Historias colectivas sobre un lienzo digital en la Tate Modern

Por: | 30 de julio de 2012

This Exquisite Forest de Aaron Koblin y Chris Milk
Persiguiendo el sueño del surrealismo y del cadáver exquisito, This Exquisite Forest, creado por los artistas Chris Milk y Aaron Koblin, es un proyecto que utiliza la red como si fuera un lienzo digital, abierto a la participación de todo el público, con el objetivo de crear historias de forma colectiva.
Hace un siglo Paul Éluard y André Bretón concibieron el primer cadáver exquisito como un juego participativo mediante el cual construir colectivamente historias y dibujos. Ahora This Exquisite Forest surge de una colaboración entre la Tate Modern, artistas como Olafur Eliasson y Julian Opie, y el Creative Lab de Google, que ha puesto en manos de Chris Milk y Aaron Koblin su Google App Engine, una plataforma que permite crear y alojar aplicaciones web en los mismos sistemas con los que funcionan las aplicaciones de Google.

This Exquisite Forest en la Tate Modern

El funcionamiento de This Exquisite Forest, que se expone en la Tate de Londres durante seis meses a partir del 23 de julio, es muy simple y tan sólo requiere una pizca de inspiración. La obra se estructura alrededor de la metáfora del bosque, donde cada árbol que aparece en la pantalla representa una historia abierta a la participación de cualquier persona conectada a Internet. Como cada planta nace de una semilla, cada historia empieza con un dibujo, que se ejecuta directamente en la web del proyecto a través de una sencilla interfaz. A partir de este dibujo, todas las participaciones sucesivas contribuyen a desarrollar un relato gráfico, que crece visualmente como si se tratara de una planta con todas sus componentes. Por ejemplo las ramas, que en This Exquisite Forest representan divagaciones argumentales en relación con la línea narrativa original, terminan con una hoja que representa la última contribución. Toca al siguiente usuario decidir si quiere continuar la trama en esta dirección, retomar la narración en un punto anterior o empezar una nueva línea narrativa, que se materializará gráficamente en una nueva rama del árbol.
El desarrollo de cada historia se visualiza en tiempo real y en su totalidad, al elegir con el ratón una hoja del árbol, que activa toda la secuencia de las aportaciones realizadas hasta ese momento.


Las únicas limitaciones impuestas por el proyecto son que para utilizarlo hay que tener instalado en el ordenador el navegador Chrome de Google y disponer de una cuenta de correo Gmail para identificarse.
Cualquiera puede contribuir a una historia existente, definir un nuevo desarrollo intermedio o decidir empezar una nueva. Además una interfaz sencilla e intuitiva permite acompañar cada aportación con una banda sonora, que se puede elegir y añadir o incluso componer a partir de las notas musicales. Los usuarios que dispongan de una tableta para dibujo Wacom pueden utilizar esta herramienta para dibujar libremente sus aportaciones.
El Proyecto This Exquisite Forest de Aaron Koblin y Chris Milk

Algunos árboles se definen curated, es decir comisariados, lo cual significa que su creador ha elegido que las contribuciones sean revisadas por un artista y se hagan efectivas sólo después de esta revisión. La mayoría de los ‘árboles comisariados’ son iniciativas más estrechamente vinculadas con la Tate Modern, que ha involucrado sus artistas jóvenes más reconocidos como Olafur Eliasson, Julian Opie y Miroslaw Balka entre otros, en la creación de historias que se proyectan en el museo londinense. Sin embargo también las creaciones del público tendrán cabida en las prestigiosas salas de la Tate Modern, que regularmente, durante los seis meses del proyecto, acogerá las proyecciones de los mejores árboles construidos en la red.

Open Studio de Andy DeckThis Exquisite Forest, que aprovecha la posibilidad de crear obras de arte de forma colectiva, uno de los puntos fuerte del desarrollo del arte en la red y el net.art, tiene una larga historia de proyectos precursores e iniciativas parecidas. Inolvidable Open Studio de Andy Deck, creado para que todos puedan participar en una jam session gráfica, independientemente de dónde se encuentren físicamente. El proyecto, que apareció en el año 2000, se estructura alrededor de una interfaz común donde varios usuarios pueden trabajar en tiempo real en un mismo dibujo y a la vez comunicarse entre ellos a través de un chat. Open Studio, que se basa en un software original redactado en 1990, se inscribe en el movimiento de los programas open source, es decir de código abierto, cooperativos y gratuitos.

Un año antes el artista suizo Johannes Gees realizaba Communimage junto con el colectivo español Calc. Se trata de un work in progress que sigue evolucionando libremente desde 1999 gracias a las contribuciones de los internautas que pueden añadir a este collage visual sus imágenes preferidas. De esta forma Communimage va configurando a la vez una escultura colectiva virtual y una imagen de la realidad de la red.

Cointel de Hannes NiepoldEl año 2000 se puede considerar el año de la eclosión de las iniciativas participativa en Internet y también de ese año fatídico es Cointel del alemán Hannes Niepold, un net comic no lineal en constante crecimiento, cuyo nombre está formado por ‘co’ de comic, cósmico y cooperativo e ‘intel’ de inteligencia. La última viñeta de las varias historias que se van desarrollando está siempre vacía. El usuario está invitado a llenarla antes de añadirla a la historia, donde se quedará, junto con las últimas aportaciones, para que los internautas puedan votar cuál de ellas pasará a integrar el proyecto de forma permanente. 
Estos tres proyectos con otros ocho que ofrecen una panorámica de las diferentes vertientes de la participación y colaboración creativa en Internet, formaron parte de la muestra Digital Jam, que comisaríamos para el Festival Art Futura del mismo año, en Barcelona.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El arte en la edad del silicio

Sobre el blog

El imprevisible universo de la creatividad basada en tecnologías digitales: net.art, media art, telepresencia, realidad aumentada. Estamos viviendo tiempos revolucionarios: las nuevas tecnologías han transformado el paradigma del arte, democratizando el proceso creativo e hibridizando el futuro.
“En las sociedades del siglo 21, el arte no se expondrá. Se difundirá”. La Société Anonyme.

Sobre los autores

Roberta Bosco y Stefano Caldana

, periodista especializada en arte contemporáneo y nuevos medios.

, periodista especializado en cultura digital.

Juntos escriben sobre temas de arte y cultura digital para CiberP@is, el suplemento dedicado a las nuevas tecnologías de El País y en otras secciones del diario.
Entre otros proyectos, han comisariado Conexión remota, una selección de net.art para la exposición Antagonismos. Casos de Estudio en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y las exposiciones Digital Jam y Web as Canvas en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, para el festival Art Futura; London Calling para el Festival Sonar y Donkijote para Laboral Centro de Arte en Gijón. Son autores de Arte.red, una historia navegable subjetiva de la creación en Internet para El País Digital.

Eskup

Facebook

Buscar en El Arte en la Edad del Silicio

Recomendamos

Arco Bloggers

Arco Bloggers ARCO Bloggers es una experiencia editorial participativa online de Roberta Bosco y Stefano Caldana para ARCOmadrid 2013.

ARCO Bloggers es un proyecto experimental y un encuentro de bloggers y creadores de opinión en la red, que tendrá lugar en el marco del Foro de Expertos, durante la feria de arte contemporáneo ARCOmadrid 2013.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal