Javier Valenzuela

Gansterismo en Marsella

Por: | 24 de septiembre de 2012

Samia_GhaliSamia Ghali, alcalde socialista de los distritos 15 y 16 de Marsella, ha conseguido recientemente una controvertida reputación nacional por solicitar en voz alta la intervención del Ejército francés para terminar con la violencia gansteril que sacude su ciudad. Una veintena de muertos a tiros en lo que llevamos de año en ajustes de cuentas entre bandas rivales es, desde luego, una cifra impresionante.

    Uno de los últimos casos acaba de ser contado por la periodista Maia de la Baume en un reportaje en el International Herald Tribune (Drug violence stalks Marseille). Ocurrió en la noche del 30 de agosto cuando un coche se detuvo ante un semáforo en rojo del bulevar Casanova y fue tiroteado desde otro vehículo surgido de repente. Una sola ráfaga de Kalashnikov abatió en el acto a Walid Markouzy, un presunto camello local, e hirió a su novia. La Policía recogió 30 casquillos.

    Marseille_AK47En la mayoría de las 20 muertes de este tipo registradas este año en Marsella el arma utilizada ha sido el AK-47, el Kalashnikov.

    Procedentes de las guerras que desgarraron Yugoslavia en los años 1990, los AK-47 pueden comprarse en Marsella por entre 1.000 y 2.500 euros. Para los jóvenes caids del nuevo gansterismo marsellés, la posesión y el uso de este arma es un símbolo de estatus. En lo que llevamos de 2012 la Policía se ha incautado de 300 Kalashnikov en Marsella.

    Puerta de Francia al Mediterráneo y viceversa, bullabesa de galos, italianos, españoles, corsos, yugoslavos y magrebíes, Marsella es un clásico universal del género negro. Del periodístico y del de ficción. "Aquí los crápulas están en su territorio” escribía el reportero Albert Londres ya en 1926. Entonces y en las décadas siguientes, los gánsteres de Marsella (le grand banditisme de los Carbone, Spirito, Guerini, Zampa y Francis Le Belge) luchaban por el control de la prostitución, el juego y el contrabando de alcohol y cigarrillos. A finales de los años 1960, como reveló el caso real que inspiró el filme French Connection, comenzaron a orientarse hacia el mucho más rentable narcotráfico internacional.

Marsella_Accion_Policial

    Ahora, sin embargo, estamos hablando de otra cosa, estamos hablando de chavales surgidos de los suburbios marselleses donde se apiña la inmigración norteafricana, y que, a falta de otro oficio o beneficio, se dedican a trapichear localmente con marihuana y hachís, aunque no le hacen ascos a la cocaína, la heroína y el éxtasis. Camellos de poca monta, en realidad, pero con fusiles de asalto y el gatillo fácil.

   Marsella_Asesinato._24_Agosto_2010El reportero Karim Baila, que ha pasado dos meses en Marsella filmando un documental televisivo sobre las tribulaciones de la segunda ciudad francesa, cuenta que el ídolo de estos chavales es el personaje interpretado por Al Pacino en Scarface, y que, hacia los 30 años de edad, la mayoría ya están muertos o en la cárcel.

   La prensa francesa habla mucho de este asunto. A comienzos de este mes, Le Nouvel Observatur titulaba así un artículo: Marseille, capitale française du crime ou de la misère?  Ahora, como siempre, la violencia criminal en Marsella prospera sobre su condición de una ciudad pobre para la media de Francia. En los barrios de donde surgen los gánsteres actuales, el paro entre los varones de entre 15 y 29 años alcanza el 45%.

    Izzo_Trilogie_MarseilleseMarsella ha dado grandes escritores a la literatura negra, el género que los franceses llaman polar.  De Jean-Patrick Manchette ya hablé en este blog el pasado diciembre, cuando Sarkozy fue a Marsella justo a tiempo de dar la noticia del fallecimiento de un policía que había sido gravemente herido en un tiroteo con delincuentes armados con Kalashnikov. Sarko soltó allí que iba a dotar a la Policía francesa de fusiles que pudieran  hacer frente a la superior potencia de fuego de los bandidos... y corrió hacia otro lugar donde hacer nuevas declaraciones de intenciones populistas.

     Tan  interesante como Manchette, en otro estilo, es Jean-Claude Izzo (1945-1999), autor de la denominada Trilogía Marsellesa, tres novelas (Thotal Khéops, Chourmo y Soleá) protagonizadas por Fabio Montale, un policía marsellés hijo de inmigrantes al que le gustan la poesía, el jazz, el vino, la comida y el amor de las mujeres. Izzo, que fue periodista de profesión y comunista de militancia política, tiene no pocas conexiones con Vázquez Montalbán y otros autores de la llamada novela negra mediterránea.

      Una  vez, como recogió The Guardian en su obituario, Izzo se describió a sí mismo de esta manera: “Por nacimiento, soy un marsellés puro. Eso quiere decir que soy medio italiano y medio español, con un toque de sangre árabe”. O sea, una bullabesa.

Hay 5 Comentarios

Para Lucía, no sólo tienes que buscar la trilogía de Izzo, sino que es obligatorio encontrarla. Y recuerda que es IMPRESCINDIBLE, leerla por orden: Total Kkéops, Chourmo y Soleá.
Palabra de librero

Si Pere, los Gal reclutaban mafiosos marselleses. Ademas eran tan torpes que dejaban huellas por todas partes

¿No reclutaron los GAL a matones marselleses?

Genial la descripción de IZZO de lo que es ser marsellés! Eso sí que es pureza de sangre!!!

Qué buena pinta tiene la trilogía de Izo. No la conocía. La buscaré

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Con más de treinta años de periodismo a sus espaldas, ha sido, entre otras cosas, corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de este periódico; también director general de Información Internacional en La Moncloa. Tiene siete libros publicados, trabaja como analista y reportero en El País y colabora como tertuliano en programas de radio y televisión. Es un lector voraz de literatura policíaca y de espionaje.

Entrevista Digital

Se cumple el primer aniversario de la Primavera Árabe, y Javier Valenzuela la analiza en su nuevo libro, Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata), del que charló con los internautas el miércoles, 01 de Febrero de 2012 de 13:00 a 14:00

Eskup

Nuevo libro

Crónica del nuevo Oriente Próximo

Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata, 2012) es el último de los siete libros publicados por Javier Valenzuela. En su primera parte, el autor propone las claves de la Primavera Árabe, desde la revolución del jazmín tunecina a las victorias de los islamistas en las primeras elecciones libres en Túnez, Marruecos y Egipto, pasando por la sangrienta represión en Siria. En la segunda, una recopilación de sus reportajes de los últimos 25 años en Turquía, Siria, Palestina, la Península Arábiga e Irán, se ofrecen pistas para comprender las nuevas realidades geopolíticas de la zona.

Con anterioridad, Javier Valenzuela ha publicado Usted puede ser tertuliano (Península, 2011), De Tánger al Nilo (Catarata, 2011), Viajando con ZP(Debate, 2007), España en el punto de mira (Temas de Hoy, 2002), La última frontera (Temas de Hoy, 1996) y El Partido de Dios (El País-Aguilar, 1989).

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal