Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Los nervios pueden retrasar o acelerar el orgasmo

Por: | 16 de enero de 2014

Os habrá ocurrido a muchos que durante el primer encuentro con una pareja nueva, estando nerviosos no lograsteis tener una erección.

Y seguro que muchos otros -quizás incluso bastantes de los mismos-, habéis iniciado un coito estando tensos y el orgasmo llegó muchísimo más rápido e incontrolado de lo que hubierais querido.

En ambos casos se debe a una dichosa activación a deshora del sistema nervioso simpático.

Chicas, de verdad que cuando un nuevo amante os dice “esto normalmente no me pasa”, en muchas ocasiones es cierto.

A vosotras también os habrá pasado que estando nerviosas o incómodas sentís menos placer genital y no hay manera ni de siquiera acercarse al clímax, y sin embargo os habréis sorprendido cuando durante una situación de tensión, riesgo o estrés, os hayáis sentido más excitadas y alcanzado el orgasmo casi de manera espontánea. 

Las dos situaciones responden también a la activación inconsciente del sistema nervioso simpático, y fisiológicamente no son muy diferentes a la falta de erección o eyaculación precoz por estrés de los hombres.

Clit peneEn realidad la estructura de clítoris y pene, vasos sanguíneos, y nervios pudental y pélvico que envían información de los genitales al cerebro, es prácticamente la misma en hombres y mujeres. Vienen de hecho de las mismas estructuras embrionarias, al igual que ovarios y testículos.

El estrés y el orgasmo activan el sistema nervioso simpático

Vuestro cuerpo funciona bajo dos modos internos de activación muy diferenciados.

Estando tranquilos y relajados el organismo sigue las órdenes del sistema nervioso parasimpático: tenéis una presión y ritmo cardíaco bajo, metabolismo en estado basal, musculatura relajada, digestión funcionando, vasos sanguíneos dilatados, y posibilidad de enviar sangre a los genitales si se produce una excitación física o mental.

Sistema nervioso simpatico parasimpaticoPero ante una situación de estrés repentino -ya sea por un accidente, enfado en el trabajo, nerviosismo acusado, o un simple susto- se activan los nervios simpáticos encargados de poner nuestro cuerpo en modo de alerta y preparado para reaccionar de manera inmediata ante amenazas: se segrega adrenalina, el ritmo cardíaco se acelera, aumenta el metabolismo de la glucosa, se dilatan bronquios y pupilas, la digestión se detiene, la sangre fluye hacia los músculos y el cerebro, y se retira de zonas prescindibles como los genitales.

Evolutivamente es una adaptación para que cualquier animal pueda pasar en milésimas de segundo de estar haciendo la siesta en la sabana a huir a toda velocidad al ver un depredador. Actualmente es el volantazo si conduciendo tranquilamente alguien invade tu carril. Notarás tu corazón y respiración acelerada, cuerpo tenso, sudor frío, y si por lo que fuera tenías una erección (de pene o de clítoris) garantizado habrá desaparecido de golpe.

Aquí lo curioso: Durante el coito, a medida que vas sintiéndote más y más excitado se empiezan a activar fibras simpáticas, y llega un momento de estrés corporal absoluto donde el sistema nervioso simpático explota de repente: el orgasmo. Es por eso que en pleno clímax se dilatan las pupilas, la presión sanguínea se dispara a más de 20, y de hecho, la sangre se retira del pene y se pierde casi de inmediato la erección.

Conoce cómo funciona tu cuerpo y domínalo

Por tanto: para tener una excitación genital satisfactoria debéis estar en modo parasimpático (relajado), porque en esas condiciones fisiológicas es como puede llegar sangre a los genitales. Si en los preámbulos de un encuentro amoroso estáis tensos o incómodos, se activan fibras simpáticas que constriñen las arterias que irrigan pene y clítoris dejándoos sin erección y sensibilidad.

Podrás identificar este estado porque empiezas a sudar, tienes tensión muscular, notas el ritmo cardíaco muy acelerado, o sientes incluso temblores.

En cambio si ese nerviosismo o incomodidad lo único que ha hecho es dejar el sistema simpático al borde de la excitación, entonces sí podrás tener erección de pene o de clítoris, pero lo que muy probablemente ocurra es que tras pocas fricciones se activará de golpe el sistema nervioso simpático y tendrás un orgasmo mucho más rápido e imprevisto.

Es un equilibrio interesantísimo: muchos nervios al principio pueden evitar por completo la excitación, pero unos pocos provocar el orgasmo antes de tiempo. Es por eso que disfunción eréctil y eyaculación precoz están tan asociadas en hombres jóvenes, o que las mujeres a veces tengáis orgasmos más fácilmente en situaciones ligeramente estresantes.

De hecho, la activación del sistema nervioso simpático es imprescindible para alcanzar el orgasmo, y es por eso que muchas chicas a quienes les suele costar recurren a gritos, palabras obscenas o insultos, movimientos bruscos, o piden cierta dureza cuando se sienten cercanas al clímax. Son estrategias para forzar un estrés que active el sistema nervioso simpático e induzca el orgasmo. Sin ir muy lejos algunas de las personas que utilizan el sadomasoquismo, juegos de dominancia y sumisión, o sexo en lugares públicos, explican que poner el cuerpo y mente en esa situación de estrés les facilita la excitación máxima.

NerviosEl consejo práctico es obvio: si te notas tenso o estresado, y distingues cierta sudoración o palpitaciones, ni lo intentes. Relájate, tómate una copa (el alcohol es depresor del sistema nervioso), deja que otros pensamientos fluyan por tu mente (no te obsesiones), y retomad la acción cuando el sistema parasimpático vuelva a tener el control. Y no empieces precipitadamente al primer signo de erección, porque quizás en 20 segundos la fiesta habrá terminado y estarás cabizbajo sentado al lado de la cama.

Por otro lado, si eres de los / las que todo funciona perfectamente pero les cuesta llegar al clímax, quizás un poco de estrés te iría bien. Busca el desencadenante que más te favorezca.

La respuesta sexual es mucho más compleja que esto e intervienen infinidad de otros factores desde hormonales a socioculturales, pero conocer la influencia del sistema nervioso simpático es bien útil para conocer cómo funciona nuestro organismo, y aprender a dominarlo. 

Sexsmall********

Contacto: pere@mit.edu / Twitter: @Perestupinya / Facebook Group

Web: www.pereestupinya.com / www.elladrondecerebros.com

Hay 11 Comentarios

Interesante articulo! Ciertamente este momento requiere de mucha concentración y relax a la vez del cuerpo.

Genial el articulo.
Mis felicitaciones.
Buen fin de semana a todos.

Yo he pasado de tener una pareja que terminaba rapidismo a tener ahora una que puede tener 8 orgasmos hasta que el pene ya pierde la ereccion. No había visto algo asi nunca... Y Desde luego puestos a elegir... No hay Dudas!

Pues yo creo que se impone un cambio de nomenclatura: el sistema simpático debería llamarse más bien antipático :)

Un artícluo muy entretenido. Gracias Pere.

Marta, yo he tenido um novio 3 años que no se corria nunca!!! Éramos muy jovencitos, ambos virgenes. En los 80 nos quedamos sin tratamiento sólo con dudas. Hoy años despues, llegué a conclusion que el mismo no permitia correse. Era muy bueno alumno, muy inteligente, el macho alfa de la tribo. Terminé todo cuando me acosté con otro hombre "normal". Tubo vários relacionamientos despues, me casé. Despues del tercero divorcio, el está casado y tiene 2 hijas gêmeas de fertilizacion un vitro. Sé todo esto, porque su prima és mi mejor amiga.

Hombre, sí. Incluso pueden hacerlo imposible. Se agradece la explicación fisiológica, pero creo que eso ya lo sabíamos todos, ¿no?

¿qué ocurre con esos hombres que por más que lo intentan no pueden correrse? Se excitan, tienen el pene en erección, quieren correrse, llegar al clímax, pero no pueden. Creo que cada vez hay más y no se atreven a confesarlo. Yo he tenido parejas que además no lo veían como un problema sino como "así aguanto más" Pero sí que era un problema. A qué se debe eso? Gracias

Excelente enfoque. Lo felicito por sus artículos. Soy psicólogo y debo muchas veces ayudar a personas con algún tipo de disfunción y sus consecuencias nefastas para la autoestima. Es importantísimo que los medios de difusión masiva incluyan información de la calidad de la suya. Seria y confiable, sin intereses mórbidos ni venta de productos mágicos. Cuente con mi apoyo y difusión.

Ya se te echaba de menos Pere, demasiado tiempo sin tus geniales artículos. Es cierto que los nervios juegan malas pasadas, pero lo que verdaderamente puede acelerar o retrasar un orgasmo es esto: http://xurl.es/0mhqs Si te encuentras con algo así ya te digo yo que no duras ni dos minutos la primera vez

Hombres con orgasmo retrasado o que no llegan al orgasmo, mucho mas raro de que la eyaculacion precoz, un tema negligenciado de dificílimo tratamento e causa más separacion de la pareja que la eyaculacion precoz. Triste!

En mi adolescencia me enamoré de la novia de un amigo que siempre me había tratado muy bien. Ni me insinué lo más mínimo, no jodas. La novia era un putón verbenero y le debí caer en gracia o se encaprichó porque iba a por mi sin disimulo. Mi amigo se puso violento conmigo y yo no lo entendí porque no había hecho nada malo y era un crío así que me dije "te vas a enterar tu de violencias". Y a la próxima me acosté con ella... y no hubo forma. Fue curiosísimo, porque con esa edad es imposible no tener una erección, y vaya que si las tenía, pero no me podía correr. Mira que estaba buenorra esa chica. Todavía me acuerdo. Al final lo dejó por mi y ese mismo día ya fue todo como la seda.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal