José Ignacio Torreblanca

La guerra de los manifiestos: tu dices federalismo, yo digo piyama

Por: | 22 de julio de 2014

 

 

Abro esta entrada con la fantástica canción de Ella Fitzgerald y Louise Armstrong – Let’s Call the Whole Thing Off sobre una pareja que no se entiende y que pronuncia las mismas palabras de forma diferente (verán la letra al final de esta entrada).

Ello me sirve para analizar los dos manifiestos sobre Cataluña y la reforma de la Constitución que hemos conocido esta semana: el primero, “Una España federal en una Europa federal” ( Descargar Manifiesto federal); y, el segundo “Libres e iguales” ( Descargar Manifiesto libres e iguales), cada uno de ellos apadrinado por personalidades muy relevantes de la vida política y del mundo de las ideas en España.  Algunos (véase la tribuna de Francesc Carreras en el Diario ELPAIS, “Manifiestos complementarios) han querido ver más puntos en común que diferencias. No obstante, la mayoría de comentarios han señalado que los dos manifiestos parten de lugares completamente distintas y, por tanto, llegan a conclusiones bastante incompatibles entre sí.

El primer manifiesto se sitúa en la órbita federalista, el segundo en la órbita liberal. Como argumentaré a continuación, el federalismo, como ideología, sospecha del nacionalismo, por lo que no ofrece un punto de encuentro valido con los independentistas. El problema del liberalismo es el contrario: que ignora que los derechos liberales sólo son posibles (por suerte o desgracia) en el marco del Estado-nación. Eso explica la contradicción de que muchos de los que se dicen liberales y critican a los nacionalismos desde el liberalismo, en el fondo son nacionalistas que no saben que lo son.

Una primera observación que creo que merece la pena hacer es que el federalismo puede ser una ideología o una teoría. Por poner un ejemplo: el comunismo es una ideología; como tal prescribe cómo deben organizarse las relaciones entre clases sociales, el poder político y el sistema económico. Lo mismo puede decirse del liberalismo, que prescribe que la sociedad debe organizarse en torno al principio de libertad individual. También el nacionalismo es una ideología, para la que la identidad colectiva (al contrario que el liberalismo) es el valor más importante.

Seguir leyendo »

Pistolas humeantes que incriminan a los rebeldes prorrusos del derribo del MH17

Por: | 18 de julio de 2014

¿Qué nota ha sacado Rusia en Ucrania? Un 0. O un 10 sobre 10. Depende de cómo se mire. Así lo veo yo en EL PAÍS.

Y después, para seguir hablando de un asunto relacionado, estas son algunas de las pruebas que incriminan a los rebeldes prorrusos del derribo del MH17.*

Pistola humeante 1: Este video muestra un sistema antimisiles BUK, supuesto responsable del derribo, moviéndose en la zona (rebelde) del derribo el mismo día.

 

Pistola humeante 2: después del derribo del MH17, un ciudadano filma un camión transportando un sistema lanzamisiles BUK a toda velocidad en dirección a Rusia. Las fuentes de inteligencia dicen que los rebeldes prorrusos pretenden esconder el BUK en Rusia. De esa manera pueden estar tranquilos de que la misión de la OSCE no encontrará evidencia alguna.

 

Pistola humeante 3: residentes en Torez fotografían un lanzamisiles BUK en la ciudad de Torez, controlada por los rebeldes y cercana al lugar del derribo del MH17.

Captura de pantalla 2014-07-18 17.06.26

 

Pistola humeante 4: Rebeldes prorrusos alardean de tener un sistema lanzamisiles BUK en una cuenta de Twitter. En principio, dijeron que lo habían robado de una base del ejército ucraniano pero el ejército lo desmintió. El ejército ucraniano dice que tiene sus 60 lanzaderas bajo control. Los rebeldes prorrusos utilizan a menudo está excusa (haber saqueado arsenales ucranianos) para evitar reconocer las transferencias de armamento que reciben de Rusia a través de una frontera sobre la que tienen pleno control.

Captura de pantalla 2014-07-18 17.05.55

Pistola humeante 5: El mismo día del derribo, el jefe de los rebeldes prorrusos, Igor Strelkov, identificado como ciudadano y miembro del ejército ruso, anunció el derribo de un avión de transporte militar ucraniano Antonov-26. "Os advertimos que no volaráis sobre nuestro territorio", dijo. Pero resulta que ningún An-26 fue derribado ese día, lo que significa que quizá los rebeldes confundieran el MH-17 con un An-26. Véase la entrada de Strelkov (en la foto) donde alardea del derribo y coloca imágenes de la estela humeante del MH-17. Esta entrada ha sido borrada posteriormente.

Captura de pantalla 2014-07-18 17.34.15

 

Pistola humeante 6: Aquí tenemos las conversaciones interceptadas por los servicios de seguridad ucranianos entre los comandantes rebeldes y sus milicianos sobre el terreno. Como se ve, el intento de ocultación de pruebas y la vinculación entre los rebeldes y Moscú es evidente. 

 

 

Que los rebeldes prorrusos tienen una increíblemente efectiva capacidad anti-aérea es algo probado. Desde que comenzara la crisis han derribado nada menos que 32 aparatos ucranianos, incluyendo helicópteros, aviones de transporte y cazas de combate. Este tipo de acciones refleja la intensidad de los vínculos entre ellos y Rusia, pues revela que Moscú es perfectamente consciente de que sin un mínimo de capacidad anti-áerea los rebeldes no podrían resistir el empuje de las fuerzas ucranianas. De hecho, una de las razones por la que tanto Estados Unidos y la UE han aprobado la tercera ronda de sanciones contra Rusia es por el apoyo militar encubierto que está concediendo a los rebeldes. 

 

* Veáse Financial Times y ELPAIS

Un nuevo comienzo para Europa

Por: | 17 de julio de 2014

Captura de pantalla 2014-07-17 00.52.34
En la edición impresa de este Diario de ayer publicaba un análisis sobre cómo Jean-Claude Juncker había logrado el apoyo de liberales, socialistas y verdes para su investidura como Presidente de la Comisión Europea (Jean-Claude habla italiano). 

Los compromisos que ha adquirido Juncker para los próximos cinco años han quedado plasmados en un documento titulado “Un nuevo comienzo para Europa: mi agenda para el empleo, el crecimiento, la equidad y el cambio democrático”. Ese documento ( Descargar New Start for Europe) es lo que quería discutir con los lectores de este blog.

En mi opinión, ese documento tiene que ser interrogado bajo una doble perspectiva. La primera sería la de si de verdad estamos hablando de una “nueva Europa”, de un “reset” o “renicialización” como gusta decirse ahora o, por el contrario, las prioridades marcadas por Juncker son continuistas.

Paralelamente, tiene sentido discutir si Juncker, un hombre que representa como nadie el establishment europeísta (primer ministro de Luxemburgo durante los últimos 18 años y, a la par, presidente del Eurogrupo en lo álgido de la crisis del euro), es un hombre capaz de liderar esa nueva agenda.

Respecto a la primera pregunta, las diez prioridades de Juncker son las siguientes:

La primera es el crecimiento y empleo, vía un paquete de inversión de 300.000 millones de euros apadrinado por la Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversiones. Esta es la medida estrella del programa y con razón debe situarse en primer lugar. Esas inversiones, de tener lugar, tendrán un importante efecto, aunque falta un cuadro macroeconómico que sea capaz de cuantificar su impacto sobre el crecimiento y el empleo. No cabe duda de que Europa necesita esas inversiones (en infraestructuras físicas o redes informáticas, interconexiones energéticas o ciencia e innovación). Sin embargo, también sabemos que en el pasado, iniciativas parecidas han naufragado o perdido fuelle dada la escasa voluntad de algunos estados miembros y, también, debido a la burocracia de la Comisión Europea, lenta a la hora de poner en marcha estos proyectos. Por tanto, existen dudas legítimas sobre si Juncker podrá cumplir esta promesa de forma que tenga suficiente impacto.

Seguir leyendo »

Regalo veraniego: la fragmentación del poder europeo en formato electrónico

Por: | 14 de julio de 2014

 
 
Ahora que se acercan las vacaciones de verano, ofrezco a los fieles lectores de Café Steiner un regalo: el libro "La fragmentación del poder europeo". El libro se puede descargar gratuitamente en formato e-pub para leer en todo tipo de lectores electrónicos. Para descargarlo, visiten la siguiente página web del Consejo Europeo de relaciones exteriores (acceso a página de descarga). 
 
El libro (232 págs,18 euros en la versión en papel), se publicó en 2011 por la editorial Política Exterior en 2011. Agradezco a la editorial que haya accedido a abrir el libro en formato electrónico para así mejorar su difusión. A juicio de la editorial (un juicio que, cómo no, comparto y agradezco), el libro no sólo no ha perdido relevancia con el paso del tiempo sino que la ha ganado. Desde Ucrania hasta el Mar de la China, pasando por los problemas que enfrentan los BRICS y las difcultades que experimenta la relación transatlántica tras los casos de espionaje más recientes, la Unión Europea sigue siendo un actor problemático y contestado, tan demandado como criticado, tan presente como ausente.
 
Espero que en este libro encuentren claves que les ayuden a entender a Unión Europea que describo como "una potencia introvertida". En el corto vídeo que abre esta entrada encontrarán una explicación sobre el título. También hay otros videos que explican "¿Por qué este libro?", "¿Qué se defiende en este libro?" o "¿Cómo salimos de aquí"
 
Por razones de espacio no pude incluir en el libro todos los datos que me hubiera gustado. Por eso preparé una presentación de PowerPoint con los principales datos y gráficos que acompañan al libro, estructurados por capítulo. Para acceder al archivo PDF, haga clic aquí.
 
Les dejo, ahora sí, con la descripción que en su momento se hizo del libro para la promoción junto con los vínculos a las críticas que ha recibido. A lo largo de esos años, he aprendido muchísimo de los comentarios de los lectores, y espero seguir haciéndolo. No duden en escribir o dejar aquí sus comentarios.
 
 
 

Seguir leyendo »

Norte y sur, ricos y pobres: donde Pablo Iglesias se equivoca sobre Europa

Por: | 10 de julio de 2014

 

Vibrante discurso el de Pablo Iglesias (PODEMOS) ante el Parlamento Europeo. Pero con un error de base muy importante que revela todo lo que desconoce sobre la Unión Europea cuando llama a los diputados de países del Sur a rebelarse y a votar no como izquierda y derecha, sino como griegos, italianos, españoles o portugueses. Recordemos que la noche electoral Pablo Iglesias afirmó que había comenzado el proceso de liberación de España, que España iba a dejar de ser "una colonia de Alemania". 

Pero Europa no se divide entre un Sur donde están todos los pobres y un Norte donde están todos los ricos. En Alemania hay 7,5 millones de personas que viven con "miniempleos" que les proporcionan menos de 450 euros al mes y que tienen que completar con subsidios sociales. Una persona que pase toda su vida en estos miniempleos se podrá jubilar a los 67 años con una pensión de 140 euros pues estos empleos garantizan ¡3 euros al mes de pensión por año trabajado! (véase por ejemplo "La pobreza oculta del milagro alemán", BBC de 5 de febrero de 2014).

También, según las estadísticas, en Alemania una de cada tres personas no puede hacer frente a gastos inesperados, una de cada cinco no puede permitirse irse de vacaciones y un 16 por ciento se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social (véase en "Alemania también hay pobres"). Tampoco son muy diferentes las cosas en el ámbito de la desigualdad: en Alemania hay 135 personas con un patrimonio superior a los 1.000 millones de euros y el 10% de la población más rica posee dos terceras partes de la riqueza nacional. Sin estos datos no se entiende nada de lo que está pasando en Europa. la mayoría de alemanes no se sienten ricos, sino explotados, por unos o por otros. Y lo que peor les sienta es que les digan que son unos egoístas e insolidarios que explotan a los demás.

Las izquierdas siempre han sido internacionalistas porque han entendido que las verdaderas diferencias no están entre países, sino entre grupos y clases sociales, lo que le ha llevado a intentar forjar alianzas de clase transnacionales. Pero hete aquí que Pablo Iglesias llega e ignora la existencia de desigualdades en el Norte de Europa, desprecia los votos de los progresistas de Norte de Europa y pide un voto patriótico del Sur. 

Si algo tiene de meritorio el proyecto de integración europea es que permite a la ciudadanía saltar por encima de sus identidades nacionales y agruparse en función de sus intereses y perfiles socio-económicos. Esta apelación al patriotismo del Sur es una prolongación (¿consciente o inconsciente?) del populismo que Pablo Iglesias aplica en todos sus discursos: ricos contra pobres, Sur contra Norte, el pueblo contra la élite, pero que carece de sentido.

Construir Europa significa tejer alianzas por encima de los intereses de los Estados. Para defender la lógica de los Estados está el Consejo de la Unión. Apelar a esa lógica estatal precisamente en el Parlamento Europeo, que representa a los 400 millones de ciudadanos y ciudadanas europeos mayores de edad y con derecho de voto, es una contradicción absoluta.  

* Dejo aquí a los lectores este informe sobre la pobreza en Alemania (DIW  Descargar 113)

 

Captura de pantalla 2014-07-07 19.07.57Este Diario publicó en su sección “Domingo” del pasado 5 de julio un especial sobre la crisis de la socialdemocracia.  En mi contribución, “La socialdemocracia en la era de la austeridad” aludía al trabajo de sociólogo Wolfgang Streeck, sin duda uno de los mayores expertos en la relación entre capitalismo, democracia y socialdemocracia y director del prestigioso Instituto Max Planck de Sociología (MPIfG), un laboratorio esencial para entender la evolución de nuestras sociedades. El título del artículo en el Diario ELPAIS es un homenaje a Streeck, y especialmente a su reciente libro, que recomiendo vivamente, “La Política en la Era de la Austeridad” (Politics in the Age of Austerity, Polity 2014), del cual es co-editor junto con otros expertos.

Sostiene Streeck en este libro así como en el muy sugerente trabajo “¿Cómo acabará el Capitalismo?” (How Will Capitalism End?, New Left Review 87/2014) que el capitalismo está atrapado en tres problemas: uno, no genera crecimiento; dos, sólo se financia mediante el endeudamiento; y tres, genera desigualdad. Los tres gráficos que Streeck ofrece y que reproduzco a continuación muestran este fenómeno.

El Gráfico 1 muestra las tasas de crecimiento de veinte economías avanzadas de la OECD entre 1972 y 2010. Como se observa, la tendencia es hacia la caída y el estancamiento.

Captura de pantalla 2014-07-07 17.45.00

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguir leyendo »

El nuevo mapa de la desigualdad europea

Por: | 04 de julio de 2014

En un artículo en este diario el pasado día 29 de junio ("La desigualdad en España"), Guillermo de la Dehesa ofrecía un rico análisis de la desigualdad en nuestro país. España, nos decía de la Dehesa, no sólo es hoy el segundo país más desigual de la eurozona (medido vía el coeficiente Gini), sólo por detrás de Letonia, sino un país donde estas desigualdades no sólo se estaban reduciendo, sino incrementándose, en gran parte debido a las cómo están aumentando las diferencias salariales. 

Cortesía de Sofía Pérez, de la Universidad Boston, traigo al blog este utilísimo mapa interactivo sobre la desigualdad en Europa, realizado por la investigadora Olga Tschekassin para el Instituto Brueguel. Tschekassin hace una primera evaluación sobre la base del llamado "índice de privación material severa", una herramienta de análisis sobre la pobreza que utiliza la Comisión Europea y que mide la capacidad financiera de una familia respecto a nueve elementos entre los que se encuentran el pago del alquiler, la calefacción, la electricidad, la alimentación, el teléfono o la lavadora. Se habla de pobreza cuando no se tiene acceso a cuatro de estos siete elementos. Pues bien, este es el mapa de Europa de acuerdo a esta magnitud. 

Captura de pantalla 2014-07-03 19.03.49
 

Seguir leyendo »

La autopsia de las elecciones europeas revela datos desconocidos hasta ahora

Por: | 01 de julio de 2014

Bisturi

Hoy toma posesión el Parlamento Europeo 2014-2019. Imaginemos que llamáramos a los guapos y brillantes chicos y chicas de CSI para que hicieran una autopsia de los resultados de las elecciones europeas. Mi favorito, esa luz azulada, delataría algunas manchas de difícil explicación.

Primera, el candidato popular Jean-Claude Juncker no fue el candidato más votado. Sí, es curioso, para atraer a los electores y desterrar las críticas sobre la lejanía del Parlamento de los votantes nos habíamos puesto de acuerdo en que el candidato más votado sería el próximo Presidente de la Comisión. Pero CSI se puso a rebuscar entre las listas electorales de los 28 Estados miembros que concurrieron a las elecciones y no encontró el nombre de Juncker en ninguna de ellas, ni siquiera en su país de origen, Luxemburgo.

El Partido de Juncker, el Chrëschtlech-Sozial Volkspartei/Parti chrétien-social (CSV/PCS), democristiano, obtuvo tres escaños en Luxemburgo, pero no presentó en su lista a Jean-Claude, primer ministro de Luxemburgo en su país durante 18 años. ¿La explicación? Para unos, que su presencia en la lista de su partido hubiera sido tóxica para los luxemburgueses, hartos de un político eterno que tuvo que dimitir por un escándalo relacionado con los servicios secretos de su país. Para otros, que el propio Juncker no tenía interés alguno en ser europarlamentario: optaba directamente a un puesto ejecutivo. Por tanto, Juncker no quería competir, ni ser parlamentario, pero quería ser Presidente de la Comisión. Curioso.

Segunda, el Partido Popular Europeo no ha ganado las elecciones. Esto les sorprenderá pero los Socialistas Europeos, aunque obtuvieron menos escaños (191) que los populares (221), obtuvieron más votos. Según los cálculos de Daniel Gros, director del Centre for European Policy Studies (CEPS) en Bruselas, los Socialistas obtuvieron casi 100.000 votos más que los populares (40 millones los primeros, frente a 39.900.000) los segundos (ver "Who won Europe?"). Por tanto, si la Presidencia de la Comisión se jugara en una elección directa a una sola vuelta, el socialista Martin Schulz sería hoy el Presidente de la Comisión. Curioso tambíen, ¿no?

Seguir leyendo »

Quién gobierna en Europa: desde Bruselas

Por: | 27 de junio de 2014

 

 

El miércoles 25 de junio se presentó en la Representación Permamente de España en la Unión Europea (REPER) el libro "¿Quién gobierna en Europa?: reconstruir la democracia, recuperar la ciudadanía", del que este bloguero es autor. En la presentación participaron, además del autor, Alfonso Dastis, Embajador Representate Permamente ante la Unión Europea, Joaquín Almunia, Vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de la Competencia, y Claudi Pérez, jefe de la delegación del Diario ELPAIS en Bruselas. Les dejo aquí con el vídeo del evento (cortesía de la Consejería de Prensa de la REPER, ¡gracias!).  

Del libro, publicado por Catarata adjunto la siguiente sinopsis; también el extracto publicado en el Diario ELPAIS el 24 de mayo y la introducción del libro [ Descargar Quien Gobierna en Europa- extracto intro]

Sinopsis

"La crisis del euro ha puesto sobre la mesa la pregunta central del pensamiento democrático: ¿quién gobierna? En estos últimos años, una confusa amalgama de actores e instituciones ha gobernado Europa. Su gestión de la crisis ha sido ineficaz a la vez que opaca e irresponsable desde el punto de vista democrático, pues ni ha generado crecimiento ni ha permitido la rendición de cuentas. Además, ha creado una importante fractura entre acreedores y deudores, Norte y Sur, centro y periferia y miembros y no miembros de la eurozona, lo que ha desembocado en un enorme problema de legitimidad democrática a la Unión Europea, deteriorando el apoyo y la confianza ciudadana al proyecto de integración hasta extremos nunca vistos, alentando a su vez el auge de los populismos euroescépticos y xenófobos. La democracia, entendida como gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, parece haberse evaporado de la esfera nacional, pues las decisiones importantes ya no se toman en casa, sin que a cambio haya reaparecido en el ámbito europeo en un formato legítimo y la vez inteligible para la ciudadanía. Reconstruir la democracia en casa supone hoy construir una auténtica democracia en Europa: ello requiere devolver a los ciudadanos la capacidad de elegir políticas, políticos y el tipo de Europa desde la cual quieren ser gobernados".

 

Son los socialistas, no Cameron, quienes podrían vetar a Juncker

Por: | 25 de junio de 2014

Según escribo estas líneas, Cameron se encamina hacia una derrota humillante. Dicen las crónicas que quiere forzar una votación en el Consejo Europeo sobre la designación del conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker como próximo Presidente de la Comisión.

La decisión se ha de tomar por mayoría cualificada. En la jerga comunitaria esto significa que se necesitan al menos 15 Estados que reúnan 260 votos ponderados (sobre un total de 352 votos) para designar a Juncker. Es una mayoría muy amplia, de casi un 74% de los votos, lo que significa que es necesario un consenso muy amplio. Inversamente, sin embargo, con este umbral tan exigente, resulta muy fácil bloquear la adopción de una decisión pues bastaría el 26% de los votos ponderados (92) para bloquear a Juncker.

La tabla de votos de cada Estado está disponible en este gráfico interactivo, que reproduzco aquí y al que se puede acceder en la siguiente página web del Consejo). Pueden jugar un poco con la aplicación y verán que el Reino Unido necesitaría sumar unos cuantos países para lograr esos 92 votos. Curiosamente, los cuatro líderes que se reunieron recientemente en Suecia para intentar presionar a Merkel (Rutte por Países Bajos, Merkel por Alemania, Reinfelft por Suecia y Cameron por el Reino Unido), no conseguirían formar una minoría de bloqueo (tendrían sólo 82 votos ponderados). Vean el siguiente pantallazo.

Captura de pantalla 2014-06-25 00.18.23

 

Por tanto, Cameron tenía delante de sí una misión tan imposible que ni sumando a Alemania lo hubiera logrado. ¿Pero y los socialistas? Los principales líderes socialistas se reunieron en París este fin de semana y decidieron, a iniciativa de Hollande, apoyar a Juncker, tanto en el Consejo como en el Parlamento. La lista de los reunidos allí incluía los jefes de Gobierno de: Francia, Italia, Dinamarca, Rumanía, Eslovaquia, República Checa, Malta, Austria y Bélgica. Veamos cuántos votos ponderados reúnen en este momento los socialistas que se reunieron en Paris [*]

¡Sorpresa! Los socialistas reunidos en París podrían bloquear holgadamente el nombramiento de Juncker, pues reúnen nada menos que 120 votos ponderados. Cierto que tanto en Austria como en Bélgica, los socialistas están en coalición con liberales o conservadores por lo que podríamos dudar de esos votos. Si ambos países se abstuvieran, Juncker seguiría contando con un número insuficiente de votos (232). Así pues, los socialistas estarían todavía en los 98 votos, lo que significa una clara minoría de bloqueo.

Captura de pantalla 2014-06-25 00.23.24

Cierto que no todos los gobiernos socialistas están en mayoría y, por tanto, deberían pactar su voto con liberales (véase este mapa de Europa con las distintas coaliciones), pero el argumento a donde quiero llegar es el mismo: Juncker será presidente gracias a que los socialistas lo van a votar dos veces: una en el Consejo, donde podrían bloquearlo, otra en el Parlamento, donde también podrían bloquearlo pues sin los votos de los socialistas Juncker nunca lograría la investidura.

Así pues, los socialistas han preferido repartirse los principales puestos de la UE con los conservadores a pasar a la oposición. No lo juzgo, sólo lo describo. Sólo apunto que esto pone en evidencia lo alejado que la Unión Europa está de lo que los politólogos llamamos un “modelo de Gobierno con partidos en competición”. En dicho modelo los partidos compiten en torno  a candidatos y programas diferenciados y el resultado es que el ganador gana y el perdedor pasa a la oposición.

Aquí, la “oposición” es bastante suculenta: incluye, parece, la Presidencia del Parlamento Europeo (para el cabeza de lista socialista, el alemán Martin Schulz), la Presidencia del Consejo Europeo (se dice para la danesa Helle Thornig-Schmidt) y el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad (para ¿?). Los socialistas estarían de hecho gobernando en coalición con los populares. ¿Es esto lo que prometieron durante la campaña?

 

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro "¿Quién Gobierna en Europa?" (Madrid: Catarata) se ha publicado en mayo de 2014. Antes, publicó la "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). Todos los viernes en la edición impresa de EL PAÍS.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal