Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

El gen altruista: La evolución nos hizo bondadosos

Por: | 03 de noviembre de 2009

Hace año y medio, cuando todavía residía en Boston, viví una de las situaciones más desagradables que recuerdo. Estaba tomando una copa en un bar cuando una examiga se acercó y me dijo ”te vi la semana pasada en ese evento del museo del MIT sobre ciencia para el tercer mundo”. “Ah, si!” respondí, ”Estuvo bien, no?”. Ella contestó algo parecido a:”fue interesante, pero a mi no me gustó, porque yo no creo que estemos obligados a ayudar a los países pobres. Cada uno que se cuide de los suyos”.

Os prometo que no estoy exagerando, más bien todo lo contrario. Por decoro voy a obviar las justificaciones posteriores al racismo, xenofobia y sexismo, espetadas por esa loca ante mi incrédula mirada justo antes de decir “Yo creo en el Darwinismo Social. La naturaleza nos ha hecho seres competitivos, que nos preocupamos por nuestro propio interés y el de la comunidad directa que nos acoge. En el fondo todos tenemos instinto egoísta, y defender lo contrario es una hipocresía. Mis nietos van a competir con los nietos de los países africanos”. Cuando oí “Darwinismo Social” me sulfuré. Dejé que terminara su frase, la miré directamente a los ojos, y le dije “no quiero hablar contigo nunca más”. Lo cumplí (incluso la borré de mi Facebook (1) ).

El Darwinismo social es una teoría pseudocientífica que pretende aplicar la lógica de la selección natural al funcionamiento de la sociedad. Asume que la “supervivencia del más apto” es algo positivo y a fomentar. El bien colectivo es una noción romántica; la evolución nos ha programado como seres competitivos preocupados por maximizar el beneficio propio, y todas las acciones altruistas que podamos observar dentro de una comunidad animal son en realidad un egoísmo encubierto, una estrategia para cohesionar el grupo cuando de esa manera resulte más exitoso sobrevivir.

Mi indignación con esa persona no era por pensar que no nacíamos con cierta programación genética maquiavélica, sino por utilizar el Darwinismo Social como justificación a ciertas lacras sociales, en lugar de fomentar que el progreso cultural sobrevenga a la codicia innata que pueda arrastrar nuestra especie. Pero de alguna manera, yo sí estaba asumiendo que nacíamos “malos”; que el altruismo verdadero era un bien adquirido, no genético.

Sin embargo, la semana pasada cayó en mis manos el recién publicado libro “The age of Empathy” (La época de la empatía) del primatólogo Frans de Waal, cuya tesis es: “Basta ya de creer que somos egoístas por naturaleza. ¡No lo somos! Las investigaciones en conducta animal llevan años sugiriendo que debemos cambiar este paradigma, y asumir que la evolución ha insertado la empatía y la solidaridad en nuestro comportamiento básico”.

Empatía es la palabra clave. Frans de Waal reconoce que la empatía surgió para que las madres cuidaran de sus hijos, y posteriormente se extendió a la cohesión de grupos sociales. Pero una vez instaurada en nuestros cerebros, pasó a ser un instinto que se manifiesta más allá del grado de parentesco. No vamos por ahí haciendo cálculos matemáticos de correspondencia genética para saber sobre quien debemos aplicarla. Simplemente, durante nuestro pasado evolutivo nos transformamos en seres bondadosos.

Obvio que tenemos un lado competitivo y otro social. De Waal explica que sus chimpancés se preocupan primero por el beneficio propio, luego por el de sus parientes, y finalmente por los componentes del grupo que le rodean. Pero esto no termina aquí de ninguna manera. En sus experimentos ha demostrado que la cooperación, el sentido de justicia, la aflicción, la empatía… se extiende mucho más lejos de la lógica egoísta-competitiva, y se puede observar incluso entre especies diferentes.

No es un razonamiento nuevo. Lynn Margulis lleva tiempo defendiendo la cooperación como un mecanismo más poderoso que la competencia incluso a escalas bacterianas, y libros como el Moral Minds de Marc Hauser sugieren que los valores morales forman parte intrínseca de nuestra naturaleza. Pero el cambio cultural es lento, y venimos de un siglo donde la cultura occidental ha estado promoviendo sistemas basados en la competencia. La asunción neodarwinista de que la selección natural nos hizo unos egoístas encubiertos está fuertemente instaurada, en parte gracias a obras muy influyentes como “el gen egoísta” de Richard Dawkins . Frans de Waal argumenta que no es así, en absoluto, y debemos empezar a cambiar de paradigma.

Conscientes que en el debate sobre la naturaleza humana hay más interpretación que pruebas irrefutables, la posición de De Waal parece acarrear una reflexión importante: No nacemos con un instinto codicioso y cruel que la sociedad deba corregir, sino con una profunda predisposición a la empatía y la solidaridad desinteresada que nuestras estructuras sociales no deben corromper.

(1)Hablando del caralibro… en varias ocasiones he recibido peticiones de crear una cuenta en Facebook para conocernos un poquito más, compartir enlaces, propuestas, o discutir entre amigos inquietudes científicas más allá del contenido específico de cada post.

Aquí nace el grupo “Apuntes Científicos desde el MIT” , dejando su destino en manos de mutaciones aleatorias y la más pura selección natural. Que sea lo que Darwin quiera…

Hay 87 Comentarios

Muchas gracias por tus bellas palabras, mi hermano mayor Mapuche, eres mi guía y luz en esta oscuridad que nos envuelve. Yo también he tenido problemas con la comida en mi centro. Yo no sabía lo que eran las dioxinas, y empecé a leer en internet que cierto presidente de Ucrania fue envenenado con dioxinas y se le desfiguró la cara. Y luego descubrí que estaban relacionadas con plásticos y PVC. El PVC es muy peligroso para la salud, debes tener cuidado. Si eso lo hicieron con una persona importante para matarla, imagínate que harán con la gente normal como nosotros. Porque somos normales, aunque no nos dejen salir porque nos diferenciamos de los demás y nos tachan de locos. Yo seré loco, aunque me siento bien, pero no soy peligroso, ya te dije anteriormente. Tengo que salir de aquí. Las cosas se ponen feas y siento peligro. Volviendo al PVC, he recordado el olor de una vieja tienda de campaña que usaba cuando iba a la montaña y que tenía el suelo fabricado con PVC. Emitía un olor terrible, fuerte, como a cloro, y era debido al PVC. Yo era inexperto y no desconfiaba de nada. Quizás la inhalación de esta sustancia afectó a mis neuronas, y por eso he acabado aquí, aunque no entiendo qué ven mal en mí, porque soy pacífico y yo no intenté tirar a mi ex-mujer por la ventana. Si te aburro con mi historia me lo dices y me callo. Ya otros lo han pedido aquí. Como iba diciendo, ahora he notado en varias ocasiones que mi comida huele a PVC, me ha venido a la memoria el fatal olor, como si estuviera ahora mismo en mi vieja tienda de campaña. Creo que están intentando envenenarme. No es la primera vez que ocurre. Hace tres meses, o dos, no recuerdo, los días se me hacen eternos aquí y ya no tengo noción del tiempo, todo igual, día tras día, pues un veterano de este lugar fue llevado rápidamente al hospital con vómitos y jamás ha regresado. Sospecho que ha sufrido envenamiento. Somos muchos aquí y no todos podían pagar cada mes. Yo hace tiempo no tengo noticias de mi familia, ya se han olvidado de mí. Quizas el año que viene no pueda pagar, y entonces quizás me lleven rápido al hospital o a otro sitio peor. Pero la prueba ha empezado. Haré como tú, guardaré un poco de comida para que algún día la puedan analizar y usar como prueba de que fui envenenado. Ahora he buscado en internet, mi ventana hacia el mundo exterior, y he encontrado que tragando carbón activado se pueden neutralizar los venenos. He empezado a guardar las plantillas de los zapatos. Mi familia me manda más sin saber que las estoy troceando para tomar antes de las comidas. Eso me protegerá. Ellos no lo saben. Tampoco saben mi idioma, no me podrán descubrir. La fuga de Colditz, un gran libro. Te recomiendo su lectura. Me surgen grandes ideas ahora, te dejo por un momento, las apuntaré en mi diario en mi idioma, y quizás algún día pueda publicarlo para que otros como nosotros puedan escapar. Te espero, hermano Mapuche. Un fuerte abrazo.

Si hermano Zumbado, es así. Y continua libre, libre, libre… para . Y en toda oportunidad que tengas, replica la pregunta… debajo de ella encontrarás un hermano, un amigo, un hombre justo, un civista, un demócrata, un conservacionista, un futurista, un respetuoso de los ambientes, una combinación genética altruista como nuestra gallina y sus huevos: Todo un homenaje a la columna de Pere. Hermano reforzaré en ti lo siguiente para que tu captura de conocimiento –que no es captura por que ya está en ti—comience a crecer en forma exponencial. No es más que un incremento en vuestra interconexión neuronal. Y ya te comenté que cada neurona tiene un diseño solidario y en su conjunto funcionan en forma subsidiaria: Y el altruismo es su , entonces, de “TrialiTê & FideliTê”, algo de lo que tengo escrito en las paredes de mi habitación: 1.- La luz es TRIALIDAD, es onda, es partícula, es informática. Esto es mío, o sea nuestro. 2.- la luz es TRIALIDAD, es onda, es partícula, es Bíoética. Esto es de los ecosistemas y nuestro. 3.- La luz es TRIALIDAD, es onda, es partícula, es cuerdas. Esto es de Albert/Kurt y nuestro. Hermano, ¿Vislumbras lo que sucede con el tiempo en la tercera fase? Hermano Zumbado… adelante. Te dejo por ahora, Hoy fue otro día que nadie me vino a ver… y debo salir de aquí, hay cambio de turno. Iré a conversar con el idiota ese que se creé Darwin y lo dejaré sin bananas. Es que hoy no almorcé… sospeché de la comida. La puse en una bolsa plástica puajjj… que escondí bajo este polerón con mi identificación Zumbado, te leeré unas líneas, de un altruista, que me trajo “Betty” hace un tiempo: Haznos vivir siempre contentos Aún en medio de las dificultades, Haz que sepamos vencer el egoísmo Y entregar nuestra vida a los hermanos.

Espero tu respuestas, querido Mapuche, ya te considero como un hermano.

Hermano Mapuche, permíteme que conteste yo a la pregunta, con tu permiso. Desde que salió el sol el primer día sobre la superficie terrestre, la evolución gracias a la constante c, que contiene toda la información del universo (¿es así?, si no, corrígeme, estoy leyendo sobre tu teoría Trialite) creó las formas de vida que fueron desde las bacterias chiquititas hasta el ser humano de hoy día. Entonces, como todos engendramos hijos en nuestro seno, o bien otros producen gemaciones en su superficie, como las levaduras, pero el caso es el mismo, pues como decía, tuvo que ser primero la gallina, para que engendrara un huevo. Porque sin gallina no hay huevo, y esa primera gallina surgió por gemación o división de otro organismo progenitor. Y desde el momento en que puso el huevo, que fue un hecho novedoso en la historia de la evolución y de Trialite, todas las gallinas empezaron a salir de huevos procedentes de ese primer huevo. ¿Cómo lo ves? Un abrazo, que te vaya bonito el día.

Gulaj… no te preocupes, sabía de antemano que eludirías la respuesta. Y sabía de antemano que te reirías, eso lo escribí ahí más arriba. Entonces la pregunta que sigue es ¿Qué fue primero’ ¿La neurona o la reflexión? Te pregunto a ti, ya que el director de este psiquiátrico tampoco sabe. Y si no tengo la respuesta no tendré visitas este Domingo. Gulaj, al menos dime que Teoría Evolucionista me explica lo anterior. ¿La de los monos? Gulaj… que estés muy bien

Uno que considera a los demás como idiotas, no puede ser más que el gran idiota que todos estábamos buscando para reirnos de él. Gracias, mapache piñonero por alegrarnos el día con tus locuras y estupideces. Después de la ducha fría, tómate la pastilla y un huevo frito, a ver si resuelves la pregunta.

Goldbach… te haré una pregunta, una sola pregunta. Así con pocas palabras. 1.- Es el caso que aquí en mi Aldea son muchos los idiotas que presumen saber mucho, y opinan y opinan y resuelven en grande. Soluciones que por lo general fracasan y siguen sosteniendo que saben y que son capaces de generar grandes soluciones. Y son más que opinólogos ocupan cargos públicos, dirigen empresas, o como el director de este psiquiátrico que no sabe nada de nada y que, así como va la cosa, jamás me entenderá de que la luz es TRIAL que es onda/partícula/ADN de Dios. Y eso es un huevo de Colón irritable para muchos que mal administran la Energía del E=mc2 de Albert. 2.- Entonces para desenmascararlos en su ignorancia, a todos esos idiotas les he estado haciendo la misma pregunta que te haré a ti. En general no entregan una respuesta coherente entonces les hago presente que si no saben algo tan elemental, como presumen saber de situaciones más complejas. Es el caso que fue lo primero que resolví con la bioinformática de “Trialitê & Fidelitê” 3.- Golbach, la pregunta es ¿Qué fue primero? ¿El huevo o la gallina? Los idiotas comienzan a sonreír entonces les cambio la pregunta por esta otra ¿Qué fue primero ¿La neurona o el pensar? … y ahí me empiezo a reír yo. Golbach… ¿Cúal es tu respuesta?... te comento que el idiota de Venter también contestó mal. Luz para ti Goldbach y para todos.

A ver, gran cretino: No necesito buscarte porque: -Por solidaridad con los enfermos existen los hosptales psiquiátricos que pagamos todos con nuestro dinero. Así que ya estoy siendo solidario contigo, -Por altruismo tú debes dejar de dar el coñazo a los demás. Se altruista con otros. -Porque Trialite, Igualite y su abuela son una basura. Debo irme, que disfrutes esas duchas frías y esas descargas en este verano tan cálido.

Goldbach… pequeño idiota. Debes buscarme por lo siguiente: 1.- Por solidaridad con el enfermo… que soy yo. ¿O no informe acaso que estoy aquí?… en el psiquiátrico de mi aldea. 2.- Por altruismo… hacer de mi problema el tuyo. De eso es lo que está conversando Jenny Echebarne, Pere y todos… mmm ella, todo un bom bom de Argentina. 3.- Porque “Trialitê & Fidelñitê” es Teoría Evolucionista que absorbe y absorve a todas las preexistentes. Ella está sustentada en “c”, en la informatica presente en la onda/partícula. Y es ella la que explica del ¿porqué? El diseño de la neurona es solidario… y su conjunto –el cerebro- es subsidario. Y… ¿dónde? reside el altruismo, el amor y la ética. 4.- Debo irme… es por las noches --como la de ahora--- que ingreso a escondidas a escribir desde el PC del director de este psiquiátrico. Goldbach… bendiciones de luz para ti.

Para qué queremos buscarte?

Hola Pere, Hola Jenny Etchebarne… un agrado saludarlos. Metalenguajes (Altruismo) Hoy en un medio local de mi pequeña provincia debatía, y escribía, de “El espíritu civista del liberalismo” y también de ““El liberalismo y su alma altruista”. El altruismo, esa “Diligencia en procurar el bien ajeno aun a costa del bien propio”, es similar a como explicaba el amor Alberto Hurtado Cruchaga… “amor es ansia de felicidad pero más ajena que propia” Y el amor no tiene nada de aprendido, es vibración del alma que nace con el hombre, y es parte del único pilar que mueve este universo del 5% de la energía global. Uno de mis borradores es “Amor Galáctico” y en ella trato el “amor del gen” como el responsable del “amor profano”; instinto. Otras cuerdas del amor que identifico son el amor platónico, el virtuoso, el profano (ya mencionado), el amor de Patrick Süskind, el de Max Stirner, el de Salvador Dali y el Amor Galáctico que son mis toboganes de amor sin tiempo, sin limites y sin fronteras… que es el amor que vence a la muerte y puedes viajar convertido en una realidad Virtual del Espíritu del tipo ovni. Todo lo anterior, es para explicar lo evidente: Que sólo el amor profano es responsabilidad del gen y que el altruismo no tiene genética: Pertenece al alma , o al espiritu… es decir reside en “c” y en su espectro neuronal. Un agrado saludarlos, luz para todos, felices días… y me pueden ubicar aquí. De no encontrarme aquí… pueden preguntar por mi en el psiquiátrico de mi aldea.

Ví hace unas semanas en el programa Redes- (E. Punset), una entrevista a un científico, adonde se hablaba del altruísmo. Se filmaron niños muy, muy pequeñitos, en situaciones adonde quedaba en evidencia, que somos altruístas natos. La empatía nos induce a ese comportamiento. No recuerdo el nombre del científico. No entiendo los comentarios de 'anónimo'. Son tan, pero tan acomodaticios. Que de científicos quedan carentes de seriedad. Cordialmente. Jenny Etchebarne

Me ha gustado mucho este post y está muy en consonancia con lo que yo pienso y con mi último post que se llama "Sharismo" que me figuro que sabrás de que va. Me encantaría comentar contigo. Soy una mujer de 76 años con mucha curiosidad por todo lo que pasa en el mundo y eso lo reflejo en mi blog. No sé mucho de nada pero sé un poco de muchas cosas. Un saludo Lola http://boheme.zruspas.org

no siento no tener tantos estudios como vosotros, ni no conocer las palabras tan complicadas que algunos usais, porque aunque no las manejo diariamente las comprendo gracias a que me gusta leer. Bueno, yo pienso que el altruismo es bueno, tanto como el egoísmo moderado y positivo, me gusta ayudar a los demas sin ser su sierva, pensar en las desgracias que cada dia salen en la tele( lo último el terremoto de Haití) y dedicarme alguna vez a llorar y a pedir a la vida que les recompense por lo que están sufriendo,Reconozco que cambio de cadena cuando de nuevo salen las imagenes de gente muerta o enferma por las desgracias de este mundo. Que no he dado dinero para Haití porque estoy en paro y llego con un saldo de -500 eur todos los meses al banco. Pero pienso en esta gente, no la olvido, y decido que debo aprovechar siendo feliz y haciendo feliz a la gente de mi alrededor, porque como habeis citado primero intenta ayudar a tu entorno y luego salva el mundo, Doy los buenos días aunque no me contesten una y otra vez a la gente con la que me cruzo, escucho al yayo o yaya de turno que me cuenta una historia que conforme me haba voy olvidando en el médico,Hago creer que me creo historias de unos y otros a sabiendas de que se que no son verdad, pero que les hace feliz pensar que realmente las creo, en fin intento que la gente se sienta a gusto a mi manera, pero no dejo que influyan en mi modo de pensar ni en mis acciones, hay dias que no estoy para historias, y capeo el temporal lo mas respetuosamente posible sin herir a nadie, y para mi esta manera de comportarme es ser altruista no olvidar a los que tienen problemas grandes como la soledad, pero no condicionarme la vida por ellos. Un saludo

Richard Dawkins en "The God Delusion": "Where does the Good Samaritan in us come from? Isn't goodness incompatible with the theory of the 'selfish gene'? No. This is a common misunderstanding of the theory - a dstressing (and, with hindsight, foreseeable) misunderstanding". A partir de ahí, Dawkins explica las razones evolutivas de la generosidad o altruismo en la especie humana y otras especies dentro de la teoría del gen egoísta. Aunque su explicación es muy detallada, la esencia es que en tiempos ancestrales el altruismo se desarrolló en grupos pequeños de individuos muy relacionados genéticamente y con mucha interacción recíproca. Ambas cosas conducen al altruismo. Hay otras dos fuerzas que también actúan en favor de este tipo de comportamiento. Hay que comprender que el egoismo del gen es una figura retórica.

Por ende, los individuos y las sociedades necesitan de un sentido individual y colectivo de la justicia para que la cohesión social se mantenga, para no ser disgregados por el parasitismo social. Existen culturas milenarias, aún subsisten grupos tribales ancestrales, deberíamos preguntarnos en términos evolutivos por qué no ha sobrevivido ningún imperio.

En todo orden social los individuos se rigen por relaciones predominantemente simbióticas, conviviendo con un cierto grado de relaciones parásitas. El problema surge cuando ciertos individuos o grupos de poder, consolidan un estatus mediante el cual parasitan a otros individuos o al resto de la comunidad. Todo individuo alterna a lo largo de su vida ambos roles. Un ser humano nace completamente dependiente, no solo de sus progenitores, sino también del resto de la sociedad. Una vez llega la edad adulta debe devolver a su progenie y al resto del grupo los favores recibidos. Es el requisito indispensable para que permanezca algo de su ser. ¿Competir? ¡Por supuesto que competimos! Queremos que nuestros post sean los mas leídos, captar la atención y el reconocimiento social por aquello que hacemos... y solo a veces, percibimos lo banal de toda esta parafernalia, captamos que en realidad formamos parte de un concierto del que apenas llegamos a ser acordes, y a eso lo llamamos altruismo. Sin embargo todos conocemos a los que llaman competencia a su parasitismo. No son los vencidos por la pobreza o la injusticia, son aquellos seres humanos que la provocan. El darwinismo social no ha sido la inspiración de los mas aptos, ha sido la última excusa de los parásitos.

Esto no quita para que admire este bog.

No quiero hablar contigo nunca más. Darwinismo ideológico.

Pere, chapeau por tu respuesta, eso lo primero. Ahora bien, creo que estamos tratando dos temas diferentes. La primera cuestión, la que te planteaba tu amiga, no tiene nada que ver con la segunda, a saber: si somos egoístas o somos altruístas por naturaleza. Hasta donde yo he leído últimamente, me inclino a pensar en la segunda opción como la más probable y también la más beneficiosa en términos evolutivos. Seguro que has leído acerca de las "neuronas espejo", sin las cuales nos sería muy difícil cooperar y por ende sobrevivir. Ahora bien, lo que más me sulfura es ese atajo conceptual que coge sin pudor más gente de la que creemos, gente además con estudios superiores (en el caso de una amiga que me soltó algo parecido, nada menos que biología), según el cual cada cultura tiene lo que se merece por mérito propio, y por ello la "solidaridad" está de más. Como si, de alguna manera, fueran culpables de las calamidades que padecen! No señores, no. Esta no es una cuestión genética o biológica. Es una cuestión puramente HISTÓRICA. Más concretamente de desigualdad y opresión. Y la conclusión es, curiosamente, la inversa: Occidente es lo que es precisamente por el vampirismo ejercido durante siglos de colonialismo sistemático. Les privados de todo, y no contentos con eso encima les culpamos por su subdesarrollo. Es intolerable!

El darwinismo social no es una condena, un destino o una barrera. Es una teoría para interpretar ciertos comportamientos humanos a lo largo de su historía. Espero que su ex amiga le hiciera algo más para ser ex que plantear su impresión sobre la presencía del darwinismo social en nuestro mundo. No creo que seamos tan animales como siempre pensamos. Las personas tenemos el deber de pensar por nosotros mismos. Y eso implica valorar las diferentes opiniones y posturas de que dispongamos. La opinión de su amiga la considero perfectamente válida según la ha planteado. La teoría no es el problema. Es la interpretación que se haga de esta. Poner una x encima del darwinismo social por su posble factor de denigrador social sería como poner una x sobre la energía nuclear. (Se que rozo la demagogia, pero sólo la rozo.)

El altruismo funciona...pero no es una varita magica...se requiere un tendido de redes sociales suficientemente fuerte para que emerga...y recien lo estamos consiguiendo..llega un momento en la vida en q te das cuenta de como las cosas "deberian ser" pero luego miras a tu alrededor y ves que no es asi..la realidad desmorona tu vision de la vida..pasas a ser un "idealista"..pero un "idealista con base cientifica"..no un romantico....y es que no cambiaremos el mundo...el mundo se cambiara solo...pero ese es un cambio generacional ..tal vez lo vean nuestros hijos..o nietos quien sabe...pero las cosas indican que si..q nos dirigimos a eso.Quisiera pensar que lograre verlo pero...ya no me quita el sueño..ahora prefiero solo tratar de dejar en claro a los que puedo ese mensaje... el egoismo funciono..nos trajo hasta donde estamos..y seguiran habiendo egoistas, y muy egoistas ...por q son necesarios tambien..y justamente ellos estaran en la cabeza de las redes o arboles , por que el egoista asume un mayor riesgo..intentanto obtener un mayor beneficio ..pero pocos lo consiguen ... lo que podria inclinar la balanza hacia un fenomeno contraproducente es la administracion de "la libertad"...si el grupo egoista que esta a la cabeza de las redes...consigue que la red sea menos libre...entonces el altruismo sera una quimera...y Aldous Huxley sonreira desde el mas alla...

"De Waal parece acarrear una reflexión importante: No nacemos con un instinto codicioso y cruel que la sociedad deba corregir, sino con una profunda predisposición a la empatía y la solidaridad desinteresada que nuestras estructuras sociales no deben corromper" Después de esto creo que De Waal evidencia un entusiasmo y una "fe" en el ser humano própio de una ingenuidad casi infantil. Retirémos las normas de las cuales nos hemos dotado en previsión/protección de cualquier ámbito de nuestra vida, (cualquiera), y observémos entonces el comportamiento humano. ¿Se imaginan el tráfico de vehículos sin normas de tráfico? ¿Creen que las pesonas cometerían más o menos hechos de los que calificamos como "delitos" sin una vigilancia pro y reactiva? Piensen en las relaciones sexuales, la necesidad de cubrir las necesidades básicas.. ¿Son conscientes de los tipos de comportamientos que se dan en situaciones límite, con riesgo para la vida própia? ¿Creen posible la existencia de "empatía desinteresada"..? Comportamientos auténticamente salvajes, (aunque no por ello reprobables) Éso veríamos sin las normas sociales.

Comparto las ideas de Sergio Aranda. Suenan lógicas, según Valiño, pero éste busca contraejemplos como la autoinmolación, incompatible con las supuestas "leyes biológicas". Ahora bien, estas leyes bilológicas son las que han dado lugar al lenguaje humano y, con él, a la cultura humana. Algunas de las variedades culturales pueden inducir a la autoinmolación porque la propia naturaleza de la relación entre la conducta humana y la cultura es muy especial: el poder de las ideas sobre la conducta humana no nos deja de sorprender (autoinmolaciones, genocidios, crueldades gratuitas... todas ellas incompatibles con las "leyes biológicas"... leyes que se dan en niveles evolutivos inferiores, no en el nivel humano). Pues bien, este poder sólo puede estar asentado en una base genética: sólo actúa sobre los humanos.

Valiño, no estoy de acuerdo en absoluto con lo que dices. Y el ejemplo lo tienes en todas esas especies que estamos extinguiendo, en todos esos atentados medioambientales descomunales, en todas esas guerras a diario. No veo bondad, amor, o cuidado en la especie humana, más allá de lo que se ve en otros animales. ¿Dónde está ese legado biológico? Eso no es más que poesía para adornar un libro. Así que Jerome Kagan se ha "Kagado".

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01675feb34dd970b

Listed below are links to weblogs that reference El gen altruista: La evolución nos hizo bondadosos:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal