José Ignacio Torreblanca

¿Existe la germanofobia?

Por: | 16 de mayo de 2013

Captura de pantalla 2013-05-14 a la(s) 21.06.59

 

Dirán que Café Steiner esta “Germanobsesionado” (véase últimas entradas sobre Alemania) pero, sin duda, con la posición tan central que tiene Berlín en esta crisis, tanto para bien como para mal, es difícil evitar centrar el foco de atención en Alemania.

Es por esa razón que desearía llamar la atención de los lectores de Café Steiner sobre el término “Germanofobia”, que está comenzando a extenderse (véase por ejemplo la reciente entrevista en Der Spiegel con el historiador británico Brendan Simms a raíz del artículo de este en The New Statesman sobre “El problema alemán o este programa de la televisión francesa, France2, dedicado monográficamente a la cuestión tras la polémica provocada por la acusación del PSF a Alemania de "intrasigencia egoísta").

En todo conflicto político, ideológico o económico, el lenguaje es importante. Por eso me parece relevante que, desde Alemania, se despachen las críticas hacia la política de Merkel con la acusación de “Germanofobia”. ¿Es esta acusación cierta, o se trata de una argucia que pretende evitar un debate político que produce incomodidad? En mi opinión, se trata más de lo segundo que de lo primero. ¿Por qué?

Sin quitar importancia y gravedad a las comparaciones con el nazismo, la aparición de esvásticas o las comparaciones de Merkel con Hitler, creo que no podemos hablar de “Germanofobia” sólo porque se critique, aunque sea de forma excesiva, injusta e incluso cruel la posición de Alemania. Puede que me equivoque, invito a los lectores a debatir, pero en mi opinión, la fobia hacia cualquier grupo humano exige y/o supone un sentimiento de superioridad racista, es decir implica una afirmación de la inferioridad cultural, genética o étnica del grupo criticado así como la imposibilidad de un trato “normal” con ese colectivo.

La “islamofobia”, por ejemplo, predica que los musulmanes son, como mínimo, unos pobres ignorantes, y como máximo, potenciales terroristas. Judíos, gitanos, homosexuales y otros grupos han experimentado a lo largo de la historia, y desgraciadamente, todavía lo hacen, lo que significa que un colectivo sea odiado por una serie de características personales, sean religiosas, étnicas o culturales.

La pregunta es, ¿se critica a Alemania, las políticas de Merkel (o su ausencia), o a los alemanes? Y si se hace, ¿sobre qué parámetros se hace? Parte de la respuesta está en la encuesta que el Pew Center acaba de publicar describiendo a la UE como “El enfermo de Europa”.

Excepto en Grecia, en los otros seis países, además de Alemania, que forman la muestra (Reino Unido, Francia, Italia, España, Polonia y la República Checa), los alemanes son considerados la gente en la que más se puede confiar. Vale que en cinco países (incluyendo España) los alemanes también son considerados los “más arrogantes” y en seis los “menos compasivos”, pero también es cierto que los franceses desconfían más de Grecia que de Alemania y se consideran a sí mismos los más arrogantes (algo en lo que los alemanes y británicos coinciden) mientras que los españoles desconfían más de los italianos que de los alemanes. No son datos que nos permitan establecer certezas matemáticas, pero creo que para hablar de Germanofobia, necesitaríamos primero que la opinión mayoritaria fuera que los alemanes son malvados o bien inferiores, y ninguna de las dos cosas parece evidente por el momento.

El verdadero problema que pone de manifiesto el estudio de Pew es la sima de percepciones que se ha abierto entre Alemania y el resto de los países. En Alemania y a los alemanes las cosas les van razonablemente bien. Un 75% de los alemanes piensa que las cosas van bien, frente a una media del 9% en la UE y un 74% piensa que Merkel lo está haciendo bien, frente a sólo un 26% en el resto de países que piensa que sus líderes están a la altura. Así que, mientras los ciudadanos del sur, incluyendo Francia se muestran totalmente pesimistas acerca del futuro, se encuentran profundamente deprimidos y ven a sus líderes como unos incapaces y sus democracias vaciadas de contenido, en Alemania nadie parece percibir un problema de liderazgo ni de déficit democrático (su Parlamento examina con detalle cada decisión europea del Gobierno).

Esa desconexión entre electorados hace que la crítica que viene desde fuera sea percibida como extraña e injusta. Es evidente que, de profundizarse y sostenerse en el tiempo, las actitudes hacia Alemania se deteriorarán, pero no parece que en estos momentos se pueda calificar la crítica a Alemania como germanofobia.

Hay 34 Comentarios

José Ignacio, trate de evitar lo facilón y vaya al meollo de las cuestiones, y a las cuestiones que realmente importan. Los ciudadanos europeos son muy parecidos, apenas los separa una lengua, una cultura, unas políticas, un clima. ¿Por qué no trabajar algo mucho más digno, con la finalidad de que la gente piense, se eduque, aprenda, recuerde que pertenece al género humano, etc.? Le sugiero como próximo tema fóbico la delincuencia financiera, el criminal capitalismo salvaje, y siempre por ahí, al menos mientras dura esta guerra, que debe librarse contra todo ello y contra quienes les sirven de mamporreros, representantes políticos o no. Uno, porque el objetivo se lo merece y es infinitamente más claro, concreto, justo y ético que los alemanes, o los griegos o los ingleses -incluso, fíjese, los ingleses-, así en su conjunto mencionados, dos, porque corren malos tiempos para emponzoñar el recreo, que tal parece usted un chavalito de la ESO, jugando a ver quién la tiene más larga. Un saludo de una terrícola.

No creo que exista la Germanofobia lo que existe es un cabreo creciente y creo que no tanto con los alemanes sino con la estimada, cada vez por mas países, Merkel.

Existe e irá increcendo... cosa lógica por otra parte, en el momento actual

http://www.warrantsyquinielas.blogspot.com
http://cort.as/42WI

Fabian, estoy seguro de que es como dices, ya que las fobias nacionalistas, por definición, se retroalimentan. Pero nuestra labor debería consistir en desactivarlas, nunca alimentarlas. Piénsalo bien: ponte en la piel de un alemán que lee la prensa española, en la que un día tras otro les hacen (hacemos) responsables de todos nuestros males, o que lee algunos de los comentarios de este blog. ¿Qué crees que pensaría?

Luis, pásate por los medios alemanes, léete los comentarios de los lectores alemanes, y luego nos cuentas quien se lo tiene que hacer mirar, y quién tiene fobias. Saludos.

José Ignacio: dices que la fobia hacia cualquier grupo humano "exige y/o supone un sentimiento de superioridad racista, es decir implica una afirmación de la inferioridad cultural, genética o étnica del grupo criticado". No estoy de acuerdo. La fobia no requiere ninguna de estas connotaciones. Según la RAE, "fobia" implica, simple y llanamente una aversión obsesiva a alguien o a algo. Ese es, precisamente, el sentimiento que se está extendiendo en la población de Europa del sur con respecto a Alemania (y los alemanes). ¿Crees que no hay germanofobia en España? Mira los comentarios a tu blog para salir de dudas, algunos asustan... Creo que sería bueno que todos (incluidos los que tienen responsabilidades políticas y los medios de comunicación) reflexionemos seriamente si estamos combatiendo este tipo de sentimientos o si, en realidad, no estamos alimentando la bestia.

Pues yo vivo actualmente en Alemania. Trabajo para una empresa que tiene una plantilla "multiculti"( es decir , de diferentes países) entre la que , claro está, también hay alemanes. Yo no los veo tan diferentes a los demás. Bueno, quizás el hecho de estar en su país les hace ser a algunos tan orgullosos, xenófobos, y sabelotodos como muchos españoles suelen ser. Respecto a la política, cualquiera sabe que es cíclica. Tanto en Alemania como en el resto de las democracias occidentales. Solo que el sis tema de partidos es más variado y el votante alemán nunca da mayoría absoluta a ninguno de los dos grandes partidos. Conozco a algunos que están deseando que "Angie se vaya a tomar una de gambas". Pero el problema es que todavía no son suficientes y la situación por aquí no parece tan cruda.

Por cierto, decirle a Sashimi, que puede que en UK sean peores, y que sean más cabezones con la austeridad, y que si ellos "mandaran" en vez de Alemania, serían peores....
el tema es que Alemania está en el Euro y UK no, además de que cuando quiere "no" está en la Unión Europea.... con lo cual, en determinados ámbitos se pueden imponer menos que Alemania, y por eso ésta y no UK, es la que causa la Fobia.

Bueno, supongo que el autor no se leerá los comentarios pero por si acaso....

El artículo, en mi opinión, no sirve para medir o hacer estadísticas de si hay o no germanofobia.

Por varios motivos:
- Se cita la "islamofobia" como tratar de ignorantes culturales a los islámicos o incluso de terroristas.... pues bien la germanofobia podría ir más hacia el odio al terrorismo que hacia la ignorancia cultural. Los "germanos" no son terrorias de a pie, ni ciber terroristas, son terroristas financieros o económicos (no sé si se ha acuñado algún término para referirse a esto). Los terroristas extorsionan a sus victimas para conseguir sus objetivos, los "germanos" extorsionan a los países deudores para imponer su modelo financiero-económico-político de austeridad. Los terroristas usan la violencia y las amenazas, los "germanos" usan la amenaza de "pegarnos el tiro financiero" o dejar que el país haga "crack". Los terroristas ponen bombas, los "germanos" lanzaron una bomba en Chipre para matar ese paraíso fiscal (vale que no están bien los paraísos fiscales pero no tenían porqué volar por los aires la isla diciendo que no se respetaban ni los fondos que la UE decía que respetaba).... Conclusión... si hay islamofobia, podemos decir que puede haber germanofobia desde el punto de vista odio/miedo al terrorismo.
- No se cita en el artículo que pueden surgir odios/miedos a otros pueblos por nuevos motivos hasta ahora no recogidos en sentimientos racistas... quiero decir, que hasta la fecha no se haya odiado a un puedo por otros motivos que no sean "ignorancia, pobreza, debilidad, terrorismo..." no quiere decir que no pueda surgir otro motivo para el odio/miedo. En el caso de la germanofobia, surge el concepto de "dictadura". Los germanomófogos ven a Alemania como una dictadura Europea, porque creen que el dominio que Alemania quería imponer en la Europa del siglo XX y que la II G.M. truncó, lo están consiguiendo ahora, a golpe monetario en vez de a golpe de fusil-cámaras de gas-exterminio.
-La germanofobia que pueda haber o no, hoy por hoy, si no se extiende más allá, bajo mi punto de vista, se basa sobretodo en las instituciones/nación/políticos alemanes, no en los ciudadanos alemanes (aunque extrapolar la fobia a sus ciudadanos es una, cada vez más delgada, línea que de seguir así acabaremos cruzando).
- Todos los países encuestados menos Grecia, creen que Alemania da la mayor confianza.... bueno, esto puede ser muy negativo, si esta confianza se basa en pensar que son tan cuadriculados que "siempre" sabemos como van a responder, así que el que confiemos en ellos más que en otros países no quiere decir que no exista la germanofobia, por el contrario sí percibimos a Alemania como poco compasivo.... los estrechos de miras, rudos, cuadriculados... no suelen serlo. Esto más bien apoyaría la existencia de la germanofobia.

Resumiendo, el artículo y el sondeo del que procede, no demuestran o no si hay o no germanofobia. Personalmente creo que es un "sentimiento" que existe, que de momento separa al ciudadano de a pie (que "no" tiene la culpa de lo que hacen sus políticos) de los "entes" financieros-políticos-económicos, que son los que están "intentando dominar Europa". La única manera de "parar" que crezca la germanofobia es que cambien el discurso, que dejen de exprimir a los "deudores", que dejen de imponer su austeridad (ahora llamada impulso reformista que desde lo del escándalo del modelo económico mal formulado la palabra austeridad les da cosilla decirla), y que suelten un poco el "chorro" económico.... por que se verán como acreedores.... pero no sueltan "la pela" para que sea efectiva esa deuda hacia a ellos.
También rogaría a los Alemanes que hagan un poco de memoria histórica, de unos 10-20, años atrás. Porque parecen tener alzheimer y se han olvidado de cuando ellos estaban pasando una leve recesión en la que a la mayoría de los países nos hubiera venido "bien" subir un poco los tipos de interés, entre otras medidas, y la Unión económica se contuvo para no "gripar" más a Alemania que por aquél entonces se encontraba apretándose "la economía".... de haberlo algunas de esas medidas, cabe pensar que la burbuja nunca hubiese sido tan tan tan tan gorda.
un saludo

No creo que en España la germanofobia sea real - los españoles están 'cabreados' por su situación - culpan a Bruselas - a Berlín o a Fráncfort - la población está desorientada - mientras los políticos españoles en el poder ocultan la veracidad de los hechos. La verdad aflorará en algún momento - así como descubrieron que, España no estaba en la Champions-League de las economías y, que España no tenía el mejor sistema financiero del mundo. Lo que no han podido ocultar son los más de 6 millones de parados en mayores de 25 años - el 57% de paro juvenil - y, la exportación de profesionales cualificados. Hoy se ha reunido Mariano Rajoy con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, con Jesús Terciado de la Cepyme y los del sindicato UGT (Méndez) y CCOO (Toxo) - 'gran pacto' al tacho de basura - 3 horas desperdiciadas. El "New Deal para Europa" es un plan elaborado por Alemania y Francia, el que se presentará el 28 de este mes en París, apoyado por el BEI. Supongo que los créditos estarán sujetos a ciertas condiciones, las que se darán a conocer oportunamente.

No creo que en España la germanofobia sea real - los españoles están 'cabreados' por su situación - culpan a Bruselas - a Berlín o a Fráncfort - la población está desorientada - mientras los políticos españoles en el poder ocultan la veracidad de los hechos. La verdad aflorará en algún momento - así como descubrieron que, España no estaba en la Champions-League de las economías y, que España no tenía el mejor sistema financiero del mundo. Lo que no han podido ocultar son los más de 6 millones de parados en mayores de 25 años - el 57% de paro juvenil - y, la exportación de profesionales cualificados. Hoy se ha reunido Mariano Rajoy con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, con Jesús Terciado de la Cepyme y los del sindicato UGT (Méndez) y CCOO (Toxo) - el 'gran pacto' al tacho de basura - 3 horas desperdiciadas. El "New Deal para Europa" es un plan elaborado por Alemania y Francia, el que se presentará el 28 de este mes en París, apoyado por el BEI. Supongo que los créditos estarán sujetos a ciertas condiciones, las que se darán a conocer oportunamente.

España tiene un balance negativo en su relación con Alemania durante los siglos XX y XXI.

1º Los teóricos del nacional-socialismo consideraban a los latinos como una suerte de subraza mestizada e inferior al prototipo nórdico pelirrubio y ojiclaro.

2º La Legión Cóndor bombardeó sin piedad a la población de varias ciudades españolas durante la Guerra Civil, como Santander, Bilbao o Guernica.

3º Los emigrantes españoles no fueron especialmente bien recibidos en Alemania, donde frecuentemente sufrían el rechazo de los nativos.

4º El Gobierno alemán, no elegido en las urnas por los españoles, nos impone recortes que junto con la presión de la Troika nuestros cipayos coloinales aplican escrupulósamente.

Europa ha muerto, viva el IV Reich!!!

La sra. Merkel tiene verdadera obsesión con los paises del Sur porque está convencida, se dice también o por lo menos de a entender, de que los alemanes son una raza superior. No tiene que molestarle a Merkel el que le comparen con Hitler, no no se le dice que sea nazi pero, a mi entender lo que está haciendo lo hace por creerse superior y tirando un poco de la literatura de la ciencia-ficción tal vez esté convencida de que Alemania va a dirigir los destinos y mandar en toda la UE. ¿A esto que se le puede llamar, tal vez dominación pacífica de la UE por parte de Alemania?. ¿Qué pensamientos tendrá para el futuro de la UE?. Una señora que está empecinada en el ajuste del déficit y no deja que se cree empleo ni crecimiento no se le puede llamar cuando menos dictadora económica de la UE?. Y para terminar que clase de UE es esta donde el presidente no pinta nada y solo se hace lo que dice Alemania.

En Alemania existe una solidaridad social que no se da en otros países europeos. Dado su tamaño (no es Noruega) esto es percibido como una amenaza por los demás, pues los países unidos suelen convertirse en dominantes. De ese miedo nace del resentimiento. Contrástese por ejemplo, con la desintegración social de Gran Bretaña y Francia o España (en cada caso por motivos diferentes). Sin embargo no creo que esté en la mentalidad alemana actual _someter_ a otros países digamos en plan colonial. Quizá sí _alemanizarlos_ en cierta medida, cosa que por mi parte me parecería excelente. Por lo de la solidaridad social, más que nada.

Estaría bien explicar a los alemanes en qué consiste que pongan dinero sobre la mesa porque que yo sepa, ni es gratis ni se ha dicho que no haya que devolverlo. Si hablamos de las aportaciones al fondo común europeo, todos aportamos , cada cual en su proporción. Si hablamos del dinero que hace años dejaron a los bancos, fueron inversiones financieras porque consideraron bueno y rentable prestar dinero a los bancos españoles. Entre otras cosas, la afluencia de este dinero parece que es parte de la causa de nuestra burbuja inmobiliaria a través del crédito ilimitado, pero éso es otra historia.
En definitiva, alguien me puede explicar qué nos han regalado.
Lo que sí parece, es que por el momento, la crisis de los paises del sur de Europa les está ahorrando cerca de 20 mil millones en coste de su deuda. No está mal. EL país enfermo ayuda al país sano.
Que miren en sus cajas de ahorros y saquen los datos. No lo harán porque el coste de su deuda se incrementaría automáticamente ( y la nuestra probablemente se reduciría). Probablemente no sea así. pero da la sensación de que se están aprovechando de las miserias de los demás. Y a todo ésto, Qué hacemos para unir la UE? Es la solución a la crisis y los lideres actuales, incluida Frau Merkel parecen jugar con fuego.

Germanofobia yo no lo veo pero catalanofobia si.

Germanofobia yo no lo veo, catalanofobia si.

q va a existir , al contrario son admirados , solo wq son frios y algo arrogantes

Hace bastantes años, Der Spiegel me parecía una gran revista. Le había perdido la pista casi desde entonces y cada vez que usted nos la hace mirar, me sorprendo de lo que leo.
No tengo ni idea de quienes son los redactores pero es obvio que las preguntas del periodista no son nada inteligentes y que sus reportajes en general no son elegantes ( por decir algo ). No me parecen propios de una prensa independiente.
La primera vez que aterricé por esos lands se cayó el muro.¡Que tiempos!. Después, aunque al margen completamente de la política, viví los años inmediatos que siguieron a la reunificación alemana y mi impresión fue de que la sociedad aquella era capaz de aceptar una solidaridad impuesta desde la nómina, pues nos quitaban literalmente un porcentaje que venía específicamente destinado a ese fin:
" antiguos alemanes del Este".
Obviamente, también escuchaba los comentarios cuando los del "oeste" empezaban a ver a los otros cambiar de coche o comprarse compulsivamente teles, radios...con "su dinero". Algo que como espectadora entendía perfectamente, pero que no pasaba de ahí. Sin embargo si que me impresionó el acatamiento y la creencia de ese pueblo que no se cuestionaba a sus políticos. Por otra parte, el marco seguia contentando a todos y no hubo grandes desequilibrios.
A nosotros, los del sur, nos veían exactamente como nos ven ahora, bastante desde fuera, criticando nuestra forma de vivir alegre y despreocupada. Yo jamás comprendí como se puede vivir reservando vacaciones con seis meses de antelación, o no pudiendo ir a casa de tu mejor amigo sin avisar. Cuestión de sentires.
Fue interesado e intencionado su préstamo y su política económica de "fondos estructurales" y tienen al pueblo de su lado de nuevo porque es la misma historia. Y el pueblo, que está compuesto de personas, muchas de ellas admirables, no acaba de darse cuenta de que como aquí y en la mayoría de los sitios, sigue siendo utilizado a través de sus salarios y manipulado a través de sus emociones para que los de siempre sigan con eso de "hagan juego señores".
No se, pero es la gente, la que desde dentro, debería reflexionar. Me gustaría escuchar voces alemanas que disientan de las políticas de su país, pero mis amigos de allí también están cansados y no muy alegres con todo esto.

Nacho, respeto la opinión que viertes en este artículo y coincido con ella en varios puntos, pero creo que estás en algunos errores de partida; generalidades fáciles de entender pero complicadas de aceptar a partir de la reflexión.
Estoy de acuerdo en que los políticos utilizan frecuentemente la generalización de una percepción para evadir su culpabilidad en un problema: la Sra. Merkel, sus medios de comunicación afines y sus correligionarios, prefieren trasladar al pueblo alemán las críticas vertidas sobre su actuación respecto a otros pueblos europeos, pero las percepciones de la personalidad de cada pueblo existe por encima de etnias y pueden ser apropiadas sin caer en lo peyorativo, en el racismo. Si alguna calificación subyace en las críticas al pueblo alemán en la situación actual, apostaría que se refiere a la facilidad de ser manejado, y eso es especialmente denotado cuando quien lo hace refleja una ideología de movimientos pendulares en sus declaraciones de fe, creencias inexistentes salvo que se concreten en buscar el interés propio aún con la mentira interesada como herramienta.
Esa permeabilidad de criterio, fácil de manejar por el (o la) líder que la trate, no obvia la personalidad del pueblo alemán (no solo formado por la raza de la que hablaban el austríaco Hitler y el alemán Himmler) anclada en la soberbia, sino que la convierte en una tecla fácil de tocar para conseguir un sonido conveniente. Soberbia posiblemente justificable como mecanismo de defensa por sus varios fracasos en el intento de dominar otros pueblos, que ahora podrían haber pasado de la violencia física al manejo financiero. Eso sí, si hablásemos de soberbia como calificativo, también sería útil para definir a ese pueblo, un colectivo confiable por su sentimiento de superación a la hora de perfeccionar resultados en utilidades, porque eso conduce a una macroeconomía estable. Pero en este caso lo uso como sustantivo, lo que define los límites que el alemán puede tener y que todo pueblo tiene, aunque las guías sean distintas. E insisto, en Europa hablo de pueblos establecidos por fronteras marcadas políticamente, no de etnias. Eso ya pasó aquí, y los casos judíos o árabes son distintos y analizables en su contexto.

Precisamente lo que Jose Ignacio Torreblanca sugiere en este articulo esta convirtiendose en una obsesion para los alemanes. A los alemanes les gustaria ser queridos pero no saben como conseguirlo (o estan siendo muy torpes). Aqui comparto un articulo complementario en un blog de LSE:
http://blogs.lse.ac.uk/eurocrisispress/2013/04/28/the-implications-of-nazi-comparisons-in-current-european-discourse/

Desde luego algo de responsabilidad en todo esto tiene el ciudadano alemán cuando apoya masivamente con su voto a las políticas que nos están asfixiando. Merkel salió de las urnas y ya lleva dos mandatos y el que viene.

Tengo un amigo alemán. Trabajaba en una gran empresa hasta cierto momento en que empezó a desplegar el Frankfürter... en la moqueta y a echarse a dormir en el despacho. Le explicaron con voz suave que perdería el trabajo. Lo perdió (al parecer padece transtorno bipolar). Su hermano lo condujo a una clínica mental y en la puerta le dijo: ya no eres nuestro hermano.
Fobia es un miedo irracional a algo. Yo lo que tengo es repugnancia basada en experiencias, que es otra cosa.
La mayor experiencia civilzadora de la historia va camino seguro hacia el fracaso. No hay nada que esperar de los alemanes (no es una generalización, es lo que votarán mayoritariamente en septiembre). Esta primera UE se acabó. Cuanto antes lo entendamos, más limitaremos las pérdidas.

Elites de diferentes países de la UE han utilizado de forma equivocada el exceso de ahorro de los alemanes, ahora esas mismas elites quieren responsabilizar de las consecuencias de la situación económica que se dan en sus respectivos países a Alemania por haberles prestado dicho dinero. Un completo absurdo. No creo que haya germanofobia, el pueblo alemán se caracteriza por ser trabajador, disciplinado y culto, cosas que más que provocar algún tipo de fobia suelen generar admiración y simpatía. Lógicamente, al ser un pueblo tan grande, más de 80 millones de ciudadanos, nos encontrábamos con que hay alemanes de muchos tipos distintos, unos más simpáticos que otros, con diferentes ideologías, unas compartidas otras no.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal