Banker + gangster = Bankster

Por: Ernesto Ekaizer | 22 dic 2013

         1101330612_400

 

  Parece que fue Ferdinand Pecora quien acuñó el americanismo bankster, un vocablo que recoge la palabra banker (banquero) y gangster (gánster). Pecora, nacido en Sicilia, terminó la carrera de abogado y trabajó como adjunto en la Fiscalía de Nueva York. En 1933, el Senado buscaba un profesional insobornable y le nombró abogado principal del comité de Banca para interrogar a los banqueros más importantes. Se investigaban las causas del crash de 1929 en Wall Street, antesala de la Gran Depresión.

 La Gran Crisis Financiera o Gran Recesión de 2008 catapultó el término banksters a las páginas de diarios y revistas.    

  Recientemente, a raíz de la manipulación de uno de los tipos de interés más importantes del mundo, el llamado Libor londinense, la palabra banksters fue asociada con las prácticas admitidas por Barclays y realizadas con UBS, Deutsche Bank, Societé Générale, Royal Bank of Scotland, JPMorgan, Citigroup y el broker RP Martin.

  ¿Adónde nos lleva esta pequeña historia?

  A veinte años de la destitución de Mario Conde, conviene recordar por qué fue intervenido el Banco Español de Crédito (Banesto). Y la razón que desencadena la intervención no fue la hipotética sospecha de que los administradores estaban perpetrando el robo del banco. Existían indicios de operaciones irregulares, sí, y así lo hicieron  constar la supervisión y el expediente disciplinario abierto en  febrero de 1994 y el pliego de cargos del Banco de España del 10 de mayo de 1994.

  Pero estos indicios solo pudieron aflorar con mayores evidencias una vez que Conde y su equipo fueron expulsados de la entidad.

   Contestada la pregunta sobre qué razón no fue la que motivó la acción del Día de los Santos Inocentes de 1993, la respuesta positiva es que sí determinó la intervención el hecho de que tras una carrera alocada de competencia con el Banco Santander por ganar cuota de mercado, a través de las llamadas cuentas de alta remuneración, Banesto quedó exhausto.

  El talón de Aquiles de un banco, vamos, el desencadenante de su posible caída, son sus eventuales problemas de liquidez. Y el mercado interbancario que le daba liquidez a Banesto, para evocar un hecho que, como sabemos, fue uno de los síntomas iniciales de la crisis actual, se endureció, ya desde la primavera de 1992, y le castigó duramente. Con problemas para fondearse en el mercado interbancario y con sus tripas llenas de créditos malos,incobrables, por la mala gestión, una gestión de banqueros aficionados, Banesto se fue convirtiendo en un peligro para el sistema financiero español.

 Un peligro que la operación de ampliación de capital más grande de la historia financiera española en tres tramos (130.000 millones de pesetas equivalentes a 812 millones de euros aquel verano de 1993) con el respaldo de J.P.Morgan, cuando Banesto presumía de ser "más que un banco", no pudo disipar.

  Los 503.000 millones de pesetas (3.206 millones de euros) de necesidades de saneamiento detectados a 30 de junio de 1993 por la inspección del Banco de España se convirtieron, un vez auditadas las cuentas y balances después de la intervención. en 605.000 millones de euros (3.781 millones de euros).

  Bankia ha supuesto, con unas necesidades de saneamiento de 23.465 millones de euros, más de seis veces Banesto.

  Fue una conjura, no del poder político, coartada de Mario Conde, sino la conjura de las cifras.

 Como era too big to fail, otra similitud con los problemas actuales, es decir, demasiado grande para quebrar a su aire (Lehman Brothers fue dejado caer el 15 de septiembre de 2008 en EE.UU con las consecuencias conocidas), el Banco de España intervino con la intención de sanearlo y venderlo más tarde.

 Pero en el proceso de saneamiento, emergieron con mayor detalle datos sobre unas operaciones con indicios de delito. Y fueron puestos en conocimiento de la justicia que ya investigaba, por información aportada desde el Banco de España, posibles hechos delictivos. La fiscalía de la Audiencia Nacional presentó una querella el 14 de noviembre de 1994 por apropiaciones indebidas, estafas y artificios contables.

  En total, unos 7.200 millones de pesetas o 43,2 millones de euros.

  Estas cifras de 43,2 millones de euros que sumaban las apropiaciones y estafas por las que se acusó y, en gran parte se condenó a Conde y sus amigos, nos devuelven, como en un túnel del tiempo, hasta estos días de 2013.

 Por ejemplo, el ex presidente del Gobierno, José María Aznar hizo todo lo que pudo en 2009, sin conseguirlo, para persuadir a su amigo Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, a quien él había nombrado, para que la Fundación de la entidad comprase la colección de un pintor por un  valor de 54 millones de euros (8.640 millones de pesetas) como parte de un proyecto  que incluía la construcción de un museo, todo lo cual ascendía a 100 millones de euros (16.000 millones de pesetas).

  El director de la Fundación Caja Madrid, Rafael Spottorno, actual jefe de la Casa de su Majestad el Rey, rechazó la propuesta. Una tasación alternativa dio como valoración 3 millones de euros.  

  Blesa tuvo que justificarse ante las críticas de José María Aznar Botella, hijo de Aznar, quien le recriminó que la negativa a comprar la colección era "impresentable" habida cuenta de todo lo que había hecho su padre por él.

 "Con los pelos que se ha dejado mi padre por ti y han sido muchos...", le escribió en un correo electrónico.

  El entonces presidente de Caja Madrid replicó que la entidad no era su "cortijo".

  Aznar no cometió ningún delito con su recomendación, no.

 Pero su conducta a lo largo de nueve meses en este asunto de la colección de cuadros ilustra cómo veía su relación con Caja Madrid incluso cuando ya había estallado la gran crisis financiera.

  Blesa no pudo decirlo mejor: un cortijo.

  Pero en este tipo de relación entre la banca, los políticos e incluso la Corona, Mario Conde se consideraba en aquellos años noventa el rey del mambo.

 Conde y sus amigos se comportaron en Banesto más como banqueros de rapiña que como sofisticados ingenieros financieros. Salvo en un caso, la llamada operación de los warrants de la sociedad Carburos Metálicos, diseñada con la colaboración de Jacques Hachuel, donde se evaporaron 1.344 millones de pesetas (8,4 millones de euros), que luego aparecieron en una fundación de Liechtenstein, Mario Conde y Arturo Romaní abusaron del poder, mediante un robo sistemático de la caja de la entidad.

  Eso se deduce de operaciones como el pago de 600 millones de pesetas en 1990 (más de 3,7 millones de euros) a Argentia Trust, domiciliada en las islas Saint Vincent, en el Caribe, por motivos inconfesables (aunque no se los quedara Conde en su bolsillo, como puso de relieve la sentencia del Tribunal Supremo de 26 de febrero de 1998), o la extracción de 300 millones de pesetas en 1989 (1,87 millones de euros), en dos tacadas, que, según instrucciones de Conde, fueron entregados en bolsas de deporte a Adolfo Suárez, hecho que el expresidente negó en el juicio oral. O en la operación Cementeras, acometida bajo las órdenes de Romaní con una conexión panameña.

  Por otra parte, ya a primeros de junio de 1989, consolidado su poder en  Banesto, Conde, Romaní, Mariano Gómez de Liaño y Francisco J. Sitges, crearon la Fundación Melvin, con sede en Liechtenstein, y utilizaron sociedades en Suiza, para canalizar fondos en el exterior, en algunos casos relacionados con actividades irregulares en Banesto y operaciones patrimoniales particulares (Kaneko Holding-Asebur Inversiones)- 

 Una parte del dinero robado se pudo recuperar.

         Banker-Gangster

      El mundo al revés. "¡Rápido, dadme el dinero!", dice el cajero a los clientes.  

 

  Pero donde Conde exhibió de manera más espectacular su silueta de bankster fue en su operación de chantaje en toda regla sobre el Gobierno de Felipe González en 1995. El exbanquero consiguió tener bajo control las 1.200 microfichas del entonces CESID (Centro Superior de la Información de la Defensa) sobre temas de la guerra sucia contra ETA, robadas por el coronel Juan Alberto Perote. González recibió al abogado de Conde y de Perote, Jesús Santaella, en La Moncloa.

 La operación fracasó. Ni el juez Manuel García-Castellón fue apartado de la investigación ni Conde obtuvo los 14.000 millones de pesetas (unos 87 millones de euros) que pedía por silenciar el asunto en concepto de indemnización por lo que calificó como su perjuicio patrimonial ocasionado por la venta de Banesto al Banco Santander.

 Una historia de banksters.

Hay 10 Comentarios

Hola, amigos. ¡FELIZ NAVIDAD PARA TODOS! ¡Y que Dios nos libre de los bankster ya que nosotros no somos capaces de hacerlo!

Pregunta de difícil respuesta, ¿es el sistema corrupto el que corrompe a algunas, casi todas, personas poderosas o son éstas las que corrompen a aquél?. ¿quién fue antes el huevo o la gallina?.
.
Los austroanarquistas lo tienen claro, todo arranca del monopolio estatal en la emisión de moneda.

Banksters + fiscalia mafiosa= politicos de la cosa nostra.

Mal ejemplo ha escogido Sr. Ekaizer , el apellido de Mr. Pecora no le hace ningún favor y mucho menos su apariencia física, al ver la foto del TIME me vino a la mente el mismísimo Al Capone. Méritos aparte en cuanto a la elección del neologismo. Al igual que hay banksters, hay joursters que, a toro pasado, son capaces de contar todo lo que no pudieron o no supieron contar cuando "aproximadamente" sucedían los acontecimientos. O sus fuentes no se enteraban o quizá no había interés en contarlo en ese momento.

Buenas noches , ante todo, si me disculpan un par de comentarios me gustaría hacer sin ánimo de , a nadie, ofender .
Sobre el pensamiento de , "el periodismo debe de ser analítico", esto me parece que debería de ser un poco más discutido , por el simple motivo de que siempre dependerá muy muy , de quién analiza, pero en fin si por esos derroteros vamos , aquí hay un servidor , ignorante , por supuesto , no estaría muy de acuerdo , aunque reconozco que tiene muy difícil situación.
Con respecto al comentario del tema económico , de los bancos tanto los del pasado como los presentes , creo, personalmente , que las PERSONAS , y digo personas con letras mayusculas , por que creo que las dichas anteriormente somos las que vivimos la vida real y cuando digo vida real es la de enfrentarse todos los días a la Vida , todos con sus caminos tan variados . Y lo más bonito es que tenemos que aguantar cómo hay o existe gente, que , mediante los medios de comunicación , quieren insultar a nuestro grado de inteligencia unos intentando convencernos de tales cosas y otros intentando convencernos mediante palabrejas raras de una realidad inexistente , (repito , cuando la clase política , utiliza el medio de decir palabras raras para distorsionar la realidad es por que hay asesores que creen que la sociedad es muy fácil de engañar y por lo tanto nos consideran tontos ).

Por lo tanto Señor mio , este sería un tema para no acabar no en poco tiempo pero creo que este país y el mundo en general tiene difícil solución , pero así es lo que tenemos que aguantar y por lo que algún día alguien nos tendrá que recompensar tanto vivos como "ficticios".

saludos a todos

Maruhenda –en Sexta Noche- con el recibito de la luz, en su línea habitual generalizando sobre el tema –seguramente sobre el aporte de alguien que orienta para bandearse lo suficiente- enreda sobre una parte del contenido que nada tiene que ver con el problema particular de hoy, con el fin de proteger aquello que como partidario le interesa: en retórica, desde la antigua Grecia, se sabe que se puede despreciar al ciudadano engañándolo con información parcial sobre el supuesto de un conocimiento insuficiente que es la base del éxito de esta.


Que el recibo contenga una parte que refiere el precio de energía y otra que contiene todo el conjunto de compromisos de los gobiernos con el sector (de los que hay mucho que cambiar y en los que se esconde fraude para los ciudadanos) no tiene nada que ver con que las subidas actuales respecto del precio ofrecido subasta no sabemos la relación que tiene con el coste real de la energía. Como en tantos otros procesos especulativos en manos de los financieros la subasta sirve de forma de expropiación por parte de este sector financiero además de que las compañías también nos estafen desde un precio muy por encima del coste.


Esto es, que nos estafen las compañías con la anuencia de nuestros gobiernos a través de la subvención a las renovables, que refiere Maruhenda, –que no niega la su necesidad de esta forma de producción- no evita que nos estafen en otros costos injustificados de otros peajes y otros sobreprecios de energía eléctrica de las que desconocemos su valor real.


A Maruhenda le vale, con poner cara de “despabiladillo” (eso es mucho decir) e insinuar que los demás no saben y que el problema vale con referirlo ignorantemente -al fin y al cabo le pagan como director de un medio por comportarse así- pero para los ciudadanos preocupados con el futuro les es necesario un poco más de orden y un poco más de inteligencia: ni la parte es el todo, ni las suma de las partes hacen la suma total puesto que existen las sinergias; ni aprenderse un poquito de cada teoría sirve para hacer una tesis, aunque a algunos les pagan por hacerlo

Para Ramón: Sobre el particular estado de esta sociedad carente de ética y sin valores morales y sociales, habría que interrogar a Rouco Varela y su troupe. ¿Cómo se entiende que un país tan fanáticamente católico como España genere estos banksters ?

¿Dónde están ahora las microfichas, Ekaizer?

Le propongo al ABC y La Razón el siguiente titular aparecido en el Pais, para mañana: "La CUPULA DE LA PATRONAL ANDALUZA SE REPARTIO LOS FONDOS DE LOS CURSOS DE FORMACION PAGADOS POR LA JUNTA" ( a ver si cuela).

Creo que el famoso Al Capone era un niño de teta en comparación con los gangsters financieros de esta época del capitalismo globalizado, es decir, de un sistema convertido en un globo para esconder lo robado. No sé qué tiempo durará esta infección social que ha llevado a la sociedad a un verdadero abismo, sin ética, o sea, sin valores sociales.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Archivo

septiembre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Libros

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal