El drama de ser ignorado en Facebook

Por: | 15 de mayo de 2014

 Ignorado

                                                                                                © Gloria Rodríguez

"No me interrumpas mientras te estoy ignorando" fue un grupo muy popular creado en Facebook en la época de la inocencia, allá por 2008, cuando se creaban por puro divertimiento y reto intelectual, ignorantes de que nuestros Likes valían dinero y podía traficarse con ellos. 

Las universidades de Europa y Estados Unidos examinan con sorprendente insistencia el impacto sobre nuestro estado ánimos de las relaciones e interacciones sociales que se producen en sitios como Facebook, pero hasta hoy nadie había dedicado tiempo a los marginados de esa red social. Sí, esos individuos, que pongan lo que pongan en su muro, son sistemáticamente ignorados por el resto de la humanidad. 

Todos tenemos uno o varios entre nuestros contactos, y hemos visto cómo aún sus post más currados y bien escritos no reciben ni un comentario, ni un Me gusta, ni siquiera una palabra condescendiente. Nada. Es un misterio. No es que sean especialmente antipáticos ni sosos, pero sus estados no interesan a nadie. Aportaría al estudio que hay un punto contagioso en todo esto: Ver que nadie ha reaccionado a su post solo sirve para expandir la indiferencia hacia esa persona

Están condenados al ostracismo, y con esa palabra, ostracismo, se refieren los autores de este estudio al estado en que quedan los ignorados en Facebook, un limbo que, según la investigación, desata sentimientos de soledad, depresión y baja autoestima, así como la sensación de que la vida no tiene sentido. Suena patético, pero así lo describe el equipo de psicólogos de la Universidad de Queensland (Australia) que firma la investigación.

El ensayo consiguió lo que pretendía, ser un poco cruel con los voluntarios que se prestaron como conejillos de India a dar voz a perfiles anónimos de Facebook que publicaban y comentaban los estados de otros, desconociendo que iban a ser ignorados. Al final los psicólogos preguntaban a sus cobayas cómo les sentaba la poca atención que recibían. 

"La mayoría dijeron que se sentían "invisibles". Otros llegaron más lejos al decir que "se sentían menos importantes como individuos y tenían una autoestima más baja después haber pasado por la experiencia". 

Según el estudio el sentimiento de pertenencia a un grupo de amigos, por ejemplo, estaría herido de muerte tanto cuando una persona decide no intervenir en las conversaciones del grupo en Facebook (y pasar a ser solo un mirón) como cuando no recibe respuestas a sus comentarios o actualizaciones en la red social

Los psicólogos aseguran que su estudios, como otros anteriores, confirman que todos tenemos una necesidad fundamental de pertenecer a un grupo, a una tribu, o a algo donde seamos aceptados y tenidos en cuenta. Esta necesidad suele ser satisfecha de un modo positivo si la gente nos hace caso en Facebook. En cambio, si a uno lo ignoran el efecto sobre la autoestima es devastador. "Las redes sociales dan a los individuos la posibilidad de reforzar su vida social y de comunicarse con los otros cada vez que quieran. Nuestros hallazgos sugieren que esa comunicación es clave para la pertenencia a un grupo. Cuando se restringen las respuestas y las interacciones, los sujetos ignorados por su grupo, sufren", aseguran los autores del trabajo. 

En otras palabras, Facebook tendrá un efecto positivo en su vida si usted es un usuario activo. Es decir, publica, comenta, interactúa. Si es usted de los que solo miran y no se expone, o si tiene la mala suerte de ser sistemáticamente ignorado, el invento de Zuckerberg solo servirá para convertirle en un desgraciado. Llegados a este punto, lo mejor es que se vaya cuanto antes y pruebe suerte en la vida real. 

Hay 15 Comentarios

Si te ignoran, vete. ¿Por qué estar en un sitio en donde a nadie le importas? Peor para ellos.

Qué chingón! Me quedo con las respuestas de la gente al artículos que supera con creces al propio artículo. Qué estupidez esta dé sentirte inferior en la vida solamente porque nadie te pela en Facebook (no mames!) jajajajaja. La gente siempre tiene la razón. Geniales todas las respuestas. Yo solamente utilizo Facebook para anunciar mi publicación electrónica en internet (www.designcenter.org.mx) y sé que quien no haga caso es porque estará perdiendo el tiempo publicando sus estúpidas fotos de su viaje a Disney o el capuchino que enguyó en algún Starbucks de mierda...

Pues yo tengo un perfil en facebook absolutamente inventado y me escribe gente que dice conocerme. Se me desdoblara la personalidad? Deberé interactuar con mi yo inventado?

Me parece una solemne tontería. Dicho sea con todos los respetos.

La noticia es un poco exagerada. A mí me da igual, no uso apenas Facebook, y cuando lo hago, lo utilizo para recomendar una película, un libro o un artículo. No cuelgo fotos de mis hijos que no han elegido que sus fotos estén a disposición de una compañía que nació infringiendo la privacidad y que ahora no me va a convencer de que la protege. Así que para compartir fotos con amigos y familia uso otras opciones. No me gusta el cotilleo social, ni me interesa donde y cuando se va la gente de vacaciones. Mucho facebook y mucha gaita, pero si quiero ver a un amigo, uso el método analógico. Llamada telefónica y café o cerveza.

Soy uno de esos afortunados desvalidos de FB pero también soy psicólogo lo cual me autoriza para ser crítico con las conclusiones de esos investigadores cuando afirman que sus hallazgos sugieren que esa comunicación virtual es clave para la pertenencia a un grupo. Vamos, comparar un grupo virtual con un grupo de pares es como comparar tener sexo con una mujer de carne y hueso con el de una muñeca inflable, pero no me extraña este tipo de razonamiento teniendo en cuenta el desvarío sistemático que está marcando nuestras forma de pensar en los últimos años. Ya lo dijo Einstein, tanta tecnología, mas que hacernos avanzar, nos está haciendo mas imbéciles.

A mi me preocupa mas que la gente siga y les gusten mas los post que hablan de puras imbecilidades ,que sigan a gente que al leer sus post parecieran ser enfermos psicologicos que son totalmente inconsecuentes y desviados y que sin embargo tienen un publico leal que aplaude todas sus estupideces . A veces me parece que en facebook ,el que postea mas idioteses es mas popular ,eso si me preocupa y eso deberian investigar

Creo que no es un drama en absoluto, al fin y al cabo, es la gente cercana a ti, principalmente amigos y familiares, los que interactúan contigo en facebook.

http://blog.tyke.es/novedades/

Por supuesto!!! prube suerta en la vida real!!!! buena conclusión la del artículos!!!

Hay quien se toma las cosas de la vida muy en serio y quizas por eso sufren de soledad al sentirse ignorados, pero todo aquel que tenga una verdadera fuerza de caracter y sepa fondear las adversidades de la vida, debe saber que muchas veces es mejor pasar inadvertido, que exponerse a una vida publica.

Vaya, nada es aséptico. El problema de Facebook es tomártelo muy en serio. Es como el amor, una paja existencial más. Sentirse ignorado también depende de nuestro estado de ánimo, quizás solo depende de eso.
Tomemoslo como un condimento de nuestra vida y no como el plato principal. A veces solo tenemos Facebook, es mejor que nada.

Esto siempre ha pasado y no hace falta que sea en Facebook solamente

Saludos desde el otro lado

http://elbuhonero.es/infieles-en-la-red.html

El pantanoso sistema de Facebook no contribuye a que la gente pueda saber exactamente los motivos por los que resulta ignorada, pero en muchos casos, llueve sobre mojado: Facebook tiende a primar a los individuos más activos que consiguen mayor realimentación, y generan más contenidos dentro de la plataforma. La gente que permanece básicamente silente o con estados especialmente irrelevantes sí se ven perjudicados con el sistema actual y probablemente lo seguirán siendo si no publican cosas con algo de tirón. Con todo, en cualquier entorno, ya físico ya no-espacial, siempre hay individuos que atráen más y otros que atraen menos.

¿Suerte? ¿Probar suerte en la vida real? El problema no es el usuario ignorado sino la plataforma. ¿Acaso no conoce las reglas no escritas de FB y su política de visibilidad? No está bien visto hablar de política ni religión. Los selfies son más que bienvenidos y cuantos más mejor (fomento de la individualidad patológica y la megalomanía). Los eventos (filtrados por algoritmo) "positivos" son los que ganan más visibilidad. Si usted es ignorado, no es por no ser "activo" o " no tener suerte" (me da la risa), es porque usted le incomoda a Zuckerberg y a su panda. Sí, váyase de FB para tener una vida real, hacer amigos a los que pueda abrazar y ser feliz. No hay suerte que valga. Internet es un espejismo de conocimiento, información y relaciones humanas. Y por favor deje de pensar que la vida es cuestión de suerte y que hay fuerzas sobrenaturales que le permiten o le impiden ser feliz. Usted, y sólo usted, es responsable de su felicidad. Le recomiendo que vea un video llamado: "Look Up" de Gary Turk.

Voy a realizar un comentario que veo que no tiene usted ninguno y no quiero que coja algun tipo de depresion.

Por lo demas si ha conseguido que le paguen por escribir esto mi mas sincera enhorabuena, desde la mayor de las envidias.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Antigurú

Sobre el blog

Agotada de la alta concentración por metro cuadrado de gurús de las redes sociales, en este sitio se levanta un muro de contención: Todos somos torpes y primerizos en la jungla digital. No hay expertos. Eso, al menos, es lo que enseñan en la Universidad de Stanford, donde se ha inventado casi todo y nadie se proclama gurú de nada. Este es, pues, un lugar para reírse de los tropezones en Internet. El viernes abrimos consultorio. Pregunte sin piedad, porque más temprano que tarde todos tendremos nuestro minuto de miseria digital.

Sobre la autora

Karelia Vázquez

es periodista. Escribe en El País Semanal desde 2002, y en Marie Claire, desde 2005. Es la primera española que obtiene una beca J. S. Knight en la Universidad de Stanford (California), que le permitió, entre otras cosas, vivir una temporada en Palo Alto, el Dorado de las nuevas tecnologías, comprar en el mismo supermercado que Mark Zuckerberg y compartir plaza de garaje con los chicos de Facebook. También ir a clases de Clifford Nass, Clay Shirky, Evgeny Morozov y otros -esta vez sí- gurús de la era digital. Es autora del blog “Vivo entre Google y Facebook”, porque así era literalmente. Ha sido cobaya de variados experimentos extremos en Internet, y este blog no pretende ser ni más ni menos, que eso: Un sitio para radicales.

Eskup

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal