40 Aniversario
Autopsia

Autopsia

El blog “Autopsia” es una mirada. Sólo una mirada y las palabras que deja como rastro para volver.
No creo en la inocencia de la casualidad. Hoy es más fácil crear una nueva realidad a la que mirar que enfrentarse a la existente, por eso tenemos que “ver por los propios ojos”, aportar nuestra mirada y compartirla.

El posmachismo (I)

Por: | 22 de mayo de 2013

POSMACHISMO-IEl posmachismo es una de las últimas trampas que la cultura patriarcal ha puesto en práctica. Su objetivo es claro, busca jugar con la normalidad como argumento y hacerlo, paradójicamente, en nombre de la igualdad. Para los posmachistas todo lo que sea corregir la desigualdad, que lógicamente se dirige a atender a las mujeres que sufren sus consecuencias, es presentado como un ejemplo manifiesto de desigualdad por no contemplar dentro de esas medidas a los hombres. Incluso llegan a presentarlas como un ataque contra ellos, puesto que muchas de estas iniciativas buscan modificar privilegios que la cultura les ha concedido, es decir, los privilegios que los hombres se han dado a sí mismos.

El posmachismo lo tiene fácil porque juega en campo propio. Pretende que continúen las mismas referencias tradicionales, no otras, y para ello su estrategia es generar cierta confusión y desorientación, porque esa desorientación se traduce en duda, la duda en una distancia que lleva a que la gente no se posicione respecto al tema en cuestión, esta distancia se convierte en pasividad, y la pasividad en que todo continúe como estaba, es decir, bajo las referencias de la desigualdad.

Por eso el posmachismo no plantea alternativas y sólo critica aquello que viene a cuestionar las referencias y valores tradicionales. Es fácil, si se critica aquello que cuestiona a la desigualdad, y de ese modo se genera una duda, el resultado es que permanece la desigualdad. Por ejemplo, si se habla de violencia de género el posmachismo plantea como argumento que hay muchas “denuncias falsas” que las mujeres utilizan para sacar beneficios en contra de los hombres, y al separarse “quedarse con la custodia de los niños, la casa y la paga”. Como se puede ver, no niega la existencia de violencia de género, pero generan la duda sobre su realidad al cuestionar su dimensión y al decir que todo ello es producto del interés del feminismo y determinadas organizaciones de mujeres que se ven beneficiadas al imponer su visión particular de la realidad. Y para ello se aprovecha de la ventaja que da jugar con el mito tradicional de la “mujer mala y perversa” que la cultura ha puesto al alcance de cualquiera cuando lo necesite.

“Nosotros no somos así”, dicen los posmachistas ante los argumentos más directos y frontales del machismo clásico, pero persiguen lo mismo y lo consiguen con más eficacia al cambiar el mensaje en la forma y en el contenido.

Los elementos que predominan en la estrategia posmachista son la neutralidad, el cientificismo, el interés común, el argumento del beneficio económico para quien defiende la igualdad, la idea de imposición y adoctrinamiento como parte de una ideología excluyente, y el ataque personal y descrédito de quienes se posicionan en contra del posmachismo.

La teórica NEUTRALIDAD en sus planteamientos pretende marcar distancias con las iniciativas que se proponen desde los movimientos a favor de la igualdad y el feminismo. El posmachismo dice que ellos no quieren beneficiar a hombres ni a mujeres, que ellos buscan lo mejor para todos, y de este modo hacen una crítica directa a las medidas de igualdad dirigidas a las mujeres, como si éstas fueran parte de un privilegio por ser mujeres, cuando en realidad son actuaciones dirigidas a abordar las consecuencias sufridas por la desigualdad, bien sean en forma de violencia, discriminación, o cualquier otro tipo. Es como si un programa de salud basado en la vacunación de las personas en riesgo ante una enfermedad infecto-contagiosa fuese criticado por no vacunar a toda la población. No tiene sentido y resulta ridículo, pero estos mismos planteamientos cuando se hacen en temas de igualdad suelen tener mucha receptividad al jugar con los valores y los prejuicios existentes. 

El CIENTIFICISMO también busca romper con la posición del feminismo y de la igualdad. El posmachismo parte de la base que la igualdad es un planteamiento ideológico, no una realidad, puesto que para ellos la realidad está en la desigualdad y en la distribución desigual de funciones entre hombres y mujeres. Para reforzar sus propuestas y marcar distancia de un teórico planteamiento ideológico, recurren al dato, y para ello manipulan estudios y resultados de manera que sean sintónicos con los que plantean desde su posición ideológica. Por ejemplo, los estudios del Consejo General del Poder Judicial indican que aproximadamente el 30% de las sentencias por violencia de género no son condenatorias, y el posmachismo concluye sobre este dato que el 30% de las denuncias son falsas al no traducirse en condenas. Con ello generan la confusión en la sociedad e indican que las denuncias falsas están presentes en un porcentaje elevado del total, cuando en realidad una sentencia no condenatoria no indica que la denuncia haya sido falsa, simplemente que los elementos de prueba existentes no son suficientes para romper la presunción de inocencia que ampara al acusado. Pero da igual, lo importante es generar confusión y hacer que se dude de la realidad de la violencia de género.

El INTERÉS COMÚN parte del juego anterior y pretende reforzar la idea de que el posmachismo es quien en verdad defiende la igualdad buscando lo mejor para toda la sociedad, para hombres mujeres, niños y niñas, no como las medidas de igualdad que "sólo se centran en las mujeres y que, incluso, se dirigen contra los hombres". 

Pero además, por si todo esto fuera poco, al margen del cuestionamiento implícito a sus propuestas, el planteamiento posmachista incluye dos elementos críticos directos hacia la igualdad que cuentan con mucha receptividad en el momento actual.

Uno de ellos es la referencia al BENEFICIO ECONÓMICO DE QUIEN DEFIENDE LA IGUALDAD. Todo se presenta como una forma de “ganar dinero”, de “beneficiar a las organizaciones afines o a gente cercana”, o de poner en marcha servicios que no sirven para nada salvo para “colocar a los amigos y a las amigas”. Y por supuesto, todo ello en detrimento de otros recursos, programas, ayudas… que sí son necesarias. El argumento económico siempre es eficaz, pero en tiempos de crisis económica ha encontrado una receptividad añadida que al unirse a los otros argumentos facilitan la pasividad, cuando no el rechazo directo de las iniciativas a favor de la igualdad.

El otro argumento “de moda” es hablar de “ADOCTRINAMIENTO”. Para esas posiciones hablar de igualdad sólo es un instrumento “atractivo” para conseguir imponer una ideología y unos valores al resto de la sociedad, por eso hablan de “ideología de género” y han tomado la palabra “género” como sinónimo de todo lo malo, dogmático y radical, para plantear la amenaza en estos términos y hablar de adoctrinamiento. Esta posición refleja de forma muy gráfica cuál la imagen de la realidad.

La extensión de su planteamiento se ve como transmisión de los valores aceptados, lo cual se entiende como “educación”, mientras que transmitir la igualdad como valor y corregir las consecuencias de la desigualdad se ve como “adoctrinamiento”. De este modo se llega a la paradoja de que hablar de los valores y de las referencias que luego dan lugar a la violencia de género, a la discriminación, al aislamiento y alejamiento de las mujeres de la vida pública… es educar, mientras que lo contrario y permitir una sociedad más justa y pacífica es adoctrinamiento. http://blogs.elpais.com/autopsia/2012/12/adoctrinamiento.html

El otro elemento característico es el DESCRÉDITO Y ATAQUE DE LAS PERSONAS QUE SE POSICIONAN A FAVOR DE LA IGUALDAD. La idea es sencilla, si se desacredita a esa persona lo que diga o proponga no tendrá valor, por eso nunca faltan los insultos personales, la invención de historias profesionales y vitales paralelas o las referencias a la actuación por interés económico, con lo cual cierran el círculo y potencian el descrédito. Es algo de lo que ya he hablado en este mismo blog, ¿recuerdan el post “Mis adorables machistas” http://blogs.elpais.com/autopsia/2013/02/mis-adorables-machistas.html?

Puede parecer extraño o exagerado, pero ocurre a diario. No paran, se sienten victoriosos en un momento en el que los recursos que permitían ir contra la corriente del tiempo y la historia han desaparecido, y en el que la ideología conservadora sopla con intensidad tormentosa.

Dense una vuelta por los comentarios de este blog o por mi cuenta de Twitter (@Miguel__Lorente) y lo verán en persona y en personas.

Hay 30 Comentarios

Y es por esta y muchas otras razones que digo que las mujeres deberíamos abandonar el feminismo de igualdad y buscar otros femenismos que si nos puedan liberar, como el eco-feminismo cultural lésbico separatista radical de diferencia y el movimiento de la diosa.

Después de todo el feminismo de igualdad no busca destruir el patriarcado, sino que las mujeres participen activamente en él como lo hacen los hombres. Dado que el feminismo de igualdad basa su igualdad en que la mujer sea como el hombre, es entonces androcentrisco, misogino, falocentrista y machista. Por eso es que los hombres le han dado tanto auge a ese feminismo aun cuando había corrientes feministas más interesantes en la segunda ola.

De hecho los hombres se basan en la igualdad PARA JODERNOS, por ejemplo cuando debido a la violencia machista se crean mecanismo de protección para la mujer como por ejemplo la discriminación positiva, ahí va el hombre a estar jodiendo y molestando de que no es igual y que los pone supuestamente en desventaja a ellos, aun cuando las cifras de violencia hacia la mujer siguen disparandose y aumentando cada vez más.

Encima son tan ciegos los hombres que no son capaces de ver que el androcentrismo, el falocentrismo, la misoginia, el neomachismo y el postmachismo no son naturales. Por ejemplo el lenguaje androcentrico niegan que eso exista porque para ellos es muy normal y natural.

Es por eso que digo que la única forma de abandonar el machismo y liberarnos efectivamente es dejar de vivir en las sociedades de los hombres de forma permanente. No se puede dialogar con ellos.

Por cada paso que el feminismo avanza, ellos buscan crear movimientos para hacer retroceder ese paso hacia atrás. Así no se puede.

Si claro, eso es ver fantasmas donde no los hay, a mi no me gustan algunas cosas del feminismo ya que muchas veces se da por sentado que los hombres siempre actúan igual, y legitiman ese "patriarcado", eso es mentira, y no se puede generalizar de esta forma, eso me hace un "post-machista"? habláis con términos del s.XX, estamos en el s.XXI, la igualdad no es poner un género por encima de otro como también hacen muchas feministas (no digo todas esta claro), si seguimos así nunca habrá igualdad

Inventar palabras nuevas para llamar "enemigo" a todo aquél que tenga críticas contra las ideas de uno. ¿Quién es el radical que intenta imponer su punto de vista?

Los seres humanos no somos iguales, sino únicos. Cualquier política que busque la ventaja de un sector social por encima de otro no la veré con buenos ojos, y mucho menos si es por "compensación" (venganza). Dices que la igualdad va "en favor de la justicia" ¿es justicia que un juez favorecezca a una de las partes al dictaminar sentencia, simplemente por su género? Yo no lo creo.

Si es (pos)machismo no estar de acuerdo contigo, entonces los (pos)machistas no son los únicos que utilizan la falacia del ad hominem para descalificar a sus adversarios. Manipular las palabras es cosa de todos, por lo que parece.

Los seres humanos pueden ser y de hecho son unos miserables, independietemente de su género. Y la mujer se caracteriza por compensar la debilidad de sus puños con una mente venenosa, pero el daño que causan las lenguas mordaces no está suficientemente estudiado ni mucho menos recogido en el código penal. Sí, me parece que existe un privilegio en este sentido, independientemente del pasado, en el cual es fácil escudarse para echar raíces en el victimismo y no invetigar las cosas de una forma objetiva y científica. Ah, pero si estás en contra de la neutralidad y la ciencia, solo ves dos bandos a los que alistarse; los "guays" y los "pos"machistas. Los buenos y los malos. Los héroes y los villanos.

Venga, va. Sigue así.

La idea del posmachismo no es más que una nueva de censura para no permitir la crítica a un feminismo que cuyo único logro es haber convertido a la mujer en objeto sexual por méritos propios. El problema real con el feminismo es que es estéril políticamente, por eso hoy se está volviendo a un enfoque de clases y enterrando el feminismo (lean Fortunes of feminism de Nancy Fraser).

Miguel Lorente en el minuto 10:12 de este video, preguntado sobre las ventas de armas a Arabia Saudita, estado que viola sistemáticamente las libertades de las mujeres: http://www.canal.uned.es/mmobj/index/id/6611 "(...) "Son relaciones distintas. A mí se me escapan. Yo soy Delegado del Gobierno y llevo tres años en el gobierno. Lo que sí es cierto es que son relaciones que están ahí pero que no son de consecuencia directa. Ni la desigualdad en Arabia Saudita existe porque España venda armas ni el de dejar de vender armas va a significar que va a desaparecer." (...)

Muy buen artículo. Sin embargo me parece que sería mejor si citara ejemplos específicos con enlaces a las fuentes. Es cierto lo que comenta, lo vemos todos los días quienes estamos al pendiente de esos temas. Pero si se trata de convencer a aquellas personas que han caído en la confusión creada por este posmachismo, me parece que se debería incluir ejemplos claros que no dejen el artículo como una percepción subjetiva.

Espero poder leer nuevos artículos suyos en el futuro donde dedique más tiempo a cada uno de los aspectos mencionados en este, y donde incluya ejemplos específicos.

De pronto como ejemplo del descrédito se me ocurre el caso de Anita Sarkeesian, que fue rápidamente acusada de fraude y se la trató de implicar en negocios sucios, para desacreditar sus opiniones.

Aparte, le recomiendo ver la película argentina Séptimo, una pieza ejemplar de propaganda posmachista donde las haya, que explota precisamente el cliché de la "mujer perversa" y del hombre víctima.

Excelente.

He descubierto este blog hoy por pura casualidad y quiero decir que me ha fascinado. Soy una educadora social encantada por la conciencia crítica tan bien expuesta en este artículo. Un saludo.

A tiempos pasados quieren volver estas feminazis, Yo me niego a aceptar una ley donde se discrimine al hombre, aqui vulnerables somos todos, lo que no puede pretender la mujer es que se lo regalen todo que el mundo disney no existe, y todo lo que se escriba y e crea que no esté por la labor de una ley de genero e igualdad veridica.... es demagogia y se estampará con un buen muro, cuando los hechos y evidencias broten a la luz por si solos.... YA NO ME CONMUEVE EL ANUNCIO DE LA MUJER CON EL OJO MORAO,NO CON ESTA LEY

Juan: "Pero toda discriminación positiva conlleva otra negativa para alguien. Las cuotas son contraproducentes para el discriminado negativamente y para la elegida." Claro, para una igualdad más o menos 50% tu tienes que dejar de ocupar el 90%, por eso la igualdad es negativa para ti.

Resultaría casi divertido, si no se tratara de un tema muy penoso, leer los ejercicios de manipulación de alguien q cree q todos los q no estén de acuerdo con él están en su contra. Señor Lorente: se puede realmente vivir en igualdad y no necesitar leyes discriminatorias. Se puede luchar contra la violencia y a la vez perseguir a quien abusa de una ley en su propio beneficio. Pero eso ud no lo ve, porque no ve más allá de sus propias narices ni de los comentarios que trata de descalificar colocándolos al otro lado de una línea inventada por ud. Según ud, o se es feminista o se es "posmachista", ejem, buenos o malos... está muy equivocado, salga al mundo real...

Ánimo D. Miguel, "ladran luego, cabalgamos". El posmachismo es universal, como lo es el patriarcado. Es evidente que, al igual que sucede en la lucha de clases, en la lucha por el reconocimiento de la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres aquéllos a quienes beneficia nunca la van a apoyar.

Comparto un link muy interesante, algo está bullendo a nivel internacional, esto es lo que tienen en común las MUJERES en todo el planeta... Nuestra esperanza es el FEMINISMO:

http://actualidad.rt.com/sociedad/view/95450-periodista-egipcia-velo-iman

Saludos Pos-Machistas, sean "bienvenidos/as".

¡Ánimo, Miguel! Hay que apoyar las políticas de igualdad y defender a sus representantes:
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=w2HzxzH9jS4

Lo peor es que nos amenaza con más capitulos de este título. Pero olvida que POST es un prefijo que implica un carácter temporal: después, tras. El machismo es ¿tras qué? ¿después de qué?
Tal y como se formula, las actitudes de IGUALDAD REAL son calificadas por el feminismo radical como post-machistas (no se puede escribir en castellano la palabra tal cual la dice usted). ¡Pues vamos bien!
Y las críticas a sus estadísticas, ¿como ataque "cientifista"? Les fastidia que los hayan pillado mintiendo otra vez, claro.

Que se lo pregunten directamente a las mujeres - sin "paladinas" y "paladinos" interpuestos. Pero claro, según lo que respondan estarán "alienadas" o estarán "liberadas" del Patriarcado opresivo, ¿no? Claro que luego una fracción de estas últimas se va de turismo sexual precisamente a aquellos países donde aún hay machos en estado silvestre - o debería decir "posmachista"?.

Gracias por este artículo. Describe a la perfección a un sector que aborrece la igualdad entre hombres y mujeres y llena de comentarios insultantes y agresivos las noticias que tienen una mínima perspectiva de género. Gracias y mil gracias por aportar tanta claridad. Postmachismo es la palabra

¡Impresionante, qué rapido borran aquí algunos comentarios!
¿Quién será este señor que intentan blindar aquí tan celosamente?

Estos casos no nos los cuentan en la TV porque no interesa al negocio de género.
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2013/05/23/matas-mama-deja-pasar-noche-juntos/0003_201305G23P6991.htm
“Recordó que en aquellas fechas navideñas de finales del 2011, esta mujer tenía tan poco dinero como conciencia y no le importó volver a los brazos de su exmarido para aliviar su economía, no para amarlo. Porque tras una separación tormentosa en la que ella lo denunció varias veces -todas archivadas, salvo una en la que ella fue acusada de denuncia falsa-, se arrimó a él sin dejar de verse con Jonnier y con algunos otros más, matiz reconocido por ella misma ante al jurado. No acaban ahí sus manchas. El mando policial, sin ahorrar detalles, aseguró que no le importó manipular a su propia hija para que fuera ella quien asumiera la búsqueda de hombres dispuestos a ejecutar su macabro plan. Para que el jurado se hiciera una idea de lo que podía llegar a hacer, recordó el mensaje que envió su hija de 15 años al presunto autor material en el que le decía: «Si lo matas, mi mamá nos deja pasar una noche juntos». Luego explicó cuál fue la puntilla que terminó de convencer a los autores materiales. La mujer les dijo que Jonnier había abusado de su hija y la había dejado embarazada”

¡Vaya ensalada! Y habla de manipulación postmachista. Por cierto: bonito palabro, ciertamente la neolengua hace grandes progresos. No me extraña que este artículo tenga 10 comentarios y esté en la cola de los artículos de blogs de este decadente boletín del Club Bilderberg. ¿Comentarios de coleguillas, becarios, autocomentarios? Ahora censuráis este comentario, y ponéis el artículo otra vez en la cabecera, jaja, y yo hago circular una captura de pantalla de este post entre mis colegas para echarme unas risas.

¿Otra manipulación de los datos, D. Miguel? Las estadísticas del CGPJ no dicen eso. Al revés. Las condenas solo son 1/3 de las denuncias y el resto (70% son los sobreseimientos y las absoluciones): www.malostratosfalsos.com
O lo que es igual; tras todo el cortejo de denuncias que mantiene el aparato feminista radical, los jueces solo condenan a un 30% de los denunciados.
Mientras, siguen muriendo mujeres (y hombres: 25%)que nunca han denunciado o que lo han hecho e incluso tienen medidas de protección.
Algo falla ¿no? Cambie su discurso e intente averiguar qué es.

Mientras la discriminación ahora sea AL REVÉS, no alcanzaremos la verdadera igualdad. Los hombres que saben de qué va la LIVG (la mayoría de los ciudadanos lo ignoran) protestan con razón. Ya está bien de que la mujer siempre sea la buena y el hombre el malo, malísimo. Eso no es real, por mucho que ustedes se empeñen. Normal que todos los que ven esta injusticia se rebelen contra ella. Normal.

Un artículo lúcido y valiente, como siempre. Gracias.

Comparto un enlace de una Periodista a la que admiro:

http://nuriavarela.com/

No tengo claro si será posmachista poner aquí a la novia de John Carew... pero vaya chavala, en la pestaña de "La chica de WyQ" (a la derecha del todo)
http://www.warrantsyquinielas.com

Y warrants, y la quiniela de la jornada, y bitcoins, información financiera, y música, y oro, y... mucho más

Corrijo el porcentaje de hombres discriminados en el informe de Aído, es el 1,26% y no el 1,28% como, por error, he escrito. Mis disculpas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Miguel Lorente

Miguel Lorente Acosta . Aunque parezca extraño, soy Médico Forense, también Profesor de Medicina Legal de la Universidad de Granada, Especialista en Medicina Legal y Forense, y Máster en Bioética y Derecho Médico.
He trabajado en el análisis del ADN en identificación humana, el análisis forense de la Sábana Santa, y en el estudio de la violencia, de manera muy especial de la violencia de género, circunstancia que llevó a que me nombraran Delegado del Gobierno para la Violencia de Género en el Ministerio de Igualdad.

-->

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal