José Ignacio Torreblanca

Putin nos regala otoño caliente

Por: | 18 de noviembre de 2014

 

Captura de pantalla 2014-11-16 23.40.21

Esto es un Tupolev Tu-95, un bombardero estratégico ruso. El 31 de octubre, cuatro de ellos, con sus correspondientes aviones nodriza de reabastecimiento en vuelo, se dieron un magnífico paseo por el Báltico hasta Portugal obligando a las fuerzas aéreas de Noruega, Reino Unido y Portugal a lanzar sus cazas en su persecución. 

Ahora, lo que parecía un hecho excepcional se va a convertir en un hecho normal, pues el gobierno ruso acaba de anunciar que retomará las patrullas estratégicas en el Atlántico, suspendidas desde la guerra fría, y que llevan a estos bombarderos hasta menos que el Golfo de México (vínculo adrede la noticia, tal y como nos la cuentan las autoridades cubanas, orgullosas de contar a la gente que "Rusia ha vuelto").

La OTAN está dando cuenta de un incremento sostenido de las patrullas aéreas rusas y de los incidentes entre estas patrullas y las fuerzas aliadas, incidentes que a punto han estado de provocar accidentes en varias ocasiones. Pareciera que Moscuí se hubiera fijado como objetivo poner a prueba la capacidad de reacción de los aliados, y también, hacer visible la presencia de Rusia. Pero también se han dado caso de espionaje (como la detención de agentes rusos que intentaban entrar en territorio estonio) e incluso un caso de máxima tensión: la detección de un submarino, supuestamente ruso, en aguas suecas.  

Seguir leyendo »

Europa no puede ser un garito de juego

Por: | 14 de noviembre de 2014

 

 

Hoy escribo mi columna en la edición impresa de ELPAIS sobre Jean-Claude Juncker y las polémicas revelaciones sobre Luxemburgo y la fiscalidad (#Luxleaks).  Bajo el título “Inmensa estafa”, argumento que Juncker no podía desconocer (como alega) lo que estaba ocurriendo en el país del que era Primer Ministro y Ministro de Finanzas y que si lo desconocía, peor aún.

Estas revelaciones, que debemos a esa organización, International Consortium of Investigative Journalism (ICIJ), que tanto está haciendo por nuestras democracias, no añaden algo que no sepamos: más bien lo confirman. De hecho, la propia Comisión Europea ya llevaba años investigando a Luxemburgo por este tema, en concreto y precisamente, ¡vaya por Dios!, por el acuerdo entre Luxemburgo y Amazon (y también a Irlanda, por algo parecido, véase en el caso de Apple, la entrada en este blog: “Europa contra la manzana que no paga impuestos”).

En rueda de prensa, Juncker ha negado ser el artífice de estos acuerdos pero ha admitido su responsabilidad política por lo que ha descrito como, ¡(otra vez) vaya por Dios! “un exceso de ingeniería fiscal”.  La versión luxemburguesa es que todo es responsabilidad del responsable de la unidad “Sociedades 6” de la Hacienda luxemburguesa,  especializada en vehículos de inversión como las SICAV, patentes y derechos de autor, donde un funcionario ahora jubilado llamado Marius Kohl   negociaba los acuerdos con las grandes auditoras como PriceWaterhouse y Cooper en nombre de las multinacionales y, aparentemente, disfrutaba de una gran discrecionalidad y no rendía cuentas a nadie.

Pero que este funcionario no rindiera cuentas no es una explicación válida: obviamente no tenía que hacerlo, si su misión era captar multinacionales para que esas empresas pagaran impuestos en Luxemburgo en lugar de en otros países, la rendición de cuentas no tenía sentido pues estaba haciendo magníficamente su trabajo: captar más de 1.200 millones de euros en impuestos para repartir entre 500.000 luxemburgueses. Los auditores le llamaban “Mr. Ruling” porque era el quien decidía qué reglas fiscales se aplicarían a estas grandes empresas.

Afortunadamente, existen las hemerotecas. El Diario Wall Street Journal ha sido el primero en hacerles una visita y descubrir esta pequeña joya: una comparecencia en el Parlamento de Luxemburgo en la que Juncker anunciaba orgulloso que gracias a su papel de mediador, dos grandes compañías, America Online (AOL) y Amazon (precisamente el que investigaría posteriormente la Comisión Europea) mudarían sus sedes a Luxemburgo (véase Juncker’s Past Speeches Hint at Tax-Advocate for Luxembourg).

Luxelaks demuestra todo lo que funciona mal en la Europa de hoy. Mientras estados y ciudadanos son supervisados fiscalmente hasta el límite, con estrictas reglas de gasto garantizadas por Tratados, las empresas multinacionales campan libremente por toda Europa buscando acuerdos favorables a sus intereses. Irlanda y Países Bajos, vean este gráfico (cortesía de Wall Street Journal), incurren en las mismas prácticas.

Captura de pantalla 2014-11-13 18.42.07

 

 Dice Juncker que esto servirá de acicate para lograr la armonización del impuesto de sociedades, pero es difícil creerlo: será un proceso largo, habrá estados que se opondrán y al final todo quedará en nada y Juncker podrá decir: “¡yo lo intenté!” Mientras tanto, la ciudadanía tendrá la sensación de que Europa es un garito, una timba donde se juega con los impuestos.

Frank Sinatra y el muro de Berlín

Por: | 10 de noviembre de 2014

 

Las imágenes dicen que fueron los ciudadanos de Alemania Oriental los que acabaron con el muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 cuando decidieron cruzarlo, y luego demolerlo a martillazos. Y es verdad que los alemanes tienen que celebrar el coraje de cívico de los cientos de miles de personas que ocuparon las calles ese otoño.

Pero esos martillazos no fueron sino el acta de defunción de un régimen y de un imperio que estaba técnicamente muerto desde unos meses antes cuando el gobierno húngaro (exactamente el 2 de mayo de 1989) decidió desmantelar las alambradas que separaban su país de Austria. La supresión de esos 240 km de alambradas permitió que los ciudadanos de Alemania Oriental empezaran a escaparse a Alemania utilizando esa ruta. En un día memorable, el 19 de agosto de 1989, activistas de la oposición húngara y del Movimiento PanEuropeo liderados por el Archiduque (y eurodiputado) Otto de Habsburgo organizaron un "Pícnic paneuropeo" en el puesto fronterizo de Sopron, al final del cual 900 germano-orientales escaparon a Austria con el objetivo de pedir asilo político en Alemania Occidental.

Seguir leyendo »

Captura de pantalla 2014-11-05 23.40.00

Todos usamos o leemos la expresión "pato cojo" para referirnos a los Presidentes que, como Obama, están la última parte de su mandato y por tanto saben que no van a ser reelegidos. ¿Pero de dónde viene esa expresión?

No es hasta 1926 cuando se utiliza por primera vez la expresión "pato cojo" para referise a un Presidente, en concreto al Presidente Calvin Coolidge, al que el periódico de Wisconsin Appleton Post-Crescent le dedicó una pieza llamada "Making a lame duck of Coolidge'.

Sin embargo, curioseando por la red [si alguien tiene mejores referencias le invito a enviarlas] he encontrado que la expresión tiene su origen en los mercados financieros y que se remonta al menos al siglo XVIII.

Seguir leyendo »

Voodoo Politics: PODEMOS hace Vudú

Por: | 03 de noviembre de 2014

Captura de pantalla 2014-11-02 22.58.38

 

Las políticas fiscales de Ronald Reagan en los años 80 del siglo pasado merecieron el término de Voodoo Economics (Economía Vudú). Sostenían los economistas reaganianos algo que parecía milagroso: que las bajadas de impuestos aumentarían la recaudación fiscal, es decir que se podía conseguir tener muchos ingresos fiscales con bajos impuestos. Este milagro se produciría gracias al aumento de la actividad económica derivada de la bajada de impuestos. ¿Quién se iba a oponer a algo tan maravilloso? Desgraciada  (o, inevitablemente dirían algunos) las políticas de Reagan condujeron a los déficits fiscales más altos que ha conocido Estados Unidos.

Viendo los resultados de la encuesta de Metroscopia que ha publicado el Diario ELPAIS este Domingo, uno estaría tentado de asignar a PODEMOS el calificativo de Voodoo Politics (Política Vudú).

Cierto que PODEMOS suele ser acusado de prometer cosas imposibles, pero no sería este el sentido en el que PODEMOS merecería el calificativo. Al fin y al cabo, da la impresión de que las promesas de PODEMOS respecto a la gestión de la economía no importan mucho a los potenciales votantes de PODEMOS.

Seguir leyendo »

David Cameron: populista de elite

Por: | 31 de octubre de 2014

Cadaveres-recuperados-Lampedusa_MDSVID20131007_0038_3

En mi columna de hoy en la edición impresa de ELPAIS (“¡Que se ahoguen!) señalo tres momentos populistas de David Cameron, un primer ministro educado en el exclusivo y elitista colegio de Eton. Aporto aquí los datos en los que se sustentan esos tres momentos y completo alguno de los argumentos que allí no he podido desarrollar por falta de espacio.

El primero es el que tiene que ver con la decisión del Reino Unido de retirar su financiación a la Operación Tritón, destinada a sustituir la operación Mare Nostrum puesta en marcha por la Marina italiana después de la tragedia de Lampedusa en octubre del año pasado y que ha permitido (vean los datos de la agencia europea de fronteras, Frontex) rescatar a más de 150.000 inmigrantes irregulares en el último año, una decisión que ha generado fuertes críticas tanto dentro como fuera del Reino Unido [véase la página web de la operación Mare Nostrum donde se da cuenta detallada de las operaciones y dispositivo, que incluye la detención de 330 traficantes de personas en 421 operaciones en 45.000 horas de operaciones en un territorio de 70.000 kilómetros cuadrados].

 

Seguir leyendo »

Pelea en el corazón del euro

Por: | 27 de octubre de 2014

Draghi-weidman
Dicen que el Presidente del Banco Central Europeo (BCE), el italiano Mario Draghi, y el Gobernador del Banco Central alemán (el mítico Bundesbank), Jens Weidmann, no se hablan, que sus relaciones están completamente rotas.  Los personajes no pueden ser más relevantes: Mario Draghi es el salvador del euro con sus famosas 15 palabras pronunciadas el 26 de julio de 2012 (“El BCE hará todo lo que sea para salvar el euro y, créanme, será suficiente) y Jens Weidmann preside una de las instituciones más respetadas de Alemania (seguramente junto con el Tribunal Constitucional no hay nada que los alemanes respeten más), un país donde la estabilidad de precios es más sagrada que la vida.

Al decir de fuentes autorizadas (véase esta magnífica historia publicada por Reuters, Mario Draghi’s German problem), el primero estaría harto de lo que interpreta como constantes sabotajes, filtraciones  y maniobras para dinamitar su posición ante la Canciller alemana, Angela Merkel. Mientras, el segundo, según esas mismas fuentes, consideraría la política monetaria que el italiano está llevando desde el BCE como un ataque frontal a los principios de en los que se basa el euro y, por ende, una traición a Alemania, que poco a poco estaría siendo llevada a hacer aquello a lo que se ha estado resistiendo durante todos estos años: a financiar con un exceso de liquidez las deudas de los irresponsables y gastosos del país del Sur.

Seguir leyendo »

Una Comisión 42% popular, 36% socialista y 12% liberal

Por: | 24 de octubre de 2014

Captura de pantalla 2014-10-23 17.53.40

Fuente: Votewatch Europe

La Comisión Juncker ha obtenido 423 votos (61%) en el Parlamento Europeo, lo que representa una amplia mayoría, pues supera en 106 votos los 317 necesarios para lograr la investidura. 209 eurodiputados han votado en contra (30%) y 67 se han abstenido (10%). 

Dado que Juncker necesitaba 317 votos para pasar y teniendo en cuenta que populares y liberales sólo han logrado sumar 261 votos (el 68% de los necesarios para obtener la mayoría), está claro que el popular Juncker le debe su cargo a los socialistas, que le han dado el tercio de votos restantes que necesitaba.

Si la política fuera pura aritmética, esta Comisión debería ser un 42% popular (199 votos sobre 423); un 36% socialista (154 sobre 423) y un 12% liberal (54 sobre 423).*

¿Será así?  Esa es la gran pregunta, especialmente en lo que se refiere al equilibrio entre austeridad y reformas estructurales, de un lado, y políticas de inversión, empleo y crecimiento, al otro. 

Si miramos con algo de detalle quién ha votado a favor de la Comisión, vemos que Juncker ha obtenido el 98% de los votos de los populares (199 sobre 201); el 85% del voto de los liberales (54 sobre 60); y el 74% de los votos de los socialistas europeos (154 sobre 186). 

Esas dudas sobre si Juncker buscará un equilibrio izquierda-derecha parece ser las que más han pesado sobre los socialistas. Los socialistas españoles, recordemos, se  han abstenido, junto con otros siete (alemanes, italianos y polacos) mientras que 12 (suecos, algunos franceses e irlandeses), han votado en contra. Los laboristas británicos, finalmente, han votado a favor, junto con algunos conservadores británicos. De esa manera, Juncker ha logrado que dos de los principales grupos de socialistas que en junio votaron en su contra (laboristas británicos y socialistas españoles) le den un voto de confianza.

En el extremo contrario, Izquierda Unida Europea y Los Verdes han mostrado una cohesión prácticamente completa: sólo un diputado del bloque de izquierdas se ha abstenido, votando todos los demás 44 en contra, mientras que 44 de los 48 Verdes también han votado en contra, lo que les concede una cohesión de voto del 97% y del 87%, respectivamente.

Para completar los 209 votos negativos debemos añadir a 45 no inscritos, representantes de los partidos eurófobos de extrema derecha que no han logrado grupo parlamentario propio (Frente Nacional de Marine Le Pen, Partido Liberal austríaco, Jobbik húngaro, neonazis de Amanecer Dorado griego, Vlaams Belang belga, Liga Norte italiana y el Partido del Congreso polaco).

A ellos hay que añadir a los 42 eurófobos que sí que han logrado grupo parlamentario propio (Grupo de la Libertad y la Democracia, EFDD), que engloba a al UKIP británico, los "grillini" italianos  así como a 20 euroescépticos clásicos (conservadores británicos, polacos y checos, a los que se añaden los nuevos euroscépticos alemanes de Alternativa para Alemania, fundamentalmente).

  

* La suma es 90% debido a que Juncker ha obtenido 16 votos de otras fuerzas políticas. Véase tabla con el detalle de cohesión de voto por grupo.

Captura de pantalla 2014-10-23 17.54.56

 

El talón de Aquiles de Podemos

Por: | 20 de octubre de 2014

Achilles-arrow-heelLa diosa Tetis, sabiendo que su hijo estaba destinado a ser un héroe, quiso hacerlo inmortal y para ello lo sumergió en la Laguna Estigia. Pero como todos sabemos, al sujetarlo por el talón no pudo evitar que esa parte de su cuerpo fuera vulnerable.

Algo así le sucede a todas las organizaciones democráticas pues desarrollan toda su existencia bajo una contradicción irresoluble. Por un lado, esas organizaciones son fundamentales para la democracia: a través de ella los ciudadanos realizan la democracia, es decir, son representados políticamente y eligen entre alternativas. Pero, por otro lado, para poder cumplir con esas tareas eficazmente deben adoptar estructuras de organización que, inevitablemente, requieren una cierta centralización del poder e importantes dosis de liderazgo (máxime en los tiempos actuales, donde los medios de comunicación tienen tanta influencia).

Seguir leyendo »

España en el Consejo de Seguridad: o de cómo hacer necesidad de la virtud

Por: | 17 de octubre de 2014

Cs
Hay dos maneras de ver la política. La primera identifica la política con la causa de las actuaciones de un gobierno: uno hace tal cosa porque tiene una política. La segunda identifica la política con la consecuencia de lo que uno hace: uno tiene una política porque adopta decisiones, es decir uno no es que tenga una política sino que la política que uno tiene es el resultado de las cosas que, inspirado por diversos motivos, termina haciendo. 

Algo así le pasa a la política exterior española, que lleva una década dando bandazos de un lado a otro. Del atlantismo euroescéptico que terminó por dominar a Aznar pasamos al no-alineamiento que presidió la política exterior de Zapatero, empeñado en la equidistancia ante los grandes conflictos y con una agenda ecléctica entre el Sur y el Norte. Y del compromiso con el desarrollo, el agua, el género y las Civilizaciones (sí, con mayúsciula) de Zapatero, el Gobierno de Rajoy ha pasado a convertir la diplomacia española en una máquina de promoción comercial al servicio de las empresas del Ibex-35 (Marca España), lo que ha exigido un deliberado bajo perfil en cuestiones tanto de seguridad como de democracia y derechos humanos con el fin de no irritar a actuales o potenciales clientes en Asia, África o Latinoamérica.

Seguir leyendo »

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro "¿Quién Gobierna en Europa?" (Madrid: Catarata) se ha publicado en mayo de 2014. Antes, publicó la "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). Todos los viernes en la edición impresa de EL PAÍS.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal