José Ignacio Torreblanca

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

Evitar un futuro japonés

Por: | 31 de marzo de 2014

 

El viernes escribí mi columna en la edición impresa del Diario ELPAIS sobre lo que Japón nos enseña. Japón ha estado en nuestro futuro y ha vuelto, era la conclusión de la columna "Postales desde el futuro".

Una buena parte de mis observaciones viene de una entrevista que mantuve recientemente en Tokyo con el economista Richard Koo, economista jefe de Nomura Research, un economista que ha adquirido gran notoriedad a raíz de su descripción de la actual crisis como una "recesión de balance" (balance sheet recession).[Vean sus libros más recientes]

De la entrevista me impresionaron más que nada las observaciones de Koo sobre Europa: "EEUU, Japón y Europa han pasado por crisis muy similares", me dijo, "y los actores han actuado de formas prácticamente idénticas. Todos hemos cometido los mismos errores. Pero", advirtió "sólo Europa se ha negado a aprender de ellos: es más, insiste en agravarlos". "Si quieren superar su crisis, entierren los límites de deuda establecidos en el Tratado de Maastricht". "Y si quieren hundir a los chinos", me dijo socarrón, "envienles el Tratado de Maastricht". Afortunadamente, ellos sí que están aprendiendo de nuestros errores.

Seguir leyendo »

El último pío de Erdogan

Por: | 27 de marzo de 2014

Captura de pantalla 2014-03-26 23.11.13

Y en esto llegó Erdogan y mandó parar.¡Prohibir Twitter! Pero hombre de Dios, nunca mejor dicho teniendo en cuenta el carácter piadoso del personaje, ¿de verdad no se le ha ocurrido otra cosa?

Y no sólo porque esté mal hacerlo, sea cual sea el motivo no se puede limitar la libertad de expresión de esta manera tan brutal, sino que encima no lo hace porque la red estuviera llena de contenidos (a su entender) moralmente inapropiados sino por la proliferación de denuncias sobre corrupción en su gobierno y círculo más íntimo.

Pero lo de Erdogan no sólo es inmoral, es que encima es inútil. A los pocos minutos de hacerlo, las redes estaban llenas de trucos sobre cómo saltarse la prohibición y seguir tuiteando: se puede hacer yendo directamente al servidor de Twitter fuera de Turquía (sólo se necesitan los DNS) o bien, como hace Yoani Sánchez, enviar sus tuits como SMS a un número te teléfono que los convierte a Twitter.

 

Seguir leyendo »

La entreguerra fría

Por: | 24 de marzo de 2014

Moldavia
El General Philip Breedlove, Comandante Supremo Aliado para Europa (SACEUR) de la OTAN ha mostrado su preocupación porque las tropas rusas destacadas en la frontera oriental de Ucrania pudieran intentar tomar el control de Transnistria, la parte oriental de Moldavia. Esta exRepública soviética se declaró independiente en 1990 pero 24 años después no ha logrado completar su unificación. Al contrario, vive escindida entre una parte occidental, con capital en Chisinau, orientada hacia Rumanía y la Unión Europea, u otra oriental, con capital en Tiraspol, orientada hacia Rusia, pero con la cual carece de comunicación directa. Para más detalles sobre el singular destino de este territorio, antiguamente denominado “Besarabia”, véanse las crónicas de la corresponsal de este diario, Pilar Bonet.

No es sólo la OTAN la que está preocupada por esta eventualidad. Dmitri Trenin, Director del Centro en Moscú de la Fundación  Carnegie Endowment for International Peace, nos avisa de que Ucrania no es el único campo de batalla entre Rusia y Occidente y pone también el acento en lo que podría ocurrir en Moldavia.

Aparecen así  de una serie de elementos que nos recuerdan demasiado a la Guerra Fría, especialmente la aparición en escena del SACEUR de la OTAN, una figura que entronca directamente con el final de la Segunda Guerra Mundial y el General Eisenhower. ¿Estamos ante una nueva guerra fría?

Seguir leyendo »

El mejor discurso de Putin

Por: | 19 de marzo de 2014

 

Impresionante la puesta en escena de Putin para anunciar solemnemente la anexión de Crimea y la ciudad de Sebastopol a Rusia. No se pierdan el vídeo porque la escenografía lo dice todo: fanfarrias, banderas, soldados marcando el paso, etc.

E inmejorable discurso, una obra maestra del revisionismo que tantos conflictos ha generado en Europa a lo largo de los siglos, plagado de referencias históricas, religiosas, agravios, traiciones, conspiraciones y humillaciones (véase aquí transcripción completa).

Comencemos por las referencias al nacimiento de la nación rusa que nos retrotraen a Milosevic y el Campo de los Mirlos [véase minuto 5.30 del video] pues fue en Crimea, nos recuerda Putin, donde el Príncipe Vladimiro se convirtió al cristianismo, poniendo las bases de la civilización rusa. Cita Putin también las grandes hazañas bélicas de Rusia en Crimea: desde la batalla de Balaklava a la de Malakoff pasando por la de Sapun.

¡Qué manía esta de los nacionalistas de tener la cuna de su nación en otro sitio y de buscar lugares sagrados con los que forzar conflictos! ¡Y qué maestría la de Putin para construir la Rusia moderna aunando la identidad cristiana y el orgullo por la derrota que Papá Stalin infligió a los nazis durante la Gran Guerra Patriótica! Putin ha conseguido una fusión imposible entre cristianismo, estalinismo y nacionalismo eslavo: está reconstruyendo la Rusia zarista sin prescindir del orgullo soviético. Ahora que se habla tanto del “relato”, este es imbatible.

Referencias también en el discurso a la injusticia histórica e ilegalidad que supuso el desgajamiento de Crimea de Rusia en 1954, otro elemento clásico del revisionismo. Dice Putin que aquella escisión fue inconstitucional, claro, como todo el régimen del terror de la URSS, que nunca ha denunciado.

 

Seguir leyendo »

Europa, un bazar de datos para la NSA

Por: | 17 de marzo de 2014

Snowden
Esto es lo que ha contado Edward Snowden al Parlamento Europeo en su comparecencia escrita del día 7 de este mes (aquí texto completo, que recomiendo Descargar Snowden 20140307ATT80674EN). Snowden sostiene que los programas de captura masiva de datos no sólo no ayudan a luchar contra el terrorismo sino que distraen recursos esenciales, y para ello poner el ejemplo de los atentados de Boston, donde el FBI, una vez más, no supo procesara la información proveniente de los servicios de inteligencia rusos, que había advertido a EEUU sobre el proceso de radicalización de uno de los terroristas.

Respecto a la Unión Europea, dice Snowden, a preguntas de los socialistas (S&D) que la NSA tiene un servicio jurídico muy potente que asesora a los gobiernos europeos sobre cómo buscar las lagunas en la legislación de inteligencia de cada país de la UE que les permite colaborar con ella. También cuenta Snowden que los gobiernos europeos son tan inocentes que colaborar con la NSA con una condición, que no se espíe a los ciudadanos de su país sin saber que para la NSA esto no es un problema porque puede espiar las comunicaciones de un danés desde Alemania y las de un alemán desde Dinamarca y así cumplir su compromiso con ambos gobiernos (y violarlo con los dos).

De ahí que diga que Europa es un bazar de datos para EEUU: ¡todo está en venta y todo se puede comprar! Y para terminar la provocación, Snowden reveló a los eurodiputados que desde su posición al servicio de la NSA podía perfectamente tener acceso a sus buzones de correo y llamadas de teléfono si fuera necesario.

 

Seguir leyendo »

La rivalidad marítima entre Japón y China: ¿quién encierra a quién?

Por: | 12 de marzo de 2014



Captura de pantalla 2014-03-12 00.32.14

Escribo esta entrada desde Tokyo, con motivo de una visita a Japón organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de ese país. Esto que ven en la foto es el mapa que domina el pensamiento estratégico de estos días en Japón. La mayoría de los interlocutores con los que me estoy viendo en los Ministerios de Exteriores, Defensa, la Oficina del Primer Ministro y los principales institutos de investigación están obsesionados con “la primera cadena de islas” y la “segunda cadena de islas”.

China, dicen, quiere convertir el Mar de China Oriental y el Mar de China Meridional en un “lago chino”.  La primera línea, como se ven en el mapa (en negro), va desde Corea del Sur hasta Singapur. Los chinos reciben la mayor parte de sus suministros energéticos por la vía Sur (Estrecho de Malaca) y están intentando proyectar su poder naval en esta zona para asegurar tanto sus suministros  como para poder mantener a distancia a las flotas de los rivales, especialmente Estados Unidos. Como mantienen una serie de disputas sobre islas e islotes con todos los vecinos (Vietnan, Filipinas y Japón, además de Taiwan), están haciéndose fuertes, patrullando cada vez más cerca de los vecinos, utilizando a sus pescadores y a sus marinas civiles (Guardacostas) como avanzadilla. También señalan que los chinos consideran una “segunda cadena de islas” que tendrían que sortear para salir al Pacífico y que tiene como puntal la base norteamericana en la isla de Guam.

 

Seguir leyendo »

Embarullando Crimea a costa de Cataluña, y al revés

Por: | 10 de marzo de 2014

Crimea
Con la irrupción en la discusión política nacional del caso de Crimea como supuesto precedente o no para la supuesta independencia de Cataluña, España vuelve a situarse en la periferia del debate europeo.

Nadie pretende de hacer de menos a la llamada “cuestión catalana”: es un problema sustantivo para el que no valen soluciones fáciles y que nos obliga a todos a dar el máximo político, intelectual y humano. Pero la cuestión sustantiva que nos debería ocupar estos días es cómo impedir que la anexión rusa de Crimea provoque una desestabilización general de Ucrania, haciéndola económica y políticamente inviable, en el mejor de los casos, o conduciéndola al caos, la guerra civil y una partición en dos, en el peor de los casos.

Para lograr esto, se necesita un gran acuerdo político entre los ucranianos, del que solidariamente se hagan parte Rusia, la UE y Estados Unidos, y que incluya no sólo importante apoyo económico sino una hoja de ruta bien clara, incluyendo el despliegue de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Pero no, la tendencia española al ensimismamiento nacional y mirar todo con el prisma de nuestra estrecha realidad ha llevado nada menos que al Presidente del Gobierno, a la Vicepresidenta y al Ministro de Exteriores y Cooperación a pronunciarse sobre las repercusiones internas para la cuestión catalana de la crisis de Crimea. Todo ello, claro está, como reacción a los que desde Cataluña han gritado “¡referéndum!”, intentando demostrar con ello que los procesos de secesión son posibles.

Seguir leyendo »

La Unión Europea, once veces Rusia

Por: | 07 de marzo de 2014

En mi columna de hoy en la edición impresa del Diario ELPAIS, "Perplejos", muestro mi extrañeza por el hecho de que, valga la redundancia, demos por hecho que la UE es débil frente a Rusia. Damos por descontado que Rusia es más poderosa, pero una mirada rápida a las estadísticas (EUROSTAT) deja bien claro que esto no es así.

Captura de pantalla 2014-03-06 13.50.36

Como se observa en la tabla, la UE representa el 25.9% del PIB mundial y Rusia el 2,4%, es decir una diferencia de 11 a 1. Su renta per cápita es el 60% de la de la UE y su porcentaje de comercio mundial (2,6%) es seis veces inferior al de la Unión Europea. 

Captura de pantalla 2014-03-06 13.58.12Demográficamente, las diferencias son también importantes pues la UE casi cuatriplica en población a la UE. Y no se deben despreciar las estadísticas de esperanza de vida, que marcan una incréible diferencia entre la UE y Rusia, dejando bien claro cuáles son las prioridades del Estado ruso y a qué dedica sus ingentes recursos energéticos (no parece que, especialmente, a elevar el nivel de vida de la población) que no invierte socialmente.

Seguir leyendo »

Cómo penalizar a Rusia por su intervención en Crimea

Por: | 05 de marzo de 2014

Crimea
Rusia se ha situado en una posición de fuerza: no sólo ha tomado Crimea bajo su control definitivo sino que desde ahí y con la ayuda de otros elementos (energía pero también movilizaciones) se dispone a mantener a Ucrania en constante situación de crisis, impidiendo que esta avance en las necesarias reformas democráticas y económicas, así como en la consecución de la paz social. EEUU y la UE han avisado de que la toma de Crimea tendrá "consecuencias", pero no han detallado qué consecuencias. Es urgente suspender toda cooperación económica con Moscú, argumentamos en esta nota del European Council on Foreign Relations (¿How to impose costs on Russia?). En ella proponemos: 

  1. Apoyar al gobierno de Kiev, tanto con medios económico y financieros como en lo referido a la puesta en marcha de un gobierno de coalición de amplio espectro.
  2. Garantizar que las elecciones del 25 de mayo y los cambios políticos y constitucionales puedan celebrarse en condiciones de normalidad.
  3. Elevar la presencia de autoridades europeas e internacionales en Ucrania, incluyendo ONU, FMI y, sobre todo, OSCE, especialmente en lo referente a Crimea, donde se deberían enviar observadores.
  4. Elevar la presión sobre Rusia, lo que incluye cancelar los acuerdos del gasoducto “South Stream” y detener las conversaciones sobre liberalizaciones de visados.
  5. Imponer una prohibición de viajar a la UE y la congelación de las cuentas de los miembros del Consejo de la Federación Rusa que autorizaron a Putin a intervenir en Ucrania. Amenazar con bloquear cuentas de empresas rusas en la UE.
  6. Poner en marcha una ofensiva diplomática con los vecinos rusos en Asia Central para que presionen a Moscú y le obliguen a garantizar su integridad territorial. Nadie está seguro en la vecindad de Rusia.

El mensaje a Rusia tiene que ser claro: no podemos mantener relaciones normales con ella mientras que Rusia no mantenga relaciones normales con sus vecinos. No business as usual

Rusia en Crimea: sorpresa o sordera estratégica

Por: | 02 de marzo de 2014

RusiaNo se trata de reclamar una victoria intelectual del tipo “ya lo dijimos” a costa de los graves acontecimientos que vivimos hoy en Crimea, unos hechos que amenazan la paz y la seguridad en el continente y que ponen en cuestión todo la estructura institucional de la posguerra fría. Pero esa sensación / tentación me ha resultado inevitable releyendo el epílogo de Gleb Pavlóvsky al libro “¿Qué piensa Rusia?”, publicado por el European Council on Foreign Relations en un 2009 a la luz de los actuales acontecimientos nada distante (hay texto completo disponible en inglés de acceso gratuito y texto en castellano publicado por CIDOB / ECFR)

Gleb Pavlóvski es el Karl Rove de Putin, el arquitecto intelectual de su poder, el hombre que más ha reflexionado sobre el papel de Putin como constructor de una Rusia post-soviética de alcance global. No por casualidad, el texto de Pavlóvski se titula “¿Cómo Occidente malinterpreta a Rusia?” Allí están las claves que explican lo que está pasando estos días.

Rusia, decía, no quiere ser un actor regional subordinado a EEUU y a la Unión Europea: ni confía en Washington ni necesita a la Unión Europea. Un país con once husos horarios y presencia en tres regiones del mundo, señalaba, no puede ser una dócil potencia regional que se pliegue a los planes de los demás y acepte un papel secundario. 

Rusia ha superado la debilidad y, también, su identidad soviética, y ahora tiene un proyecto propio. Desde Asia Central al Cáucaso pasando por el Mediterráneo y llegando a la vecindad oriental (Ucrania) ha demostrado que es un actor capaz de hacer valer sus intereses.

 

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal