Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

febrero 2009

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28  

« Suerte del progreso | Inicio | Días Hábiles »

12 agosto, 2007 - 08:39

Dos ciudades, dos encantos

Cuando llegas a Ámsterdam y coges un autobús hacia la plaza Dam, lo primero que ves es un aparcamiento con capacidad para 4000 bicis. Con un poco de suerte, conseguirás llevarte alguna bronca de un ciclista al que le estás cortando el paso; te paras, miras y te recorre una gran envidia al ver una ciudad entera conectada con carril-bici. No es raro cruzarte con ejecutivos en medio de una tormenta que sujetan con una mano el manillar y con la otra sostienen un paraguas a juego con su traje.

Los rojos no usaban sombrero

BLOG INVITADO: Sinsombrerismo

Ámsterdam no es la Venecia del norte, es simplemente Ámsterdam. Paseando entre unos canales donde se mezclan barcas-casa de un lado y casas de fachada limpia que acaban en tejados de peldaño de otro, llegas a la casa de Anna Frank, al museo del loco que se rebanó una oreja en una de sus noches de delirio y doblando esquinas, de repente te sorprende un fuerte olor que proviene de un coffeshop. Amsterdam es diferente, su barrio rojo es más o menos como lo cuentan, pero hay que verlo para que no te metan milongas.

Desde Ámsterdam, te puedes plantar en un periquete en Bélgica, en Brujas (prima-hermana de Salamanca). Para disfrutar Brujas a tope necesitas: visitarla de noche y una cámara de fotos con bastante memoria disponible. Es pequeñita, acogedora, cada paso, cada rincón se convierte en una hermosa postal. Probablemente, la ciudad más bonita en la que haya estado, ¡no os la perdáis!

Dicho todo esto parece mentira que la enfermedad más común por allí sea la depresión, pero es que tanta lluvia, un sol que cuando se deja ver no parece el Sol y un poco de mentalidad germana no lo ponen fácil.

Comentarios

Además en Brujas se come de muerte, hay algún restaurante expectacular.

Además en Brujas se come de muerte, hay algún restaurante expectacular.

hola amigo me gusta conocer sitios y personas diferentes, además soy apasionado por Holanda, cuando va de viaje a algiu lugar ponga mas fotos y escriba más , así me quede con voluntad de saber más ....
graciassssss

alexandre , estudiante universitario de Brasil
Rio de janeiro Brasil

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e398269c088833

Listed below are links to weblogs that reference Dos ciudades, dos encantos:

Prisacom S.A. - Ribera del Sena S/N - Edificio APOT - Madrid [España]