vista europeo el tándem Macron-Merkel-SPD debería suponer el avance que la UE necesita imperiosamente. Mejor todavía si contase con el impulso decidido de España e Italia, lo que está por ver, sobre todo en el caso italiano. También puede ser una ocasión para mejorar en temas sociales, tanto dentro de Alemania como para dejar atrás la política de austeridad que se ha venido aplicando en los últimos años y llevar adelante iniciativas que hagan avanzar la Europa social, única manera de derrotar a los populismos y nacionalismos que están corroyendo el cuerpo social europeo. No podemos olvidar que la UE necesita, como el comer, un liderazgo claro ante el Brexit, las tarascadas proteccionistas de Trump y la dirección que han adoptado tanto Rusia como China. Por último, lo más probable es que en las próximas elecciones alemanas la sra. Merkel no sea la cabeza de cartel de la CDU y, en este caso, si se han cumplido las promesas de avances europeos y sociales, el SPD puede tener su oportunidad si es capaz de elegir un buen candidat@ y haber sido capaces de renovar el proyecto durante el trayecto gubernamental. De lo contrario, es decir que fracase la experiencia en los temas sociales y europeos, estaríamos ante un desastre estratégico de consecuencias muy negativas para el futuro de Europa.

III.- Otra cosa bien distinta es lo sucedido en Italia. Las peores previsiones parece que se han confirmado en la práctica. El populista, y hasta hace pocos días ‘antieuropeo’, 5 Estrellas ha ganado las elecciones, sin suficiente mayoría para gobernar en solitario. En la derecha y la extrema derecha, avance de esta última de la mano de la Liga Norte que supera a Forza Italia de Berlusconi, aunque tampoco suman lo bastante, de momento, para formar gobierno. Y retroceso, una vez más, del centro izquierda del Partido Democrático de Renzi, debilitado por la escisión de los Libres e Iguales de D´Alema y Berzzani. Es decir, una situación de gran inestabilidad en la que el juego está entre un partido populista -5 Estrellas- y dos, -cada cual más a la derecha- la Liga Norte y el Forza Italia de Berlusconi. Y una seudo-izquierda muy debilitada que lo más probable pase a la oposición, con o sin Renzi. Lo inquietante es que Italia es la tercera economía del euro y no acaba de encontrar el rumbo estable que sería necesario. Quizá la causa radique en que lleva años con nulo o escaso crecimiento económico, sometida como todos a una política de austeridad cuya responsabilidad se achaca a la UE; con un problema de inmigración agudo ante el que se ha sentido abandonada y dado lugar a todo tipo de xenofobias; una corrupción que no acaba de desaparecer y unas mafias que controlan demasiados negocios. Sin olvidar que es el país de Europa en el que la implosión de los partidos clásicos, que sostenían la República, ha sido más radical. Han desaparecido el PSI, el PCI, la DC, el Liberal, el Republicano y han sido sustituidos por siglas que no expresan ideas, ni proyectos como Forza Italia -eslogan de los que apoyan a la selección italiana de fútbol-; 5 Estrellas, que es difícil saber qué quiere decir; la Liga Norte, hasta hace dos días independentista y anti europea; Fratelli D´Italia, estrofa del himno nacional, etc.  En fin, una situación tan embrollada y peligrosa que hasta se ha pensado que un mal menor podría ser el regreso de Berlusconi -condenado e inhabilitado por delincuente- a través del presidente del Parlamento Europeo, Tajani, que, por lo menos, es claramente europeísta, o incluso hay quien se consuela con que algunos de los partidos populistas, ante el olor del poder, se moderen. A mí solo me tranquiliza pensar que con el resultado alemán se abre la posibilidad de un avance en la construcción europea y que este avance pueda contribuir a encarrilar la situación general. Es de esperar que, por lo menos, España esté a la altura de los retos que se avecinan. 

 

(*) Nicolás Sartorius es vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal