José Ignacio Torreblanca

La diplomacia del caviar: de Valencia a Azerbaiyan

Por: | 24 de enero de 2013

Azerbaijan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Traigo a los lectores de Café Steiner algo bastante insólito: la petición de dimisión del español Pedro Agramunt, miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y Senador del Partido Popular por la Comunidad de Valencia (esta es su página web en el Senado).

Formula la petición un think tank o centro de investigación de reconocido prestigio: el European Stability Initiative (ESI), un centro de análisis independiente con oficinas en Berlín, Bruselas y Estambul que desde 1999 estudia los procesos de transición democrática en los Balcanes, Europa Central y Oriental y el espacio post-soviético. ESI nació en Sarajevo en 1999 cuando ocho jóvenes con una amplia experiencia trabajando para organizaciones internacionales y de derechos humanos decidieron fundar un centro de análisis y estudio.

No quiero prejuzgar las graves acusaciones que ESI vierte sobre el Senador Agramunt, a quien naturalmente asiste la presunción de inocencia, pero conozco muy bien desde hace años el trabajo de ESI así como el de sus directivos, en especial su director Gerald Knaus, del cual tengo la mejor opinión en razón de su compromiso con una Europa abierta, la democracia, los derechos humanos  y los derechos de las minorías. Knaus y su equipo conocen de primera mano a la sociedad civil, a las organizaciones de derechos humanos y los activistas y opositores de casi todos los países de los Balcanes, el Cáucaso y Asia Central. Me parece por tanto que sus acusaciones deben ser tomadas en serio e investigadas, pues provienen de personas que tiene una credibilidad muy establecida.

¿Pero de qué acusa ESI al Senador Agramunt exactamente? Para saberlo y juzgar por sí mismos deben leer estos dos informes: uno “La diplomacia del caviar: cómo Azerbaiyán silenció al Consejo de Europa” (mayo de 2012) y, dos, “Un retrato del engaño: monitorizando a Azerbayán o por qué Pedro Agramunt debe dimitir” (22 de enero de 2013). Resumiendo mucho porque el informe está lleno de matices, ESI denuncia que el Senador Agramunt, cuyo papel como ponente sobre la situación de la democracia y los derechos humanos en Azerbaiyán consiste en dar voz a la oposición a la ciudadanía de ese país se ha convertido en la práctica en unos de los mejores aliados que el régimen de Aliyev tiene en Europa.

Recordemos que Azerbaiyán, con nueve millones de habitantes, es unánimemente considerado un país “no libre” pro todos los organismos internacionales. Gobernado después de la independencia por Haydar Aliyev, a la muerte de este le sucedió su hijo Ilham Aliyev, que ganó las elecciones de 2008 con un “nada sospechoso” 88.73% y que, viendo que se le acababa su segundo mandato, convocó un referéndum constitucional en marzo de 2009 donde el 92% de los votantes se mostraron encantados de reformar la Constitución azerí para que Aliyev pudiera seguir gobernándoles como le viniera en gana.  Véase las informaciones sobre el penoso estado de las libertades en este país de Amnistía Internacional, Freedom House y Human Rights Watch, entre otras. La OSCE, desde luego, certificó que las últimas elecciones fuero de todo menos libres (ver informe).

ESI acusa a Agramunt de manipular los informes de los observadores sobre el terreno, silenciar las violaciones de derechos humanos, tomar siempre partido por el régimen, inventar supuestos “progresos democráticos”, justificar la represión aludiendo a la amenaza islamista, en definitiva, de haberse cambiado de bando, hasta el punto de llegar a bloquear y torpedear iniciativas de sanción o denuncias a Azerbaiyán.

No son muchos los españoles con puestos de responsabilidad en organizaciones internacionales, ni tampoco muchos aquellos a los que se les encomienda la supervisión de la democracia y los derechos humanos de los ciudadanos de otros países. Pero por esa misma razón, su actuación debería estar más allá de toda duda.

Hay 4 Comentarios

Manolo: No olvides la palabra mágica: TRINCAR

Nunca me gustó mucho. Knaus, bastante más

Si es que España es ese pais en el que sus politicos venderian a su madre o al pais por aparecer en Davos, y no porque les interese o tengan algo que decir, sino por...IMAGEN. solo por eso. por aparecer. y asi nos va.

Qué pena... Pero que podemos esperar, si permitimos que nos roben en nuestra cara y parece que ni nos inmutamos, En cargos internacionales razón de más para no tener que ser honrados, en la clase política española esta visto que el que no roba es porque es el más tonto...

http://diariodeunacleptomana.blogspot.com.es/2013/01/en-argentino-todo-suena-mucho-mejor.html

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal