Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Del miedo al amor en sólo un parásito

Por: | 15 de noviembre de 2008

Recuerdo estar charlando con un compañero sobre cómo algunos parásitos son capaces de manipular el comportamiento de sus huéspedes, y citar el ejemplo del toxoplasma, que cuando infecta a un ratón hace que pierda el miedo a los gatos. “No me lo creo!” contestó tajantemente. Le expliqué que unos investigadores ingleses pusieron varios ratones en un recinto donde había rincones con orín de gato, y comprobaron que los ratones no parasitados huían al notar el olor, mientras que los infectados por toxoplasma pasaban como si nada, incluso algunos se dirigían adrede hacia ese lugar. “Esto es muy extraño…” continuaba replicando mi incrédulo amigo. Resulta que el toxoplasma es un parásito que sólo se reproduce en el sistema digestivo de los gatos, pero para completar su ciclo de vida necesita crecer en el cuerpo de otros los animales. Cuando parasita a un ratón, viaja a su cerebro y transforma el miedo específico a los felinos en atracción. Hace que se dejen cazar, y así accede de nuevo a los intestigos del gato. “¿pero cómo pueden perder el miedo, así de golpe? ¿qué pasa en el cerebro del ratón?” Reconocí que no tenía ni idea, con lo que mi amigo se quedó pensando que eso era una patraña, y yo con ciertas dudas. Entonces revisé el artículo donde se había publicado la investigación, y aunque parecía serio, efectivamente no proponía ningún mecanismo acerca de cómo el toxoplasma lograba convertir el temor de los ratones en una atracción suicida. También releí el artículo de Scientific American escrito por Robert Sapolsky donde originalmente descubrí este comportamiento inverosímil. Y nada, tampoco indicaba qué ocurría en el cerebro de los roedores. La respuesta ha llegado esta misma tarde, en una de las casualidades más inesperadas que he vivido últimamente: Robert Sapolsky empezaba su artículo del 2003 diciendo que se encontraba en el congreso anual de la Sociedad de Neurociencia, y que de las 14000 presentaciones científicas que había, se cruzó con un poster que llamó su atención. Era justamente el de los investigadores ingleses y la pérdida de miedo de los ratones. Yo hoy mismo estaba paseando por la sesión de pósters del congreso de la Sociedad de Neurociencia que este año se celebra en Washington DC (mucho más interesante que la cumbre del G-20), y de repente me he encontrado... un trabajo que explicaba el mecanismo fisiológico por el que actuaba el toxoplasma! Pero lo más curioso: lo presentaba Patrick House, un investigador del laboratorio de Sapolsky en la Universidad de Stanford. Le he contado la historia y sin vacilar ha reconocido que “Robert llegó impactado. Él trabaja en neurofisiología del estrés, y dijo que teníamos que entender qué hacía el toxoplasma en el cerebro de los ratones”. 5 años después, parece que se cierra el ciclo. Patrick me ha explicado que el toxoplasma afecta a la segregación de una hormona relacionada con el estrés llamada corticosterona. Cuando exponían ratones sanos a orín de gato, sus niveles de corticosterona aumentaban generando una reacción de estrés y de miedo. Sin embargo, en los ratones parasitados no se apreciaba ningún cambio. Además, habían observado una mayor actividad cerebral en las áreas relacionadas con la atracción, una respuesta equivalente a cuando se les presentaba olor de ratón hembra. Patrick House sugiere que la atracción y el miedo podrían estar mucho más relacionados fisiológicamente de lo que podemos pensar. Le he preguntado si el toxoplasma, un parásito que casi todos tenemos enquistado de manera inofensiva dentro de nuestro cuerpo, tenía algún efecto en los humanos. Me ha contestado que ciertos estudios lo relacionaban con la esquizofrenia, las conductas arriesgadas, el incremento de testosterona en hombres y la promiscuidad en mujeres, pero ha matizado que se trata de investigaciones con muestras muy pequeñas. Ni mucho menos hay nada confirmado. Actualmente su equipo está analizando el genoma del toxoplasma, ya que han descubierto que posee genes que codifican moléculas análogas de neurotransmisores, hecho que explicaría su capacidad de manipular la mente de los ratones. Hay muchos ejemplos de parásitos que modifican a conveniencia el comportamiento de sus huéspedes, pero todavía no se ha encontrado ninguno que afecte a los humanos. Patrick cree que es cuestión de tiempo…

Hay 13 Comentarios

Saludos Pere. En estos días estoy realizando un Review de Toxoplasmosis en humanos, debido a un brotede esta patología en la ciudad de Quito (Ecuador) y considero sorprendente conocer el mecanismo hormonal (corticosterona) que modifica el comportamoento de los ratones infectados por toxoplasma. Lo queno es menos interesante, en humanos, es el neurotropismo del parásito, a tal punto que puede producir encefalitis y abscesos en los portadores del SIDA (CD4 < 200) y retinopatía del recien nacido luego de transmisión transplacentaria en el embarazo. Me pregunto: El neurotropismo del toxoplasma en los humanos en inmunocompetentes ,podría tener alguna connocotación patológica?. Estudios epidemiológicos lo asocian con esquizofrenia. Ya que no debemos olvidar que el parásito pervive en un estado de latencia en nuestro cerebro, tiempo en el cual podría inducir cambios hormonales o en los neurotransmisores y así explicar algunas patologías neurosiquiátricas, las que se aducen estar relacionadas estadísticamente con la toxoplasmosis.. Un abrazo

Excelente artículo. Hace poco que conozco este blog pero me parece muy bueno. De hecho, lo he utilizado para documentar un post en mi blog en el que documento algunos otros peculiares casos de parasitismo. Si te apetece leerlo mi blog es https://vidaytiemposdeljuezroybean.blogspot.com/ Saludos

Saludos. Si entendí bien el artículo sobre la epigenómica (que las "experiencias" es decir que las variaciones del entorno modifican la expresión genética básica) no comprendo algunos comentarios, especialmente el inicial sobre los "espejismos", "los claustros (o cárceles) del biologicismo". A no ser que la complejidad de la cultura humana, tenga unas características tan específicas que haya que considerarla un entorno que por razones desconocidas no es producto de la interacción entre los humanos y su entorno sinó ya algo algo totalmente desligado del mundo material. Para no parecer un "biologicista" (sea eso lo que fuere en el 2008) tiendo a suponer en ausencia de otras explicacones que las Variaciones Golberg de J. S. Bach, son un hecho tan material como la venus de Wilhelsmdorf y que afectan los sistemas perceptivos (en sentido amplio) de la misma forma que culquier otro fenómeno del entorno (y naturalmente para un cerebro modificado por el entorno cultural).

Saludos. Si entendí bien el artículo sobre la epigenómica (que las "experiencias" es decir que las variaciones del entorno modifican la expresión genética básica) no comprendo algunos comentarios, especialmente el inicial sobre los "espejismos", "los claustros (o cárceles) del biologicismo". A no ser que la complejidad de la cultura humana, tenga unas características tan específicas que haya que considerarla un entorno que por razones desconocidas no es producto de la interacción entre los humanos y su entorno sinó ya algo algo totalmente desligado del mundo material. Para no parecer un "biologicista" (sea eso lo que fuere en el 2008) tiendo a suponer en ausencia de otras explicacones que las Variaciones Golberg de J. S. Bach, son un hecho tan material como la venus de Wilhelsmdorf y que afectan los sistemas perceptivos (en sentido amplio) de la misma forma que culquier otro fenómeno del entorno (y naturalmente para un cerebro modificado por el entorno cultural).

Hola a todo el mundo: El debate sobre los instintos y el papel de las hormonas aunque parezca de flamante actualidad se remonta a la década de los 30 del siglo XX. Una de las razones por las que el cerebro se constituyó en el mejor laboratorio de experimentación fue porque se consiguieron descerebrar modelos animales y hacer más fácil el manejo de las emociones en el laboratorio y además dar respuesta a los movimientos antiviviseccionistas. Esto lo ha investigado el historiador Otniel Yizhak Dror, cuyos trabajos podéis localizar con facilidad si estáis interesados. Muchas personas que investigan sobre la ciencia desde las ciencias sociales han venido exponiendo numerosos argumentos al riesgo de extender por analogía el comportamiento de las "cerdas" de laboratorios, entre otros animales, a los seres humanos. Un acercamiento docente crítico con el boom de las neurosciencias y las nuevas formas de biologicismo radical puede verse en el curso que ofrece el professor Joseph Dumit y está en abierto en el MIT para quienes tengáis interés https://ocw.mit.edu/OcwWeb/Science--Technology--and-Society/STS-066Brains-and-Culture--Love--Lies---NeurotransmittersFall2002/CourseHome/ Rosa Medina, Historiadora de la ciencia-Columbia University-Universidad de Granada

Ya se que no tiene nada que ver, Pero sobre este tipo de parásitos está basado el videojuego Resident Evil 4 que transcurre en España. De echo, en el nos encontramos con un libro que también menciona el del caracol y la hormiga que con el parásito se van a la parte alta de las hojas. PD. Es una curiosida...

Perdida de atencion y estados de demencia se traducen en errores logicos que a nivel de jefes de estado, controladores de vuelo y pilotos de avion son altamente peligrosos para la comunidad internacional, y ese es el problema, que nadie quiere reconocer que la base de todo esta en la neurologia, la fisiologia del cerebro a partir de la cual piensas de una manera o de otra y decides una situacion. Existe un sindrome medieval sobre el alma, mas aquello de "pienso, luego existo", de la filosofia judeocristiana asociado a la siquiatria como brujeria de espiritus malignos y nadie quiere reconocer que el examen del cerebro debe ser una prueba de capacidad habitual en todos los jefes de estado y personas vinculadas a trabajos que puedan poner en riesgo la comunidad internacional, incluso el scaner y la evaluacion siquiarica integral periodica. Si un cerebro esta demasiado "envejecido" dara saltos de lucidez en un mar de errores logicos que pueden ser interpretados como politicas de estado y asi pasa con los controladores de vuelo, habiles y ductiles ante situaciones complejas, pero llega un momento, si han envejecido, que no dan mas, y cometen el error logico por perdida de atencion o demencia que alguinos llaman edulcoradamente "lapsus mental", una forma educada y protocolar de decirle a alguien que esta cometiendo disparates o chocheando.. Claro, hay profesiones que admiten amplios parametros de conducta, como puede ser el caso de un pintor, un cerrajero,un afilador de tijeras, incluso un maestro, pero, ?te imaginas un viejo cirujano en una operacion compleja y de larga duracion? ? Un embajador? Aunque haya ganado el Nobel, ?quien lo garantiza?

La profesora Rosa Medina Domenech alerta sobre errores logicos en la aplicacion de la sociobiologia al comportamiento humano, un aspecto sumamente interdisciplinario pues corresponde a la ciencia del conocimiento,no obstante, la capacidad de pensar y la forma de pensar esta en dependencia del envejecimiento del cerebro, que es innegable. Esto obligo al Partido Comunista Chino a pasar a retiro a casi todos los mayores de 65 anos y los que presentaban condiciones medicas. Rusia puso un Presidene en sus cuarenta anos y es evidente que una tarea multiple de gobierno asumida por un anciano deja mucho que desear por la multiplicidad de tareas a desempenar. Un anciano es valioso como consejero en momentos dificiles y complejos. El parametro son los controladores de vuelo que empiezan a perder capacidad a los 27 anos (que se compensa con los parones de reconocimiento, hasta cierto punto.)Esta es una fuente de accidentes de aviacion, no poner un limite de edad en la indusria.

Pere, Rosa y contertulios. ¿Qué pensáis de la afirmación de E. O. Wilson: "El egoísmo gana al altruismo dentro del grupo. Los grupos altruistas ganan a los grupos egoístas. Todo lo demás son habladurías"? Creo que esta perspectiva relaciona cultura y biología. De todas maneras es un tema muy controvertido y que puede originar malentendidos. J osé M anuel

Yo soy economista y definitivamente, preferí leer tu blog que seguir de cerca la cumbre. Saludos,

hola Rosa, respaldo absoluto a lo que comentas. precisamente en Harvard E O Wilson hará resurgir el tema de la sociobiología con un libro que sacará dentro de poco sobre los superorganismos. pero insisto, y en otros posts así lo he manifestado: reducir la explicación del comportamiento humano a biología me parece absurdo. Y tampoco me satisfacen las interpretaciones evolucionistas. Hoy en el congreso de neurociencia Helen Fisher (investigadora sobre el amor) ha dicho: "somos 100% biología, y 100% cultura". De todos modos, en la misma mesa redonda un japonés ha mostrado imágenes de cerdas tirándose alocadas encima (completamente enamoradas y deseosas de cariño) de un voluntario empañado con la feronoma Androstenona. gracias a ti tambiém Patty, sin duda la neurociencia está ligada a la filosofía, desde siempr. y hay muchísimos autores actuales que se sitúan en esta encrucijada. El primero que me viene en mente es Dan Dennett, que de hecho es filósofo. También Antonio Damasio, y hoy mismo he visto al colombiano de la NYU Rodolfo Llinás. Encontrarás muchos más en la web edge.org pero no hace falta ir tan lejos, en España hay gente buenísima reflexionando sobre ello. saludos! p e r e

Estimado Pere: Cada vez que leo algo relacionado con las neorociencias (no sé si sea el término correcto) me viene a la mente diversos cuestionamiento filosóficos, y las implicaciones que los decubrimientos realizados por éstas pueden tener (y de hecho me parece que poco a poco van teniendo), en nuestra forma de considerar al hombre y a la humanidad. Por ello me permito preguntarte si existen algunos investigadores que a la base de tantos descubrimientos (y todos aquellos de los cuales no nos enteramos, ¡además!) Se encuentren reflexionando desde el ámbito de lo filosófico y quiénes serían. UN abrazo, Patty

Estimado Pere: Sigo con interés tus crónicas pues son un buen material para quienes reflexionamos críticamente sobre la ciencia y quienes se dedican a ella. Sólo señalarte que los aires que corren en algunos departamentos de Harvard permiten tener mucha fe en la vieja sociobiología, es decir, en la creencia de que los comportamientos humanos son causados por factores sólo biológicos (hormonas, genes o parásitos). La complejidad del comportamiento humano yo creo que no requiere hoy en día mayor justificación. Sin embargo, el aislamiento de los departamentos (incluso en lo que podemos creer es la Meca del conocimiento científico Occidental), puede producir falsos espejismos. Una rápida relectura del algunos textos básicos de historia de la ciencia en la excelente biblioteca de Harvard (o una visita a su departamento de historia de la ciencia), puede servir para conocer los nocivos efectos de un pensamiento exclusivamente biologicista en el pensamiento occidental y quizá pueden contrarrestar la fascinación por encontar en los efectos de los parásitos en el cerebro la explicación "única" de los complejos, diversos y cambiantes comportamientos emocionales de la humanidad. Esta perspectiva no sólo puede resultar saludable sino que estoy firmemente convencida de que la investigación más prometedora viene de los enfoques interdisciplinares no de los claustros (o cárceles) del biologicisimo. Saludos muy cordiales. Rosa Medina Domenech, Historiadora de la Ciencia, Visiting Scholar, Columbia University (EE.UU.)-Universidad de Granada (España).

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0162fef681c8970d

Listed below are links to weblogs that reference Del miedo al amor en sólo un parásito:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal