Tuitear sin leer: Nuevo deporte olímpico

Por: | 10 de junio de 2013

The-big-bang-theory_TINIMA20121226_0717_5
                                                                                             The Big Bang Theory

Nadie que escriba un blog en junio de 2013 aspira a que el lector -que ahora se llama usuario porque Internet se usa, no se lee-, llegue hasta la última línea

. Yo tampoco. De hecho es posible que a estas alturas (tercera línea) muchos ya hayan abandonado o estén a punto de hacerlo.

La mayoría solo se desplazará su cursor hasta la mitad de este post.

 

Según los cálculos de Chartbeat, una compañía que se dedica a observar el comportamiento de los lectores on line en tiempo real, por cada 161 personas que entran en una página, alrededor de 60 (un 38%) se larga sin leer una línea del primer párrafo.

 

 

En el segundo párrafo quedarán unos 100, de ellos cinco no llegarán al tercero. Y muchos de los que lo hagan dejarán de leer para irse a tuitear un artículo que aún no saben cómo termina. En el cuarto párrafo alguno de los que resista se irá a la sesión Comentarios a señalar que echa en falta que el autor no haya comentado un asunto que se trata en el párrafo siguiente, pero él no ha tenido paciencia para llegar allá. 

 

Todo esto que era una intuición, fruto, entre otras cosas, de mi propio comportamiento, se ha confirmado con las teorías de Jakob Nielsen, un experto en usabilidad (Web usability) que es quien afirma que los usuarios son egoístas (selfish), vagos (lazy) y despiadados (ruthless).  Aquí lo tienen por si alguien le quiere poner cara. 

 

Jakob.nielsen

Según Nielsen, la mayoría de ustedes entrarán, pongamos por caso a este blog, sin la más mínima intención de leer, así que escanearán de arriba a abajo y si no encuentran lo que buscan se largarán. ¡Anda que no hay cosas que hacer en Internet! Es la ley de la selva. No hay segundas oportunidades. El proceso no durará más de dos minutos.

"Se mueven por Internet como aves de rapiña, olisquean -sólo devoran hechos-, y si no avistan comida siguen la ronda. Son Informavores, organismos que consumen información, siempre que no sea aburrida y no sea presentada en párrafos de más de seis líneas". Los estudios de Eye-Tracking demuestran que los lectores tienen la peligrosa tendencia de pasar por encima de los grandes bloques de texto. (Voy por cinco líneas, así que pongo punto y aparte).  

La revista Slate habla en el artículo You won't finish this article (Usted no terminará este artículo) con Josh Schwartz, analista de tráfico y datos on line para ChartBeat, y este experto confirma la peor de las previsiones. A saber: "A la gente le cuesta cada vez más concentrarse, y mientras más palabras escriba perderá lectores a un ritmo más rápido".

La proporción es esta: Por cada 100 lectores que se van 50 se quedan. La mayoría deslizará el cursor solo hasta la mitad del artículo y no dará más oportunidades. Uno se lo juega todo en el titular y en la foto. Los únicos artículos que merecen ser vistos por encima de arriba a abajo son aquellos en los que hay fotos y vídeos.

Vean en este gráfico el comportamiento de los lectores en tiempo real.

Chartbeat

Otra intuición que muchos teníamos, y que han demostrado los gráficos de Chartbeat es la compulsión por recomendar artículos en Twitter que no hemos leído. Estos analistas estudiaron la relación entre el número de tuits que conseguía un post y las personas que había llegado con el cursor a sus líneas finales, y llegaron a la conclusión de que nada es lo que parece: Un artículo que ha sido tuiteado muchas veces no tiene por qué haber sido el más (y sobre todo) el mejor leído. Ni un artículo al que muchos lectores le hayan dedicado tiempo y concentración tiene que ser el de más éxito en Twitter. ¿Un caso clásico de postureo? 

Este es el fenómeno representado en un gráfico 

Chartbeat2

Uno de los pilares de la teoría de Jakob Nielsen es que los lectores/usuarios no son los que tienen que cambiar. ¿Por qué deberían querer hacerlo? El problema es de los que escriben en Internet. Según este experto la fórmula para atrapar a la gente es sencilla. Vean:

  • Hacer listas y usar estos puntitos indiscriminadamente
  • Emplear abundancia de negritas y subtítulos para ayudarles con la dispersión
  • Hacer oraciones cortas
  • Plantear una idea por párrafo
  • Prescindir de los juegos de palabras
  • Minimizar las reflexiones profundas sobre cualquier tema porque producen oraciones larguísimas y complicadas como ésta
  • Emplear la mitad de las palabras que se usarían en la escritura convencional

Finalmente cruzar los dedos y confiar en que los milagros existen.

PD. Luego no se quejen los queridos lectores de la profusión de listas en Internet sobre lo humano y lo divino. 

Hay 74 Comentarios

Sinceramente leo tanto el artículo como los comentarios, y llego a la misma conclusión de uno de los que comentan: no es cosa de hoy. Desde antes de la televisión ha dependido de la educación que nos den el ser capaces de interesarnos y poner atención en cosas que no sean frívolas y aparentemente fáciles de comprender.

Es curioso: hace semanas que tenía este enlace abierto en mi móvil, junto a lo que hoy eran otras 23 pestañas.

Lo abrí en la PC y acabo de leerlo entero, y lo voy a tuitiar...

Es cierto que se lee poco y mal, pero las recomendaciones del artículo son una grosera promoción de la vanalidad, la superficialidad, la mediocridad. El pensamiento complejo sólo se puede expresar en frases que reflejen tal complejidad. La estupidez es muy fácil de escribir.

Creo que tenemos demasiada información y esa es la causa de que nos hagamos tan selectivos. Creo que vamos hacia un mundo en el que sólo se consumirá lo que produce recompensa inmediata.

Vale, he llegado al final del artículo, interesante. No he leído todos los comentarios. Pero creo que si, el usuario común es vago, pero el usuario interesado-tiene un interés real en lo que busca-, ese devora la información, escrutiña las fotos, comenta las noticas, los artículos y hasta los post de un blog, y si me apuras, hasta te escriben emails personales para preguntar más sobre un tema o cuestión que les interesa.

Interesante. Mas que un articulo, parece un experimento para ver cuanta gente llega al final del post, porque todo eso podría haberlo expresado con mucho menos texto... Y además no es muy nuevo. Y sin embargo, reta al lector. Cachondo!

Con razón las INFOGRAFÍAS están pegando tanto, donde se obtiene información fácilmente legible.

Excelente. Un inquietante artículo que propone velar por la integridad de la transmisión de información en nuestras interacciones por escrito. Felicidades.

Curioso que, de 160, 60 no leen nada y 100 leen dos párrafos! No hay ninguno que se canse durante o después del primer párrafo???

Pero este intento de seleccionar lo que se lee para ahorrar tiempo es lógico y ya pasaba cuando se leían periódicos en papel, o incluso libros. Ir a lo interesante para uno no es un problema sino una capacidad. Contra que todo el mundo pretenda tener cosas atractivas y de interés que escribir, todos protegemos nuestro tiempo seleccionando textos que nos parecen relevantes. En vez de quejarse porque no le lean a uno o buscar "capturar" al lector, es mejor pensar a ver por qué no parece necesario a muchos lo que escribamos. No lo será.

Bueno, vengo a hacer alarde de que soy de las lectoras que llegan hasta el final porque disfruto de la lectura y normalmente elijo las entradas que leo, o son de mi interés. Está claro que en los artículos que necesito información rápida las dejaré y no haré ese trabajo... Pero normalmente, leo todo y comento, aunque al que lo ha escrito no le guste mi opinión.

Por tanto, el dilema es ¿qué hacemos? ¿Dejamos de escribir como lo hacíamos antes para dar paso a esa neolengua de la que hablaban en 1984 e idiotizarnos con las pérdidas inexorables con la que dotamos al lenguaje en la red? ¿O intentamos seguir haciendo lo correcto para nuestro cerebro sin que nos importen las estadísticas y estudios que hablan de la población general?

Está claro que si en internet es obligatorio leer, y a la población en general, leer no le gusta (los libros siempre fueron para aquellos que disfrutaban de la lectura, y los buscaban los lectores, no se lo ponían delante) habrán de seguirse una serie de reglas que hasta ahora no se habían desarrollado. Pero realmente, lo especial, serán aquellos que sí quieran saber más sobre el tema y tengan que acudir a textos sin negritas y sin listas para poder profundizar.

Como en todo, estamos al principio de la dicotomía. Veremos si las dos tendencias permaneces en el tiempo, o desaparecen.

Muy interesante en todo caso. Gracias por compartir, y mis disculpas a los 63 comentarios anteriores que no he leído por falta de tiempo :P

Hay que tener en cuenta que el lector en Internet (y también en general) necesita que las publicaciones sean concretas y que estén bien escritas (aplicando algunos de los puntos que menciona Nielsen, y solo algunos, no estoy de acuerdo con todos). En la Web hay cosas pésimamente escritas y que uno abandona al instante, justamente por eso. La calidad del texto es fundamental para retenerlos, ya que, si es largo y además carente de cohesión o agramatical, el inmenso mundo de la Web los llevará rápidamente a leer algo más interesante, concreto o "tuiteable". Para tomarse tiempo para leer, en mi caso, prefiero hacerlo con un libro -de papel o electrónico, da igual- que en Internet. Son los tiempos que corren.

Me parece poco probable que el Comité Olímpico acepte el Tuitear sin leer como nuevo Deporte Olimpico... Deberíamos comenzar una campaña de protesta a través de Twitter!!! (o quizás debería haber leído el articulo hasta el final...ja ja)..

Excelente análisis, gracias por los tips

Ahora entiendo a los tuiteros profesionales, esos que están pariendo twits sobre temas interesantísimos o frases geniales todo el día. Yo apenas tengo tiempo para trabajar, leer-aprender, familia, deporte, tv y leer-relajarme...
Claro que yo soy de los que se leen todo "de pe a pa".

Estoy de acuerdo. Tengo un blog y los post a los que más trabajo he dedicado y, bajo mi punto de vista, más interesantes son, tienen menos visitas.

PD: Estas reglas son aplicables a los comentarios jaja

Felicidades por el post. Al final los blogueros debemos asumir esta realidad y generar contenido que sea interesante para un lector atentos a lo que ellos van a consumir.

Al listado final (yo me he leído el artículo) le sumo el no superar las 500 palabras ;)

Pues yo me he leido tu artículo hasta el final, es buenísimo! Enhorabuena! Y me encanta el concepto "Antigurú", que ya está bien de tanta tonteria y tanto ego en la Red... Efectivamente, en Internet todos somos torpes y primerizos, porque cada día aparecen mil cosas nuevas, es imposible dominarlo todo, es inabarcable... Aunque hay gente muy buena y experta en este mundillo y sin duda, tú eres una Karelia. Un abrazo!

Una posible solución es redactar artículos más cortos y dejar los contenidos audiovisuales a final de la pagina o crear un grafica más atractiva que invite el lector a seguir leyendo. Además, hay mucha diferencia entre lector y usuario, son dos conceptos muy distintos y peculiares no haría un discurso tan generalizado y me gustaría conocer más datos sobre la encuesta, como edad, sexo y origen de los visitantes....

Todos sabemos yo creo que para que alguien llegue hasta la última palabra de tu post tiene que interesarle muy mucho (además de estar bien escrito clro). Por eso ¡enhorabuena! en el tuyo he llegado hasta el final! :) Estoy contigo en todo lo que propones. Gracias por poner datos de estudios que le dan más credibilidad.

Completamente de acuerdo, un mundo de perezosos y vagos
A donde vamos a llegar


Reducirlo es la solución? No estoy de acuerdo con las sugerencias para que se "animen" a leer.
Por qué un artículo ha de ser tan corto como un comentario, o peor aun, llegará el día en que tambien se componga de 140 caracteres. Y todo porque la sociedad se llena cada vez más de imbéciles estructurales que sólo son capaces de razonar cuatro frases.

El que quiera leer que lea, a mi no me interesa renunciar a buenos artículos, que en lo regular, son muy largos.
Cuando el artículo está bien redactado, con un lenguaje a la altura del tema, con unas formas precisas y cargado de información, no importa cuán largo sea. Siempre valdrá la pena leerlo hasta el fin!

En realidad no es sólo un fenómeno de Internet, a las personas les aburre leer hasta los flyers... Me parece que las infografías son buenas alternativas para hacer llegar información y a las personas no las aburren tanto por ser más gráficas

Si es que somos como niños, nos gustan las estampitas de colores...

Mis felicitaciones por el articulo. Tristemente real. Me gustaria saber como cambiar esas tendencias

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Antigurú

Sobre el blog

Agotada de la alta concentración por metro cuadrado de gurús de las redes sociales, en este sitio se levanta un muro de contención: Todos somos torpes y primerizos en la jungla digital. No hay expertos. Eso, al menos, es lo que enseñan en la Universidad de Stanford, donde se ha inventado casi todo y nadie se proclama gurú de nada. Este es, pues, un lugar para reírse de los tropezones en Internet. El viernes abrimos consultorio. Pregunte sin piedad, porque más temprano que tarde todos tendremos nuestro minuto de miseria digital.

Sobre la autora

Karelia Vázquez

es periodista. Escribe en El País Semanal desde 2002, y en Marie Claire, desde 2005. Es la primera española que obtiene una beca J. S. Knight en la Universidad de Stanford (California), que le permitió, entre otras cosas, vivir una temporada en Palo Alto, el Dorado de las nuevas tecnologías, comprar en el mismo supermercado que Mark Zuckerberg y compartir plaza de garaje con los chicos de Facebook. También ir a clases de Clifford Nass, Clay Shirky, Evgeny Morozov y otros -esta vez sí- gurús de la era digital. Es autora del blog “Vivo entre Google y Facebook”, porque así era literalmente. Ha sido cobaya de variados experimentos extremos en Internet, y este blog no pretende ser ni más ni menos, que eso: Un sitio para radicales.

Eskup

Archivo

abril 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal