Alternativas

Sobre el blog

Crisis de la política, la economía, la sociedad y la cultura. Hacen falta alternativas de progreso para superarla. Desde el encuentro y la reflexión en España y en Europa. Para interpretar la realidad y transformarla. Ese es el objetivo de la Fundación Alternativas, desde su independencia, y de este blog que nace en su XV Aniversario.

Sobre los autores

Nicolás SartoriusNicolás Sartorius. Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Alternativas (FA), abogado y periodista, ha sido diputado al Congreso.

Carlos CarneroCarlos Carnero. Director Gerente de FA, ha sido Embajador de España en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea y eurodiputado.

Vicente PalacioVicente Palacio. Director del Observatorio de Política Exterior de la Fundación Alternativas, Doctor en Filosofía, Visiting Fellow y Visiting Researcher en Harvard.

Sandra LeónSandra León. Profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido) y responsable de la colección Zoom Político de la Fundación Alternativas.

Carlos MaravallCarlos Maravall. Doctor en Macroeconomía y Finanzas Internacionales por la Universidad de Nueva York. Ha trabajado como asesor en Presidencia del Gobierno en temas financieros.

Erika RodriguezErika Rodriguez Pinzón. Doctora en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma de Madrid y coordinadora de América Latina en la Fundación Alternativas.

Ana Belén SánchezAna Belén Sánchez, coordinadora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la Fundación Alternativas.

Jose Luis EscarioJose Luis Escario. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y Master de Derecho Internacional y Comunitario por la Universidad de Lovaina. Coordinador del Área Unión Europea de FA.

Kattya CascanteKattya Cascante coordina el área de Cooperación al Desarrollo del Observatorio de Política Exterior de la Fundación.

Enrique BustamanteEnrique Bustamante. Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la UCM. Es un experto de la economía y sociología de la televisión y de las industrias culturales en España.

Alfons MartinellAlfons Martinell. Director de la Cátedra Unesco en la Universidad de Girona y profesor titular en esa misma institución. Codirige el Laboratorio Iberoamericano de Investigación e Innovación en Cultura y Desarrollo.

Carles ManeraCarles Manera. Catedrático de Historia e Instituciones Económicas en la Universitat de les Illes Balears. Es Premio Catalunya de Economía (Societat Catalana d’Economia, 2003).

Stuart MedinaStuart Medina Miltimore. Economista y MBA por la Darden School de la Universidad de Virginia. Es presidente de la Red MMT y fundador de la consultora MetasBio.

Luis Fernando MedinaLuis Fernando Medina. Profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Es autor de 'A Unified Theory of Collective Action and Social Change' (University of Michigan Press) y de "El Fénix Rojo" (Editorial Catarata).

José María Pérez MedinaJosé María Pérez Medina. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Funcionario del Estado. Ha sido Asesor en el Gabinete del Presidente del Gobierno entre 2008 y 2011.

José Antonio NogueraJosé Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional).

Antonio QueroAntonio Quero. Experto en instrumentos financieros de la Comisión Europea y coordinador de Factoría Democrática. Es autor de "La reforma progresista del sistema financiero" (Ed. Catarata).

Paloma Román MarugánPaloma Román Marugán. Profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid. Autora y coordinadora de distintos libros, artículos en revistas especializadas, artículos divulgativos y artículos de prensa.

Jesús Prieto de PedroJesús Prieto de Pedro. Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Administrativo en la UNED y titular de la Cátedra Andrés Bello de Derechos Culturales.

Santiago Díaz de Sarralde MiguezSantiago Díaz de Sarralde Miguez. Profesor de la URJC y coordinador de Economía en OPEX de la Fundación Alternativas.

Javier ReyJavier Rey. Doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Cardiología. Secretario de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

8 de marzo, el gran día de las mujeres

Por: | 08 de marzo de 2018

PALOMA ROMÁN MARUGÁN (*)

 

1520447308_312176_1520493580_noticia_fotogramaCuatro estudiantes universitarias a favor de la huelga. INMA FLORES

 

La rutina nos tiene más o menos acostumbradas a que todos los años, poco antes de que comience la primavera, el 8 de marzo conmemore el Día Internacional de la Mujer. Lo malo de las repeticiones es que acaban teniendo un componente mecánico que termina adormeciendo las conciencias, con lo que la meta reivindicativa propuesta en esos días señalados pierde eficacia y, a veces, hasta sentido.

En esta ocasión, este 8 de marzo de 2018, sin embargo, intenta ir más allá; con el eco de una iniciativa a nivel global, pretende que el día dedicado a las mujeres se recuerde de forma más gráfica, porque las mujeres van a faltar; está convocada una huelga de cuidados, de consumo, laboral y educativa, para que se pueda comprobar fehacientemente que, sin el concurso de las mujeres, el mundo se para.

Si realmente hubiese una ausencia absoluta por parte de las mujeres de sus quehaceres, trabajos, deberes, compromisos, etc, o como queramos denominar las obligaciones de todo tipo y condición que marcan nuestro día a día, el resultado sería francamente espectacular; cerremos los ojos, y probemos a imaginarlo.

Conscientes y realistas, vamos no obstante a poner nuestro grano de arena en esta huelga, y claro está que se va a notar. Con la ayuda de todas y de todos aquellos que también apoyan el paro porque lo comprenden, lo alientan y, por tanto, se sienten corresponsables de la situación y de su posible transformación; gracias por estar ahí y de ese modo.

La amplitud de esferas donde las mujeres resultan vitales para el sostenimiento de la vida social es de tal magnitud que no se puede ni intentar una enumeración exhaustiva de su alcance y de su contenido. Pero en este punto me gustaría detenerme, en el espacio universitario, donde supuestamente la carrera por la igualdad debía estar más avanzada que en otros ámbitos. Sin embargo, esto no es así; el manifiesto firmado por más de mil doscientas mujeres profesoras e investigadoras universitarias es un documento claro de compromiso con la lucha aún pendiente en pos de la igualdad en un lugar donde pareciese que no hacía falta ni dar estas explicaciones, ni mucho menos aún constatar las situaciones que en ese texto se evidencian.

Brecha salarial, obstáculos mayores para desarrollar una carrera profesional -larga y compleja-, precariedad en el empleo, menor reconocimiento de méritos, mayor invisibilidad, menor financiación de proyectos de investigación; una organización de carácter jerárquico, donde únicamente el 21 % de mujeres pertenecen al escalón más alto, el catedralicio; y contando únicamente con tres rectoras en las universidades públicas. Donde aún hay que recordar que los planes de igualdad requieren de una puesta en marcha efectiva y donde se producen y reproducen situaciones indeseables, que bajo el aspecto que tomen en cada situación (acoso, sexismo, etc) siguen traduciendo la misma piedra de toque: el abuso de posición por aquellos que se sienten más fuertes frente a otras personas, y a quien por tanto no consideran iguales.

Actividad docente

También hay que añadir que poco se puede hacer por mejorar las cosas, cuando no hay un reconocimiento efectivo de la perspectiva de género en la actividad docente; me refiero a su inclusión no sólo como una mirada transversal en los contenidos de las asignaturas, sino también que se incluyan más contenidos específicos en las enseñanzas regladas y propias; de ese modo, seguro que se conseguiría la concesión de importancia a estas materias, que ahora no tienen, porque no son básicas, ni obligatorias, por lo que su desconsideración es patente.

Ampliando algo más el foco, y a la luz reivindicativa de la fecha, también es digna de mención la ausencia casi generalizada, excepto en pocos casos, de mujeres expertas en debates y conferencias sobre temas de su especialización; lo habitual es que todo lo que haya que decir, discutir y concluir esté formulado por hombres; en ese sentido es de aplaudir una iniciativa de la Oficina del Parlamento Europeo en  España comprometiéndose y animando a otras instituciones a no volver a organizar seminarios, debates y conferencias sobre sus temas de interés en que todos los intervinientes fuesen hombres.

Volviendo al plano general, hay que comprometerse por una lucha que aún no ha concluido en pos de una igualdad que no acaba de llegar. Desde un punto de vista global, las organizaciones feministas recuerdan que hay que señalarlo en todo lugar y de las formas más diversas porque el mundo es plural y las mujeres formamos parte de todos los mapas.

Siguiendo a AWID –Association for Women’s Rights Development-, tenemos entre manos un tema muy importante; tanto que estamos hablando de derechos humanos y de su necesaria extensión a los seres humanos correspondientes. Y por tanto, también recordamos su consigna: 8 de marzo mujeres en acción; visibilidad de este compromiso desde los pueblos pequeños hasta las organizaciones internacionales de derechos humanos; manifestándonos en la calle, educando en nuestras comunidades, o simplemente en la lucha por la supervivencia.

 

(*) Paloma Román Marugán es profesora de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal