40 Aniversario

Café de Madrid

27 sep 2016

Here Comes The Sun.

Por: Jorge F. Hernández

FullSizeRender

23 sep 2016

Redes

Por: Jorge F. Hernández

Agua de azar

Redes

Ángel Gil Ordóñez es un director de orquesta madrileño, afincado en Washington, D.C. desde hace años y con no pocas notas en su biografía que lo hacen mexicano. Con notable empeño, Gil Ordóñez resucitó de la amnesia la música, fotografía y casi desconocida historia de la película Redes, una joya en blanco y negro dirigida en 1935 por Fred Zinnemann y fotografiada por Paul Strand, el de la lente al óleo, que contribuyó a la consideración de la fotografía como un arte y no una mera ocurrencia de la modernidad. Invitados por el gobierno de México, estos señores filmaron en Alvarado, Veracruz una microhistoria de los motivos, heridas, afanes y dolores de un pueblo de pescadores, las promesas perdidas, la pérdida de la vida que se escapa entre las redes de la realidad así como de vez en cuando cae una buena carga de pescados. Para fortuna del proyecto, la música de la película fue realizada por el genial Silvestre Revueltas y es al día de hoy la única partitura inicialmente pensada para pantalla que se presenta en conciertos sinfónicos, una suite tan descriptiva como los pinceles visuales con los que fotografiaba Strand y tan expresiva como las caras mismas de los pescadores protagonistas de la cinta, donde muchos de ellos –si no, todos—no son actores profesionales. Revueltas, el apasionado compositor, había sido pianista en cines mudos y quizá por ello sincroniza perfectamente el desarrollo de todo lo que pasa en la pantalla con lo que él plasma en partitura y así lo ha entendido Gil Ordóñez que en varias ocasiones ha presentado la película como telón de fondo a la orquesta que él mismo dirige en penumbra.

Seguir leyendo »

21 sep 2016

Adrenalina entrañable

Por: Jorge F. Hernández

Cartas de Cuévano

Adrenalina entrañable

Ron Howard pasó de ser el niño pelirrojo en la prehistoria de la televisión norteamericana al director de cine que ha hecho película algunos de los episodios del mundo que giraba allá afuera, mientras andábamos ocupados en otros planes: la tragedia luego triunfo del Apolo XIII, y ahora los años –mitad de su década—en los que cuatro jóvenes de Liverpool se presentaron en vivo y cambiaron para siempre la adrenalina del mundo. Howard también ha llevado a la pantalla El Código Da Vinci, luego los Ángeles y demonios del mismo autor, pero se conoce que hace en cine lo que atañe a su biografía y hay que reconocerle el cuidadoso empeño en reunir materiales inéditos, entrevistas con dos de los sobrevivientes y grabaciones con los dos ausentes y así confeccionar cada escena para transmitir al espectador de hoy lo que significó en aquel mundo en blanco y negro el fenómeno maravilloso de la música, más que música.

Seguir leyendo »

15 sep 2016

Equis en Madrid

Por: Jorge F. Hernández

Agua de azar

Equis en Madrid

Despeja la equis en la fórmula secreta de la felicidad y confirmas en la bruma que se trata de algo eternamente efímero, instante permanente, quizá no más que un abrazo. Marca con la equis todo aquello que te llena de vida y harás el mapa de una isla desierta donde una mínima señal indica el tesoro de toda una vida. Aléjate y recordarás que México se escribe con equis, por el cruce de tantos enredos inexplicables y porque se nos da la chingada gana: pronunciamos Xochimilco con una ese invisible y Examen como romanos, pero que no nos despeinen la Equis del nombre propio, el ceño fruncido de la marca que nos puso en la frente Alfonso Reyes y así, malhaya quien pronuncie Texas sin el sonido de la jota y bienvenida la inicial personal en el corazón del nombre del país que se vive ahora de lejos.

Seguir leyendo »

01 sep 2016

Por si lo olvido

Por: Jorge F. Hernández

Agua de azar

Por si lo olvido

Probablemente –o más bien, seguramente ya—de mí o de todo o de algo te has olvidado y, mientras tanto, yo seguiré esperando.

No me quería ir, para ver si algún día queriendo tú volver, me encontraras todavía.

Por eso ya no estoy en el lugar de siempre, aunque quién sabe cómo sigo en la misma ciudad y con la misma gente para que tú –al volver—no encentres nada extraño y sea como ayer y nunca más dejarnos.

Probablemente estoy pidiendo demasiado. Se me olvidaba que ya habíamos terminado, que nunca volverás, que nunca me quisiste. Se me olvidó otra vez que sólo yo te quise.

Seguramente estoy pidiendo demasiado, tergiversando palabras ajenas que se volvieron mías en alguna madrugada cantada. Seguramente me confundo entre el que se quedó y el ido, la misma ciudad, la misma gente de un antes que ya se volvió después. En un ayer de no dejarnos de este hoy en que confirmo que a veces las letras simples de trovadores anónimos se vuelven intocables y aunque la confusión encienda la sinrazón de su defensa, habrá quién entienda mejor de estos temas sin tener que citar o cantarlas.

Yo seguiré esperando, y en silencio tarareo canciones que ya se sabe de corazón la memoria. Por si acaso lo olvido.

IMG_9711

 

25 ago 2016

Por: Jorge F. Hernández

Agua de azar

 

Conquistar un vacío

 

La caminata de todos los días también sirve de luto. En realidad, evasión; no quiero pensar en las ausencias, ni imaginar por hoy los dolores de todos los deudos.

Seguir leyendo »

23 ago 2016

De frente

Por: Jorge F. Hernández

Cartas de Cuévano

De frente

Por un infarto que parecía de Miura, llevo un lustro intentando decir – de frente—las impagables deudas de gratitud, los signos de admiración y también el íntimo desprecio e incluso, cuitas siempre pendientes, directamente a quienes corresponden. Decirlo de frente, en vivo y a los vivos (también a mis muertos, confiándoles la espera) y dejar para siempre de arrepentirme por no haber abrazado a los escritores que enseñan en cada párrafo, los amigos incondicionales, los afectos instantáneos y, también los amores contrariados.

Seguir leyendo »

17 ago 2016

En espera de otoño...

Por: Jorge F. Hernández

IMG_9329

13 ago 2016

Pinche nube tan chinchona

Por: Jorge F. Hernández

IMG_9404

11 ago 2016

No río de Río

Por: Jorge F. Hernández

Agua de azar

No río de Río

No es ningún secreto que de un tiempo a la fecha –desde que rompí la dieta—acostumbro presentarme en hoteles y restaurantes como el equipo mexicano masculino de nado sincronizado, argumentando que voy en solitario por falta de presupuesto y corruptelas que provocaron la baja de mis siete compañeros. En algunos comercios me miran atónitos y en mi abono, a veces argumento que soy bastante coordinado conmigo mismo, que ensayo a diario con pinza en nariz y gorro de hule, bajo la regadera y con el Huapango de Moncayo como guía para mi coreografía cetácea. Fuera de broma, muchos gerentes de hotel y jefes de meseros no se sorprenden al saber ya de memoria los muchos enredos burocráticos que trastocan la labor de todo atleta profesional mexicano: deportistas jubilados –casi tan obesos como yo—y funcionarios de corbata, gomina y pantalón largo con valenciana a la medida de sus zapatos nuevos acostumbran enredarse en triquiñuelas presupuestales, cochupos empresariales, desidia ancestral, corrupción endémica, desinterés epidérmico y demás fangos para malgastar los pocos fondos de inversión y abandonar a los atletas en cuanto terminan los desfiles de la ceremonia de inauguración (donde sin justificación alguna también salen sonrientes y agitando banderitas quienes en realidad sólo sudarán por el calor o los fallos en el aire acondicionado de las salas VIP).

Seguir leyendo »

Sobre el blog

Café de Madrid es un blog que extiende -en párrafos, fotos y dibujos- el ánimo de un cronista mexicano por las calles, biografías y párrafos de la Villa y Corte del Oso y del Madroño. Una mirada a los diferentes pretéritos y presentes que le dan vida, los lugares que han desaparecido y las muchas cosas insólitas que la hacen una de las ciudades más enigmáticas e interesantes del mundo.

Sobre el autor

Jorge F. Hernández

Soy escritor y he publicado dos novelas, una de ellas La Emperatriz de Lavapiés que fue Finalista del Premio Alfaguara en 1998; cinco libros de cuentos y cinco libros de ensayo. Tengo las columnas "Cartas de Cuévano" y "Café de Madrid" en EL PAÍS. Hago dibujos y hace cincuenta kilos fui novillero. Sígueme en Facebook.

Categorías

Archivo

septiembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal