Aplilandia

Sobre el blog

Hay aplicaciones para todo y para cada cual, lo difícil es descubrirlas. Luego descargarlas y probarlas, según el sistema operativo, el aparato, las necesidades o aficiones. De eso trata Apilandia, el mundo de las aplicaciones, principalmente para los teléfonos inteligentes, aunque no solo. Tabletas y televisores tiene algo más que decir cada día que pasa

Sobre los autores

Los redactores de tecnología de EL PAÍS buscarán las novedades en el campo de las aplicaciones, pero como a la vez que periodistas son también consumidores, darán su punto de vista sobre el uso de las más populares, originales, novedosas o excéntricas.

Loop, animaciones a mano alzada

Por: | 12 de agosto de 2013

 

Dibujosamanoalzada

Dar vida a un garabato en cuestión de minutos. Esa es la propuesta de Loop, una sencilla aplicación para iPad. Por 89 céntimos permite convertir nuestros dibujos en una animación muy similar a los que se dibujaban en las esquinas de los libros y simulaban movimiento al pasarla rápido.

No es la primera aplicación que hace animaciones en formato GIF, pero sí la que mejor ha pensado el proceso creativo. Permite comenzar a dibujar a partir de una foto o con una trazo a mano alzada. Tiene varios pinceles con texturas, grosores y colores.

Destaca por adaptarse al nivel del usuario. Lo puede usar un niño o alguien con conocimiento de dibujo. Tiene repetición de fotogramas escogidos, cambios de velocidad, simulación de papel cebolla para jugar con transparencias...

Una vez terminado el dibujo que, como su nombre en inglés indica, se convierte en un bucle, se repite sin fin. Se puede exportar y publicar en Tumblr a 320 por 180 píxeles.

Si faltan ideas, lo mejor es darse una vuelta por la galería de animaciones y descubrir cómo lo han usado otros.

FlyCraft, una grata sorpresa

Por: | 08 de agosto de 2013

Flycraftportada

Android e iOS copan este blog. Es lógico, dominan el mercado, hay más aplicaciones, más competencia y, en consecuencia, más riqueza. Blackberry ha renovado catálogo y software. Z10, sin teclas, Q10, de alta gama, y Q5, pensada para el gran público, son sus apuestas para recobrar la gloria perdida. 

Los juegos son una de las formas más lógicas de conquista. Sobre todo si enganchan desde el primer instante, si se entiende la mecánica, y el nivel de dificultad es progresivo. Precisamente eso es lo que sucede con FlyCraft. El título, que cuesta 2,69 euros, invita a seguir cada vez un poquito más. Crackberry, la comunidad de fieles de estos teléfonos, lo mantiene en su top 10 desde hace varios meses. Hasta organizan competeciones online.

¿Qué tiene para cosechar tanto éxito? Sencillez. Tras una primera abstracción para asumir que nos convertimos en un insecto parecido a una mariquita, toca crear una máquina voladora. Desde un afilado misil al más ridículo de los aviones de papel. El resultado depende de la mente de cada cual.

Después, con el control táctil, hay que lanzar al protagonista tan lejos como sea posible para ir desbloqueando nuevos materiales y extras. Las latas de refresco, por ejemplo, son uno de los mejores propulsores. En parte, recuerda a Andry Birds por aquello del lanzamiento por los aires.

Cada poco tiempo crece el catálogo de complementos y ayudas para mantener el interés. Si se reta a un amigo gana bastante interés.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal