¿Cómo mueren las redes sociales?

Por: | 23 de junio de 2013

Cruzcementerio
                                                                                                           Gloria Rodríguez

 

Dicen que vaticinar muy seguido la muerte de alguien -en este caso de algo-solo sirve para darle fuerzas. Otros dicen que cuando el río suena piedras lleva. El caso es que es tendencia vaticinar el colapso de Facebook

Lo mismo pasó en su día con Second Life, el primero de los mundos virtuales que conquistó a las multitudes. La prensa y los gurús se aficionaron a pronosticar su muerte, cuyo fallecimiento oficial se sitúa entre 2009 y 2010, aunque en Reino Unido todavía se emplean  sus avatares en los colegios y las universidades.

En el caso de Second Life no ayudó que su propio fundador Philip Rosedale menospreciara la lealtad de sus seguidores diciendo que se trataba de tipos solitarios "que buscaban compañía desesperadamente"

Sin embargo, la muerte de un mundo virtual no es solo cuestión de palabras más o menos desafortunadas de sus fundadores. No ocurre de forma repentina. Hay síntomas que avisan de que las cosas no van bien, y finalmente existen indicadores que indican la debacle definitiva. 

¿Cómo se hace la autopsia de una red social?

 La única autopsia conocida de una red social la hicieron en Suiza los investigadores del Swiss Federal Institute of Tecnology. Para ello necesitaban una red social muerta y el destino les puso en las manos a Friendster que tuvo un "colapso modélico".

Para vuestra información, queridos lectores, Friendster fue una red social anterior al universo Facebook. En su día fue el sitio donde todos querían estar, Google llegó a ofrecer en 2003 30 millones de dólares a sus creadores para comprarla. Pero ellos declinaron la oferta y tres años después Friendster sufrió un éxodo general de usuarios que acabó con un "colapso épico". Oficialmente murió en 2006 en Estados Unidos, aunque en el Sur de Asia vivió un par de años más. 

Teniendo el cadáver sobre la mesa, los investigadores se dispusieron a analizar las causas de la muerte, con la esperanza de poder prevenir la debacle en otras redes sociales.

El objetivo era averiguar por qué la gente abandona definitivamente sin mirar atrás, y qué debilita una red social. Y estas son las causas de la muerte: 

. Los continuados  problemas técnicos y de diseño que hacen la vida más difícil. Hay que mantener un delicado equilibrio entre introducir nuevas prestaciones y la comodidad del usuario. Cada vez que la gente tiene que aprender una cosa nueva en una red social se le pasa por la cabeza marcharse. Según David García, investigador del Swiss Federal Institute of Tecnology, "si los costes (tiempo y esfuerzo) asociados a estar en una red social son mayores que los beneficios se crean las condiciones para un éxodo general. 

. No es tan importante el número de usuarios de una red social sino la fortaleza del vínculo que haya entre ellos. Es decir, lo importante es cómo de tupida sea la red. Los investigadores lo llaman el núcleo de la red (K core). Si una persona se va sus amigos son más proclives a irse, y según estos investigadores, es así como se producen las cascadas de salidas de una red social. Si alguien que tiene diez amigos pierde dos se sentirá más inclinado a marcharse que alguien con 80 amigos que pierda la misma cantidad de contactos. El número de amigos por usuario es un factor protector contra las salidas en masa. 

En el caso del cadáver que nos ocupa, la red Friendster, unos meses antes del colapso, los problemas técnicos y los cambios de diseño empezaron a expulsar a los usuarios. Esa circunstancia combinada con un núcleo poco fuerte y la existencia de una nueva red social, Facebook, dispuesta a acoger a los rebotados terminó con la vida de Friendster.

Con los mimbres de esta  historia los fundadores de otras redes sociales intentan no repetir errores. Y no siempre lo consiguen. 

Ahora parece haber un éxodo de Facebook a Instagram o ¿son sólo ideas mías? Al menos un éxodo de la actividad aunque no de los usuarios. Pero todo se andará. Tampoco es irse muy lejos porque en Instagram seguimos estando en territorio Zuckerberg. 

He intentado poner en blanco y negro las cosas que me molestan de Facebook por si hay que ir preparando otra autopsia, aunque hay que reconocerle a Zuckerberg que su red tiene un K core verdaderamente fuerte.

A mi me molestan:
(y que conste que esto es una declaración personal e intransferible como el DNI)

. Los continuos cambios en los ajustes de privacidad (y cómo cambian misteriosamente las configuraciones que elijo)

. Los rumores de continuos cambios que a veces nunca llegan a suceder pero que hacen que mi muro se llene de parrafadas con vocabulario seudo jurídico que la gente corta y pega de otros muros con la esperanza de que dicha declaración de intenciones los proteja de la malignidad de Facebook. La verdad es que no creo que sirva para nada y me hace gracia la candidez de mucha gente. Por otra parte, si alguien tiene tanto miedo de lo que pueda hacer Facebook con sus datos, lo mejor es que se salga. Esto no es un secuestro. 

. Que haya dejado de ser una red social divertida para convertirse en el sitio del autobombo sistemático. No me molesta un poco de autombombo, ni siquiera un mucho, lo que me molesta es que no se compartan otras cosas y solo se aparezca por la red a darse golpes de pecho. Que esto empiece a ser aburrido es una razón para la estampida general. 

. En este mismo sentido, que Facebook se haya convertido en un sitio donde la gente cree que tiene que estar por motivos profesionales o de negocios

. La sospecha que supone que Facebook salga a bolsa y que sus fundadores tengan obligaciones con los accionistas y tengan por tanto que convertir mis datos y mis Likes en material rentable. Ya sé que es inevitable pero me inquieta. Al igual que el asunto del espionaje. No soy de las que les da igual que lo espíen porque no tienen nada que ocultar. Y no tengo nada que ocultar. 

. Que la gente publique lo mismo en Facebook, Twitter, Instagram ... estamos agotados de tanto escarceo digital. Me parece evidente. 

¿Esto le pasa a más gente o es que soy sensible y tiquismiquis?

¿Te molesta algo del mundo Facebook? ¿Eres de los que alguna vez ha estado a punto de largarse?  

 

Hay 33 Comentarios

Yo comencé a usar Facebook en 2006 más , cuando la versatilidad de esta red era bastante inferior a la actual. resultaba un lugar perfecto para mantenerse al día con amigos residentes en otros países o cuando uno mismo está fuera. con el paso del tiempo mi lista de amigos se fue llenando de conocidos esporádicos a los que igual sólo vi una vez en persona. esto y la aparente necesidad de mantener a todo el mundo al corriente de mis actividades me hizo replantearme el uso que estaba haciendo de la red social. actualmente he perdido el interés en compartir mi vida con una mayoría de extraños a los que no sé cómo filtrar porque los cambios constantes en el control de la privacidad en facebook me han pillado en épocas de uso casi nulo y ya no sé cómo va la cosa. la excesiva exposición a la que nos sometemos en las redes sociales llega a ser estresante y, en mi opinión, totalmente innecesaria.

Los hiperconectados y los que no quieren estar conectados jamás.
Dos tipos de personas en la era de la información, los cuales algunos desean saber dónde está geolocalizado el restaurante más económico a su alrededor y por contra el que no desea estar conectado absolutamente nada por aquello de que las experiencias con las tecnologías le han sido traumáticas o simplemente decide tocar la realidad de otro modo menos virtual.
Dos filosofías o modos de operar en una sociedad que impera la velocidad y la lentitud al mismo tiempo, siendo cada vez más los que deciden la vida slow en todos los sentidos.

¿esta usted segura que Second LIfe esta muerto y enterrado?, yo a nivel de España y Europa conozco unos miles de personas que no están de acuerdo con usted, y no digamos en toda América; gracias a Dios por mi trabajo en SL conozco gente de gran cantidad de países que lo siguen usando a diario. por favor infórmese bien antes de aseverar una cosa así, me parece que en el caso de Sl ha hablado un poco de oídas.muchas gracias. Second LIfe no es una red social como tal, otra cosa es que no se hayan cumplido las expectativas de muchas empresas que pensaron que era lo que no era y han abandonado Sl, gracias a Dios, o que muchos lo hayan abandonado al no ser el super negocio que les ofrecieron, o el lugar ideal para encontrar su príncipe o princesa azul, eso no existe. De todas maneras no se si alguien en El País se ha propuesto decir que Sl está acabado, justo la semana que se cumple su 10 Aniversario, con multitud de celebraciones que demuestran que está muy vivo, le adjunto el link de los cientos de actos de la celebraciçon,
http://slcommunitycelebration.com/blog/page/9/

¿Y no será que pasa como con los garitos (pubs, discos...que simplemente se pasan de moda?

EN CONTRA. La única razón por la que me he planteado seriamente abandonar facebook es el de la falta de privacidad, no de cara a otros usuarios, sino de cara al uso que la empresa pueda hacer de mis datos (temas de espionaje a parte).

A FAVOR. La verdad es que para mí es muy útil. Se puede configurar perfectamente para que no te salgan las tonterías que la gente suele criticar. Yo solo recibo información de lo que me interesa.

Totalmente de acuerdo. Yo también veo que las redes sociales en la mayoría de los casos no son más que guerras de enlaces..., y estamos muy sugestionados por la relación "marketing 2.0" "redes sociales" = éxito... Todo cuestionable.

Saludos y suerte!

Lo que yo he acabado odiando más son los mensajes 'Carpe diem'. Esos que en unas pocas lineas básicamente te cuentan como aprovechar la vida y como ser feliz con metáforas e historias filosófcas. Admito que muchos, o por lo menos unos cuantos son ingeniosos y puede que efectivos a la hora de transmitir el mensaje. Pero esto deja de funcionar cuando ves tropecientos del mismo tipo cada día. Frivolizan el mensaje y hacen que parezca algo obsesivo.

Todos esos comentarios sobre los motivos por los que se deja Facebook me han parecido faltos de esencia... ¿es q sólo utilizais esa red para colgar fotitos? tampoco habeis comentado nada sobre la posibilidad de crear o entrar en grupos (no hablo de los chorras). Exprimid los grupos, juntaos por aficiones y quedad dentro de Facebook, para salir fuera con quienes también tienen esas aficiones... aumentan tu número de amigos, pero esta vez de verdad, gente q ves cara a cara y con quienes sales los fines de semana ¿ni siquiera se os ha pasado por la cabeza?. Practico un deporte q ha empezado un boom hace poco, que no tiene clubs específicos y que, el grupo de facebook, ya tiene más de 700 personas. Hay más cosas aparte de las fotitos de la familia o de los mensajes espirituales que tanto pululan por allí y esa cosa es unir intereses con el fin de tener amistades de verdad... y se puede.

Me inscribí en facebook sin saber muy bien que es eso y cual sería mi sorpresa cuando me apareció un enoooooorme listado de gente "que quizá conozca", pero a la que no conozco de nada. Lo siguiente fue la gran cantidad de cosas que la gente ponía en mi pagina, sobre todo publicidad, así que me borre, pero no terminan ahí las sorpresas: la última fue descubrir que no me borran aunque yo si lo haga. Así que, facebook, por mi como si te mueres. Y por cierto, mi concepto de la amistad es muy diferente a lo que la gente considera "amigos" de internet. Esos no son amigos nio nada parecido.

"...comprar en el mismo supermercado que Mark Zuckerberg y compartir plaza de garaje con los chicos de Facebook..."
¡Qué emocionante, chica!

Pienso similar que la autora, aunque en facebook hay cosas bonitas, páginas aún llenas de gracia y útiles, caso: ps://apps.facebook.com/onion_moods/ que por ejemplo Twitter no permite.

Yo nunca he tenido cuenta en Facebook, pero sé que no me interesa, del mismo modo que sé que no me gustan las ancas de rana , aunque no las haya comido jamás. Parece ser que no voy tan descaminada....

De acuerdo con la autora. Si sigo en facebook es porque me sirve para contactar con amigos, familia, gente que conozco personalmente (eso de tener 500 contactos en facebook la mayoría de los cuales no has visto en persona en tu vida, ni verás me parece una memez, salvo ciertas excepciones) en un momento dado. Pero paso de mirarme todas y cada una de sus fotos, la mayoría son chorreadas que ni siquiera te comentarían o te comentan cuando los tienes delante. E igual de estúpido me parecen esos que cada vez que leen un diario o una revista tienen que ir poniéndolo en facebook, ya sabemos lo que son los periódicos, leñe! Si queremos arreglar el mundo ,lo hacemos con una copa de vino o un café en la sobremesa, no con cuatro comentarios que luego ni siquiera se preocupan por responder porque ya están pensando en la siguiente parida que colgar en su muro.

Yo uso el facebook exclusivamente como album de fotos, para que no se pierdan las voy metiendo ahí. Cada vez comenta menos gente. Cada uno tiende a subir fotos de lo mejor de su vida. Sin tener en cuenta que los demás pueden pensar que eres feliz y todo en tu vida va perfecto...y por tanto empiezan a odiarte. La gente se deprime y piensa que sólo los demás son felices, y por tanto dejan de entrar en Facebook, red social que es una estúpida moda (megustamegustamegusta...)a la que le espera en mismo final que a Myspace. Tal vez debería crearse una red social con moderadores que filtren y permitan publicar sólo las miserias y fracasos de cada uno, lo más chungo de tu vida.... Sería un exitazo garantizado!!!!!

Yo me acabo de salir. Ya no me parece divertido. Ver fotos de niños malformados, leer mil veces el número de políticos que hay en España, que intenten solucionarme la vida con posit filosoficos,etc... No me parece divertido. Aunque me ha costado...al final borré mi cuenta (al menos eso creo porque ya me costó...)

Quizá algunas redes sociales fracasan porque sus miembros son menos sociables de lo que creen ser. A la larga es difícil interesar a otros a base de construir un monumento a uno mismo.

Ah, me olvidaba. El caso más cercano que tienes de fiasco es el de Eskup, un fracaso estrepitoso, que debió costar una pasta y en el que El País sigue erre que erre. Ese sí que sería un buen reportaje, aunque dudo que te lo autorizaran publicar. Los comentarios de las noticias de El País, como consecuencia de ese pésimamente diseñado Eskup, son de traca, es imposible llegar al primer comentario o moverte con agilidad por ellos. Que lo cierren ya, please, que morir ya nació muerto.

La publicidad, la publicidad y la publicidad. También lo poco intuitivo que es, y la sensación de que está mal diseñado (ojo, no digo que lo esté, simplemente me lo parece a mí: las vueltas que hay que dar para ir a un sitio, esa falta de control de tu muro, etc.). Yo estoy por motivos profesionales, de visibilidad, cada vez lo uso menos. Y, la verdad, estoy deseando que caiga de una vez por todas.

Una tercera parte de un artículo titulado "¿Cómo mueren las redes sociales?" consiste en enumerar lo que a la autora no le gusta de una de ellas... Vaya rigor y profesionalidad.

Las redes sociales son una moda y como tal un día pasará.
Espero que cuando pasen seamos un poco más conscientes del valor de nuestra privacidad.

El caso de Facebook es curioso. Cuando empecé la carrera (hace tres años) hablé de Facebook con unos compañeros de la Universidad y recuerdo cómo me decían con tono despectivo "qué es Faceboook, eso no lo conoce nadie". Eran jóvenes en los 25 años y no conocían Facebook, usando Tuenti. A mi me sorprendió que no lo conocieran pero puede explicar que la desaparición de una red social puede estar relacionado con la generación de sus usuarios.

yo encontré esto muy divertido en facebook:

http://www.facebook.com/Flakogramas.

a mí cada día me gusta más twitter y menos facebook... lo veo casi como tuenti, un poco infantil, propio de adolescentes, con fotitos y mensajitos sin contenido de ninguna clase... por eso me he ido... no me aportaba nada

Es que es bastante alucinante el hecho de tener que poner siempre en vista todo de tu vida privada a todos: tus padres, los q te caen mal, los q te acosan. Además de ser perseguidos por aquellos con los cuales no te hablas y no ves desde hace años, te encuentra en una rs y te piden la "amistad". Pues, si no hablamos desde hace años...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Antigurú

Sobre el blog

Agotada de la alta concentración por metro cuadrado de gurús de las redes sociales, en este sitio se levanta un muro de contención: Todos somos torpes y primerizos en la jungla digital. No hay expertos. Eso, al menos, es lo que enseñan en la Universidad de Stanford, donde se ha inventado casi todo y nadie se proclama gurú de nada. Este es, pues, un lugar para reírse de los tropezones en Internet. El viernes abrimos consultorio. Pregunte sin piedad, porque más temprano que tarde todos tendremos nuestro minuto de miseria digital.

Sobre la autora

Karelia Vázquez

es periodista. Escribe en El País Semanal desde 2002, y en Marie Claire, desde 2005. Es la primera española que obtiene una beca J. S. Knight en la Universidad de Stanford (California), que le permitió, entre otras cosas, vivir una temporada en Palo Alto, el Dorado de las nuevas tecnologías, comprar en el mismo supermercado que Mark Zuckerberg y compartir plaza de garaje con los chicos de Facebook. También ir a clases de Clifford Nass, Clay Shirky, Evgeny Morozov y otros -esta vez sí- gurús de la era digital. Es autora del blog “Vivo entre Google y Facebook”, porque así era literalmente. Ha sido cobaya de variados experimentos extremos en Internet, y este blog no pretende ser ni más ni menos, que eso: Un sitio para radicales.

Eskup

Archivo

abril 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal